escondrijo

[La temporada de caza de jabalíes ha comenzando y con ello Frodi se  ve forzado a retirarse por obra de su instinto de supervivencia. Hasta que el peligro aminoré no sacará el hocico fuera de su escondrijo. Con esto doy lugar a un breve ‘hiatus’, en tanto la musa noble vuelve a respirar debajo de tanto papeleo]. 

Imagina

Me adentro en el frondoso valle curioseando con mis flechas y arco a mi espalda. Angus, mi amigo inseparable, me ayuda a cabalgar por tales bosques. Conozco todos sus secretos y escondrijos y podría recorrérmelo con los ojos cerrados. Es lo que tiene estar desde bien pequeñita en contacto con la magia que desprende este lugar. Los pájaros saludan a mi paso todos y cada uno de los días que los visito y hacen sonar una melodía pegadiza que me llena de energía para seguir con una de mis pasiones.  Parezco una más y nadie diría que soy la princesa Mérida, sucesora del reino.

Imagíname cabalgando con Angus, sorteando troncos colocados con cuidado tras la nueva hornada de vientos del este y yo con mi arco disparando flechas en dianas que me vieron crecer. Imagíname con mi melena roja ondeando al movimiento aleatorio del viento, creando cada día una nueva ruta por la que divertirme y exigirme más. Más rápido, más complejo, más entretenido… Respirando libertad, parando el segundero del reloj imparable que todo trastoca, limpiando impurezas de los ojos que lo ven todo. Imagíname tejiendo trozos lejanos de un pasado que fue y de un presente que es. La unión entre lo natural y lo artificial, lo mágico y lo terrenal, la mirada de la experiencia y la visión virgen que nada y a la vez todo conoce. Sigue imaginando. Imagina los fuegos que iluminan la verdad intrínseca de nosotros mismos, los caminos fatuos por los que tu corazón se estremece, las bestias que por destinos nada agraciados podemos llegar a ser y los lazos que se construyen en nuestras vidas y rompemos sin darnos cuenta.

Imagina…

Quiero

Quiero caminar libremente,
Por caminos de suelo verde. 

Quiero andar por escondrijos,
Sin buscar un lugar fijo. 


Quiero ver el horizonte,
Con bosques inanimados en mi mente. 

Quiero disfrutar del viento de Oriente,
Que despierte cada mañana para olerte. 


Quiero sentir ese fresco que se siente,
Cuando el día es mas claro que el siguiente. 

Quiero hacer lo que un día quise y pensé,
Pero que por absurdo no realice y no plasme. 


Quiero descubrir más allá de lo que se cree,
Donde hay más, más que anhelar. 

Quiero aprender del día siguiente,
Recordando que el anterior fue algo incipiente. 


Quiero querer seguir, y quererte,
Para que cuando te quiera; pueda realmente tenerte. 

Quiero soñar ese día que en algún momento,
no valore y que hoy deseo recorrer. 


Quiero ser ese alguien libre
que puede volver, ir y correr.
Y saber que ya no quiero,
Ser quien algún día olvido que hacer.


Quiero continuar con el pasado,
en la meta del presente,
que me ha de llevar al futuro,
al lugar de mi muerte. 


Quiero ser quien no soy.
Para poder ser quien debo ser.

Quiero… Salir volando para siempre.
Y no volver atrás. No volver a la realidad. 


Quiero otra vida que no sea la mía.
Para poder terminar con esta agonía. 

Y quiero finalmente, solo entregarme en cuerpo y mente.
Olvidar y dejar atrás este mundo material, que se acaba eternamente.

johnvagabundo