encomienda

Cuenta la historia que hace mucho tiempo existió un rey y una reina que tenían tres hijas. La menor, Psique, de tan deslumbrante belleza que era adorada por los humanos como una reencarnación de la diosa Afrodita. La diosa, celosa de la belleza de la mortal Psique, pues los hombres estaban abandonando sus altares para adorar en su lugar a una simple mujer, ordenó a su hijo Eros que intercediera para hacer que la joven se enamorase del hombre más horrendo y vil que pudiera existir. Por su parte, la belleza no había traído a Psique felicidad alguna. Los hombres la idolatraban de mil maneras, pero ninguno osaba acercársele ni pedir su mano. Los preocupados padres consultaron al Oráculo de Apolo para determinar qué le depararía el destino a su hija. Lejos de encontrar consuelo, el Oráculo predijo que Psique se casaría en la cumbre de la montaña con un monstruo de otro mundo. Psique aceptó amargamente su destino, y obedeciendo al Oráculo, sus padres la llevaron hasta la cima de la montaña seguidos por una larga procesión, donde la abandonaron en llanto para enfrentar a una muerte segura. Así la encontró el Céfiro (viento del Oeste), quien la elevó por sobre las montañas hasta depositarla en un valle colmado de flores. Al despertar, Psique se internó en el bosque cercano siguiendo el sonido del agua. Lo que encontró fue un hermoso palacio, de indescriptible lujo y belleza, y voces sin cuerpo susurrando que el palacio le pertenecía y que todos estaban allí para servirla. Esa noche, mientras yacía en la oscuridad de su nueva alcoba, un desconocido la visitó para hacerla su esposa. Su voz era suave y amable, pero él no se dejaba ver a la luz del día, lo cual despertaba la curiosidad de Psique que deseaba conocer su rostro. Con el paso del tiempo Psique comenzó a sentir desasosiego, y sufría por sentirse sola. Extrañaba a sus hermanas, a quienes no veía desde hace tiempo y esto le causaba tristeza. Imploró entonces a su esposo que le permitiera recibir la visita de sus hermanas, pero éste le advirtió que ellas tratarían de incitar su curiosidad y la alentarían a intentar develar la identidad de su marido. Él le advertía una y otra vez que no se dejara persuadir por sus hipócritas hermanas, ya que el día en que ella viera su cara no lo volvería a ver y sería el día en que acabaría su felicidad. Finalmente, Eros cedió ante las intensas y apasionadas súplicas de Psique y pidió al viento Céfiro que acercara a las hermanas al palacio. Éstas, ante la visión de tanto lujo y belleza, ardieron de celos y envidia ante la buena fortuna que había tocado a su hermana. Secretamente, cada una de ellas comenzó a desmerecer lo que a ellas mismas les había tocado en suerte, sus ancianos maridos, sus mezquinas riquezas. Se fueron del palacio planeando cómo castigar a su hermana y en su retorno, la convencieron de que su marido era una enorme y monstruosa serpiente que esperaba al acecho para devorarla. Le sugirieron un detallado plan de acción, que se basaba en esperar que el sueño venciera a su marido para luego acercarse a él con una lámpara y un puñal y cortar su cabeza de serpiente. Esa misma noche, Psique esperó a que su marido se durmiera junto a ella y encendió su lámpara para observarlo. A quien vio fue al más hermoso de los dioses, el mismísimo Eros. El cuchillo cayó de sus manos y mientras observaba extasiada esa imagen gloriosa, una gota de aceite proveniente de la lámpara cayó en el hombro de Eros. Éste despertó y librándose del abrazo y los lamentos de Psique, expresó su decepción por la traición de Psique a su amor. Le contó que él mismo desobedeció las órdenes de su propia madre al enamorarse de ella, pero que ya todo estaba arruinado. Y así desplegó sus alas y se fue. Psique comienza entonces una búsqueda desesperada por encontrar a Eros que culmina en su llegada al templo de Afrodita. Ésta, llena de ira y deseos de venganza, rasga las vestiduras de Psique y le encomienda tareas imposibles como clasificar miríadas de semillas distintas. Psique recibe ayuda de distintos dioses y fuerzas de la naturaleza que hacen posible que complete estos desafíos. Afrodita entonces inventa un nuevo castigo para Psique: ella debería internarse en mundo subterráneo en busca de Perséfone, reina de los infiernos, para rogarle que le diera un poco de su belleza dentro de un cofre. Sorteando varias dificultades, Psique cumple con la tarea y comienza su viaje de vuelta hacia la luz. En el camino, cae presa nuevamente de la curiosidad. Atraída por el deseo de agradarle más a su amado adornándose de belleza divina, abre el cofre e inmediatamente cae en un sueño mórbido. Mientras tanto Eros, recién recuperado de su herida, sale en búsqueda de su amada esposa para despertarla de su sueño. Luego se dirige a visitar a Zeus para rogar al Dios que tuviera compasión de Psique y la hiciera inmortal para que pudiera vivir con él en los cielos. Zeus se compadeció de Eros y apaciguó a Afrodita diciéndole que éste sería un casamiento digno de su hijo. Así es que ordenó el casamiento de Eros y Psique, que duraría para siempre. Según Apuleyo, la hija nacida de ambos llevaría el nombre “Hedoné”, que significa Placer.
“Yo me rompí sola, no fueron tus manos, no fue tu boca. La verdad no rompe, la verdad libera, tú no me rompiste, porque aunque soy de barro, tengo alas y yo decidí caer sin aletear siquiera, me estampé fuerte contra el pavimento de tu egoísmo. Tú no rompiste mi corazón, yo rompí las expectativas de un amor ideal. Tú no me rompiste así que me voy a reparar sola. Nadie lamerá mis heridas, nadie tiene la obligación de sanar lo que yo misma me causé. Empezaré despacio, cosiendo mis alas y reconstruyendo la capacidad de asombro. Es una encomienda egoísta tratar que alguien más arregle mis despojos. No cierro la puerta, no me niego oportunidades, si por la noche alguien más quiere besar mis dedos al notar que han enrojecido por la aguja e hilo con que remiendo mi alma, no pecaré de orgullosa y lo permitiré, pues los abrazos son necesarios cuando uno se encuentra medio roto y desubicado. Yo me arreglare sola, porque me amo.” — Habla mi ego, Mercedes Reyes Arteaga

“Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.”

- Isaías 6:8

Dios nos ha encomendado la gran misión de predicar el evangelio de Cristo a toda criatura, en nuestro diario vivir, en nuestras escuelas, universidades, nuestros trabajos, nuestra comunidad, a las naciones. Todos somos misioneros encomendados a establecer el Reino de Dios en todo momento, somos cartas abiertas para los que nos observan, somos la luz del mundo y la sal de la tierra. Estamos viviendo para llevar a cabo tan grande encomienda? Dios es nuestro guia y nuestra fortaleza, no siempre tenemos que ir lejos para ser misioneros, sino que en nuestro entorno debemos de siempre recordar para que hemos sido llamados. Que la luz de Cristo resplandezca en nosotros para que las almas de aquellos que nos rodean puedan ver la belleza de Jesús en nosotros. Amen.

historical women 19/?: Isabel Moctezuma, 1509-1550

Doña Isabel Moctezuma (born Tecuichpoch Ixcaxochitzin) was a daughter of the Aztec ruler Moctezuma II. She was the consort of the Aztec emperors Cuitláhuac and Cuauhtémoc and as such the last Aztec empress. After the Spanish conquest, Doña Isabel was recognized as Moctezuma’s legitimate heir, and became one of the Mexican Indians granted an encomienda… Doña Isabel was married to three Aztec emperors and three Spaniards and widowed five times. She had a daughter out of wedlock, Leonor Cortés Moctezuma, with conquistador Hernán Cortés. Her sons founded a line of Spanish nobility. The title of Duke of Moctezuma de Tultengo still exists.

Por que me amo ..“Yo me rompí sola, no fueron tus manos, no fue tu boca. La verdad no rompe, la verdad libera, tú no me rompiste, porque aunque soy de barro, tengo alas y yo decidí caer sin aletear siquiera, me estampé fuerte contra el pavimento de tu egoísmo. Tú no rompiste mi corazón, yo rompí las expectativas de un amor ideal. Tú no me rompiste así que me voy a reparar sola. Nadie lamerá mis heridas, nadie tiene la obligación de sanar lo que yo misma me causé. Empezaré despacio, cosiendo mis alas y reconstruyendo la capacidad de asombro. Es una encomienda egoísta tratar que alguien más arregle mis despojos. No cierro la puerta, no me niego oportunidades, si por la noche alguien más quiere besar mis dedos al notar que han enrojecido por la aguja e hilo con que remiendo mi alma, no pecaré de orgullosa y lo permitiré, pues los abrazos son necesarios cuando uno se encuentra medio roto y desubicado. Yo me arreglare sola, porque me amo.” Habla mi ego, Mercedes Reyes Arteaga

The next time some liberal brings up slave-owning and genocide as a “product of their time,” tell ‘em about Bartlolomé de las Casas.

Bartolomé de las Casas was a man who came to the Americas, saw how the native people were treated, and spoke out against it. IN 1500.

Initially, he thought that African slaves would make for better, more humane labor, but as he grew older he realized his mistake and worked to dismantle the slave trade and DID successfully dismantle the encomienda system after becoming part of the clergy to tell European colonizers that slavery is against God’s will.

Was the guy perfect? Hell no. He believed that the natives deserved to be converted to Catholicism, and that the goal should be to peacefully coexist with the natives under European rule instead of, yknow, not taking their land. But it goes to show that being a product of their time doesn’t mean anything. People have opposed racism, genocide, and slavery in the Americas since its beginning.

Notas sobre Pecadores AU (Undertale AU)

(Todo esto es un mero trabajo de ficción que hago para entretenerme. Por favor, no se lo tomen en serio.)

La división de los papeles entonces queda así:

UT!Sans: Pereza.



UF!Sans: Gula.

UF!Papyrus: Ira.

US!Papyrus: Avaricia.

US!Sans: Envidia.

SF!Sans: Orgullo.

SF!Papyrus: Lujuria.

UT!Papyrus: Ángel guardián.

US!Gaster: El jinete blanco del Apocalipsis. Apodado Antis al representar al anticristo.

UF!Gaster: El jinete rojo. Apodado General al representar la guerra.

SF!Gaster: El jinete negro. Apodado Mio por un mal chiste entre sus hermanos que querían darle por apodo un desorden alimenticio. De poco se salvó que no lo llamaran Ano (por anorexia). Representa al hambre.

UT!Gaster: El jinete amarillo. Apodado Muerte porque, bueno, representa a la muerte por epidemias. No es la muerte-muerte.

La historia general

Keep reading

Super Resumen SimiosCraft Saga Completa

Originalmente esto iba a ser un resumen super charcha para mi hermano pero como vi que y4om1ng pidió uno decidí arreglarlo un poco y publicarlo en Tumblr. A más de alguno le puede ayudar para entender un poco mejor la historia (si es que mi mala redacción les permite entender xD) Es más que nada la cronología del Universo Minecraftiano del Jaime. Es largo, no sé cómo me di la paja de escribirlo, pero bienvenido sea todo aquel que lo quiera leer :3

EDIT 2 (y final u.u ) : Por fin listo! Historia completa. Si alguno leyó antes del Edit se dará cuenta que eliminé algunas partes por que en su momento pensé que sería importante para la trama, pero no fue así. Solo lo más importante :3

Nunca esta demás decirlo, este el como yo entendí la historia por lo que la apreciación puede ser diferente a como lo entendió alguien más. Si hay algo malo o algo que no se entienda porfa avísenme!

Sin más que decir GO!

Keep reading

Exactamente todo lo que pasa, Dios lo hace para tener una relación contigo. A través de las dificultades y todo lo demás Dios quiere glorificarse a través de eso que te está pasando y que entiendas que lo único que puede mejorar y cambiar rotundamente tu vida es únicamente Él.!

TODO Lo que pasa es parte del plan de Dios. Confía en él y él hará.

••«Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.»••
‭‭Salmos‬ ‭37:5‬ ‭❤️

¿Quien dijo que los conejos traen buena suerte?

Era su día libre, no tenía que ir a la universidad ni pasar por Marukawa. Era su oportunidad ideal pues realmente tenía que avanzar en su tesis. No podía simplemente seguir procastinando, aunque en cierta forma comenzaba a comprender a Usagi por escapar de sus fechas límite siempre, pero no iba a imitarlo así que pensó en encerrarse con su computadora y los libros que necesitaba para comenzar de una vez por todas con lo que tenía que hacer.

Se suponía que su novio debía estar también trabajando en su siguiente novela, aunque recién comenzaba y no tenía tanta presión, por lo que no debería tener interrupciones como él intentando hacer un viaje repentino o que se desmayara en la mitad del salón. Suponía que no estaría mal dejarlo solo por unas horas. Además, el ciclo de Japun estaba en su fase inicial así que era muy poco probable que lo llamaran para hacer alguna encomienda de último minuto.

Todo parecía estar a su favor, o eso creyó por un par de horas.

Pregunta, f.  Interrogación que se hace para que alguien responda. loc. verb. encoger la voz.

¿Quién sería Miguel Hernández en la época actual? ¿a dónde le hubiese guiado su instinto? ¿sería su arte el mismo si su alma no se hubiese corrompido?

¿Qué es el alma? ¿quizá una llamada del instinto? ¿de dónde nace una religión sino de la llamada del abismo? ¿quién propone la llamada de Dios? ¿quién es Dios? ¿por qué nunca le he conocido? ¿es Dios un supuesto referido, un grito de auxilio o alguien que comprendió el todo y se evaporó para esconderse en todos los sitios? si Dios reside en nunca y siempre ¿a quién se encomienda el ateo? ¿de dónde emana el sentirse vacío? ¿en qué consiste sentirse vacío? ¿de qué deberíamos estar compuestos sino de una materia condenada a lo extinto? ¿de sentimientos? ¿de inteligencia? ¿y en qué se basan uno y otro? (sentimos que somos carne - mas nosotros inventamos el concepto, materia contada, medida de humano)

¿Qué es un concepto? ¿cuándo lo proponemos y por qué lo proponemos como base de nuestro supuesto conocimiento? ¿no sería contradictorio el hecho de que todo lo que conozcamos esté definido por nosotros mismos? ¿quiénes somos? ¿nos interrogamos a nosotros mismos por autoconvencimiento o es la búsqueda de todos la que nos inquieta? (¿o es el hecho de que nadie busca lo que nos hace encontrar la calma?) ¿es la búsqueda de un todo lo que nos inquieta? ¿nos sentimos vacíos? ¿existimos como concepto de individuo o de conjunto? ¿tenemos sentido como individuo? ¿tenemos sentido como conjunto? (somos animales…) ¿de donde emana el raciocinio? ¿es una invención nuestra, también? ¿tiene validez la lógica si el raciocinio es una invención nuestra? ¿es la lógica la única manera de sentirse fuera del hábito animal? (somos animales, pero con autoconvencimiento de cuerpo, mas no es posible que nos hayamos inventado nosotros mismos; sí que nos convencimos de nuestra existencia).

¿Quién nos enseñó el ego como concepto? ¿de dónde lo aprendimos? ¿por qué pensamos que el ego es pensar en uno mismo si todos somos el mismo individuo, ya que nos envuelve la mente el halo de un mismo laberinto? ¿qué representa la mente más allá de su concepto? ¿es simplemente un método de aislamiento para evitar la idea de la muerte? ¿somos una aliteración de la consecución de la muerte? ¿tenemos sentido en un infinito? ¿qué somos en el infinito? ¿qué representa el sentido? ¿son sólo sensaciones como el vacío? ¿cuánto concierne un vacío? ¿es el vacío simplemente una sensación? (somos entes en perpetuo nacimiento) ¿somos una cuna en constante movimiento? (uno nace, acaba como empieza, aprendiendo, aunque a desaprender por inercia de encontrar silencio entre nuestra naturaleza… ¿es el silencio el vacío literal? ¿es posible el silencio?) ¿por qué morimos? más allá de un sentido heterogéneo y biológico… ¿es la muerte el único silencio posible? ¿es el silencio lo más próximo a poder esbozar un alma? ¿es el alma un recuerdo? ¿es el alma informe? ¿quizá es el recuerdo del instinto del porqué de estar vivos? ¿por qué entonces se evapora un recuerdo? ¿por qué nos evaporamos en recuerdos? ¿por qué siquiera recordamos? ¿cuál es el fin de un recuerdo? (más allá de situar el pasado) ¿qué es un recuerdo sino una interpretación propia del tiempo y el espacio?

¿Dónde se define el tiempo? ¿cuál es su base y dónde están sus estamentos? ¿dónde se asientan sus cimientos? ¿es una línea recta que nos empuja en una sola proyección y en un solo sentido del trayecto o somos ciegos palpando una pared por miedo a concebir todo su espectro? ¿son uno el tiempo y el espacio a pesar de que nosotros nos empeñamos en separarlos? ¿dónde estamos? ¿qué representa un espacio? ¿superponemos la realidad del tiempo y el espacio con las suposiciones que nosotros mismos interpretamos? ¿qué es lo que interpretamos, la realidad? ¿de dónde nace el concepto de realidad? ¿qué es real y qué no es real? ¿es real el silencio? ¿es irreal el vacío? real es la muerte… ¿es real la muerte? ¿es real la vida? ¿estamos verdaderamente vivos? (…) ¿de dónde nace un concepto? ¿cuándo surge el pensamiento? ¿dónde yace el raciocinio? ¿cuándo termina lo animal y empieza el ego? ¿de dónde nace la vida? ¿cuándo termina el vacío?

¿quién sería Miguel Hernández en la época actual? ¿sería su arte el mismo si su alma no se hubiese corrompido?

¿quién habitará mi cuerpo mañana?

la cuna,

el niño,

la incógnita,

la nada.

Me dueles México

“Más allá de publicar imágenes agradables a la vista o frases con las que puedas sentir conexión, me gustaría aprovechar este espacio para contarles a todas esas personas que, por diversos motivos pueden o no estar enteradas de la situación en mi país, México; el día 1 de enero se dió un aumento en el precio de los hidrocarburos… Famoso “gasolinazo” sin ir acompañado de un aumento al salario lo que nos deja una inflación… Las personas que quieren un cambio y ser escuchadas salen a las calles a protestar pacíficamente, mientras que el gobierno encomienda a grupos de choque a mezclarse entre los manifestantes para crear caos y así militarizar al país con el pretexto de sembrar la “paz” nada nuevo, nada que no se haya escuchado en estos jodidos sistemas que tenemos de gobierno.
¿Qué cambia ahora?
En mi comunidad… Las personas no salen a manifestar sus intereses, ni a defender sus derechos, salen y crean vandalismo, asaltan a cual vean caminando, suben al transporte a quitar pertenencias, saquean tiendas y salen con aparatos eléctricos, se oyen balazos, nos forzamos a encerrarnos en nuestras casas… Sé que no es una situación única en el mundo… Sólo quería aclarar: Mexicanos, no le están dando en la madre al gobierno, ¿a ellos en que les afectaría que quiten un celular, una vida? Le dan en la madre a la población, me dueles México”

“Yo me rompí sola, no fueron tus manos, no fue tu boca. La verdad no rompe, la verdad libera, tú no me rompiste, porque aunque soy de barro, tengo alas y yo decidí caer sin aletear siquiera, me estampé fuerte contra el pavimento de tu egoísmo. Tú no rompiste mi corazón, yo rompí las expectativas de un amor ideal. Tú no me rompiste así que me voy a reparar sola.
Nadie lamerá mis heridas, nadie tiene la obligación de sanar lo que yo misma me causé. Empezaré despacio, cosiendo mis alas y reconstruyendo la capacidad de asombro. Es una encomienda egoísta tratar que alguien más arregle mis despojos. No cierro la puerta, no me niego oportunidades, si por la noche alguien más quiere besar mis dedos al notar que han enrojecido por la aguja e hilo con que remiendo mi alma, no pecaré de orgullosa y lo permitiré, pues los abrazos son necesarios cuando uno se encuentra medio roto y desubicado. Yo me arreglare sola, porque me amo.”
— Habla mi ego, Mercedes Reyes Arteaga
Arte: Irina Karkabi
LA GRAN MENTIRA DE LA ESCLAVITUD Y EL GENOCIDIO ESPAÑOL EN AMERICA

De todas las mentiras que he escuchado a lo largo de mi vida sobre asuntos históricos, quizá entre las que más me molestan estén las relativas al papel ejercido por España en América. Las que conforman la “Leyenda Negra” que acusa a España de genocida y esclavizadora de los pueblos americanos durante la Conquista. Y me molestan porque son acusaciones falsas e infundadas, que a base de ser repetidas e introducidas con calzador en el ideario popular, hemos acabado por creérnoslas hasta los propios españoles.

Todo proceso histórico conquistador o colonizador conlleva el uso de la violencia y de las armas. Si bien el Imperio Romano invadió y conquistó España desde el siglo III A.C., arrasando y aniquilando a nuestros antepasados celtíberos, lusitanos, astures o cántabros, a nadie con un mínimo de inteligencia se le ocurriría hoy decir que Roma es la culpable de “la aniquilación de España” y del “sometimiento injusto” de nuestro pueblo. Más bien, los españoles mantendremos una deuda eterna con Roma por habernos dejado un legado inigualable tras su paso, latinizándonos y regalándonos su influencia y su organización. Algo parecido, o quizá de superior magnitud, sucedió en lo que respecta a la transmisión de riqueza a América tras nuestra llegada. La diferencia, sin embargo, es que el Imperio Romano no tuvo la mala suerte de contar con un enemigo anglosajón que volcara sobre él durante siglos infinitas mentiras y leyendas destinadas a diezmar su legitimidad y grandeza incontestables.

También los propios Tlaxcaltecas ayudaron a Hernán Cortés a derrotar a sus enemigos deTenochtitlán (los Aztecas de Moctezuma), y los Aztecas, a su vez, combatieron junto a los españoles en posteriores colonizaciones…La historia, como vemos, es al final una sucesión de conquistas, y si bien se cometieron algunos casos aislados de maltrato durante los periodos de introducción y de Conquista (inevitables teniendo en cuenta las gentes, las circunstancias y la época) España no ejerció sobre los nativos americanos ningún tipo de genocidio ni esclavitud generalizado. Muy al contrario, podemos decir (y avalarlo con documentación y hechos contrastados de la historia), que España fue el único país de Europa que siempre protegió en su Conquista a los nativos de todos nuestros territorios de Ultramar, garantizándoles una vida digna y unos derechos integrales.

Pocos años después de nuestra llegada a tierras americanas, y en virtud de nuestra condición de Reino católico (clave en nuestra posterior relación con los indígenas), y del impulso de nuestros frailes Franciscanos y Jesuitas, fuimos los propios españoles quienes dictamos multitud de normas, leyes y decretos oficiales que protegían a los indígenas de cualquier abuso. Y fue la propia Reina Isabel la Católica quien determinó tras el primer viaje de Colón, que los indios nativos no debían ser considerados esclavos, ni siquiera gentes colonizadas, sino súbditos de pleno derecho de la Corona Española, como habitantes de las nuevas provincias recién descubiertas.

Y nos tomamos tan en serio los españoles la aplicación de justicia sobre los indígenas delNuevo Mundo, que la Monarquía Hispánica inmediatamente acometió las reformas necesarias para regular su trato de forma oficial. De esta manera, nada más dos décadas después de iniciarse el Descubrimiento (el 27 de diciembre de 1512), España abolió la esclavitud indígena mediante las “Leyes de Burgos”, en las cuales se emitieron las ordenanzas necesarias “para el gobierno con mayor justicia de los naturales, indios o indígenas” y se estableció que el Rey de España tenía derecho a “justos títulos” de dominio del Nuevo Mundo, pero sin derecho a explotar al indio, que era hombre libre y podía tener propiedades, pero que como súbdito debía trabajar a favor de la Corona sin mediar la esclavitud, retribuido y con libertades garantizadas, a través de los españoles allí asentados. España anteponía la evangelización de los nativos a cualquier otra materia, nativos a quienes consideraba hermanos cristianos, dejando a un lado las excepciones salvajes que efectivamente se pudieran dar y de las que de ninguna manera fue culpable España como unidad.

Pero las “Leyes de Burgos” no fueron unas leyes aisladas en lo referente al trato a los indígenas, y treinta años más tarde (1542), España emitía las “Leyes Nuevas” ( o Leyes y ordenanzas nuevamente hechas por Su Majestad para la gobernación de las Indias y buen tratamiento y conservación de los indios), en las que entre otras cosas se regulaba aún más en detalle el trato a los nativos, proclamando de nuevo su libertad y suprimiendo igualmente las encomiendas. Eran normas emitidas por los propios españoles y que restaban derechos a los pobladores españoles en beneficio de los indígenas, algo inédito en aquel momento y digno de asombrosa admiración…En esas “Leyes Nuevas”, el Emperador Carlos I mandó constituir una comisión que determinara la limitación de los derechos de los españoles en sus encomiendas y el sistema y forma en que se llevaban a cabo las Conquistas (no podían violarse los derechos indígenas en ese proceso). En dichas leyes, también se regulaban los tributos que los indígenas debían aportar al Estado, como súbditos del Rey que eran y no como esclavos.

En resumen, en lo relativo al trato a los indígenas, las “Leyes Nuevas” aportaban lo siguiente:

- Sobre la esclavitud:

* Cuidar la conservación y gobierno y buen trato de los indios

* Que no hubiera causa ni motivo alguno para hacer esclavos, ni por guerra, ni por rebeldía, ni por rescate, ni de otra manera alguna.

* Que los esclavos existentes fueran puestos en libertad, si no se mostraba el pleno derecho jurídico a mantenerlos en ese estado.

* Que se acabara la mala costumbre de hacer que los indios sirvieran de cargadores (tamemes), sin su propia voluntad y con la debida retribución.

* Que no fueran llevados a regiones remotas con el pretexto de la pesca de perlas.

* Se dictó orden a la armada española para la persecución y castigo de las naves esclavistas inglesas, holandesas y portuguesas que infectaban el caribe con destino a las colonias anglosajonas y a Brasil.

- Sobre las encomiendas:

* Que los oficiales reales, del virrey para abajo, no tuvieran derecho a la encomienda de indios, lo mismo que las órdenes religiosas, hospitales, obras comunales o cofradías.

* Que el repartimiento dado a los primeros Conquistadores cesara totalmente a la muerte de ellos y los indios fueran puestos bajo la real Corona, sin que nadie pudiera heredar su tenencia y dominio.

Y es que, como decía el historiador e hispanista estadounidense Lewis Hanke, uno de los mayores expertos sobre Hispanoamérica: “Ninguna nación europea se responsabilizó de su deber cristiano hacia los pueblos nativos tan seriamente como lo hizo España”. Y no solo cuidamos más que ningún otro país nuestra relación con aquellos nuevos compatriotas, sino que el nacimiento del Imperio Español en América supuso, de facto, en inicio de uno de los periodos más prósperos de la historia universal. Un periodo en el cual la ciudad de México llegó a convertirse en la urbe más grande y rica del planeta, o en el que cuando llegaron las independencias, España había creado un legado que convertía a Hispanoamérica en la región más próspera del planeta, con un nivel de vida y una economía incluso superiores a las de la Europa de entonces y con unas ciudades (como Lima, Santa Fe de Bogotá o México), mucho más importantes que Londres, París o la Roma de aquel momento…Y fuimos quizá tan respetuosos y precavidos, que podemos afirmar que los problemas reales de las independencias americanas no fueron causados por España, sino por los trágicos y mal llamados “libertadores”, que en nombre de una falsa igualdad arrebataron a los indios sus derechos y sus tierras comunales, amparadas por las leyes y los derechos que los españoles habíamos decretado siglos antes.

Nuestra labor en América no tuvo absolutamente nada que ver con genocidios o esclavitudes, y sin embargo sí mucho que ver con el florecimiento en América de una nueva cultura que venía a cambiar para mejor la que nos encontramos al llegar. Descubrimos sociedades tecnológica y humanamente 3000 años atrasadas, generalmente inconexas entre ellas, que en su práctica totalidad practicaban el canibalismo y los sacrificios humanos, y a las cuales situamos a la cabeza del mundo en pocos siglos.

Y es España la responsable de haber trasladado a América el urbanismo, el derecho, las economías estructuradas, la agricultura, las universidades, las catedrales, las técnicas arquitectónicas, la influencia del Renacimiento, la imprenta, la rueda, la escritura, la música o la fe, entre otras infinitas cosas.

Fundamos 23 universidades en América que daban educación a casi 200.000 alumnos de todas las clases sociales y razas (Portugal no fundó ninguna en Brasil durante su periodo colonial, mientras que la Inglaterra colonial de entonces, por ejemplo, hasta ese momento se había preocupado más bien poco por educar a sus indígenas), y a través de la península, hacíamos llegar a América todas las corrientes intelectuales y las artes que la grandiosa España de entonces absorbía.

¿Qué se cometieron atrocidades e injusticias? Sin duda, sí. ¿Qué hubo quienes utilizaron su poder personal para esclavizar a veces a los indígenas? También. Pero el 95% de las muertes acaecidas por aquel tiempo en América no son producto de las armas españolas, sino de los virus y enfermedades (como la gripe, la viruela, la escarlatina o el sarampión), que inevitablemente se transmitieron de España a América y de América a España entre dos mundos que hasta ese momento habían estado permanentemente aislados entre sí.

Por todo ello, creo que es deber de toda la comunidad Hispanoamericana conocer estos hechos, para no dejarnos seguir engañando por la leyenda negra creada por el mundo anglosajón y por quienes encabezaron las distintas independencias e hicieron creer a algunos que la bellísima historia común que tenemos no fue sino una vulgar y cruel escabechina. Con un poco de rigor histórico y cultura, descubrimos que lejos de ser aquello que esos dicen, la historia de España en América es uno de los periodos más hermosos y prósperos de la historia universal, porque España no fue a América para irse sino para quedarse, para construir y para fusionarse. Y fruto de ese aporte y de esa fusión son sus ciudades y sus gentes de hoy, que son el mejor ejemplo vivo de aquella gesta sin igual que hermanó para siempre a una comunidad de naciones que hoy engloba a 450 millones de personas.

FUENTE: “Guía políticamente incorrecta de la civilización occidental”, adaptación española basada en: The Politically Incorrect Guide to Western Civilization. Anthony Esolen y José Javier Esparza Torres. Ciudadela Libros, S. L. Madrid (2009). ISBN: 978-84-96836-56-3

Autor: Luis Yanguas Gómez

Yo me rompí sola, no fueron tus manos, no fue tu boca. La verdad no rompe, la verdad libera, tú no me rompiste, porque aunque soy de barro, tengo alas y yo decidí caer sin aletear siquiera, me estampé fuerte contra el pavimento de tu egoísmo. Tú no rompiste mi corazón, yo rompí las expectativas de un amor ideal. Tú no me rompiste así que me voy a reparar sola.
Nadie lamerá mis heridas, nadie tiene la obligación de sanar lo que yo misma me causé. Empezaré despacio, cosiendo mis alas y reconstruyendo la capacidad de asombro. Es una encomienda egoísta tratar que alguien más arregle mis despojos. No cierro la puerta, no me niego oportunidades, si por la noche alguien más quiere besar mis dedos al notar que han enrojecido por la aguja e hilo con que remiendo mi alma, no pecaré de orgullosa y lo permitiré, pues los abrazos son necesarios cuando uno se encuentra medio roto y desubicado. Yo me arreglare sola, porque me amo…..
— 

Mercedes Reyes Arteaga