escupitajos

Las perturbaciones, las ansiedades, las depravaciones, la muerte, las excepciones de orden físico moral, el espíritu de negación, los embrutecimiento, las alucinaciones servidas por la voluntad, los tormentos, la destrucción, los vuelcos, las lágrimas, las insaciabilidades, las esclavitudes, las imaginaciones que profundizan, las novelas, lo inesperado, lo que no se debe hacer, las singularidades químicas de buitre misterioso que acéchala carroña de alguna ilusión muerta, las experiencias precoces y abortadas, las oscuridades de caparazón de chinche, la monomanía terrible del orgullo, la inoculación de estupores profundos, las oraciones fúnebres, las envidias, las traiciones, las tiranías, las impiedades, las irritaciones, las acrimonias, los despropósitos agresivos, la demencia, el esplín, los espantos razonados, las inquietudes extrañas que el lector preferiría no sentir, las muecas, las neurosis, las matrices sangrientas por las que se hace pasar a la lógica de rodillas, las exageraciones, la ausencia de sinceridad, lo latoso, lo chato, lo sombrío, lo lúgubre, los partos peores que asesinatos, las pasiones, el clan de novelistas de sala en lo criminal, las tragedias, las odas, los melodramas, los extremos presentados a perpetuidad, la razón silbada impunemente, los olores de gallina mojada, las insipideces, las ranas, los pulpos, los tiburones, el simún de los desiertos, lo sonámbulo, turbio, nocturno, somnífero, noctámbulo, viscoso, foca parlante, equívoco, tuberculoso, espasmódico, afrodisíaco, anémico, tuerto, hermafrodita, bastardo, albino, pederasta, fenómeno de acuario y mujer barbuda, las horas ebrias del desaliento taciturno, las fantasías, las actitudes, los monstruos, los silogismos desmoralizadores, las basuras, lo que no reflexiona como el niño, la desolación, ese manzanillo intelectual, los chancros perfumados, los muslos de camelias, la culpabilidad de un escritor que rueda por la pendiente de la nada y se desprecia a sí mismo con alegres gritos, los remordimientos, las hipocresías, las perspectivas vagas que os trituran con sus imperceptibles engranajes, los escupitajos serios sobre los axiomas sagrados, la gusanera y sus insinuantes cosquilleos, los prefacios insensatos, como los de Cromwell, de la señorita de Maupin y de Dumas hijo, las caducidades, las impotencias, las blasfemias, las asfixias, las sofocaciones, las rabias: frente a esos osarios inmundos, que me ruboriza nombrar, es por fin tiempo de reaccionar contra lo que nos choca y nos somete tan soberanamente.
—  Conde de Lautréamont

      Las personas pueden cambiar pero hay aptitudes que por más que se intenten borrar, ya se encuentran enraizadas. Por ejemplo Siah, aun tenía esa costumbre de admirarse a sí misma en cualquier superficie reflejante, ahora mismo se trataba de una copa y en su reflejo creyó ver a la misma estúpida que acudía todos los días a burlarse de la desgracia de los Bae ❛ lo siento hoy no hay servicio para estúpidos ❜ alega, girando sobre sus talones para mostrarle su sonrisa socarrona. La mueca cambia al reparar que no se trata precisamente de esa persona ❛ aunque por otro lado tu no eres estupidx, bienvenidx ¿qué vas a tomar? ❜

Nada más.

Me acostumbre demasiado pronto a no ser suficiente.

A no ejercer jamas de puente,
sino de ahogado.

A ser el tridente,
y no el ángel que te acompaña al lado.

A ser el abogado del diablo,
a ser diente que se clava en la yaga.

A perderme como la maga en el ponde sagats
para no volver.

Nunca demasiado,
nunca motivo de peso para arrasar con el pasado.
Nunca razón,
nunca billete de ida ni de vuelta.
Nada mas que una tormenta que te cala hasta los huesos
y se termina.
Nada más.

Nada más…

Nunca nada más que una noche de amnesia
y un principio de poema.

Un escupitajo de poesía, 
una corrida,
un toro llorando al ver su oreja colgando de un bango triste y desorientado.

Decime ¿Hace la locura al genio?
porque a lo mejor me estoy convirtiendo.

Este bienio de mala suerte,
esta ventana de muerte
que prometió hacerme mas fuerte
a base de dolor.

Esta strata ajena mal y helada
una historia mal contada
un beso que pide perdón por esta horrible sensación
de no llegar al liston 
que me puso la vida y el tiempo.

¿Quién?
Quién me condeno a esta soledad infinita de no ser jamas suficiente.

Vida,
tenemos que hablar.

Quiero acabar con esta cuenta
porque me dejaste pendiente.

chamba

Rubén y Eloy son compañeros de trabajo para una distribuidora, se encargan de los repartos, Rubén es el chofer y Eloy el ayudante. Rubén es un tío de 35 fortachón no muy alto, algo velludo, Eloy es 10 años menor, de fisonomía similar a Rubén, ambos trigueños. Como siempre a eso de las 6pm estaban terminando su último reparto, pero justo al partir su unidad no respondía, probaban y probaban y no arrancaba el camión, estuvieron tratando cerca de una hora y nada. Entónces Rubén llamó a su base indicando el problema, le dijeron q pida permiso al último almacén repartido para estacionar allí hasta q llegue al dia siguiente el mecánico de la empresa. Así lo hicieron y salieron a comer algo y buscar un sitio para dormir, ambos estaban sudorosos y cansados. Pero al buscar habitación no encontraron cuartos independientes, solo había uno con cama matrimonial y, ni modo, decidieron tomarlo. Al subir bromeaban sobre la situación. La habitación estaba ok limpia con su baño y tv en la pared. Rubén rápidamente se desnudó y se metió a ducharse, Eloy prendió la tv mientras esperaba q su compañero termine de bañarse y se puso a ver un canal de adultos, joven se excitó rápidamente y se desnudó, veía la pantalla y se acariciaba el sexo. A los minutos salió Rubén y lo encontró asi y le dijo -jajaja, oe pajero ya anda báñate- pero lo atrajo la verga erecta de Eloy, se terminó de secar y siguió viendo la película, ahora el q se acariciaba era él, y mas aún con la imagen del cuerpo desnudo de Eloy en su cabeza. Tranquilo salió Eloy después de la ducha y se echó al lado de Rubén, ambos desnudos, ambos erectos, ambos arrechos, frotándose las vergas. Hasta q Rubén no aguanto mas y le dijo a Eloy -cumpa me la chupas y después yo?, me ha excitado tu película-, Eloy rió nervioso y le dijo q no, pero Rubén insistió e insistió, hasta q Eloy aceptó cuando Rubén le dijo q él se la chuparía primero. Eloy se acomodó y abrió sus piernas sobre la cama brindando su sexo erecto y peludo a su compañero, Rubén de inmediato se lo metió a la boca, con la práctica q le daba el hacer esto de vez en cuando en una discoteca gay caleta q el conocía. Eloy empezó a sentir q le gustaba el asunto y se dejó llevar por las sensaciones, Rubén aprovechaba no solo para lamer y chupar la verga de su amigo sino también para acariciar su cuerpo fuerte. Pasaron varios minutos así y empezaron a comprenderse y disfrutarsde, hasta q de improviso Rubén levantó las piernas de Eloy y empezó a lamerle el ano y la verga indistintamente, Eloy gozaba de esa lengua allí donde nunca le habían besado y su erección se potenciaba como nunca se había sentido. Rubén excitaba al muchacho como él sabía hacerlo y Eloy disfrutaba de esa boca golosa y de esas manos calientes q lo acariciaban con lujuria. Lo tuvo así como 20 minutos, al rato, y siguiendo con su pendejo programa, Rubén deja la verga de Eloy y se echa de barriga, dizque cansado, sobre la cama. Su culo fuerte aparece ahora ante la mirada y arrechura de Eloy, Rubén ya no hace nada, sabe q la naturaleza de macho al palo de Eloy seguirá su “programa”. Y es así, Eloy contemplá con deseo las nalgas de Rubén y suave las acaricia, Rubén pendejo le dice -me cansé, ahora te toca a tí, haz lo q quieras- en una clarísima alusión a q lo penetre. El muchacho se puso mas fierro aún, abrió las nalgas de Rubén hasta ver su ano peludito y le lanzó un escupitajo y otro escupitajo mas a su verga oscura, dirigió su brillante cabezón al esfinter de Rubén y de un solo movimiento ingresó. Rubén mordió la almohada de dolor pero a la vez sentía un gusto indescriptible con esa verga caliente y durísima en su ser. Eloy gozaba de ese ano ajustado, caliente y suave q abrazaba su verga y empezó a meter y sacar tal cual su naturaleza de macho le imponía, Rubén felíz sentía en su espalda el peso caliente de Eloy y gozaba y gozaba, y gozaban. Eloy pensaba q nuca había sentido lo de ese momento y se abrazó fuerte a los gruesos hombros de Rubén y así fuerte también le daba duro al ano de su amigo. Muchos minutos estuvieron así hasta q de pronto los movimientos de Rubén se hicieron febriles y contínuos, sentía sus pendejos ya casi entrar también en Rubén y gozaba como loco, hasta q una sensación infinita de placer le nació y empezó a eyacular con fuerza y gruñendo, fueron varios chorros calientes de leche q Rubén sintió en su interior llevándolo al paroxismo sexual y al sentir ya tranquilo y vacío al muchacho, pero aún con su verga dura en su ano, un orgasmo le empezó a nacer, el contacto de la  latiente verga dura de Eloy con la próstata de Rubén lo hicieron eyacular también con fuerza y gozo. Ambos quedaron así relajados y muy satisfechos, inmóviles por casi 15 minutos hasta q Eloy “despertó” de esta nueva sensación y le dijo a su compañero - oe pareja, vamos a bañarnos, jajaja-
 

RUBIUS, FELICES 16M.!

Weehaa! Nuevo video, hablando sobre sus acosadoras violadoras más extrañas

Nuevamente con ese peinado emo que tanto gusta xD

Atemorizado de tanto acoso extraño 

Gestos kawaii ♡♡

Medias sonrisas seductoras 

Ay, que boni xD (no sabe que descripción poner)

Pena por su situación xD

Ojos jodidamente brillantes *0*

Entre otras cosas como escupitajos al aire 

Rubiuh, que lindo estas ♡♥♡

Felices dulces 16, dieciseis millones! 🎉🎉

DRABBLE WIGETTA: ME DEBES UNA CENA

― Mira Vegetta, vaya marca me has dejado en el iPad con tu escupitajo. No te lo vuelvo a dejar, ¿eh? ― ahí me encontraba yo, intentando limpiar con un papel los restos de las babitas de Vegettita.

― No, no Willy, ahora no me cambies de tema ― ¿y ahora qué bicho le había picado?

― ¿Y de qué estábamos hablando según tú?

― ¿Que de qué estábamos hablando? Pues de que me debes una cena, chaval. No te vas a escabullir tan fácilmente, que lo sepas ― ya estábamos con lo mismo, en el fondo lo que a mí me apetecía era ir a cenar con él así que no importaba quién pagase, pero aún así…

― Estoy orgulloso de haberte enseñado tan bien. Si no fuese por mi habrías perdido así que… ¿se puede considerar una victoria mía también, ¿no?

― No, de eso nada. Ya estás llevándome a comer langostinos― así que una mariscada romántica… ya me estaba imaginando una mesa a la luz de las velas, cómo en nuestra última cita.

― Pero si en realidad no has ganado ― no dejaría que ganase tan fácilmente.

― Hubiese ganado si no fuese por culpa de la batería chaval, que también te voy a tener que enseñar a cargar el iPad.

― ¿También? ¿Qué más me has enseñado?

― Pues no sé, por ejemplo, ¡esto! ― se lanzó contra mí y comenzó a hacerme cosquillas por todas partes, buscando los que ya sabía que eran mis puntos débiles.

― ¡No! ¡Para, para! ― grité suplicante. Esto había pasado ya demasiadas veces entre nosotros y yo nunca conseguía ganar.

― Por cierto Willy, ¿qué era lo que mirabas con tanto interés mientras grabábamos? ―  me preguntó mientras continuaba buscando mi siguiente punto débil: las ingles.

― N-no sé de qué me hablas ― me intenté hacer el inocente. ¿Tanto se notaba hacia dónde había estado mirando durante la mayor parte del tiempo?

― Ya, claro… ¡pues tú lo has querido! ― las cosquillas se convirtieron en besos y caricias por todas mis partes más erógenas. Cómo echaba de menos que pasaran estas cosas entre nosotros dos, en la intimidad de nuestra casa.

…………………………………………………………………………………

Demasiado salseo en los últimos vídeos de Willy y Vegetta, tanto que no he podido resistirme a escribir ( ͡° ͜ʖ ͡°)

Espero que os guste mucho y que lo disfrutéis ♥

 

[CARTA ABIERTA DE LA FAMILIA VERGARA TOLEDO]

Somos la familia de Tamara Sol Farías Vergara. Como ustedes ya están informados, Tamara se encuentra prisionera en la cárcel de San Miguel desde el 22 de enero de 2014. En la visita del lunes 16 de junio, que era sólo de la familia, tuvimos serios problemas con gendarmería, por el trato vejatorio al que fuimos sometidos. A la abuela de Tamara, Luisa, que tiene 75 años, la carcelera que la revisó la hizo desnudarse y hacer sentadillas, reprochándole que usaba mucha ropa. Cabe mencionar que el lugar donde las prisioneras reciben a sus familias es un gimnasio techado pero abierto en ambos costados, donde entra el viento y la lluvia, mojando todo el piso y generando un ambiente gélido y húmedo extremos. Luego, esa misma funcionaria, gritoneó a la visita de otra interna porque su bebé de meses estaba cagado al momento de la revisión, gritándole que ¡eso no podía ser, que tenía que mudarla antes de entrar! Esa madre llegó llorando al gimnasio destinados a las visitas.
Ana Luisa, la mamá de Tamara, fue más violentamente tratada porque fue revisada y desnudada junto a otra persona y, además porque llevaba puesto un cinturón de lino que la gendarme la obligó a botar o de lo contrario tenía que retirarse del recinto, alzando la voz y chispeando los dedos en forma prepotente. Ante tan provocadora conducta de la carcelera, Ana botó violentamente a la basura el cinturón y le señaló a la funcionaria que sólo en ese lugar ella podría abusar de ese poder, pero que en la calle no era nadie. Este gesto de rabia, producto de la impotencia, fue considerado como una “grave falta de respeto a la autoridad”, negándole la posibilidad de entrar a ver a su hija. Los abuelos de Tamara, Luisa y Manuel, ya habían entrado a ver a Tamara, pero al enterarse ellos de tal medida, en mutuo acuerdo se retiraron de la visita para increpar a la mujer-gendarme por su estúpida postura altanera frente a las visitas de las presas y su enfermiza necesidad de ser reconocida como “autoridad”, y dejarle en claro que ella ni ningún uniformado es autoridad de nosotros. Ambos abuelos también fueron amenazados con las penas del infierno y llevados a lo “altísimo superior” de los carceleros para que nos aplicara el castigo correspondiente.
Tamara, luego de enterarse del trato indigno y el abuso de poder por parte de los gendarmes hacia su familia, realizó un osado acto de dignidad, propio de su grandeza como ser humana, en el ejercicio de su dignidad y en defensa de la nuestra. Pidió una entrevista con la comandante del penal, le expuso su queja por el maltrato hacia su familia, dejando en claro que su familia no tiene por qué ser basureada y amenazada constantemente por los funcionarios amparados en el uniforme y los protocolos de revisión hacia las visitas, sellando su reclamo con un escupitajo en la cara de la comandante del penal y a la de su subalterno a cargo y luego se bajó los pantalones y les mostró el poto (acción conocida como un “cara pálida”) como muestra de lo humillante que significa para las visitas tener que desnudarse frente al personal, agacharse y mostrar sus partes íntimas y así desnudas, hacer sentadillas, a pesar que cuentan con métodos modernos para detectar metales (arcos en las puertas de acceso, silla-scáner donde nos debemos sentar y paletas).
Tamara fue castigada por siete días sin visita. Por su lado, Ana, la madre de Tamara, fue castigada durante tres meses sin visita, aludiendo los uniformados que habría “amenazado de muerte a la funcionaria”, lo que es absolutamente falso. Actualmente estamos gestionando la denuncia y la apelación a tan abusiva medida, a través del Instituto Nacional de Derechos Humanos y también ante la propia institución de gendarmería Otro punto que queremos dejar en claro es que Tamara fue golpeada hace un mes atrás por dos mujeres internas, ella no pudo defenderse, pero igualmente fue castigada sin visita por dos semanas. En esa ocasión solicitamos el traslado de Tamara a otro módulo, sin embargo, las que resultaron trasladadas a otro penal fueron las agresoras. Pero ahora, en esta ocasión no dejaremos pasar esta injusta situación porque nos parece que ya hemos llegado a un límite peligroso de pérdida de nuestra dignidad frente a la despótica postura del personal de gendarmería. Como familia Vergara Toledo, denunciamos públicamente el constante hostigamiento y abuso de poder de parte de los funcionarios de gendarmería, no tan sólo hacia nuestra familia sino que hacia todas las visitas de las mujeres que están recluidas en la cárcel de San Miguel. Entendemos que tanto las prisioneras como sus familiares no se atrevan a denunciar los abusos de parte de los funcionarios de gendarmería, porque las consecuencias están a la vista. La carcelera que provocó toda esta situación está siendo protegida por su institución, negándonos entregar su identificación, así como fueron protegidos los responsables de los 81 prisioneros calcinados vivos en ese mismo centro de exterminio. ¡¡Fueron asesinadas 81 personas que estaban en manos del estado chileno y de gendarmería y no hay responsables!! Hacemos un llamado a todos los familiares de todos los presos y presas, a denunciar cada acto abusivo de parte de gendarmería. A pesar de los castigos y los riesgos que significa enfrentarse al sistema carcelario, sobre todo cuando se tiene a un ser querido ahí adentro en calidad de rehén, creemos que es necesario mantenernos dignos y no dejarnos avasallar por el miedo y la prepotencia de quienes necesitan sentirse “autoridad”, donde “vigilar y castigar” es el único sentido de su vida. Agradecemos a nuestra amada Tamara Sol por su gran acto de valentía y dignidad estando ahí adentro. Ella, desde su indómito silencio nos da lecciones de que las acciones no necesitan de tantas palabras, sino que la decisión de hacerlas y la claridad que con ellas nos hacemos más dignos y libres.
¡TAMARA SOL NO ESTÁS SOLA! ¡ESTAMOS CONTIGO HASTA LOGRAR TU LIBERTAD!
Luisa Toledo Sepúlveda Manuel Vergara Meza Ana Luisa Vergara Toledo

sábado, 21 de junio

Lady selfdestruct

Lady selfdestruct despierta día a día en silencio y mira en su ventana cómo las patrullas colorean los cristales y hacen sentir que su vida es una emergencia, un crimen, un día de dos horas que termina en tres y se alarga hasta que las piernas no pueden más. Otra mañana difícil tras una noche que ensucia las paredes de un color nulo, pero presente, siempre presente. Lady selfdestruct desayuna huevos muertos y café de hace doce años, se baña en su saliva y sale a caminar con el cabello hecho mierda y mierda va embarrando tras su paso. Si la quieres ver sólo sigue su olor. Nadie sabe a qué huele. Nadie la ha encontrado. Nadie necesita encontrarla. Lady selfdestruct muere en las tardes, borracha frente al refrigerador, comparte diálogo con el frío, le pregunta: ¿qué eres? ¿la puta ausencia de calor? ¿el estado natural de mi cuerpo? ¿Dios dentro de un electrodoméstico? ¿qué eres? No me alimentas, sólo te llenas de botellas que se quedan vacías tras dos risas, y ronroneas en las noches hasta que me dejas dormida ¿eres mi velador’? ¿mi ángel guardián? ¿qué eres? Lady selfdestruct a veces abre el refrigerador, se da cuenta de que no hay nada y ríe hasta quedarse dormida dentro del área de verduras. Lady selfdestruct nunca se enferma. Lady selfdestruct irónicamente es indestructible. Lady selfdestruct a veces baila y se enmiela las axilas con el mismo sudor que sintieron su madre y su abuela, dice que las palabras de las abuelas y los departamentos vacíos se llevan mejor que los cigarros y el post-coito. Lady selfdestruct dice que bailar es como mirar a través de una pared, que en las fiestas, todos los demás cuerpos bailando junto a ella son muros y que los muros pueden ser comprendidos sólo si se está en movimiento, dice también que el coito es destrozar el muro del otro bailando. Bailando hasta derrumbarse juntos. Lady selfdestruct nunca ha tenido un buen coito. La palabra se aleja más y más de sus ojos, como una gaviota, dice que ve gaviotas en el techo, moviéndose lentamente durante el intervalo en que desaparece el rostro del amante sobre ella y vuelve a aparecer con un gesto de mayor de placer. Odia el placer, vive en el apaciguador olvido, como en una fotografía monocromática, cientos de fotografías monocromáticas durante las noches de piernas abiertas. Lady selfdestruct abre las piernas con tres galones de espuma en sus sentidos, y rugen los ríos secos de la ciudad, los gatos se suicidan con los tendederos y el sol se colapsa sobre una plaza comercial, quemando todo, incinerando ofertas y compradores y dinero y ganancias y toda la estúpida estructura económica resumida en un par de adolescentes tomados de la mano. Lady selfdestruct odia a los adolescentes, cree que son como animales, que la vida misma de uno es en sí la historia de la evolución, y llora por no haber tenido un precámbrico más ameno. Lady selfdestruct también habla de su niñez como si fuera una cápsula de lagrimas en alguna pared de baño, un soldado de plomo esperando ser descubierto, un tesoro incierto de rechazos y buenas ideas colapsando con la realidad. Su terrible realidad. Lady selfedestruct continuará colapsándose con el mundo, durante muchas tardes más en el departamento vacío de su memoria, con sus luces grises y paredes llenas de arañazos. Algún día saldrá a pasear con el sol y le dirá “perdón por anoche” hasta que este desista y le responda con un sincero escupitajo de tiempo, un silencio eterno, una casa con tres hijos y un marido que la ame tanto como ella ama estar consigo misma. Lady selfdestruct sólo morirá cuando la amen. Lady selfdestruct siempre será libre, siempre estará sola.

Se volvió obsesión, se volvió locura, se volvió muerte - One Shot

Me habían pedido algo trágico en un ask, pero me pareció muy largo para responderlo ahí. Así que, Anon querido, te lo dedico<3

——————————————————————————

-Si no eres mío, no eres de nadie, y al parecer, como no lo entiendes, lo entenderás en breves…

-Samuel, por favor, para –Aquellas palabras sonaron como un zumbido ante los oídos de Samuel, que observaba atentamente todas y cada una de las expresiones en el rostro de aquel joven bajo su cuerpo, ignorando las constantes súplicas del mismo. 

-Te voy a pedir que te estés quieto, podría hacerte daño –una sonrisa ladeada se asomó en sus labios. 

-¡Samuel, entiende! ¡Yo no te amo y tu no me amas a mí! –Y aquel chaval tenía razón, pues lo que sentía Samuel, que alguna vez puede que hubiese sido amor, en ese momento sólo era obsesión, una peligrosa obsesión. 
 Cualquier rastro de una sonrisa se borró al instante del rostro de Samuel, dando paso a un ceño fruncido que demostraba cabreo. 

-¡No tienes idea de lo que siento! –le gritó con rabia, mientras presionaba el cuello del joven, aprisionándolo aún más contra el gélido suelo.- Joder, Alex, tu no tienes idea de lo que siento al verte con otro… –la presión de sus manos sobre su cuello disminuyó, dejándolo respirar. 

-Si me amaras, aceptarías el hecho de verme feliz con alguien más…

-¡No¡ ¡No estarás con nadie más, jamás! Estaremos juntos por siempre, Alejandro… –Rebuscó entre sus bolsillos rápidamente, mientras se recostaba sobre el cuerpo de Alex, sonriéndole cálidamente, aunque detrás de esa falsa sonrisa de ‘enamorado’, se escondía la inevitable locura producida por la obsesión. 
 Alejandro forcejeaba bajo el cuerpo de Samuel, intentando escapar de su agarre, pero era mucho más pequeño, y tenía mucha menos fuerza, lo cual significaba que era casi imposible escapar del agarre que mantenía. 
 La desesperación comenzaba a invadirle, pues con cada minuto que pasaba, sentía que las palabras de Samuel se volvían más reales. 

-No tengas miedo, jamás haría algo que pudiese lastimarte –

-Entonces déjame ir con Guillermo –la sangre de Samuel hirvió al escuchar ese nombre. Lo poseía la persona que le había quitado a su Alex. 

-¡¿Qué tiene él que no tenga yo?! ¡No es para ti! ¡Nosotros debemos estar juntos! 

-¡Estás jodido de la mente! –Samuel le miró a los ojos, penetrándole con su mirada, haciendo temblar a Alex. 

-Suficiente charla. Es hora de que estemos juntos por siempre ¡qué emoción! ¿No, cariño? –en respuesta, recibió un escupitajo por parte del menor, aunque decidió ignorarlo. Se acercó lentamente a su rostro, hasta que sus respiraciones se mezclaron. Entonces, levantó un poco la camiseta de Alejandro, acariciando su abdomen, con una filosa cuchilla que había sacado de su bolsillo. 
 Había intentado todo para que Alex se enamorara de él, pero él había preferido a Guillermo, olvidándose de Samuel por completo. Y como no hallaba forma de separarles, pues entonces, se uniría a Alejandro eternamente, haciendo algo que, para él, no era su opción preferida, pero si, desde su punto de vista, la más efectiva. 
 Repartió pequeños besos por todo el rostro del menor, mientras le retenía con una mano en su abdomen, la cual sostenía la cuchilla, las piernas a cada lado de sus caderas, y la otra mano en su cuello. Lamió este con pasión, frotando sus caderas, creando una fricción placentera para Samuel. 

-Por fin mío… –murmuró sobre los labios del más pequeño, mientras este temblaba notablemente. 

-¡Auxilio! ¡Por favor! –gritó Alex, a lo que el otro le cubrió la boca con su mano, sonriéndole maliciosamente. 

-No hagas ruido… –dio un mordisco en su cuello.- No quiero esperar más para que estemos juntos. ¿Algo que decir? –musitó, mientras retomaba los movimientos de cadera. 

-Estás como una cabra, ojalá te pudras en el infierno. Te odio –susurró con odio el menor, el otro rió ante sus palabras, ya le daba igual. 
 Samuel presionó la cuchilla en el abdomen de Alejandro, mientras este soltaba un quejido de dolor, que fue acallado rápidamente por una mano que se posó en su boca. 
 Samuel unió sus labios en un pasional beso no correspondido, a la vez que terminaba de hundir la cuchilla en el abdomen de Alex, sonriendo al sentir el sabor a sangre en su boca, introduciendo su lengua en la cavidad del pequeño. 
 Cuando acabó aquel beso, se separó para poder observar a su amado mientras la sangre fluía por su boca y sus ojos se cerraban lentamente. Le miró con ternura. 
 De pronto, oyó pasos acercarse al garaje donde se encontraba, y rápidamente arrastró el cuerpo de Alejandro hacia la puerta, sentándose y apoyando la espalda contra esta él también. 

-¡Alejandro! –el grito resonó por toda la casa. La voz se oía preocupada a la vez que desesperada. Sonrió. 

-¡Llegas justo! ¡Qué suerte! –la sádica voz de Samuel se oía extrañamente alegre. 

-Hijo de puta… ¡¿Dónde está Alex?! –gritó enfurecido. 

-Oh, ¿lo buscabas a él? Ya es tarde, pero puedes quedarte para ver el final feliz –soltó una carcajada, mientras oía un sollozo por parte de la otra persona.- Lo siento, Guille, creo que al final Alejandro se dio cuenta de que no eras para él, y decidió venir conmigo… –La puerta del garaje se zarandeó, a causa de la embestida que dio Guillermo contra esta, en un intento por derribarla. 
 Samuel acarició los cabellos de Alex, y luego besó su mejilla. Cogió la cuchilla, y sin vacilar, la dirigió a su cuello, haciendo un enorme tajo del cual comenzó a fluir sangre. Cayó al lado de Alejandro, y como pudo se arrastró hasta abrazarle. 

-Al fin juntos, amor mío –sonrió nuevamente, y a continuación, sus ojos se cerraron involuntariamente, a la vez que una embestida por parte de Guillermo derribó la puerta, encontrándose con dos cuerpos abrazados que yacían en el suelo, rodeados de sangre, y una cuchilla a su lado. 
 No hizo más que gritar, llorar y golpear lo que encontrara a su paso, maldiciendo a todo, terminando por llamar a la policía, la cual llegó en minutos al lugar. 

 Nunca nadie creyó que algo así fuese posible, a excepción de Guillermo, quien había presenciado un amor, que se volvió obsesión, que se volvió locura, que se volvió muerte. 

#NiUnaMenos, 3 de Junio. Yo voy. Voy porque estoy viva, pero me morí ya mil veces. Y mil veces intenté despertar soñando que había soñado. Morí con #Candela, que a los 11 años se convirtió en cenizas, y comprendió, a los porrazos, que lo del Ave Fénix es un cuento que no le responde a las pobres, a las indefensas, a las nadie. Morí con #Ángeles, que aún no descansa de su última clase de educación física, y le quedaron pendientes las fiestas de quince, por convertirse a la fuerza en basura. Acuné a #Martina la noche en que su madre #Paola perecía en una alcantarilla, y el asesino se fue silbando bajito, como quien se deshace de un montón de mierda. Morí ese día. Morí mil días. Conocí el fondo del riachuelo, asfixiada en la misma bolsa en la que estaba #Melina que, por pobre y puta, mereció su destino. Morí también con #Melisa, con quien alguna vez compartí la identidad de la escuela. Su pequeña #Nicole no va a saber nunca quién es la seño Coca, ni todo lo que se puede hacer en un patio diminuto. Todavía respiro del mismo gas que las durmió para siempre, y – más que el gas- me ahoga la libertad de los impunes. Se me estruja el pecho con toda la tierra que me tiró encima el novio de #Catherine, y también el de #Chiara. Siento que en mi vientre se muere su hijo, que también es el hijo de una sociedad indiferente, que ampara a los hijos de puta. La pesadilla es eterna, y en las imágenes aparece #Lola, a quien le entumecieron las alas, antes de que pudiera aprender a volar. Morí también con #Andrea, que, con el derecho de las putas, volvió a enamorarse, y dejó su cuerpo en algún cerro de las sierras. Las llamo para encenderlas, las nombro para que no terminen de irse. Pero la memoria es un bicho que nos pica a pocos. Los hipócritas prefieren quedarse ahí, justificando lo injustificable, caminando con los pasos mudos, esquivando la mirada de los que cuestionan. Por eso voy. Para extender el #NuncaMás con el que se nos llena la boca y se nos calma la vida. Porque estoy cansada de alimentar la crónica roja con mi sangre pisoteada, que muere y vuelve a morir. Porque me harté del escupitajo ajeno; del dedo que señala; del tipo que -por tipo- es incapaz de respetar a la madre, a la abuela, a la hermana, a la esposa, a la hija, que les grita y los ensordece, pero no registran. Me harté del puño cerrado que siento en mi cara cuando me muero con ellas. Porque cada vez que una se va, el útero se me esconde y se me hace chiquito en algún lugar de las entrañas. E imagino que yo los parí y me avergüenza que hayan crecido dentro mío, que soy mujer, que soy todas. #NiUnaMenos. #HaceteValer

¿Quiénes serán las escritores influyentes de los próximos años? ¿Qué peso tendrán las redes sociales en la formación y difusión de escritores? ¿Qué dirección tomará la literatura como ser que coexiste entre millares de letras circulando en la red?

Estas preguntas podrían ser claves para dar seguimiento a los movimientos literarios del futuro y comprender lo que ocurra mañana. Creo que el rol de las redes sociales cada vez será mayor, de por sí ya es crucial para cualquier escritor tener alguna cuenta en la que pueda estar en contacto con su audiencia y con el mundo que vive conectado.

Las artes crean o siguen tendencias creadas por personas en otras áreas de la vida y la creación. Aquello que sobrevive al paso del tiempo depende de su valor artístico y, sobre todo, la carga emocional que le otorgan las personas. Uno salva de la hoguera aquello que representa un hito en tu vida, con lo que tienes una unión emocional profunda, o aquello que te ayudó a solventar momentos complicados. No rescatas aquella obra oscura que derrocha habilidad técnica y que nunca te dijo nada, con la que no lograste conectar y que tal vez ni siquiera pudiste terminar de leer o ignoraste en la galería.

Los críticos, el medio y las modas dictan las líneas a seguir y yo creo que dentro de esas voces no se puede ignorar a las que nacen de las redes sociales. El peso y el valor de nuestras voces, traducidas a palabras y otros medios visuales a través de clicks y teclados, depende de aquello que hagamos con ellas. Podemos ahogarnos en los sentimientos, despotricar contra el firmamento, hundirnos en el convencionalismo, nadar contra las corrientes, unirse a grupos, formar grupos, acordar, enfrentar o callar. Lo importante, lo valioso, es la convicción, el deseo y la pasión que le imprimas a lo que decidas hacer.

Seremos criticados, mancilladas, difamados y celebrados. Todo es lo mismo, tanto la palmada en la espalda como el escupitajo en el rostro; claro que unos son más agradables que otros, pero sin tu pasión y convicción no hubieras hecho algo que mereciera la atención de ser celebrado, criticado o insultado. Lo importante de la reacción a tu obra es lo que hagas con ella. Si aprendes de cada una de las reacciones a tus acciones, trascenderás y serás una de esas nuevas voces, de los nuevos artistas, de los nombres que signifiquen algo para una generación. (Ojo, el que lo seas o no, no cambia el valor que tienes como persona, eso es algo con lo que naces que nadie puede tocar ni quitarte.)

¿Quiénes serán las nuevas voces en este mundo digital? Quiero pensar que no dependemos de los vloggers para asumir esos espacios. Cada quien tiene su nicho y su valor. En el mundo que vive de la palabra escrita hacen falta esas voces que llenen los vacíos que los grandes nos empiezan a heredar. Te invito a que te preguntes ¿tienes lo necesario? No para llenar el lugar de un Fuentes o un Márquez. ¿Tienes lo necesario para crear un nuevo peldaño?

¿Quiénes son las nuevas figuras? ¿De dónde saldrán? ¿Qué lugar ocuparán en la historia literaria?

Estoy seguro de que algunos saldrán de aquí de Tumblr. Espero leerlos pronto.

—  Reflexiones, Christian Guerrero.