Seguirás siendo mi estrella favorita, así hayas decidido iluminar otros cielos, otras noches y otras vidas
Que irónico es odiar el hecho de quererte.
—  Recovecos de mi alma