es solo

Me gusta tomar café solo, y leer solo.
Me gusta viajar en el autobús solo, y caminar a casa solo.
Me gusta comer solo, y escuchar música solo.
Eso me da tiempo para pensar, para despejar mi mente.

Pero cuando veo a una mamá con su niño, o a un chico con su novia, o a un amigo riéndose junto a su mejor amigo, me doy cuenta que aunque me gusta estar solo, no me gustaría ser solitario. Sólo necesito a alguien que prefiera quedarse en lugar de alejarse.

Tal vez antes no la conocías, tal vez nunca te imaginaste que era así.

La viste por primera y tan solo pensaste “es linda” “su cuerpo no está tan mal” puede que entonces no te interesara más que unas horas divertidas a su lado, puede que no te imaginaras con ella en los momentos difíciles.

Tal vez pasó mucho tiempo antes de conocer esa parte de ella que no muestra a la primera, que no descubres al momento, que solo en pequeños trocitos libera.

Puede que en aquel entonces solo hayas deseado besarla para pasar el rato, y tal vez ahora, te gustaría pasar algo más que un rato con ella.

No la conocías, no, no sabías que tiene ese corazón bonito, y que siempre lucha por ver feliz a los demás. No sabías de su lado poeta y ese lado dramático.

No la conociste por coincidencia, déjame decirte, todos en algún momento estamos destinados a conocer personas que nos marquen, para bien.

Tal vez desees verla, ella desea verte, quiere verte pero no solo para divertirse, ella sabe que lo serio contigo no va, no del todo. No para ella, no juntos. Y a pesar de ser realista, tiene un lado soñador increíble.

Conócela, de verdad, tiene un corazón lastimado pero luminoso.

Está loca sí, pero te envuelve en su locura, terminarás por enamorarte de su risa y de cada cosa que no pensarías que haría.

Puede que cuando la conocieras no importara más allá de ese día, puede que pensaras que después de aquello la olvidarías.

Pero siento decirte, que esa chica, no es tan fácil de olvidar, pregúntale a viejos amores, ella deja algo difícil de borrar, una semillita de esperanza y felicidad que no puedes botar.

Te atrapa, te hechiza, no es tan fácil de borrar.

Su carisma te persigue, su mirada se quedará en tus recuerdos para siempre, sus ojos expresivos difícilmente olvidarás.


La sinfonía del alma.