eres raro

Yo te quiero. Con tu lado bueno, malo, feo, bonito, raro, aburrido, cariñoso, hiriente, superficial, filosófico, inteligente, torpe, amable, gruñón, cursi, indiferente, triste o alegre. Besaría cada una de tus facetas, las tomaría de la mano para ir a caminar.

Me acabo de enterar que me gustas.
Sí, me gustas.
Es raro puesto que soy una persona muy alejada a lo sentimental, pero me gustas. Y esto puede durar días, horas, meses o años, ahí la cosa estaría jodida.

Cada vez que hablamos es como si fueras mi droga para la felicidad, no me río con nadie tanto como lo hago contigo y no confió en nadie tanto como en ti lo hago, quizás es mi imaginación pero creo que te pasa lo mismo, aunque lo negamos. 

Soy un poco tímida, lo siento, por eso no me atrevo a decirtelo y sé que tú también lo eres, ya que aún no me invitas a salir…
¿O será que no te gusto ni te interesa salir conmigo? - mierda, ahí van de nuevo mis dudas e inseguridades-

Probablemente te has dado cuenta, eres atractivo, aunque la cámara sí te odia, a pesar de ello es tu forma de pensar y actuar  lo mas bello en ti, y es eso lo que más me gusta. 

Quizás no haya mayor atractivo en mi, lo sé, pero creo que tú te fijas en algo más que la belleza física y eso es un consuelo.

En mi no encontraras las tallas 90-60-90 ya que es probable que tenga unos centímetros de más.

Y pueda ser que que al final me encuentres linda por mi forma de pensar y que te gusta como soy en todos los aspectos ¡Puede ser! como puede que detestes mi personalidad, te aburra y solo… te alejes- vaya si que mi inseguridad me esta dominando-

Aveces me preocupo por ti, extraño, porque nadie me importa más que mi familia, así que supongo que eres importante, por otro lado siento que te molesta que te diga que vayas a dormir en vez de amanecerte, pero es que todo el día trabajas y estudias como para que solo descanses 4hr o 5hr a lo mucho, y ya sé que no soy la más indicada para decirte que duermas temprano, siendo la reyna de los insomnios, pero me preocupo o será que solo lo digo por decir, no lo sé.

Eres molestoso y cruel. Lo cual no me afecta en nada, yo también soy molestosa y pervertida ¿Te habrás dado cuenta? así que me divierte mucho y aquí entre nos, ¿Quién no ha sido cruel alguna vez? 

Asimilando todo lo raro que eres, arrogante, flojo y sentimental, me gustas.
Extrañamente porque el amor no va conmigo o al menos sigue de vacaciones.

—  Brenda Ramírez. 
  • -¿Aún la extrañas?
  • -¿A quién? ¿Al amor de mi vida? No, ni un poquito.
  • -Qué raro eres. ¿Cómo puede ser el amor de tu vida alguien a quién ni siquiera extrañas?
  • -¿Sabes qué pasa cuando las frutas maduran, no?
  • -¿Se separan del árbol?
  • -Así es. Mi amor ahora es como una fruta madura. Y me he separado de mi árbol. Y madurar implica saber dejar ir, incluso cuando se trata del amor de tu vida. Por eso no la extraño. Al fin y al cabo, si la vida quiere, nos volverá a juntar. Y si nunca sucede, recordaré algo: ella me hizo conocer el amor, y más que eso, me hizo madurarlo, aprender que amar, no significa poseer.
Estoy acostumbrado a oír que soy una persona rara o extraña, desde que tengo conciencia recuerdo a la gente decirme eso. Hoy en día cuando me lo dicen pienso en afrentas, recuerdo la última vez que me lo dijeron o al menos la última vez memorable fue aquella tarde en la que ella me dijo “qué raro eres” y yo lo sentí una cuchillada, doblé mi tarjeta mientras ella me lo decía frente a la boletería del cine, pensé en insultarla pero aguante, la lleve al parque de la vuelta y la terminé, doce horas después su hermana me escribió para preguntarme si estaba conmigo, la cuchillada termino de matar este corazón que alguna vez se dedicó a bombear sangre y no bilis. Ella me mintió, me engañó, de las peores formas, cada vez que alguien​ me repite ese adjetivo siento odio, lo que alguna vez fue orgullo, pues era alguien orgulloso de ser diferente del resto, se convierte en odio, en un odio infinito. Te odio y te odiaré por siempre.

Que raro eres tiempo

Ansiamos todo el tiempo que pase el tiempo, que termine este período hecho de años, meses y días. ¿Qué sería de nosotros sin ti tiempo? Olvidando lo que son las horas, los minutos, los segundos.

Que raro eres tiempo, siempre impuntual, ¿Qué sería de ti tiempo, sin todos esos días, esos años? Tan indiferente, tan frío como siempre. Sin esas horas ¿que serias? Serias un momento, un destello, esa gota que cae y revienta al caer en ese piso frío y gris.