encender

Debido a que Dios es Santo, su ira se enciende contra el pecado. Debido a que Dios es justo, sus juicios descienden contra los que contra Él se rebelan. Debido a que Dios es fiel, se cumplen las solemnes amenazas de Su Palabra. Debido a que Dios es omnipotente, ninguno puede resistirse a Él con éxito, y menos aún destruir su propósito. Debido a que Dios es omnisciente, no hay problema que escape a su conocimiento ni dificultad que confunda Su sabiduría.
—  A. W. Pink