etiqueta para comida

“No miro las etiquetas de la comida para saber cuanto voy a engordar. Soy incapaz de pasar una semana sin tomar nada que no lleve chocolate y no voy a la peluquería una vez al mes para tener una preciosa melena de Barbie. Reconozco que me pongo nerviosa a veces, sobre todo cuando te acercas. No soy precisamente el modelo de hija ideal, muchas veces mi habitación esta hecha un asco, pero no provoco grandes problemas, tampoco soy la hermana perfecta, pero con un par de gritos funciono a la perfección. Nunca estoy quieta, me encanta reirme y hacer la loca sobretodo, soy alérgica a la chusma, adoro la moda aunque a veces no lo parezca y soy amante de la noche. Cuando camino por la playa, a mi tambien se me mete arena en los zapatos, porque yo tambien soy persona, si me pinchas, sangro. Pero eso si, soy única en mi especie y eso te encanta”.