europahaus

Actualización de datos. Ciudad de residencia: Bochum  (Fig 1.- Europahaus)


Ayer comenzó a apartarse el calor. Se traduce a que mi temporada como exhibicionista a terminado (vivo en un segundo piso, con ventanas grandes en el baño, mi habitación y cocina, con una envidiable vista a la calle). 
Contexto:

a)Si leyeron la publicación anterior, sabrán que gozaré de una experiencia habitacional compartida con dos individuos formados en culturas ajenas a la mía, y que por ahora cuento con el piso para aprovecharlo a mi gusto (disgusto en lo referente al estado poco higiénico del salón de los manjares). Una es Viola, nickname, ya que su nombre no es tan sencillo. El segundo es Yiu Wing, y esto lo sé porque está escrito en una hoja dónde parece tenían el arreglo del antiguo (arcaico) orden de limpieza. A Viola la conocí mientras me lavaba los dientes, y la última vez que la vi fue de la misma forma. Yiu Wing un día surgió del cuarto vecino, luego de pasar la noche y yo sin escuchar o ver señal de vida en el apartamento. Cliché. Aun no conozco a muchos alemanes pues las vacaciones intervienen. Estoy tomando cursos intensivos del idioma y el salón consta de mexicanos en su mayoría, chilenos, turcos, italianos, españoles y un polaco. Una linda familia dónde parece que algunos aprenderán más castellano que la nueva versión teutónica.

b) La zona de mi residencia es agradable y práctica. Todo lo que necesito lo encuentro en el “UniCenter”, que queda ha menos de 5 minutos caminando. Aun ir al centro de la ciudad es rápido y cuento con transporte público gratuito (thank you DAADdy).De la universidad, lo más sobresaliente hasta ahora es la Mensa, con excelente precio y calidad. Pero aún no conozco más allá pues mis clases serán hasta octubre, a lo que llaman Winter semester.

c) Solo puedo viajar (gratis) fuera de la ciudad entre semana de 19:00- 00:00 o los fines de semana, all day long, hacia ciudades próximas dentro del “Estado”. Alcanzo Düsseldorf, Essen, y Dortmund. Así que el sábado fui a Dortmund a aprovechar su único centro de entretenimiento, el estadio Signal Iduna Park, ex Westfalenstadion. Sabíamos que no habría juego ahí, pero al lado cuentan con un bar dónde se puede tener una tarde muy amena en compañía de aficionados que se encargan de llenar el lugar aún una hora antes de iniciar el juego en contra de un equipo sin mucho auge, Augsburg. 4-0. Y por si se lo preguntaban, sí, se puede pistear en la calle, pero es super raro que las tiendas tengan cheve fría, todo a su tiempo y al tiempo.

Me encanta todo esto, el aroma de lo nuevo y de petricor. Pero ahora me emocionan más los viajes que trato de planear, hay demasiado por conocer. No necesito morir envenenado apartado en un bosque para cachar la línea final de Into the Wild