enigmas y misterios

Aquí puedes ver la prueba de una visita de seres extraterrestres en la tierra. 

Este cráneo (Niño de las Estrellas) se encontró en la década de 1930 en México y se prepara desde los años 1999 los científicos más dolores de cabeza como la aceptación de los hechos expuestos, el edificio laboriosamente construido intelectual llevar la historia de la humanidad se vendría abajo.

Científicos brasileños anunciaron el descubrimiento de un río subterráneo de unos 6.000 kilómetros de extensión, que corre por debajo del Amazonas a una profundidad de unos 4.000 metros. El hallazgo supone algo grandioso, ya que se trataría del río subterráneo más grande del mundo y ha estado escondido hasta ahora. Pero quizás no se trata exactamente de un río. Su existencia como tal ha sido cuestionada por algunos investigadores. Según recoge la BBC, consideran que la misteriosa corriente no puede considerarse un río en el sentido convencional, ya que el agua se mueve a través de rocas porosas a una velocidad de centímetros por año y, además, es muy salada.

El descubrimiento fue posible gracias a investigaciones hechas en 241 pozos que la empresa petrolera Petrobras perforó en la región amazónica entre los años 1970 y 1980 en busca de hidrocarburos. Un estudio realizado por el departamento de Geofísica del Observatorio Nacional Brasileño señalaba que esas aguas subterráneas corren a unos 4.000 metros de profundidad en un curso similar al del Amazonas y tienen un caudal calculado en cerca de 3.000 metros cúbicos por segundo.

Este caudal representa apenas el 3 por ciento del que se calcula para el río Amazonas, que tiene sus nacientes en la selva peruana, desemboca en el océano Atlántico en el extremo norte de Brasil y es considerado el río más largo del mundo, con una extensión de unos 6.800 kilómetros.

Los investigadores decidieron bautizar el supuesto río subterráneo como Hamza, en homenaje al científico de origen indio Valiya Mannathal Hamza, que estudia la región desde hace más de cuatro décadas. Sin embago, no todos los científicos están de acuerdo con que lo encontrado sea un río. El geólogo Olivar Lima, de la Universidad Federal de Bahía, cree que hablar de un río es una equivocación, ya que la velocidad del agua es demasiado baja, de 10 a 100 metros por año, según ha revelado al diario Estado de São Paulo. Algunos científicos estiman que la velocidad del movimiento es incluso más lento que en los glaciares.

Craneos Enigmaticos..

EN LA VENTA UNA ZONA PANTANOSA DE MEXICO, HACE DECADAS APARECIERON CIENTOS DE CABEZAS DE PIEDRA GIGANTESCAS PERFECTAMENTE TERMINADAS DE VARIAS TONELADAS DE PESO CADA REALIZADAS HACE MILES DE ANOS ,PERO EN ESA ZONA NO HAY NI NUNCA HA HABIDO CANTERAS,NI CARRETERAS ,NI HIERRO, NI ACERO,NI CIVILIZACION ALGUNA ,NI ESCRITO ALGUNO, NI MENOS PLANO ALGUNO QUE MUESTRE CUANDO, COMO Y PORQUE SE REALIZARON ESOS CIENTOS DE CABEZAS, GIGANTESCAS, DENOMINADAS POR “LOS ARQUEOLOGOS ” CABEZAS DE LA CULTURA OLMECA “ !! DE DONDE SE SACAN ESO LOS ARQUEOLOGOS ??.
EN SU DIA ACLARARE´ QUIENES COMO Y PORQUE REALIZARON ESAS CABEZAS DE PIEDRA GIGANTESCAS

DE IGUAL MANERA, HAN APARECIDO HACE DECADAS EN DIFERENTES LUGARES DE SURAMERICA CRANEOS DE CRISTAL Y CUARZO PERFECTAMENTE PULIDAS A LA MAXIMA PERFECCION ,EN REGIONES DONDE LOS INDIOS PRIMITIVOS HACE MILES DE ANOS NO DISPONIAN NI DE HIERRO, NI ACERO, NI PUNTAS DE DIAMANTE, NI TAN SIQUIERA PAPEL ,NI RUEDAS ,CABEZAS DE CRISTAL MUY ENIGMATICAS ,QUE HOY CON LAS TECNICAS DE PULIMIENTOS MAS MODERNAS SERIAN OBRAS PRACTICAMENTE IMPOSIBLES DE REALIZAR.

El descubrimiento en aguas australianas de un yate de 12 metros vacío, con comida intacta en la mesa y al menos un ordenador portátil encendido, es un caso digno de CSI, pero no sólo eso. Parece una réplica contemporánea de uno de los grandes misterios de la navegación, el del Mary Celeste, un bergantín que fue encontrado vacío a 500 millas al oeste de España el 4 de diciembre de 1872. Como en el Kaz II, el Mary Celeste fue encontrado intacto y tampoco había en él ni rastro de la tripulación, aunque 130 años después, existe una explicación plausible al misterio de la que hablo más abajo. Pero el protagonista hoy es el yate de lujo hallado abandonado en la Gran Barrera de Coral con las velas izadas y el motor en punto muerto.

El Kaz II partió el domingo del puerto australiano de Airlie Beach con rumbo a Perth, en un viaje que le iba a llevar entre seis y ocho semanas. Viajaban en él tres jubilados de Yunderup, cerca de Perth, aficionados a la pesca: Derek Batten, de 56 años y sus vecinos James y Peter Tunstead, de 63 y 69.Una aeronave de los guardacostas avistó el barco a la deriva el miércoles e intentó, infructuosamente, contactar por radio con la tripulación. Ayer, un miembro de los equipos de rescate se descolgó al mar desde un helicóptero y abordó la embarcación.

“Subieron a bordo y dijeron que el motor estaba en marcha, la computadora funcionando, un ordenador portátil encendido, la radio y el GPS también, y la comida servida en la mesa, pero no había ni rastro de la tripulación”, explicaba ayer a la agencia AP el portavoz de la Oficina de Emergencias del Estado de Queensland, Jon Hall. Tres chalecos salvavidas, un bote neumático y el radiofaro seguían en la nave, pero no había botes salvavidas inflables (los investigadores creen que los desaparecidos pudieron hacerse a la mar sin ellos). La vela de proa estaba rasgada, posiblemente a consecuencia del tiempo que el barco había permanecido a la deriva, y no había ningún otro desperfecto, lo que sumado, al buen tiempo reinante, tiene intrigada a la Policía.

La familia de James Justin confía en que los tres hombres se hayan montado en un bote y abandonado el catamarán temporalmente sin anclarlo bien. “Es la esperanza que tenemos, que se olvidarán de anclarlo y se fuera a la deriva. Los tres idiotas”, ha dicho Keryn Grey, su hija, a un canal de televisión. Barry Haldan, que tiene un negocio de alquiler de embarcaciones en Shute Harbour, es bastante más pesimista. Cree que uno de los hombres pudo caer al agua, los otros se lanzaron a rescatarle y luego no pudieron volver a subir al barco, que quedó a la deriva, con sus ocupantes indefensos en unas aguas repletas de tiburones. Mientras, la Policía examina el GPS para ver cuáles fueron los movimientos del catamarán y nueve aviones, dos helicópteros y cuatro barcos buscan a los jubilados en un área de 1.300 kilómetros cuadrados.