fijacion

¿Cuáles son tus peores defectos según tu signo?

Aries

El pecado de Aries es la autosuficiencia y, a veces, el excesivo autoritarismo en comportamientos, opiniones y miradas de la vida. Contradecirlos o señalarles distintas maneras de llegar a la meta es complicado. O te ignoran o no te escuchan. Los carneros siempre van para adelante y no les importa lo que se interpone. Hay un fin único y último: conseguir lo que se proponen. Esto va variando, no es siempre lo mismo, cuando lo alcanzan, les deja de importar. Pueden ser mandones y exigentes, pero no tienen la más mínima voluntad de dañar –hay que decir que poseen cierta “inocencia” al respecto-. No obstante, en su excesiva voluntad y empuje, se entusiasman y arrasan con todo a su paso. Son discutidores y peleadores, aunque lo hacen para divertirse y ponerle chispa a la vida y no por razones profundas. Si se topan con personas extra sensibles, ¡pobres de estas personas! Los arianos son crudos como el filo de un cuchillo, bastante autocentrados, pero, hay que decirlo, nunca tramposos o escondedores. La frontalidad los salva y también los termina de hundir. Pueden ser agresivos sin proponérselo.

Tauro

Son los empecinados del zodíaco, y, al igual que Aries, arremeten contra todo lo que se le cruza por delante de sus cuernos de toro. Empaques y obsesiones serán sus mayores tropiezos en la vida. Poseen una inercia a los cambios sorprenderte. Incorporar las novedades, rupturas y movimientos bruscos de la vida les cuesta horrores. “Quiero esto y lo quiero, no importa cuánto tiempo me lleve”, puede transformarse de meta a capricho fácilmente. Pobre de aquel que se oponga. Los celos, la posesividad y la territorialidad son otros de sus defectos. Como son los reyes y reinas de la propiedad privada, suelen acumular más de lo debido, ser interesados y admirar por demás joyas y placeres netamente económicos. Practicar la generosidad, soltar y dejar ir, es un desafío grandísimo para ellos. Como se centran en su mundo particular y privado, las cuestiones de generosidad y entrega a otras causas en general, les cuesta. Privilegian su propio bienestar y el de sus más cercanos. ¿Egoismo? No, si te parece. 

Géminis

Su peor defecto es la superficialidad y el no compromiso. Los geminianos están en todo y el nada a la vez y eso suele exasperar al resto del zodíaco. Suelen hablar de todo y nada al mismo tiempo, la verborragia que los caracteriza no siempre tiene un fin útil. ¿Cuántos grupos de amigos se autodestruyeron por culpa de un geminiano/a que anduvo llevando y trayendo información ponzoñosa de un lado a otro? Guarden sus palabras para lo necesario o den clases de oratoria, pero no nos enfermen con datos inútiles. La doble intención (doble cara, two faces) es otra característica casi insoportable de los geminianos. Pueden ser unos en una ocasión y otros en otras, ¿cuál es la fasceta real y verdadera? Probablemente ninguna, pero nunca lo sabremos. Pueden ser los reyes de la falsedad cuando les conviene, sobre todo si alguna energía escorpiana asoma por el resto de la carta. También son indecisos y nunca saben con quién quedarse, si con la esposa o con la amante. Probablemente nunca decidan, les gusta vivir a dos aguas de todo. Eternos curiosos y experimentadores, también suelen ser infantiles y hacer un culto innecesario de las cosas de la infancia.

Cáncer

Aunque parece un signo cálido y afectuoso, sus defectos pueden ser, justamente, la excesiva melancolía y el sentimentalismo. Los cancerianos pueden sumergirse en un pozo profundo al que es difícil acceder, incluso para su pareja y amigos. Llorar sin razón es un hábito frecuente que puede exasperar a su entorno. Desear tiempos pasados, también. Si tenés un novio de Cáncer y sentís que hay un lugar de él que nunca vas a acceder, es cierto. Luego de muchísima confianza y trabajo se comienzan a explayar sobre sus sentimientos más profundos. No le entregan a cualquiera el voto de confianza, y mejor malo conocido que bueno por conocer.  No son mentirosos ni suelen engañar, pero sí pueden ser muy celosos de sus afectos. La familia es lo primero de lo primero, y es posible que nada pueda superar ese calor de hogar que recibieron en la infancia

Leo

El orgullo, la soberbia y el narcisismo son aspectos leoninos muy marcados que pueden volver locos a quienes comparten situaciones diarias con ellos. En las reuniones, a todos nos alegran desplegando su enorme cabellera, llamando la atención, y prendiéndo chispa a las más irremontables circunstancias. Pero imaginemos convivir todos los días con ellos hablando de ellos. Un gran espejo es lo que necesitan como compañía, porque eso los satisface por completo. Secretamente saben que no hay nadie más lindo, más inteligente y más bueno. Como si tuvieran a una abuela susurrándoles al oídos sus cualidades, así actúan. Olvidos de cumpleaños (ajenos), desatenciones en aniversarios, que te interrumpan cuando estás hablando en una reunión son problemas comunes. Todo lo de ellos es infinitamente más importante, urgente e interesante. Se rodean de cierto glamour y hacen todo por conservar las apariencias. Sufren de un materialismo bastante marcado. Que los pesquen en una falta o que no los reconozcan como ellos creen merecer, los pone de un mal humor casi infantil. El ego de los leoninos es impenetrable, no ceden frente a opiniones distintas ni se desvían de su camino, por más recriminaciones que reciban. Son dominantes e impulsivos, les cuesta darle lugar al otro. ¡Hay que empujar demasiado!

Virgo

Abundan las quejas por parte del resto del zodíaco de las obsesiones de los virginianos. Son unos verdaderos maniáticos, listos para llenar los consultorios psicológicos de nimiedades aburridísimas que los persiguen sin cesar. Las fijaciones pueden variar y no son las mismas en todos. Muchos dicen que la limpieza y el orden pueden ocuparlos por entero, pero también hemos visto otros virginianos de zológico preocupados por la perfección al escribir un texto, al componer una melodía o al diseñar una buena caligrafía. ¡No todo tiene que ser tan perfecto! Relajarse para ellos es imposible, como también lo es, entregarse a sentimientos humanos profundos. Todo lo tienen que controlar con la cabeza y casi siempre fallan en el intento. El amor, las pasiones arrebatadas y descontroladas, los asustan. Es difícil llegar a saber lo que están sintiendo, porque ni siquiera ellos mismos saben profundamente, está bajo capas y capas de enredos y pensamientos. A veces se autoboicotean antes de llegar a la meta, y suele costar llegar a ellos en situaciones sociales donde se sienten inhibidos. Por esto mismo, se los suele acusar de aburridos, monotemáticos o poco expresivos, aunque algunos suelen desplegar un mordaz sentido del humor a la manera del personaje de Sheldon, de la serie “The big bang theory”.

Libra

En general los librianos buscan el equilibrio en todo y eso molesta. La vida es desbordada, despareja y abundante. Ellos quieren que sea una balanza justa y perfecta todo el tiempo. Se los repetimos: es imposible. Cuencos, meditación, armonización con colores, todo lo que sirva para tapar y meter debajo de la alfombra la crudeza de la vida, es bienvenido. Son cambiantes. Dependiendo dónde se ponga el peso y la opinión en una conversación, ellos se ubican del otro lado para mostrar el lado b. Pero esto puede cambiar cuando cambien de situación. Suelen emitir grandes juicios acerca de cosas pero se pretenden imparciales. Siempre se está de un lado o del otro, la neutralidad, raramente existe, pero ellos parecen no notarlo. Les cuesta comprometerse a fondo en las relaciones, aunque son compañeros, a veces tienen una pata adentro y otra afuera de los vínculos, evaluando otra cosa que pueda satisfacerlos más. No se conforman con lo que tienen, son ansiosos. Las chicas, o los chicos también, suelen ser bastante histéricos, provocando y jugando hasta llevar la situación a un límite para luego tirar la bomba de humo y desaparecer. La fantasía romántica suele superar a la realidad, y con esto se encantan. Les cuesta materializar ideas y sobrellevar las desiluciones y el dolor de la vida.

Escorpio

Se los acusa de oscuros, enroscados y demasiado intensos. Porque son oscuros, enroscados y demasiado intensos. No es fácil lidiar con la energía de los Escorpio, sus laberintos psicológicos están poblados de dragones, vampiros y otras criaturas oscuras. Pueden chuparte la energía, absorberte hasta dejarte seco, si es que compartís muchos años con ellos. Sus relaciones suelen ser al todo o nada y no queda ningún lugar para el ejercicio de la propia individualidad. Ojo con perder la personalidad a manos de un escorpiano. Son cazadores, en general no les basta con una sola pareja sexual y por eso, en las parejas estables, hay altísimo riesgo de cuernos. En las situaciones sociales suelen hacer los comentarios más picantes, decir sin filtro y ser irónicos, lo que suele escandalizar. A veces meten la cola y son críticos con amigos y familiares, sin piedad. Si bien son frontales con ciertas cuestiones, pueden guardar algún que otro secreto de su vida íntima, tan profunda como insoportablemente torturada. Les encanta pensar en la muerte y hablar de temas tabú. Celos, posesividad, arranques de ira, son otros de sus defectos. 

Sagitario

Aunque es uno de los signos alegres del zodíaco, tiene su costado molesto. Uno de sus defectos, es que cree que siempre tienen la razón. Es difícil discutir con ellos y hacerles ver las cosas desde otro punto de vista, desde su mirada, nadie investigó, vivió y sabe tanto. Suelen tener convicciones demasiado fuertes, que mueven montañas, pero también espantan por su grado de fanatismo. Les cuesta mirar a los costados a la hora de lanzarse a la aventura, nada puede interponerse a esta flecha. En este sentido, son individualista como Leo y Aries. Como tienen alma de jefes y guías, se conducen de esta forma con sus amigos y familiares, lo que resulta tremendamente irritante. Lo nuevo y excitante les divierte, siempre están buscando algo que les provoque adrenalina y son capaces de dar la vuelta al mundo sin arraigos, arrepentimientos o sentimentalismos. La infidelidad es moneda corriente en los sistemas de fuego. El compromiso es con ellos mismos, y, además, cuantas más experiencias diversas acumulen, más felices serán. Son tan arriesgados que a veces corren peligro y se someten a situaciones complejas por ser demasiado confiados. Quieren vivir de vacaciones, ser adolescentes eternos, de perpetuo levante y borrachera. Les cuestan los límites. Se exceden fácil con la bebida y los hábitos tóxicos. Pecan de irresponsables.  

Capricornio

A las cabras se las acusa de pesimistas, aburridas hiper responsables. Ellas ven la vida de una forma demasiado gris. Las rutinas, el excesivo trabajo, el desempeño correcto, suele sentarles muy bien y los demás signos de zodíaco se tiran de los pelos de aburrimiento y bostezan sin parar. Como son demasiado realistas, suelen ser pesimistas y piensan en lo peor. Por eso, no hay que pedirles un consejo antes de arriesgarse a emprender: te van a tirar para abajo. Les cuesta variar, cambiar y moverse. Van para un lado y sostienen la meta, aunque les cueste años. No suelen ser expresivas, alegres ni aventureras. Tienen temas de conversación demasiado rutinarios, por eso les cuesta la conquista y divertirse en el proceso. Para ellas el tiempo que vale es el tiempo productivo, siempre tienen algún trabajillo para ocupar el tiempo de descanso. No hay fines de semana ni vacaciones totalmente relajadas. Cumplir, hacer por deber, exigirse, criticarse y hacer todo perfecto, las desvela. Suelen ceder ante la autoridad, son muy adaptables al sistema y dan todo lo que se les exige y más. Son sus peores jueces, se critican a más no poder. Son moralistas y tradicionalistas, critican a los demás si no se atienen a la ley. Si están amparadas por el ala de alguna creencia religiosa cerrada, ¡agarrate catalina! Pueden ser muy talibanes con sus opiniones sobre el mundo.

Acuario

Son desconectados y poco comprometidos. A menudo están en un lugar pero se evaden y quieren estar en otro y terminan por no estar en ninguno. Se creen demasiado libres y a la moda, pero son unos adolescentes eternos orgullosos de revelarse contra todo (preferentemente contra estupideces sin sentido). Quieren llamar la atención donde van y sus comentarios descolocan al resto, por ser provocadores y desubicados. El novio acuariano no es el mejor para llevarle a mamá y papá, porque siempre, en su afán por romper moldes, va a ser impredecible y avergonzante. Es capaz de aparecer con un vibrador para regarle a la suegra. El mundo de los sentimientos no es lo suyo, por eso siempre va a valorar más si libertad que el compromiso propuesto por la familia o pareja estable. Su mejor manada son los amigos. Tienen poca capacidad de concentración en un tema, van saltando de un lado a otro buscando algo que capte su atención. Hablan sobre cuestiones futuristas que no le interesan a nadie y todo lo tradicional, como religión, costumbre u obligación, los aburre tremendamente. Son amigos de todos, pero puede que cuando lo necesites no esté, porque se esté haciendo amigo de uno nuevo (le provoca mucha más adrenalina). Se aburre fácil, el cambio es su ley y nada lo conforma.

Piscis

La distracción de los piscianos suele ser desesperante. Se pierden en un mundo de fantasía y cuelgue permanente y no se sabe a ciencia cierta en qué parte del cosmos están. Se pierden en rutas, calles y caminos. Pierden el dni, el carnet de conducir y la billetera. No pierden la cabeza porque la llevan puesta. Les encanta evadirse con música y alcohol y les cuesta incorporar una rutina productiva socialmente. El mundo laboral y económico les parece una gran perdida de tiempo. Son hippies eternos o adolescentes eternos anti sistema. Quisieran vivir en una comunidad pero terminan siendo muy fóbicos para eso. Se asfixian rápido si hay demasiado contacto. No ven la realidad y a menudo terminan fantaseando algo que no es o mirando una película sobre una situación que es evidente para todos. Se enamoran fácil de príncipes que luego terminan siendo sapos. Es posible que imaginen grandes lugares para ellos que no terminen concretando porque no logran levantarse temprano a la mañana. El mundo les es demasiado ajeno y violento, lloran por todo, son extra sensibles, tolo los hiere y molesta, sobre todo las verdades más crudas. Tienen grandes capacidades para trabajar en profesiones entregadas socialmente pero terminan dependiendo de mamá y papá porque no se pueden poner las pilas.

Originally posted by ulisessalas

Pablo.-

En otra forma aún más grave de la patología, la fijación a la madre es más profunda e irracional. En ese nivel, el deseo no consiste, hablando simbólicamente, en volver a los brazos protectores de la madre, a su pecho nutritivo, sino a sus entrañas que todo lo reciben -y todo lo destruyen-. Si la naturaleza de la salud mental consiste en salir de las entrañas al mundo, la naturaleza de la enfermedad mental aguda es la atracción hacia las entrañas, a introducirse nuevamente en ellas -y eso equivale a ser arrebatado de la vida-. Tal tipo de fijación se produce frecuentemente en la relación con madres que tienen con los hijos una actitud absorbente y destructiva. A veces, en nombre del amor, otras, en nombre del deber, quieren mantener al niño, al adolescente, al hombre, dentro de ellas; éste no tendría que respirar sino a través de la madre; no debería amar, sino en un nivel sexual superficial -degradando a todas las otras mujeres-; no debe ser libre e independiente, sino un eterno inválido o un criminal.

Esa actitud de la madre, absorbente y destructiva, constituye el aspecto negativo de la figura materna. La madre puede dar vida, también puede tomarla. Es ella quien revive, y ella quien destruye; puede hacer milagros de amor -y nadie puede herir tanto como ella-.

—  Erich Fromm
Me agradas, y me gustaría saber muchas cosas de ti. Tus gustos, tus aficiones, tus fijaciones y tus reacciones. Me gustaría saber cómo caminas y conocer los gestos con los que te expresas. Más que conocer lo superficial, quiero ser capaz de reconocer si estás incómoda o molesta, si estás feliz o emocionada. Simplemente quiero saber cómo te sientes con sólo mirar tus ojos.
Ceres

Ceres como función humana es el instinto maternal, el impulso a cuidar de los demás, a darse a ellos sin expectativas, a nutrirlos y alimentarlos física, intelectual, emocional o espiritualmente. Es base y sustento del amor al prójimo que, de distintas formas va a ser expresado por los otros Asteroides. En su dimensión de “Función maternal” la influencia de Ceres puede ser fundamental en los primeros años de vida, y una inarmonía astrológica de Ceres puede indicar faltas en la infancia que repercuten en la edad adulta.

Las  Direcciones, Atacires o Tránsitos de Ceres pueden indicar, tanto acontecimientos relativos a procesos de independización del hogar paterno, conflictos paterno-filiales por cuestiones de autoridad o independencia; como recurrencias de conflictos psicológicos graves originados en la infancia. Las Direcciones o tránsitos favorables de Ceres pueden indicar acontecimientos relativos embarazos, partos, desarrollo físico, períodos de ayuno y de reajustes en la alimentación. Ceres es diosa de la agricultura y del trabajo. En el horóscopo es indicativa de productividad y capacidad laborales, y suele relacionarse con trabajos serviciales, con trabajos en medicina y salud, en agricultura, en relaciones sindicales, con huelgas y desempleo, y con capacidades laborales y accidentes de trabajo.

Keep reading

Reacción terapéutica negativa

Fenómeno observado en algunas curas psicoanalíticas y que constituye un tipo de resistencia a la curación singularmente difícil de vencer: cada vez que cabría esperar, del progreso del análisis, una mejoría, tiene lugar una agravación, como si ciertos individuos prefirieran el sufrimiento a la curación. Freud atribuye este fenómeno a un sentimiento de culpabilidad inconsciente inherente a ciertas estructuras masoquistas.

En algunos pacientes «[…] toda resolución parcial que debería tener como consecuencia (y la tiene realmente en otros) una mejoría o una desaparición pasajera de los síntomas, provoca en ellos un aumento momentáneo de su sufrimiento; su estado se agrava durante el tratamiento, en lugar de mejorar.»

Conviene distinguir entre la reacción terapéutica negativa y otras formas de resistencia que podrían ser invocadas para explicar aquélla: viscosidad de la libido, es decir, una particular dificultad para el sujeto de renunciar a sus fijaciones, transferencia negativa, deseo de demostrar su propia superioridad frente al analista, «inaccesibilidad narcisista», de algunos casos graves, e incluso beneficio de la enfermedad.

Según Freud se trata de una reacción invertida, prefiriendo el paciente, en cada etapa del análisis, la persistencia del sufrimiento a la curación. Freud ve en ella la expresión de un sentimiento de culpabilidad inconsciente muy difícil de sacar a luz: «[..,] este sentimiento de culpabilidad es mudo para el enfermo, no le dice que es culpable, el sujeto no se siente culpable, sino enfermo.»

A propósito de la reacción terapéutica negativa, es posible hablar de un beneficio de la enfermedad, ello se debe a que el masoquista encuentra su satisfacción en el sufrimiento e intenta mantener a cualquier precio «cierto grado de sufrimiento.»

El hecho de que la reacción terapéutica negativa no pueda en ocasiones ser superada ni incluso interpretada adecuadamente se explicaría porque su motivo último se hallaría en el carácter radical de la pulsión de muerte.

El psicoanálisis y los elementos inconscientes

El psicoanálisis, fundado por Sigmund Freud, propuso un modelo de desarrollo de la sexualidad humana, que dejo atónita a la sociedad alemana en su tiempo. El primer golpe duro que dio Freud, fue el de afirmar que la sexualidad existe desde que somos niños. El impulso mas primitivo de deseo sexual el lo denomino, “Pulsion sexual”, y se arriesgo incluso mas al afirmar que todas las pulsiones eran en un principio sexuales y revenían de una parte del aparato psíquico denominada “Ello”, luego la realidad (yo) y la conciencia moral (superyo), nos impondrían los limites para satisfacer dicho deseo.


Pero esa pulsion sexual originaria, era mas que la satisfacción genital, la genitalidad era mucho mas tardía para freud. Las pulsiones sexuales, se originaban desde bebes con el contacto de las áreas mas sensibles del cuerpo humano (Las mucosas), dichas áreas se investían con energía, por la estimulación en un principio materna. Primero era el contacto de la boca con el pezón de la madre (Etapa oral), luego el ano con las heces (Etapa anal), luego el niño cuando descubre su pene (Etapa fálica), finalmente todas las pulsiones de deseo parciales se unificaban en la pubertad a una mayor que las integraba bajo el fin primordial de la reproducción sexual.


El niño o niña, en su primera etapa, cuando le da forma a su “Yo”, por identificaciones sucesivas establece un vinculo muy fuerte con su madre y otro con su padre. Luego cuando atraviese la etapa falica y descubra su pene (en el caso del niño) o la ausencia de el (el caso de la niña), ambos van a atravesar una etapa denominada “Complejo de Edipo”, el cual según la configuración que tenga, dará a lugar a la identidad sexual del niño. En el “Edipo” simple y normal, el nene se va a enamorar de la madre, y la nena querrá tener un hijo con el padre.

 Pero a causa del temor por la amenaza de castración en el niño (Temor a que el padre lo castigue por cometer incesto con la madre) y la espera incesante de la hija que nunca es complacida por el padre, tanto el niño como la niña renuncian a su amor incestuoso y subliman su energía sexual en los juegos y la cultura, este periodo es denominado periodo de latencia, donde supuestamente los niños olvidan que tuvieron deseos sexuales por sus padres y su deseo se reaviva recién en la pubertad cuando buscan hombres y mujeres para satisfacer sus deseos amorosos, pero fuera de su grupo familiar.
Según la teoría Freudiana, el niño y la niña, reprimen sus deseos sexuales hacia sus progenitores, pero en la pubertad los varones buscaran una mujer con las características de la madre, y las mujeres buscaran hombres con las características del padre para satisfacer parcialmente sus deseos imposibles.
Esto explicaría muchas cosas: Por que las novias compiten tanto con las suegras por ejemplo y por que motivo pasa lo mismo con el suegro y el novio. Pero nunca veremos que eso pase entre el novio y la madre, o entre la novia y el padre.


Por lo tanto la atracción según el modelo psicoanalitico, sería una búsqueda inconsciente, una compulsión a la repetición, donde se buscarían patrones o características similares a nuestro padre o madre. Esto es así tanto para el hombre como para la mujer. Parece muy desagradable pensar que estamos buscando una mujer que se parezca a nuestra madre, pero esta teoría no parece ser tan herrada, y en algún punto coincide, con las teorías modernas de estilos de apego. De todos modos no parece nada ilógico pensar que somos un reflejo del comportamiento que tuvo nuestra madre para nosotros o nuestro padre para nosotros, y que por lo tanto nuestra conducta es complementaria con una persona que tenga las características de comportamiento similares a nuestra madre o padre.


En este punto hay ciertas cosas que se pueden actuar entonces. Sería muy atractivo para una mujer, que tu observes la conducta de su padre y trates de copiarle ciertos patrones. Y por otro lado, siempre es atractivo que trates de proteger una mujer, como lo hizo su padre con ella. Eso las reconforta, les hace revivir el sentimiento de protección paterno.


Lamaire indica que las parejas se unen para resolver aspectos negativos de la infancia en una segunda oportunidad.
Fiadman y frager (1979) siguiendo esta linea Freudiana, explican que las relaciones e interacciones en los adultos van a verse muy influenciadas por las primeras experiencias de la infancia. Los patrones madre-hijo, padre-hijo, niño-hermano son los prototipos de encuentros posteriores, serán recapitulaciones de la dinámica, las tensiones y las gratificaciones que vivieron.


Esto encaja perfectamente con los estudios que se han hecho en psicología social sobre socializacion primaria (Padre, Madre, Hermanos, Otros significativos) donde la estructura mas fuerte de relaciones con los demás se forma y la socialización secundaria (Trabajo, escuela, amigos, parejas), donde se realizan cambios en la personalidad y las relaciones pero mas superficiales, y siempre desde la base que se creó en las primeras socializaciones de la infancia.


Lamaire propone que en la atracción entran en juego factores tanto inconscientes como conscientes, y que al conjugarse resultan 4 vías de atracción: a) Consciente-Consciente: Las dos personas se atraen por cosas conscientes como la fisonomia, estatus socioeconomico, tono de voz, modo de moverse etc b) Consciente - Inconsciente: A medida que la relación progresa el individuo va detectando mas elementos de la otra persona que cubren sus necesidades inconscientes, todo lo que permitirá reeditar las vivencias infantiles pendientes c) Inconsciente - Inconsciente: Se da un intercambio de necesidades inconscientes mutuas d) Inconsciente/consciente - Inconsciente/Consciente: Donde los materiales de cada integrante no interfieren por que se interrelaciónan dos sujetos individuales y únicos.
En síntesis, según la teoría psicoanalitica la atracción esta determinada principalmente por elementos inconscientes que buscan en la pareja satisfacer necesidades de las etapas donde hubo fijaciones provenientes de nuestra niñez.


De repente pueden darse cuenta lo interesante e importante que es conocer a la familia de una persona en la cual estamos interesados!.

Sol en ESCORPIO

Temperamento pasional, exigente, polémico, que encuentra en la lucha su alimento y el verdadero estímulo de la vida. Gran rapidez de reflejos mentales, agresividad, audacia. Notable fuerza de voluntad, amor por las empresas arriesgadas, tendencia a mantener ocultas las propias intenciones, escasa sociabilidad y sentido crítico cáustico, atracción por el mal o por el bien sublimado. Destino complejo, necesidad de diferenciarse, intolerancia hacia las debilidades propias y ajenas. Importantísima la sexualidad.

Disarmónico: Sadismo mental, fijaciones, tendencias destructivas y autodestructivas. Riesgos de paranoia y neurosis. Desenfrenada voluntad de dominio, gusto por la intriga, posibles tendencia criminales y perversiones. Erotomanía o ascetismo. ar 

mylivemari  asked:

¿Cono sería en una relación escorpio (m) y virgo (h) ? (Gif) plis 😚 me encanta tu blog!!

Virgo y Escorpio tienen alta compatibilidad. Ambos comparten el sentido del compromiso y la exigencia por parte de la pareja. Ambos son prácticos pero Escorpio a nivel emocional mientras que virgo es más racional. Los dos buscan el compromiso con el otro y el entendimiento, pueden abrirse para con el otro y entenderse. Comparten la afición por lo sexual en donde Escorpio saca el lado osado de virgo. Los problemas que deben evitar son las fijaciones de un virgo que racionaliza absolutamente todo para un Escorpio que se arriesga en base a lo sentimental. También sus altas exigencias de ambas partes los pueden llevar a desilusiones. Debe haber paciencia por ambos lados. Muchas graciassss 😉♏️

Originally posted by glosexual

Escorpión mujer, virgo hombre