fin del romance

Fin del romance, Kutxi Romero

Se acabó, no queda nada,
su corazón es un árido paraje,
no suena nada,
nada,
lo que fue desbocado se amansa
y domestica por sí solo,
sólo dándole unas vueltas
al minutero del comosiempre,
dejando intacto el camino
que se divisa al nacer,
si acaso vertiéndole sinsabores,
que no harán más que enriquecer
su rutina,
acelerar la muerte del romance,
que no hiedan las camas vacías,
que mueran y entierren mil y una veces
a los lacrimosos poetas,
no encontrar penas en el fondo de
los vasos,
sumirnos en la duda de si existieron
besos y orgasmos,
hallar el sosiego del que huyo
pero necesito,
encontrarme y a cambio perderte,
morir sin fallecer,
palpar la calma,
encontrar al fin el soñado
olvido.

Una historia no tiene comienzo ni fin: arbitrariamente uno elige el momento de la experiencia desde el cual mira hacia atrás o hacia adelante.
—  Graham Greene, El fin del romance