escalene

Tal vez no seas el amor de mi vida,
Ni el hombre de mis sueños,
Ni la persona con la que quiero compartir mis días.
Tal vez yo no soy para ti,
Y quizá el destino nos tiene preparado otra sorpresa que en algún tiempo llegará,
Puede ser que no estemos juntos el siguiente mes,
O tal vez mañana.
Pero hoy sí,
Ahora es nuestro momento.
En la escuela o en la familia nunca nos enseñan cómo amar hasta la locura,
Con dar todo lo que uno trae dentro sin esperar respuesta,
Con ser esa montaña que escalen para ver el más bello atardecer tomado de la mano.
Quiero ser la palabra hoy,
Y nunca ser la palabra tarde,
Que vivamos cada instante con la intensidad del primer amor.
Qué quizá nunca nos casemos,
Ni tengamos hijos,
O ni siquiera vivamos juntos en algún departamento pequeño donde nos sobre amor y nos falte espacio.
Tal vez ni siquiera somos nuestras almas gemelas.
Pero cómo ardes dentro,
Traes sequía a mis ojos,
E iluminas cada espacio de mi cuerpo.
Quizás nunca me veas logrando mis sueños,
Ni yo te vea convirtiéndote en el gran hombre que siempre has sido,
Pero somos nuestros.
Ahora.
Y te prometo que cada sonrisa que se asome de mi boca, tú serás el motivo.
Tú serás el ideal.
Tú serás mi hogar.
Tú serás mi amor.
Por lo menos, hasta hoy.
—  Paulina Mora