Buenas noches mi amor.

Quiero agradecerte por este día tan hermoso, gracias por tú compañia, por cocinar juntos, por alegrar mis días grises y por irradiar vida con tú hermosa sonrisa.

Duerme bien, descansa.
No olvides que siempre estaré a tu lado sin importar las adversidades,
porque eres lo que más amo en este mundo.

Siento que eres la persona perfecta.
para mi eres perfecto con todos tus defectos y pecados.

Me encantaría poder dormir abrazada a ti, pero ya que no puedo, al menos me alegra enviarte mis sentimientos a través de este mensaje.

Mañana te espera un nuevo día.
Espero tengas un día colmado de grandezas, porque eso es lo único que tú te mereces.

Eres esa linda personita que ha traído luz a mi vida.🙊

Tienes el don de hacerme sonreír y más.

Gracias por amarme y por permitirte amarte como te amo.

Te amo hasta el fin.

Dulces sueños mi amor. ♡

“Escoge a la persona que te mire como si fueras una nebulosa en explosión, porque a pesar del desastre que eres, para ella, sólo para ella, eres increíble.”

- Alejandra Rodríguez.

Te quiero para volvernos locos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa por las calles, eso si, tomados de la mano, mejor dicho… del corazón.
—  Mario benedetti.

Que difícil es soltar amores ¿no lo creen?
pero hablo de amores de verdad, no tu agarre de una noche ni la chica de la barra, me refiero a los amor por los que te preocupaste en formar edificaciones, construirlo, los que te tomo tiempo hacer que funcionen, los que sabes que no tuvieron que acabar, pero obviamente terminaron, y se fue o te fuiste, no sé, pero hablo de esos amores, de los que sabías que tu lugar era a su lado y el suyo contigo.

¿Qué hacemos con esos recuerdos, con ese amor que nos quedo y era de ellos, con los besos y abrazos que no se entregaron y peor aún con los “te quiero” atorados en la garganta o el “Quédate” que nunca salió de tu corazón?

Yo al menos no sé que hacer, me estoy ahogando en un océano de emociones, ventisca de recuerdos con pronóstico a inundación de soledad, tanto que no me consuela la compañía de nadie, no se puede llenar un vacío como ese con cualquiera; y he tenido mejores mascotas que los que hoy me dicen “amor” y definitivamente me siento vacía… es de esas sensaciones de ahogo, de querer salir corriendo de tu casa, incluso de golpear paredes con un llanto seco y mudo, así.

Y últimamente me he preguntado si quizás por un momento, has pensado igual que yo… que deberías volver o dejarme ir hacia ti, que podría ser, que no se debe olvidar, que aún se puede intentar una ultima vez.

Y me consuela dormir, verte en mis sueños, ver que estas cerca a mi y no a kilómetros, que siento el roce de tu piel y tú mis labios, que me abrazas y aunque se escapan unas lágrimas, estamos felices, completos.
Hasta que llega el amanecer y el deseo de jamás despertar, pero pasa.
Y se va
Pero el deseo de tenerla, no.

Y así vives, con el sabor amargo de “que hubiera pasado si…” y te acostumbras, pasan días, meses, años y un día te levantas y ha pasado una vida, lejos, fingiendo amar, con alguien al costado y aunque sabes que no es ella, la respetas.
Pero sigues vacío.
Y así,
respiras.
Y así,
Dices amar.

—  Brenda Ramírez.