fernando roldan

- Mira qué joya. - ¿A qué viene esa atracción por los trenes? - ¿Cómo dices? - ¿Te dan ganas de huir a un destino desconocido? - ¿Para qué? - ¿Recuperando intangibles sensaciones de tu niñez, cuando soñabas con ciudades fuera de tu alcance? - No quiero recuperar mi niñez. Fue asquerosa. - Pues debe ser la potencia de la locomotora, la potente energía sexual que excita tu masculinidad. Las ruedas, el horno ardiente, los pistones bombeando… - Parece que quieras acostarte con el tren…

Woody Allen - Acordes y Desacuerdos