esqueda

Splatoon 2 Tournament

June 13 - 2:30 p.m. PT / 5:30 p.m. ET*

See top Splatoon squid squads from around the world claim their turf in the 2017 Splatoon 2 World Inkling Invitational.

Teams: Deadbeat (U.S.), Dynameu (Japan), Rising Moon (Europe), Blue Ringed Octolings (Australia/New Zealand)

Format: Four-team elimination tournament

Prize: Names engraved on Splatoon 2 trophy

Announcers: Jordan Kent, Ashley Esqueda and Eric Smith

The signs as Mexico nt players

Aries: Rafael Marquez
Taurus: Javier Hernandez
Gemini: Vicente Matias Vuoso
Cancer: Guillermo Ochoa
Leo: Oribe Peralta
Virgo: Giovani dos Santos
Libra: Raul Jimenez
Scorpio: Andres Guardado
Sagittarius: Hector Herrera
Capricorn: Jesus Corona
Aquarius: Enrique Esqueda
Pisces: Luis Montes

Parte 12

Narra Christopher.

El primer mes transcurrió a una velocidad increíble, supongo que así pasa el tiempo cuando en verdad se disfruta de la vida. La universidad me encantaba, ya podía mantener una conversación con cualquier compañero del salón. Pero aun así no dejé sola a Belén, en éste mes que pasó llegó a ganarse toda mi confianza, y lo que me hacía sentir mejor: me gané la de ella. Hace algunos días me confesó que sufre de desórdenes alimenticios, sus papás no lo saben y según ella eso la hacía sentir tranquila.

-No creo que sepas lo que es odiarte a ti mismo –repuso con tono firme.

Por suerte no había llegado la profesora de “Física Básica” y tuvimos la hora libre. Estábamos acostados en el pasto de uno de los tantos jardines que se gozaban en la universidad.

-Lo sé mejor de lo que te imaginas.

Me levanté y me acerqué más a ella; volteé a todos lados para cerciorarme de que no hubiera nadie lo suficientemente cerca. Me puse frente a ella y subí las mangas de la sudadera –una de las cosas que más me gustaba era que nadie me cuestionaba por qué usaba gruesas sudaderas a inicios de septiembre-. La ayudé a sentarse.

-¿Ahora lo ves? No te imaginas lo mucho que odiaba –le mostré por primera vez mis cicatrices.

« ¿Odiabas? Por si no lo has notado te odias igual o más que antes» Una voz sonó en mi cabeza después de varios días de silencio. Siempre que estaba con Belén, se fortalecía y su persistencia era aplastante.

-¿Tú lo hiciste?

Únicamente afirme con un movimiento de cabeza.

Observó cautelosamente cada una de las enormes líneas que marcaban la piel de mis brazos.

-Estas casi me causaron la muerte –señalé las cicatrices más grandes y abultadas que surcaban mí piel.

-¿Por qué? –preguntó con un hilito de voz.

-Me molestaban demasiado, cada día me hacían la vida imposible… pensaba que mi única alternativa era la muerte.

-¿Y… ya estás bien?

-No bien, pero si mejor. En cambio tú eres muy bonita, que digo bonita, eres hermosa. No entiendo porque tienes ese… problema.

-Mi mente se cerró, ya no creo nada de lo que me dicen, pero gracias por intentarlo –sus palabras me recordaron a la forma en que yo pensaba antes. 

 

Pasaron varios minutos antes de que se terminara la hora libre y regresáramos al centro de cómputo.

-Hola Chris, hola Belén –nos saludó un chico de piel pálida, cabello claro y de ojos azules tan oscuros que casi parecían negros.

-Hola, Kevin –respondimos al unísono pero yo más animado de que ella.

 

Nos sentamos en nuestros respectivos lugares y así pasaron las últimas dos horas de clase. “Diseño de Software” no era precisamente mi clase preferida, pero se me daba bien. Siempre entendía a la perfección los códigos. Por el momento sólo diseñábamos programas de comandos muy sencillos, haciendo la clase un  poco tediosa.

Cuando el Ingeniero Esqueda dio por terminada la clase y consigo el día, todos salimos a toda prisa pero sin hacer ruido, pues todos le temían por su… característico carácter.

-Nos vemos mañana, Chris –se despidió Belén en la entrada principal de la universidad.

-Adiós, nos vemos mañana –me despedí con un ademán.

 

Me recargué en la pared más cercana, apoyé mi espalda contra ella y me deslicé hasta quedar sentado en el suelo. Tenía que esperar a Alex, desde el primer día nos íbamos juntos a casa sin excepción alguna. Saqué mi celular para tener algo con que distraerme mientras esperaba, escudriñé cada bolsa de la mochila en busca de mis audífonos, pero no estaban.

-Toma, debes estar buscando esto. Se te cayeron en el centro de cómputo y cuando quise dártelos ya no estabas.

Levanté la vista y reparé en Kevin que estaba a pocos metros de donde yo estaba sentado. Su mano estaba extendida en mi dirección y al final de ésta se encontraban mis audífonos.

-Gracias.

Estiré de manera indecisa la mano para tomarlos. Ese chico me ponía muy nervioso.

-¿Esperas a Belén?

-No, ella se fue hace algunos minutos. Estoy esperando a… Alex –por un momento dudé en utilizar la palabra “novio”.

-¿Alex? ¿Es el chico con el que pasas todos los recreos y las clases de programación?

-El mismo –sonreí.

-Oh, qué bien. ¿Te importa si me siento aquí? –señaló un pequeño desnivel de cemento que estaba a mi lado.

-No, puedes sentarte.

-Gracias –dijo mientras se sentaba-. Bonita sudadera.

Jaló el pequeño cordón de la capucha aumentando ligeramente la presión de ésta sobre mi cuello.

-Gracias, es una de mis favoritas –sonreí haciendo que mi labio inferior temblara levemente. Su cercanía me ponía muy nervioso.

-¿Qué música te gusta? Con eso de que siempre traes puestos los audífonos debes amarla.

-Ah… me gusta el metal. Casi todos los subgéneros, pero en especial el Death y Technical Metal.

-¿En serio? –en su voz había un toque de admiración.

-Sí, ¿qué tiene de raro?

-No, nada. Sólo se me hace raro que un chico como tú le guste ese género. Creí que escuchabas algo como Pop o Electro.

-¿Un chico como yo? –se me escapó una carcajada.

-No tienes para nada el aspecto de un metalero.

-Escucha esto.

Conecté los audífonos al celular y busqué la banda más tranquila que tenía –por mala suerte olvidé el reproductor en casa y en el celular no tenía ni una quinta parte de toda mi música-.  Al final encontré una banda de Groove Metal y presione el botón play. Bajé un poco el volumen pues no sabía a qué potencia estaba él, acostumbrado. Cuando empezó a sonar “End it all” las facciones de su cara se movieron en muecas exageradas de miedo.

-¿En serio te gusta esta música? Es… puro ruido. Y la voz da un poco de miedo –comentó aun con su cara de miedo.

-La belleza de este género es… abstracta –sonrió al escuchar mi tontería.

-Es como tú…

-¿Me estás diciendo feo?

-¡No! Sino que hay que tener paciencia para atravesar esa barrera y poder apreciar con atención tu belleza.

Dejé de sonreír. No me esperaba una respuesta como esa, sus palabras me hicieron sentir avergonzado. Al parecer lo notó y cambió de tema.

-Creo que ahí viene tu amigo.

Enfoqué la vista donde su dedo señalaba y efectivamente: Alex venía caminando.

-Ah… cierto.

Se levantó y me dio la mano para ayudarme a ponerme de pie. Su contacto me hizo estremecer por un momento… ¿por qué mi cuerpo reaccionaba así?

-Nos vemos mañana, te cuidas.

-Adiós, tú también cuídate –dije al tiempo que chocaba mi mano contra la suya.

 

¿Qué fue eso? ¿Me había dicho que era guapo a mi manera? Kevin no parecía un chico gay, no había nada que delatara su homosexualidad…pero, bueno ya no confiaba en mi sentido común, tampoco lo noté en Alex y eso que éramos muy buenos amigos.

-Lo siento, tuve que sacar algunas copias para un proyecto –fue lo primero que dijo al llegar.

-No te preocupes –sonreí.

-¿Llevas mucho tiempo esperando? –pregunto arrepentido, como si hubiera hecho algo realmente grave.

-No te preocupes, no llevo mucho esperándote –me acerqué más a él y le besé la mejilla-. ¿Nos vamos?

-Vámonos.

Me sonrió con la cara ligeramente sonrojada. Me gustaba verlo así, no era muy común que Alex, se avergonzara por algo y cuando lo hacía se veía realmente tierno. Me tomó de la mano y dimos unos cuantos pasos hasta que nos detuvimos de golpe.

-¿Quieres caminar o nos vamos en autobús?

Lo pensé bien. En autobús llegábamos en veinte minutos y caminando casi una hora -siempre caminábamos muy lento, era como si ninguno de los dos quisiéramos llegar.

-Caminando.

-Caminando será.

-Espera, siempre hacemos lo que yo digo, ¿tú quieres caminar?

-Yo quiero lo que tú quieras, si quieres ir arrastrándote, lo haré con gusto.

Sólo puedo sonreír ante aquello. Apreté con más fuerza su mano y seguimos nuestro camino. Aun en la calle percibía las miradas de algunas personas, tenía ganas de gritarles: “¿¡Qué tanto nos miran!?”… pero sólo sonreí.

-Falta muy poco para tu cumpleaños, ¿qué quieres hacer? –pregunté después de haber pasado varias cuadras en silencio.

-Hummm no lo sé –respondió sin interés.

Alex cumpliría diecinueve años el nueve de septiembre, lo que únicamente me dejaba cuatro días para prepararle una sorpresa. No tenía ni idea de que regalarle, nunca fui de esas personas que demostraban el afecto a quienes lo rodeaban –tal vez nunca quise a nadie como para tomarme esa molestia-, y ahora estaba frustrado ante ese patético problema.

-¿Quién era él? –preguntó de pronto.

-¿De quién me hablas? –al principio no entendí a quien se refería… hasta que recordé a Kevin.

-El muchacho que estaba contigo.

-Ah… él es Kevin. Vamos en el mismo salón de clases. ¿Estás celoso? –levante la vista para ver su rostro, en este tiempo que pasamos juntos desarrollé una habilidad para ver sus sentimientos. A decir verdad me encantaba observarlo, no había sentimiento alguno que pudiera ocultarme.

-¡No! No estoy celoso, es sólo que tengo curiosidad –el único sentimiento que mostraba su cara era… ¿vergüenza?-. Nunca desconfiaría de ti Chris.

-Y no debes hacerlo, jamás te traicionaría. Estoy realmente agradecido con el destino por haberte puesto en mi camino.

-Yo también creo que tuviste suerte de que el destino me haya puesto en tu camino –bromeó. Me empujo con su hombre haciéndome perder momentáneamente el equilibrio.

-No te confíes, esta vida da grandes giros –le advertí entre risas.

-Ya pues, te quiero mucho.

Pasó su mano por mis hombros y me acercó más a él. El resto del camino fue en silencio; hasta los momentos de silencio eran agradables, me dejaban concentrar en las reacciones de mi cuerpo al tenerlo tan cerca. El cosquilleo en la parte del cuerpo que me acariciaba, la inquietud de mi estomago cuando me hablaba con palabras cursis, el salto que daba mi corazón cuando sus labios se posaban en cualquier parte de mi cara, y cuando mis mejillas se sonrojaban –que solo me hacía sentir una oleada de calor en todo el rostro- cuando decía o hacía todo lo anterior.

Llegamos primero a la casa de Alex, pues estaba más cerca de la universidad que la mía.

-Yo me voy solo –comencé con la discusión  de todos los días.

-Yo te acompaño hasta tu casa.

-No me pasará nada, mi casa está a diez minutos de aquí y si me doy prisa tal vez llegue en nueve.

-Pero no quiero que te vayas solo.

-No me pasará nada, estaré bien.

Como aún estábamos agarrados de las manos lo guié –más bien, arrastré-hasta la puerta de su casa. Con una mirada taciturna hizo que mi corazón se detuviera.

-Nos vemos mañana, ¿sí?

-Si… -dijo en voz baja.

Me tuve parara sobre la punta de los pies para poder alcanzar sus labios. Fue un beso largo pero ninguno de los dos movió los labios, el solo hecho de que nuestros labios se tocaran me llenaba de placer. Cuando hice un intento por terminar con ese beso, atrapo mi labio inferior con los dientes.

-Me tengo que ir, Wen debe estar esperándome para comer –expliqué todavía con mis labios sobre los suyos.

-Está bien –me soltó de mala gana.

-Te veo mañana.

Le di un último abrazo después de nuestra mini-discusión y empecé a caminar a casa. Ahora lo que mantenía ocupado mi cerebro era el cumpleaños de Alex.

 

 


Aquí les dejo el segundo capítulo. Publicaré el tercero aproximadamente en dos semanas, estaré “ausente” de tumblr por un tiempo L …pero prometo subir la siguiente parte en cuanto regrese.

Espero se la estén (o hayan) pasado bien en el día de San Valentín.

-Alejandro Jasso.

youtube

Pan Rock EP. 5 - Mentira Mentira


Apoyando un proyecto hecho por Joey Esqueda

Una serie de videos, una especie de mini episodios dándole un espacio a las bandas locales de Tijuana.

Ese video en particular me agradó bastante.

vimeo

CRABAPPLE - EAST COAST CITIES

filmed & edited by hector esqueda

8

Pillow Fight Selection of the Day by Order:

Free Worldwide Shipping ends at 8 Fev

Strong Man by Matthew Taylor Wilson - Get it
Luca - Ombre Brushstroke by CharlotteWinter - Get it
Infinity by Rskinner1122 - Get it
Ruckus, after moments, by lady, in night garments. [CMYK] by Juan Antonio Zamarripa [Esqueda] - Get it
Make today count by Matthew Taylor Wilson - Get it
Four Roses by BIOWORKZ - Get it
Fuck ‘Em They Don’t Know Shit! by Peter Clayton - Get it
Elephant Pink by Rskinner1122 - Get it