famosos de am

Amenaza terrorista suspende festival de música en Alemania

BERLÍN (AP) — Las autoridades alemanas suspendieron el famoso festival de música Rock am Ring y sacaron a miles de fanáticos del recinto donde habría de realizarse debido a una amenaza terrorista.

El vocero del gobierno del estado alemán Renania-Palatinado, Joachim Winkler, le dijo a la agencia de noticias dpa que había indicios de un posible ataque terrorista y que suspendieron las actividades del día inaugural del Rock am Ring por precaución.

El organizador del evento, Marek Lieberberg comentó a periodistas que él esperaba que pudieran retomar las actividades programadas para el sábado y domingo; sin embargo, todavía no tiene claro si podrá hacerlo.

La banda alemana Rammstein iba a ser el espectáculo principal para el viernes por la noche pero no empezó a tocar.

El área del festival quedó vacía a las 21:30, media hora después de que se le había indicado a la gente que abandonara el lugar.

“La respuesta del público fue increíble”, dijo Lieberberg.

No está claro cuántas personas asistirían al evento, pero se estima que a lo largo de los tres días que dura, unas 90.000 personas acudirían a la ciudad de Nuerburgo, al oeste de Alemania, a la edición anual del festival. Alrededor de 85 bandas estaban programadas para tocar en los cuatro escenarios, entre las cuales se contaban el grupo alemán Toten Hosen para el sábado y la banda californiana System of a Down el domingo, como shows principales.

Luego del ataque terrorista que ocurrió en Manchester al finalizar un concierto, los organizadores implementaron fuertes medidas de seguridad como registro corporal y prohibición de mochilas y bolsas. También cuentan con 1.200 policías en el evento, algunos estarán uniformados y otros vestidos como civiles.

Alemania ha mantenido un estado de alerta desde que ocurrieron varios incidentes el año pasado, incluyendo el ataque de un camión en un bazar navideño de Berlín, que dejó 12 muertos y docenas de personas lastimadas. Este ataque fue realizado por un joven tunecino a quien se le había negado el asilo en el país y quien supuestamente era miembro del grupo Estado Islámico.