espaÃa

No hay felicidad o infelicidad en este mundo; solo hay comparación de un estado con otro. Solo un hombre que ha sentido la máxima desesperación es capaz de sentir la máxima felicidad. Es necesario haber deseado morir para saber lo bueno que es vivir.
—  El conde de Monte Cristo de Alexandre Dumas.
Voy a correr el riesgo, y decirte que me gustas, que te quiero, y que te anhelo, que me gusta tu sonrisa cuando tienes frio y el cómo se te eriza la piel cuando escuchas que te digo versos. Voy a correr el riesgo de decirte cuanto te extraño, que no me importa tener que esconderme tras las letras, si eres tu quien las lee, quien las recorre como si fuera mi cuerpo.
—  Inspiracion, Daniela Trejo
¡Siempre! Terrible palabra. Hace que me estremezca cuando la oigo. Las mujeres son tan aficionadas a usarla. Echan a perder todas las historias de amor intentando que duren para siempre. Es, además, una palabra sin sentido. La única diferencia entre un capricho y una pasión para toda la vida es que el capricho dura un poco más.
—  Oscar Wilde