en venda

Hay días en los que me es imposible no pensar en el mundo tan superficial en el que vivimos, las personas despiertan, pensando en que deben ir hacer sus obligaciones, muchas veces obligaciones que ni siquiera queremos hacer, que no nos gustan, pero porque no no detenemos un momento y pensamos; si esto no me gusta, ¿qué hago acá?. Las noticias de nuestros países nos tienen excluidos de todo lo que pasa en el con una cortina de humo, donde nos muestran cosas que ni siquiera son de nuestro intereses, donde nos muestran las problemáticas de otros países, que son graves si, pero que las del nuestro está peor. Y aún así a nadie le interesa porque las personas solo pensamos en cosas superficiales como "¿qué comeré hoy?", "¿qué haré hoy?", "¿a qué fiesta iré hoy?". Entonces todo el mundo va así con una venda en los ojos, mientras que los gobiernos, se quieren tomar el poder de todo y nosotros lo único en lo que podemos pensar son en estupideces que al final no nos sirven de nada; pero que ahí de si toda una nación se uniera y quisiera quitar esas barreras que nos pone el estado, si hiciéramos algo por este mundo tan egoísta en el que vivimos, pero que digo mundo si todos somos egoístas porque solo pensamos en el bien para nuestras vidas y nunca nos detenemos a pensar en sobre lo que pasa más allá de nuestras vidas. Tantas cosas para hacer, para pensar, para enriquecernos, no en dinero, pero si en nuestras mentes, para no quedarnos ignorantes pensando en cosas superficiales cuando hay cosas más importantes que si les diéramos más atención, viviríamos en un lugar aunque sea un poco más diferente a éste.
Existe cierta desgracia en no amarse completamente. Pero hay una mucho mayor en no aceptar nuestros defectos y culparnos de no ser como deseamos. Cuando allá afuera hay millones de seres que aceptan lo que son sin esperar absolutamente nada.
—  La venda en los ojos, Joseph Kapone
Mi mala suerte con ships

Empiezo a creer que Shippear no es lo mio, empece con Larry en 2013 y era increíble me sentía la única sin venda en un mundo de ciegos. El colegio se puso más difícil y la presión de entrar a la universidad me alejaba de todo, incluyendo larry. Llegó 2016 y todo se fue a la mierda y todos lo sabemos. Louis tuvo un hijo, la banda tomo un ‘descanso’ que suena a separación y cada uno tomo su rumbo. Del 2013 al 2016 pasaron muchos Ships por mi lado; Zeuspan el cual termino demasiado pronto para mi, Rubelangel que estaba más que muerto y Wigetta.

Wigetta era un punto diferente, de nuevo sentía lo que era unir ‘pruebas’ y seguir algo en serio. Pero wigetta no es algo que consuma poco tiempo y ademas mi época de gameplays parecía terminada. Entonces llego Apocalipsis Minecraft 5 y creo que todas lo sentimos como un ultimo aliento antes de rendirnos, la serie era increíble, entretenida como ninguna y con momentos wigetta todo el tiempo, ni siquiera los típicos rumores de novias importaban. 

Llego el 2017 y con el mi rendición personal ante wigetta, creo que todo este año ha sido un rompimiento total de la fantasía, los episodios de AM5 ya no eran tan especiales y wigetta extremo 2 solo fue una mayor muestra de la lejanía y llego al punto que quería ya no es el hecho de si es real o no, es el hecho de que ya ni los siento como amigos. Se que viven juntos y siempre comparten pero no lo entiendo, mi mente no logra encajar las piezas, Willy pasa mucho tiempo con Frank, también con su ‘novia’ pero y samu? esta bien el chiste de que no sale de la cueva y yo mas de una vez lo he utilizado pero lo del cumpleaños de Samu fue el final, no quiero sonar dramática con lo de que willy no lo haya felicitado públicamente.

Yo personalmente prefiero felicitar en persona de ser posible o en conversaciones privadas, pero también recuerdo que vivo lejos de mi mejor amiga y daría lo que fuera por no perderme su cumple y no lo entiendo. no entiendo a Willy y mi mente ya no quiere esforzarse más intentándolo. así que dejo el fandom después de 3 años increíbles y un 2016 inimaginable.

Adiós Ships, adiós vida,

Hay momentos de la vida en que crees que no tiene sentido seguir vivo. Momentos en los que cualquier problema te hacen hundirte en la más profunda tristeza. Escuchamos cada día como nos dicen lo bonita que es la vida pero... por favor, comprendan que tenemos una venda en los ojos que nos impide percibir eso tan bonito que dicen que existe.

- Las ocurrencias de Diego

Los signos en el amor...
  • ARIES:
  • Ardientes, se enamoran a través de los flechazos, es el signo del amor a primera vista, de las declaraciones románticas, de las locuras amorosas. Para ARIES el amor se mantendrá mientras dure la pasión, su entusiasmo es encantador, es sincero en sus fogosas demostraciones y cuando declara sus sentimientos lo hace de corazón. A pesar de esto tiene un toque de ingenuidad y la capacidad para sonrojarse, lo que hace que aflore al niño que lleva dentro. En cuanto a sus decisiones, sigue los impulsos de su corazón sin pararse a pensar en los resultados, por este motivo no es raro que muchos ARIES se casen con personas que acaban de conocer o quieran tener hijos rápidamente, su amor suele tener un toque narcisista, es su sello personal.
  • TAURO:
  • Goza de buena reputación en cuestiones del amor, la belleza y la buena mesa, no en vano es un signo regido por Venus, muy sexual con estilo discreto y sencillo, logra captar la atención de las personas que le interesan, es persistente y tiene mucha paciencia para conseguir a quien quiere con paso lento pero seguro, no es atrevido por lo general, de hecho duda mucho antes de entregarse a alguien por temor a que la persona escogida no le corresponda cariñosa y apasionadamente, vive el amor a un nivel muy físico, es sensible a las apariencias, una imagen atractiva, a una cadera singular, a un cuerpo hermoso, a un buen estatus social es algo que valorará mucho a la hora de escoger pareja, celoso y posesivo, es hogareño y fiel garantizando así la estabilidad en sus afectos, lo que busca en el amor por encima de todo es seguridad tanto afectiva como material, pero nunca te atrevas a traicionarlo/a, pues una vez que pierdes su confianza ¡Nunca la obtendrás de nuevo!
  • GÉMINIS:
  • Este signo está regido por Mercurio, el planeta de la comunicación hacen a sus nativos unos coquetos expertos a los que les gusta rodearse de una corte de admiradores, su conversación ingeniosa, su simpatía, su inteligencia y sentido de la oportunidad hacen que GÉMINIS sólo deban chasquear los dedos para conseguir lo que quieran pero, ¿que es lo que sienten?, el amor y las relaciones estables le producen terror, por lo que prefiere tener varias aventuras a la vez a fin de no comprometerse, ven el amor como una diversión más huyendo de sentimentalismos y pasiones arrebatadas, además la fidelidad no encaja en su ideal de felicidad, busca un compañero/a de juegos, alguien inteligente y divertido con quien nunca se aburra y que sea capaz de encender todas las personalidades que GÉMINIS adopta a lo largo del día y de su vida, una tarea agotadora para mentes poco entrenadas, sólo así podrá enamorarse y probar fortuna en el complicado mundo de la pareja, si hay algo que GÉMINIS debe aprender para conservar a la persona que quiere es a ser sincero y preocuparse un poco más por las motivaciones y problemas de la misma.
  • CÁNCER:
  • Emocional y frágil, no concibe vivir en soledad, las muestras de afecto son su alimento anímico, es difícil que se sienta realizado hasta que no tenga a su lado al compañero ideal, la femenina mujer CÁNCER tiende a atraer a los hombres gracias a su dulzura y su desarrollado instinto maternal, el hombre CÁNCER busca un reflejo de su madre, con su carácter amoroso y adaptable despierta la ternura de las mujeres, es un signo hogareño y familiar, muy apegado a sus recuerdos y seres queridos, pone mucho empeño en construir una relación, aun a costa de ponerse una venda en los ojos e ignorar los defectos de su pareja, sufre mucho con los desengaños pero eso no le desanima a buscar otra nueva pareja pues no pierde la fe en el amor, nunca olvida a sus antiguos amores que siempre guardan un lugar especial en sus corazones, esta nostalgia crónica en ocasiones puede entorpecer el funcionamiento de sus relaciones posteriores. Posee una imaginación muy desarrollada pero también una mente fotográfica ¡Nunca olvidará un rechazo!
  • LEO:
  • El ardiente LEO no se conforma con encontrar pareja, lo que busca es el gran amor de su vida, por tal motivo desde fuera le verán como una persona frívola, que va tomando y dejando una persona tras otra, LEO suele ser llamativo por cualidades físicas o personales, no se le debe culpar de su éxito apasionado, la emoción del romance le hace sentir vivo dándole el impulso necesario para cualquiera de sus iniciativas, cuando se enamora se trasforma dejando las infidelidades a un lado y mostrando la faceta más generosa, un LEO enamorado luchará por la persona que quiere, a la que sorprenderá con regalos y detalles románticos, todo le parecerá poco para demostrar sus sentimientos, necesitará admirar y respetar a su pareja de la cual esperará el mismo trato, si el objeto de su amor le decepciona no durará en dejarlo aunque le cuesta mucho superar los desengaños cuando apuesta por alguien lo hace poniendo tanta energía y entusiasmo que se queda vacío si fracasa, aunque no lo parezca es muy estable en el amor si da con la persona apropiada y no vacila en correr riesgos para conseguir que este a su lado.
  • VIRGO:
  • No soporta la sola idea de que le rompan el corazón y pone un sin fin de trabas hasta involucrarse en una relación, ocultándose siempre tras la imagen de personas fría o reservada donde esconde su temor a que le hagan daño, cuando alguien le atrae, sus nervios se alteran, mostrándose tímido/a e inseguro/a, es frecuente que se quede sin palabras frente a la persona que ama, los sentimientos intensos le bloquean porque no puede dominarlos por su estructurada mente, expresa sus instintos de forma desordenada, este torpe manojo de nervios es el retrato vivo de un VIRGO enamorado, es especialista en poner a prueba a sus potenciales parejas, para asegurarse de su amor, cuanto más interesado está, más difíciles les serán las pruebas a pasar, una vez superadas se entregará con reservas destapando sus delicados sentimientos, prefiere que la persona elegida comparta su mismo trabajo o protección porque es para él o ella un vinculo importante, sus relaciones son duraderas, no soporta perder a las personas en las que confía, será capaz de aguantar mucho, incluso de sacrificarse en exceso por su pareja, no tomará la iniciativa de romper una relación como tampoco lo hará para iniciarla, dedicado a su pareja y cariñoso en la intimidad, la menor traición hace estragos en él, que perdona pero nunca olvida.
  • LIBRA:
  • Con su visión idealizada del amor, asocia la armonía, la felicidad y el equilibrio con el encuentro ideal, desea tener una relación perfecta, hermosa y sin peleas pero este idealismo acaba chocando con la realidad, LIBRA aborrece las discusiones y es capaz de ceder a la primera con tal de evitarla, atrae al amor por su carácter agradable, y aunque en su destino la pareja estable tiene un papel decisivo, le cuesta tanto tomar decisiones que tal vez por eso prefiera ser conquistado adoptando un rol pasivo, le es muy difícil romper con una relación que no le satisface y provocará que sea el otro quien lo haga, no descarta la infidelidad en determinadas épocas de su vida, pero lo hace sin mala intención, quiere cerciorarse de dar con el amor verdadero, y para ello tienen que ir descartando opciones, gustoso de probar todas las flores, se meterá en problemas cuando se encuentre con varios/as amantes y no quiera decepcionar a ninguno/a, pero lo tomará como una situación divertida, el amor siempre le brinda los mejores momentos.
  • ESCORPIÓN:
  • Que no se habrá dicho del enigmático ESCORPIÓN, le han colgado la etiqueta de retorcido y en el mejor de los casos de maquina sexual y muchas veces sin razón porque no hay nadie más entregado, leal y justo que un ESCORPION enamorado, posee algo especial que le hace atractivo, tal vez su mirada insinuante y penetrante con la cual inmoviliza a su presa, su capacidad sexual es sólo la punta del iceberg comparada con el amor que es capaz de sentir y de dar, es cierto que tiene unos instintos muy fuertes porque concentra gran parte de su intensa energía en el pecho pudiendo llegar a convertirse en un trasgresor amante, llama a cada cosa por su nombre sin dar falsas esperanzas a quien no quiere, muy frío con quien no le motiva, cuando ama lo hace con una intensidad poco común, sin medias tintas, sus sentimientos son apasionados, profundos y casi mágicos, exigente en el amor, buscará un compañero íntegro en quien pueda confiar, si su pareja le miente significará el fin de la relación, pues ESCORPION además de astuto, es vengativo y celoso, tiene un sexto sentido que le hará descubrir el engaño en cuyo caso se desatará su furia helada, sólo quien es capaz de penetrar en él, descubrirá un tesoro reservado a pocos, su exquisita sensibilidad mística.
  • SAGITARIO:
  • Para este signo aventurero e independiente, el amor ocupa en su vida el lugar que se merece, pero sin que ello suponga renunciar a los demás, enamoradizo/a y veleta, puede perder la cabeza por alguien y al poco estar tan enamorado/a o más de otras personas diferentes, encarna al clásico rompecorazones, alegre, enérgico y con mucho gancho, su falta de disponibilidad y las pocas ganas de renunciar a su parcela personal le hacen aun más deseable, puede tener varias relaciones a la vez y aunque en la juventud es un signo muy alocado con la madurez entra en una etapa conservadora, si encuentra a alguien tolerante inteligente y con filosofía afín se decide a sentar cabeza, en este caso se revela como un excepcional padre o madre de familia al uso, gustoso/a de conservar las formas y las tradiciones, necesitará compartir con su pareja sus inquietudes personales y espirituales estableciendo una relación de camaradería, mientras mantiene una relación seria la tentación de llevar una doble vida le visitará periódicamente, la faceta díscola de su juventud seguirá coleándole, haciéndole desear tener siempre algún amante, aunque sólo sea para divertirse.
  • CAPRICORNIO:
  • Pintando su raya y marcando las distancias adoptando una fachada de frialdad nadie diría que debajo de un CAPRICORNIO se esconde un ser tierno y susceptible capaz de sentir una intensa pasión ambiciosa, serio y exigente, CAPRICORNIO levanta un muro entre el ó ella y los demás por lo que no suele encontrarse entre los signos más conquistadores, lo que no quita que las mate callando, su temperamento seco y reservado intimida pero quien insiste en derribar esa máscara llegará a la sensibilidad de CAPRICORNIO, sutil y auténtico, poco frívolo, desea tener a alguien con quien estar a las duras y a las maduras, en la felicidad y en la tristeza, en una relación amorosa se implica hasta el fondo tomándoselo con madurez y responsabilidad, no se hecha atrás cuando se decide por alguien ya que le cuesta mucho enamorarse, pero cuando lo hace es para siempre, fiel y constante, no defraudará a su pareja pues no será capaz de arriesgar su relación ni siquiera en los momentos de mayor crisis afectiva, muy apasionado/a y afectuoso/a, reserva para la intimidad esta faceta, su acusado sentido del ridículo le hace evitar muestras de amor en publico, pues su imagen personal ante el mundo debe ser perfecta.
  • ACUARIO:
  • ACUARIO no le quita merito al amor, pero no es imprescindible para él o ella, que se las apaña muy bien solo/a, prefiere las relaciones de amistad a las de amor que son a su parecer más complicadas, especial y original, espera encontrar su alma afín con ideas complementarias a las suyas, poco convencionales, no creen el matrimonio pues piensa que los vínculos entre dos personas son mucho más que eso, tiene una concepción altruista y fraternal de las relaciones, sin libertad difícilmente puede ser el mismo, cuando se enamora se llena de inspiración disfrazado con la emoción de las primeras citas en las que cada uno va descubriendo la personalidad del otro, pero en cuanto toma visos de relación su primer impulso es huir, defensor a ultranza de sus amistades y su independencia, si ve peligrar esto pondrá tierra por medio, sin que la otra persona pueda hacer nada, necesita una relación liberal sin ataduras ni celos en la que el otro respete su espacio, será importante que compartan una buena causa de aficiones comunes, y que sean los mejores amigos, apoyándose en su confianza mutua, si encuentra a su compañero ideal le será fiel y mantendrá con el un código de honor inquebrantable. Aunque la experiencia astrológica dicta que quién tenga el Sol en este signo difícilmente mantendrá la fidelidad.
  • PISCIS:
  • Romántico dulce y sensible hasta la locura, cuantas veces se habrá preguntado donde estará su media naranja y cuantas veces se habrá equivocado de persona, PISCIS siempre está dispuesto a correr detrás de un sueño, es tan emocional que encontrar el amor de su vida se convierte casi en una obsesión, una meta a conseguir cuanto antes, es escurridizo como un pez y su aire misterioso resulta seductor, despierta ternura y protección en todo aquel que le conoce lo cual no evita que le partan el corazón repetidamente, es tan fantasioso/a que suele caer en espejismos a la hora de enamorarse, idealiza a la otra persona pudiendo abusar de ellos por su buena fe e inseguridad, carece de fuerza para romper relaciones de dependencia o de amor no correspondido, el amor platónico es su especialidad, pero los problemas aparecen al implicarse en una relación real, cuando se enamora sólo tiene ojos para su amor dejando de lado sus obligaciones cotidianas, pasada esa fase, normalmente le sobrevienen las decepciones ya que es imposible que el otro colme todas sus expectativas, tras los desengaños atraviesa profundas depresiones de las que sale cuando vuelve a enamorarse, este proceso se repite hasta dar con alguien sensible y comprensivo que lo proteja y comparta sus anhelos.

“El amor nunca debe ser ciego, jamás deberemos lanzarnos a una relación con el corazón abierto, una venda en los ojos y con la autoestima en el bolsillo de la otra persona. Es necesario construir un amor consciente, maduro y responsable. Quien te quiere con integridad y respeto, buscará hacerte feliz en cada momento.”

anonymous asked:

El sol usa vendas en sus ojos? Y si el sol le dio sus ojos a la luna pero no funciono y de todos modo se quedo ciega? Así a lo tipo yun su xD

Ddssewjdjaj que rebuscadoooo~~ jskskskkwksjs

Los signos en el amor
  • ARIES: Ardientes, se enamoran a través de los flechazos, es el signo del amor a primera vista, de las declaraciones románticas, de las locuras amorosas. Para ARIES el amor se mantendrá mientras dure la pasión, su entusiasmo es encantador, es sincero en sus fogosas demostraciones y cuando declara sus sentimientos lo hace de corazón. A pesar de esto tiene un toque de ingenuidad y la capacidad para sonrojarse, lo que hace que aflore al niño que lleva dentro. En cuanto a sus decisiones, sigue los impulsos de su corazón sin pararse a pensar en los resultados, por este motivo no es raro que muchos ARIES se casen con personas que acaban de conocer o quieran tener hijos rápidamente, su amor suele tener un toque narcisista, es su sello personal.


  • TAURO: Goza de buena reputación en cuestiones del amor, la belleza y la buena mesa, no en vano es un signo regido por Venus, muy sexual con estilo discreto y sencillo, logra captar la atención de las personas que le interesan, es persistente y tiene mucha paciencia para conseguir a quien quiere con paso lento pero seguro, no es atrevido por lo general, de hecho duda mucho antes de entregarse a alguien por temor a que la persona escogida no le corresponda cariñosa y apasionadamente, vive el amor a un nivel muy físico, es sensible a las apariencias, una imagen atractiva, a una cadera singular, a un cuerpo hermoso, a un buen estatus social es algo que valorará mucho a la hora de escoger pareja, celoso y posesivo, es hogareño y fiel garantizando así la estabilidad en sus afectos, lo que busca en el amor por encima de todo es seguridad tanto afectiva como material, pero nunca te atrevas a traicionarlo/a, pues una vez que pierdes su confianza ¡Nunca la obtendrás de nuevo!


  • GÉMINIS: Este signo está regido por Mercurio, el planeta de la comunicación hacen a sus nativos unos coquetos expertos a los que les gusta rodearse de una corte de admiradores, su conversación ingeniosa, su simpatía, su inteligencia y sentido de la oportunidad hacen que GÉMINIS sólo deban chasquear los dedos para conseguir lo que quieran pero, ¿que es lo que sienten?, el amor y las relaciones estables le producen terror, por lo que prefiere tener varias aventuras a la vez a fin de no comprometerse, ven el amor como una diversión más huyendo de sentimentalismos y pasiones arrebatadas, además la fidelidad no encaja en su ideal de felicidad, busca un compañero/a de juegos, alguien inteligente y divertido con quien nunca se aburra y que sea capaz de encender todas las personalidades que GÉMINIS adopta a lo largo del día y de su vida, una tarea agotadora para mentes poco entrenadas, sólo así podrá enamorarse y probar fortuna en el complicado mundo de la pareja, si hay algo que GÉMINIS debe aprender para conservar a la persona que quiere es a ser sincero y preocuparse un poco más por las motivaciones y problemas de la misma.


  • CÁNCER: Emocional y frágil, no concibe vivir en soledad, las muestras de afecto son su alimento anímico, es difícil que se sienta realizado hasta que no tenga a su lado al compañero ideal, la femenina mujer CÁNCER tiende a atraer a los hombres gracias a su dulzura y su desarrollado instinto maternal, el hombre CÁNCER busca un reflejo de su madre, con su carácter amoroso y adaptable despierta la ternura de las mujeres, es un signo hogareño y familiar, muy apegado a sus recuerdos y seres queridos, pone mucho empeño en construir una relación, aun a costa de ponerse una venda en los ojos e ignorar los defectos de su pareja, sufre mucho con los desengaños pero eso no le desanima a buscar otra nueva pareja pues no pierde la fe en el amor, nunca olvida a sus antiguos amores que siempre guardan un lugar especial en sus corazones, esta nostalgia crónica en ocasiones puede entorpecer el funcionamiento de sus relaciones posteriores. Posee una imaginación muy desarrollada pero también una mente fotográfica ¡Nunca olvidará un rechazo!


  • LEO: El ardiente LEO no se conforma con encontrar pareja, lo que busca es el gran amor de su vida, por tal motivo desde fuera le verán como una persona frívola, que va tomando y dejando una persona tras otra, LEO suele ser llamativo por cualidades físicas o personales, no se le debe culpar de su éxito apasionado, la emoción del romance le hace sentir vivo dándole el impulso necesario para cualquiera de sus iniciativas, cuando se enamora se trasforma dejando las infidelidades a un lado y mostrando la faceta más generosa, un LEO enamorado luchará por la persona que quiere, a la que sorprenderá con regalos y detalles románticos, todo le parecerá poco para demostrar sus sentimientos, necesitará admirar y respetar a su pareja de la cual esperará el mismo trato, si el objeto de su amor le decepciona no durará en dejarlo aunque le cuesta mucho superar los desengaños cuando apuesta por alguien lo hace poniendo tanta energía y entusiasmo que se queda vacío si fracasa, aunque no lo parezca es muy estable en el amor si da con la persona apropiada y no vacila en correr riesgos para conseguir que este a su lado.


  • VIRGO: No soporta la sola idea de que le rompan el corazón y pone un sin fin de trabas hasta involucrarse en una relación, ocultándose siempre tras la imagen de personas fría o reservada donde esconde su temor a que le hagan daño, cuando alguien le atrae, sus nervios se alteran, mostrándose tímido/a e inseguro/a, es frecuente que se quede sin palabras frente a la persona que ama, los sentimientos intensos le bloquean porque no puede dominarlos por su estructurada mente, expresa sus instintos de forma desordenada, este torpe manojo de nervios es el retrato vivo de un VIRGO enamorado, es especialista en poner a prueba a sus potenciales parejas, para asegurarse de su amor, cuanto más interesado está, más difíciles les serán las pruebas a pasar, una vez superadas se entregará con reservas destapando sus delicados sentimientos, prefiere que la persona elegida comparta su mismo trabajo o protección porque es para él o ella un vinculo importante, sus relaciones son duraderas, no soporta perder a las personas en las que confía, será capaz de aguantar mucho, incluso de sacrificarse en exceso por su pareja, no tomará la iniciativa de romper una relación como tampoco lo hará para iniciarla, dedicado a su pareja y cariñoso en la intimidad, la menor traición hace estragos en él, que perdona pero nunca olvida.


  • LIBRA: Con su visión idealizada del amor, asocia la armonía, la felicidad y el equilibrio con el encuentro ideal, desea tener una relación perfecta, hermosa y sin peleas pero este idealismo acaba chocando con la realidad, LIBRA aborrece las discusiones y es capaz de ceder a la primera con tal de evitarla, atrae al amor por su carácter agradable, y aunque en su destino la pareja estable tiene un papel decisivo, le cuesta tanto tomar decisiones que tal vez por eso prefiera ser conquistado adoptando un rol pasivo, le es muy difícil romper con una relación que no le satisface y provocará que sea el otro quien lo haga, no descarta la infidelidad en determinadas épocas de su vida, pero lo hace sin mala intención, quiere cerciorarse de dar con el amor verdadero, y para ello tienen que ir descartando opciones, gustoso de probar todas las flores, se meterá en problemas cuando se encuentre con varios/as amantes y no quiera decepcionar a ninguno/a, pero lo tomará como una situación divertida, el amor siempre le brinda los mejores momentos.


  • ESCORPIÓN: Que no se habrá dicho del enigmático ESCORPIÓN, le han colgado la etiqueta de retorcido y en el mejor de los casos de maquina sexual y muchas veces sin razón porque no hay nadie más entregado, leal y justo que un ESCORPION enamorado, posee algo especial que le hace atractivo, tal vez su mirada insinuante y penetrante con la cual inmoviliza a su presa, su capacidad sexual es sólo la punta del iceberg comparada con el amor que es capaz de sentir y de dar, es cierto que tiene unos instintos muy fuertes porque concentra gran parte de su intensa energía en el pecho pudiendo llegar a convertirse en un trasgresor amante, llama a cada cosa por su nombre sin dar falsas esperanzas a quien no quiere, muy frío con quien no le motiva, cuando ama lo hace con una intensidad poco común, sin medias tintas, sus sentimientos son apasionados, profundos y casi mágicos, exigente en el amor, buscará un compañero íntegro en quien pueda confiar, si su pareja le miente significará el fin de la relación, pues ESCORPION además de astuto, es vengativo y celoso, tiene un sexto sentido que le hará descubrir el engaño en cuyo caso se desatará su furia helada, sólo quien es capaz de penetrar en él, descubrirá un tesoro reservado a pocos, su exquisita sensibilidad mística.


  • SAGITARIO: Para este signo aventurero e independiente, el amor ocupa en su vida el lugar que se merece, pero sin que ello suponga renunciar a los demás, enamoradizo/a y veleta, puede perder la cabeza por alguien y al poco estar tan enamorado/a o más de otras personas diferentes, encarna al clásico rompecorazones, alegre, enérgico y con mucho gancho, su falta de disponibilidad y las pocas ganas de renunciar a su parcela personal le hacen aun más deseable, puede tener varias relaciones a la vez y aunque en la juventud es un signo muy alocado con la madurez entra en una etapa conservadora, si encuentra a alguien tolerante inteligente y con filosofía afín se decide a sentar cabeza, en este caso se revela como un excepcional padre o madre de familia al uso, gustoso/a de conservar las formas y las tradiciones, necesitará compartir con su pareja sus inquietudes personales y espirituales estableciendo una relación de camaradería, mientras mantiene una relación seria la tentación de llevar una doble vida le visitará periódicamente, la faceta díscola de su juventud seguirá coleándole, haciéndole desear tener siempre algún amante, aunque sólo sea para divertirse.


  • CAPRICORNIO: Pintando su raya y marcando las distancias adoptando una fachada de frialdad nadie diría que debajo de un CAPRICORNIO se esconde un ser tierno y susceptible capaz de sentir una intensa pasión ambiciosa, serio y exigente, CAPRICORNIO levanta un muro entre el ó ella y los demás por lo que no suele encontrarse entre los signos más conquistadores, lo que no quita que las mate callando, su temperamento seco y reservado intimida pero quien insiste en derribar esa máscara llegará a la sensibilidad de CAPRICORNIO, sutil y auténtico, poco frívolo, desea tener a alguien con quien estar a las duras y a las maduras, en la felicidad y en la tristeza, en una relación amorosa se implica hasta el fondo tomándoselo con madurez y responsabilidad, no se hecha atrás cuando se decide por alguien ya que le cuesta mucho enamorarse, pero cuando lo hace es para siempre, fiel y constante, no defraudará a su pareja pues no será capaz de arriesgar su relación ni siquiera en los momentos de mayor crisis afectiva, muy apasionado/a y afectuoso/a, reserva para la intimidad esta faceta, su acusado sentido del ridículo le hace evitar muestras de amor en publico, pues su imagen personal ante el mundo debe ser perfecta.


  • ACUARIO: No le quita merito al amor, pero no es imprescindible para él o ella, que se las apaña muy bien solo/a, prefiere las relaciones de amistad a las de amor que son a su parecer más complicadas, especial y original, espera encontrar su alma afín con ideas complementarias a las suyas, poco convencionales, no creen el matrimonio pues piensa que los vínculos entre dos personas son mucho más que eso, tiene una concepción altruista y fraternal de las relaciones, sin libertad difícilmente puede ser el mismo, cuando se enamora se llena de inspiración disfrazado con la emoción de las primeras citas en las que cada uno va descubriendo la personalidad del otro, pero en cuanto toma visos de relación su primer impulso es huir, defensor a ultranza de sus amistades y su independencia, si ve peligrar esto pondrá tierra por medio, sin que la otra persona pueda hacer nada, necesita una relación liberal sin ataduras ni celos en la que el otro respete su espacio, será importante que compartan una buena causa de aficiones comunes, y que sean los mejores amigos, apoyándose en su confianza mutua, si encuentra a su compañero ideal le será fiel y mantendrá con el un código de honor inquebrantable. Aunque la experiencia astrológica dicta que quién tenga el Sol en este signo difícilmente mantendrá la fidelidad.


  • PISCIS: Romántico dulce y sensible hasta la locura, cuantas veces se habrá preguntado donde estará su media naranja y cuantas veces se habrá equivocado de persona, PISCIS siempre está dispuesto a correr detrás de un sueño, es tan emocional que encontrar el amor de su vida se convierte casi en una obsesión, una meta a conseguir cuanto antes, es escurridizo como un pez y su aire misterioso resulta seductor, despierta ternura y protección en todo aquel que le conoce lo cual no evita que le partan el corazón repetidamente, es tan fantasioso/a que suele caer en espejismos a la hora de enamorarse, idealiza a la otra persona pudiendo abusar de ellos por su buena fe e inseguridad, carece de fuerza para romper relaciones de dependencia o de amor no correspondido, el amor platónico es su especialidad, pero los problemas aparecen al implicarse en una relación real, cuando se enamora sólo tiene ojos para su amor dejando de lado sus obligaciones cotidianas, pasada esa fase, normalmente le sobrevienen las decepciones ya que es imposible que el otro colme todas sus expectativas, tras los desengaños atraviesa profundas depresiones de las que sale cuando vuelve a enamorarse, este proceso se repite hasta dar con alguien sensible y comprensivo que lo proteja y comparta sus anhelos.

El día que decidí suicidarme, no fue el día en que me puse el revólver en la sien. El día en que me suicidé fue cuando decidí dejar de ser quién siemore fui. Fue el día que me arrojé al abismo de duda e incertidumbre. Cuando me fui a dormir llorando y presioné la almohada sobre mi cabeza para sofocar las voces en mi interior que gritaban. Fue el día en que mi madre me dijo que yo no era nada, cuando papá dejó de verme a la cara, cuando desaparecí para mis hermanos y en general para el resto del mundo. El día que me suicidé fue cuando todos dejaron de pronunciar mi nombre, cuando me senté hasta atrás en el salón de clases y dejé de sentir interés en todo. Cuando empecé a fallarle a todos, incluida a mí misma. Cuando me suicidé, decidí llorar por dentro y estar vacía por fuera, ahí empecé la cuenta de la bomba de tiempo que era yo. Fue cuando sentí más interés en los cuchillos que en las vendas que curan heridas. El día que me suicidé dejé de comer, dejó de quedarme la ropa, dejé de leer y me volví un bulto. No escuchaba, no entendía y no decía nada.

Y finalmente morí. Estuve en paz cuando todos se alejaron, cuando dejé de ser importante en la mesa para el desayuno, en el salón de clases, en mi grupo de amigos. Estuve muerta cuando conté las balas y metí una a una. Luego pedí disculpas. Mamá, perdón por no ser lo que esperabas. Papá, perdón por decepcionarte. Amigos, lo siento por ser una perra. Mundo, lo siento por estar aquí. Clic, clic.

Estuve muerta cuando descubrí que tenía un propósito, pero ya era muy tarde para regresar la bala al cargador. Ya era muy tarde para luchar por tener otro traguito de vida.

Aquí hace mucha soledad y frío. Las cicatrices bailan al ritmo de las despedidas. Y yo sigo sonriendo como si el mundo no se me viniese encima con toda la furia después de haber dejado los colmillos por lo que quiero.
 
Discúlpame si desconfío, pero una vez confíe y me hicieron daño. Me destrozaron la más bonito que tenía: las ganas de reír. Y después de eso, ya nada. Porque hay cosas que te hacen perder la noción del tiempo, sin embargo, también hay otras que te hacen querer romper todos los putos relojes. Ojalá el tiempo sólo transcurriese mientras eres feliz, porque cuando estás triste las horas son imposibles.
 
El tiempo jamás me curó, fui yo quien cogió las fuerzas suficientes para decirme a mí mismo joder, Benjamín, cósete la heridas. Lo que yo quería deciros es que qué sabrá la gente de las puntadas que nos damos mientras no dejamos de sonreírle a la vida. Cuesta creer que, poco a poco, nos vamos convirtiendo en un álbum lleno de sonrisas y grietas que más adelante enseñaremos a quienes quieran conocer la historia de nuestro desastre. El por qué somos así.
 
Discúlpame si soy frío, pero una vez fui fuego y quemé a cuantos estuvieron ahí. Fui una llama que las circunstancias convirtieron en un infierno personificado. Y las personas en quienes creía y a quienes amaba, se fueron alejando, porque a nadie le gusta quemarse. A nadie le gusta que el fuego le abrace hasta convertirlo en cenizas. A nadie le gusta que el viento se lo lleve luego de haber sido alguien.
 
Discúlpame si soy hiriente, pero una vez fui yo la herida y otro el cuchillo. Me clavaron de la forma más vil y cruel que existe donde había puesto mi confianza. Se aprovecharon de que era una persona que jamás decía no, que siempre sonreía a pesar de estar tapándose los agujeros por donde se desangraba.
 
Discúlpame, pero esta habitación ha sido testigo de las veces que confié y me fallaron; de las veces que me fallé a mí mismo; de las veces que pensé que acertaría, pero en realidad el pasado terminó disparándose hacia mí; de las veces que le sonreí a quien me había quitado una razón para hacerlo.
 
Este es el desastre del que todos hablan,
el imposible de alcanzar que le gritan a alguien que está a punto de lograrlo,
la venda en los ojos, porque el amor es ciego,
las circunstancias que te empujan al vacío,
la vista de aquel atardecer que te vio romperte,
la vereda que te llevó al refugio,
la razón o el motivo de por qué sigues aquí.
—  Benjamín Griss
El club de los rechazados ~Prologo

Portada hecha por awesome-mary-is-here​ <3


Archivos: Nombres y características ♥


Nombre: Rubén Doblas.

 

Edad: 25 años.

 

Observaciones:

Hace unos días note que tenía vendas en sus manos, y la ropa estaba un poco quemada, tal vez había tenido un accidente, pero no supe con certeza que le había pasado. Luego, otro día, el salvo al profesor de que la lámpara le cayera en la cabeza, unas horas después, dijo que saliéramos del salón de química porque Andrés explotaría su compuesto químico, nadie le hizo caso, es más, se burlaron, Andrés es el más inteligente, pero… sucedió. Todo el salón quedo bajo una nube verde con olor a huevo podrido.

 

Decidí seguirlo hace una semana, siempre se sienta solo en la cafetería, toma las cosas con mucho cuidado, y evita tocar cosas de madera o papel.

Ayer lo vi sentado detrás de los árboles de la escuela con un encendedor en la mano, no sabía que fumase. Pero no tenía cigarrillos, solo jugaba con el pequeño objeto negro, lo movía nervioso, hasta que se sacó las vendas de las manos, sus manos estaban perfectas, no tenían huella de lección, o algún motivo para llevar tales telas. Miro hacia todos lados, afortunadamente no me vio, suspiro e hizo que la llama del encendedor apareciera, al principio era pequeña, luego la acerco a sus manos y estas se encendieron, pero no se quemaron, Rubén se veía asustado, pero no dejaba de ver las llamas, las cuales iban cambiando de colores, rojo, azul, verde, amarillo, naranja. La llama crecía y se hacía pequeña, bailaba sobre sus manos, y no le quemaba la piel.

 

Pude haber observado más pero mi pie rompió una rama y tuve que irme antes de que me viera.

 

Mañana le dejare la nota en su casillero. Sera de tela, para que no la queme.

 

Nombre: Alejandro Bravo.

 

Edad: 22 años.

 

Observaciones:

El tío más gruñón que he visto en mi vida. No puedo creer que tanta amargura quepa en un ser tan… pequeño.

 

Igualmente siempre está solo, no creo que sea por su mal humor, la gente parece hacer lo que él quiere. Puede ser… No, tengo pruebas, aun.

 

Los días que no observe a Rubén, observe a Alejandro. Siempre esta con un chico, al cual también debo observar. Se juntan cada día en casa del chico que no se su nombre pero tiene linda sonrisa.

 

Alejandro le pide que no piense en nada, que pase lo que pase confié en él. El otro acepta. Alejandro lo mira fijo, el otro abre los ojos, están sus pupilas dilatas, da miedo. Alejandro hace que se pare en sus manos. Luego hace que de una voltereta. La sangre le sale de la nariz a Alejandro y el chico cae al suelo atontado y asustado. Alejandro se fue y casi me ve.

 

Mañana le dejare una nota en su casillero. Espero no haga que alguien más la lea por él.

 

Nombre: Frank Garnes

 

Edad: 22 años

 

Observaciones:

Es el amigo de Alejandro, los he visto muy unidos siempre. Pero hay ocasiones en las que él se encuentra solo. Lo oí murmurar que no estaba su libro, que lo había olvidado en casa, al segundo lo tenía en sus manos, pensé que era cosa mía, hasta el incidente de la casa de el mismo. Simplemente desapareció. Me quede pasmada, hasta que lo vi mirando por la ventana de su habitación. Mmm, Trasmutación.

 

Mañana le dejare una nota en su casillero. Espero no aparezca en la sala de repente.

Nombre: Samuel de Luque

 

Edad: 26 años.

 

Observaciones:

Es el capitán del equipo de Futbol, pensé que era popular, que tendría amigos como en las películas que veo antes de dormir, pero no, nadie le habla. ¿Por qué? Es homosexual. Sí, la gente es estúpida en esta escuela.

 

Samuel siempre adivina que le van a decir, o se ríe sin sentido cuando todos están en silencio. Puedo asegurar que lee la mente.

 

Telepatía, diría yo. Le iba a preguntar, pero simplemente me dijo que si, y se fue.

 

Mañana le dejare una nota en su casillero. O creo que no es necesario hacerlo.

Nombre: Miguel Ángel Rogel.

 

Edad: 23 años.

 

Observaciones:

 

¿Puede alguien ser tan lindo y tierno a la vez? Sin duda si, y ese es Miguel Ángel, Mangel, como lo llamo yo, mi mejor amigo. Bueno, aun no lo somos, no le he hablado, pero lo hare, y seremos mejores amigos.

 

No entiendo por qué las personas se burlan de su peso, no está obeso, exageran demasiado. Le gusta la herbolaria, todo el día está en el jardín de la escuela. Un día lo vi haciendo que una rosa roja floreciera más rápido de lo normal en sus manos. ¡Citoquinecis!

 

Mañana le dejare una nota en su casillero. Le dejare una margarita, me gustan las margaritas.

Nota: ¡OH MY GOD! ¡TIENE VISION REMOTA! ¡SOLO TOCO MI BRAZO Y ME DIJO MI NOMBRE, EDAD, Y TIPO DE SANGRE! ¡TERRORÍFICAMENTE LINDO! Además, si el primero en aceptar la invitación.

Nombre: Borja Luzuriaga

 

Edad: 26 años.

 

Observaciones:

A él lo observo porque es lindo. No se ve como nosotros, no parece tener algún poder en específico. Quiero hablarle pero sé que me rechazara.

 

No vale la pena.

 

Nota: ¡¿ACASO MOVIÓ UN VASO CON SÓLO MIRARLO!? SI, LO ESTA MOVIENDO. ASOMBROSO. Creo que se llama Telequinesis, no estoy segura, deberé investigar más del tema… Y de cómo hablarle a un chico lindo también.

 

Mañana le dejare una nota en su casillero. Espero no la cambie de sitio por accidente.

Nombre: Guillermo Díaz.

 

Edad: 22 años.

 

Observaciones:

Este chico es un total misterio, sé que tiene algún poder, no es normal que cuando este molesto el día se llene de nubes negras. No creo que sea una casualidad.

 

No he podido observarlo, es muy misterioso y siempre se va con mucha rapidez. Mañana le dejare una nota en su casillero. Vaya, siento que esta frase la escribo al final de cada reporte.

Nombre: Lana Ferreira.

 

Edad: 24 años.

 

Observaciones:

Desde qué tenía 13 años he sido amante de los animales, así que tuve mi primer conejo, pero el pobre murió un año después. Investigue sobre cómo hacer que un animal no muriera y lo encontré, hice varios ejercicios y todos funcionaron, hasta ahora con animales y plantas. Con personas no lo he intentado, pero de que funcionara.

 

Mañana… Mañana empieza el club.

Lana espero a que todos salieran de la universidad y dejo unas pequeñas notas de papel en los casilleros de los hombres, en el de Rubén dejo una de tela. Luego se fue.

A la mañana siguiente, los 7 encontraron la nota con lo mismo escrito.

“Reúnete conmigo a las 2:30 p.m. en el aula 4, edificio z. Bienvenido al club.”

A las 2:25, Lana, se encontraba en la aula 4.

Lana era una chica de cabello rubio largo, piel blanca, de ojos pequeños pero curiosos. Llevaba una caja, con contenido desconocido. Esperaba ansiosa a que la puerta se abriera. El edificio z era el edificio que quedaba al final de la escuela, era usado para guardar butacas y libros viejos. Algunos alumnos lo usaban para llevar sus clubs, pero este año, por desgracia, o fortuna, nadie había hecho uno. Y Lana esperaba que el suyo fuera realidad. No quería que los chicos la plantarán.

A las 2:28, la puerta se abrió, Samuel apareció por ella y miro a Lana, que lo miraba sonriendo.

-Vaya, pensé que era una broma. -Murmuro el chico entrando al aula.

-Lo siento si la nota sonó… Extraña, no supe que poner.

-No te preocupes, es simple, entendible. Me llamo Samuel, eres Lana. ¿Cierto?

-Si un gusto Samuel.

Estrecharon sus manos, Samuel camino hasta la ventana y observo la vista desde allí.

El siguiente en entrar fue un chico de gafas y cabello negro. Lana se emocionó al verlo.

-Hola… ¿Eres Lana?

-Sí, pasa. -El pelinegro pasó y se sentó en una silla junto a ella. No dijo nada más, espero a que los demás -si es que había más-llegaran.

Unos Díez minutos después llegaron dos chicos juntos, Alejandro y Frank, que venían discutiendo a saber de qué cosa.

-Esta no es el aula parguela.

 

-Que sí, ven, preguntemos.

Se escuchaba por fuera de la habitación, la puerta se abrió y se dejó ver el rostro pálido de Alejandro.

-¿Es el aula 4? -Lana asintió con una gran sonrisa- ¡Lo sabía! Tendrás que pagarme algo.

Él entro, seguido de su amigo. Se sentaron junto al pelinegro, que no dejaba de mirar sus dedos.

Los otros tres chicos que faltaban llegaron, no emitieron palabra alguna, simplemente pasaron y tomaron asiento junto al resto.

Lana estaba feliz, habían llegado todos, se sentía orgullosa. Pero ahora ¿Cómo les explicaría que ella sabía sobre sus poderes?

-¿Qué hacemos aquí?

Se escuchó una voz al fondo de la habitación.

-¿Qué hace este marica aquí?

Hablo Frank en mitad de una risita. Samuel solo lo ignoro.

Lana se puso de pie, tomando la pequeña caja rosa, se puso enfrente de todos y la abrió. De ella, salió un pequeño ratón gris, que la chica tomo en su mano.

-¿Venimos a que nos mostraras un ratón?-Lana negó ante la pregunta de Rubén.

Miro al ratón y tras darle un ligero beso en su cabeza, lo dejo en el suelo y antes de que el pequeño pudiera correr, Lana le pateo la cabeza, el ratón cayó muerto.

-¿Qué haces? -Pregunto Alejandro ante tal acto. -Si piensas que somos de esos que nos gusta ver a los animales morir, estas muy equivocada.

-Aún no termino.

-Vaya, creí que no tenías voz. -Dijo Luzu mirándola.

Lana se sonrojo al escucharlo, se inclinó y tomo al animalito en sus manos, lo miro y cerró los ojos. El ratón abrió los ojos. ¡Estaba vivo!

Lana sonrío y se los mostro feliz.

-¡¿Cómo hiciste eso?!

Lana sonrío satisfecha. Era hora de explicar el por qué ellos estaban aquí.

Lana les entrego las hojas que había estado llenando las últimas semanas. Algunas las había modificado, para que no se vieran como una acosación.

Pero no funciono.

-¿Nos estabas vigilando? Estas enferma. -Se burló Frank mirando las hojas, Alejandro le dio un golpe en el hombro.

-Cada uno tiene su hoja, ósea que nadie más que ustedes conocen lo que son. Así que si gustan, deberán explicarlo.

 

-Yo primero. -Hablo Samuel, quien no se había separado de la ventana todo este tiempo. Camino hasta donde se encontraba Lana y miro a todos.

-Dinos tu nombre.

 

-Samuel.

 

-El gay. -volvió a decir Frank. Samuel lo ignoro.

-¿Cuál es tu… habilidad?

 

-Volver gays a los que lo rodean.

Samuel lo miro y se rio.

-Normalmente cuando alguien se burla de otros por ser gay, realmente está encubriendo su propia homosexualidad. -Hablo Samuel- Y creo que no me equivoco contigo… -Se acercó y toco el hombro de Frank. -Frank Garnes.

-¿Cómo sabes mi nombre?

 

-Se más que tu nombre, sé que tienes 22, sé que estas en el equipo de natación, sé que tu mejor amigo es él, que en secreto te gusta. Que tu mamá murió cuando tenías 5 y tu madrastra abuso de ti. Que tienes miedo de confesarle a tu padre que sientes atracción hacia ambos sexos, y si piensas que lo estoy adivinando, y sé que lo piensas, no, no soy adivino.

Todos se quedaron en silencio mientras Frank le miraba con la boca abierta.

-Tengo Telepatía, puedo leer la mente. Y psicometría, si toco un objeto sabré todo sobre él.

-¿Entonces por eso sabías lo de Frank?- pregunto Rubén.

-No, solo aplica con objetos.

-¿Entonces? -Samuel miro a Mangel, y sonrió.

-Yo tengo visión remota. Toco a una persona y sabré todo de ella. Yo le dije a Samuel todo. También tengo citoquinecis. -Mangel tomo una flor del cabello de Lana, y la hizo volver a florecer  y aparentar que estaba recién cortada.

Otra vez el silencio reino en el salón. Lana se levantó y tomo el brazo de Rubén.

-Es tu turno.

Rubén asintió.

-Me llamo Rubén, y no tengo ni puta idea de cómo se le llama a esto.

En un abrir y cerrar de ojos, sus manos se estaban quemando. Toco la mesa de madera y la llama quedo sobre esta. Todos esperaban a que se quemara, pero no sucedió, simplemente una llama azul quedo flotando en la madera, mientras Rubén la miraba fijamente. La llama se movió por toda la superficie, cambiando de colores y tamaño. Pero ocurrió algo. La llama creció demasiado y comenzó a prender la madera, Rubén se asustó y cerró los ojos. La llama se apagó.

-Sabía que esto pasaría. -murmuro molesto.

 

-¿Lo sabias?

-Sí, puedo predecir el futuro. Pero a veces, mis premoniciones no son acertadas.

Rubén se encogió de hombros y se volvió a sentar.

Lana le pidió a Luzu que pasara a explicar.

-Hola, a mí me gusta que me digan Luzu. Y yo tengo un poder algo peculiar.

Luzu miro a Frank que desde lo que había dicho Samuel, había permanecido en silencio.

Miro su mochila y tras un movimiento de cabeza, esta se movió hacia otro lado. Frank la miro asustado.

-¿Tu hiciste eso? -Luzu asintió. -Claro que no, se cayó sola.

 

-¿No me crees que yo lo hice? -Frank negó, Luzu sonrió y tras mirar la silla donde estaba sentado, movió su cabeza y esta se cayó, tumbando a Frank.

Todos estallaron en una carcajada sonora, haciendo que el chico se pusiera súper rojo. No iba a permitir que lo humillaran más. Cerró los ojos y simplemente desapareció.

Las risas cesaron. Alejandro estaba atónito, ¿Cómo hizo esto?

-Él tiene el poder de la trasmutación Alejandro. ¿No te lo había dicho?

 

-No, hay muchas cosas que no me había dicho.

Alejandro se levantó de su silla y camino hacia Lana.

-Eres muy linda al querer juntarnos a todos para hacer esto, pero no creo que funcione. Lo lamento.

Y se fue del aula rápido, en busca de su amigo.

Luzu se acercó a Lana y con un leve movimiento negatorio de cabeza, se fue. Samuel lo secundó. Rubén y Mangel se quedaron viendo a Lana en silencio, la chica parecía que fuera a llorar.

-No llores.

Se escuchó una voz ronca al fondo de la habitación. Guillermo.

Lana suspiro.

-¿Ustedes igual se irán?

Rubén miro a Mangel y luego a Guillermo. Ambos negaron.

-Por supuesto que no. Esto suena guay Lana, además se nota que investigaste sobre nuestras habilidades. -Rubén miro las hojas que Lana sostenía.

-Rubén tiene razón.-Hablo Mangel.- Podemos desarrollar nuestros poderes y hacer algo con ellos.

 

-Se llaman habilidades Mangel, y sí, ese es el propósito del club. Aunque me hubiera gustado que todos fueros parte de él.

-Nosotros hablaremos con ellos. ¿Vale? Yo conozco a Luzu, va en mi clase de herbolaría, Rubén hablara con Alex y Frank, ellos van juntos en natación, y Guillermo hablara con Samuel.

-¿Con… Samuel? -Pregunto nervioso Guillermo

-Sí, tú siempre estás en sus prácticas de futbol, te he visto. -dijo Mangel, Guillermo se sonrojo- ¡Te gusta!

-Mangel, por favor, deja en paz al niño

La temperatura de la habitación subió de repente, haciendo que todos comenzaran a sudar.

-¿Qué está pasando? -Hablo Mangel mirando a Lana. Quien miraba a Guillermo.

-Lo siento… -Suspiro y cerró los ojos, la temperatura volvió a la normalidad. -No controlo.

-Para eso es el club, para aprender a controlar nuestros poderes, deberían decirle eso a los chicos.

 

-Lo haremos.

 

-Ah, y de esto, ninguna palabra a nadie.

[…]

Frank había cerrado los ojos y había imaginado que estaba en su lugar favorito de la escuela, en teatro abandonado, cuando los abrió, se encontraba en un sentado en el escenario del teatro. Suspiro aliviado. Vaya humillación había sufrido ahí afuera. Le daba miedo usar ese poder, pero a veces era necesario usarlo. A había veces en las que imaginaba que estaba en una parte y aparecía en otra, o que no odia recorrer distancias largas con él.

Suspiro frustrado, volvía a recordar lo de hace minutos y se sentía fatal. Lo habían humillado. Lo peor, y lo que más me dolía, era que Alex no lo hubiera defendido. ¿Estaba de parte de ellos?

El sonido de la vieja puerta de aquel lugar abriéndose se escuchó, Frank se encogió, pensando que eran los de seguridad.

-¿Frank?

Era Alex, ¿Cómo lo había encontrado? ¿Acaso él tenía también ese poder? ¿Saber dónde estaban las personas?

Frank no dijo nada, tampoco se movió, solo espero a que el menor llegara hasta él.

Alex lo vio sentado en el centro del escenario, sin pronunciar palabra alguna, se acercó a él y se sentó a su lado.

No dijo nada, solo apoyo su cabeza en su hombro.

-¿Te sientes bien? -Pregunto Alex al notarlo suspirar. Frank negó. -¿Fue por lo que te dijeron? Yo no creo que estés encubriendo tu homosexualidad, es una tontería Frank, te conozco, además…

-No es eso Alex… -suspiro.

-¿Entonces qué es?

-El que me siento culpable por haberte mentido sobre… esto. Tú confiaste en mí al decirme que puedes hipnotizar a las personas, y yo… fui tan cobarde para decirte, tenía miedo.

-¿Miedo? ¿De qué? ¿De qué te juzgara? -Asintió- ¡Frank! -Alex golpeó su cabeza.

-Au, ¿Eso por qué?

-Por idiota, ¿Cómo piensas que te voy a juzgar cuando también tengo poderes? -Frank soltó una risilla.

-Soy idiota.

-Además soy tu mejor amigo, jamás te voy a juzgar por lo que hagas o dejes de hacer.

-Entonces si me opero las tetas ¿No me vas a juzgar?

-¿Quieres que te vuelva a golpear? -Amenazo el más pequeño

-No.

-Entonces deja de decir gilipolleces.

Frank se río, Alex le secundo la risa.

-¿Cómo supiste que estaba aquí?

-Una vez me dijiste que te gustaba este lugar, así que supuse que estarías aquí.

-Gracias.

-¿Por qué?

-Porque sí.

Alex negó y recibió un abrazo del contrario.

-Jamás dejes de ser mi mejor amigo ¿Vale?

 

Alex sintió una puñalada en el pecho, y un ardor en la garganta, solo asintió. Él quería dejar de ser su mejor amigo y convertirse en algo más.

[…]

Guillermo había salido por la puerta del aula 4, mientras Rubén y Mangel planeaban posibles lugares donde estuvieran Luzu, Frank y Alex.

-Chicos. –Hablo Lana. -¿Podría ayudaros en algo?

-Claro-Respondió Rubén- Tú conoces a Luzu más que nosotros, ¿podrías ir a buscarle?

Lana asintió entusiasmada y salió antes de que pudieran decirle algo más.

-La tía es rara, pero me agrada.

 

-Igual a mí.

[…]

Lana paso por los pasillos de la escuela hasta llegar al casillero 274. Era el de Luzu, quien efectivamente sacaba libros de este.

-¿Luzu? –El de la gorra volteo hacia ella y suspiro- Lamento si te molesto, pero es importante. Es sobre el c-l-u-b.

-No necesitas deletrearlo tía, sé de qué hablas. La respuesta es no.

-¿No? Pero yo… tú… los otros.

-He dicho no. No pienso estar en un club tan desorganizado como el vuestro.

-Es la primera vez que hago un club, deberías darle una oportunidad.

-¿La primera ves? Eso se nota. –Luzu suspiro- ¿Qué pensabas hacer con esto?

 

-Pues, bueno, yo pensaba ayudaros a usar vuestros poderes. Sé que ninguno sois capaz de llevar a cabo correctamente las acciones que estos os dan.

 

-Cierto. Continua.

 

-Es todo.

 

-¿Todo? ¿Sin planes, preparación, investigaciones más allá de un acoso? –Lana negó- Vale, te ayudare a liderar el club.

-Tú tampoco tienes experiencia.

-No, pero tengo una computadora que podemos usar para ello. -Lana asintió emocionada y dio un abrazo a Luzu, pero rápido lo soltó, notando su incomodidad.

-Bueno… ¿Nos… Nos vemos mañana? –Luzu asintió sonrojado. Lana asintió igual y beso la mejilla del contrario a modo de despedida y se fue rápido de ahí.

[…]

Mangel y Rubén salieron del aula 4 sonriendo, caminaron por las escaleras hasta bajar de edificio. Rubén se detuvo en la puerta. Puso una mano sobre el pecho del menor impidiéndole el paso.

-Va a llover. Y fuerte.

Mangel miro al cielo, el cielo se veía súper despejado.

-¿Pero qué dices rubius? El cielo está más azul y lindo que nunca, hermoso para los girasoles.

-¿Te he dicho que odio que hables de flores? –Mangel asintió.  –Te puedo asegurar que va a llover.

-Se te va la olla tío, no va a llover, siempre has dicho que tus premoniciones no son del todo ciertas.

-¡Claro que lo son!

-Dime una que te crea.

-Nosotros, pasaremos de ir a buscar a Frank, nos iremos a mi casa, veremos tu película favorita y beberemos cerveza mientras vemos la lluvia. ¿Vale?

Mangel miro como rubius tomaba su mano y entrelazaba sus dedos.

-Vale, vamos antes de que “llueva”

Caminaron fuera de la escuela, hasta subir al auto de rubius e irse directo a su casa. Mangel suspiro, nadie sabía de esto más que ellos dos y Lana, quien se había enterado después de que Mangel aceptara pertenecer al club. Tenían dos años de relación, querían decirlo, habían visto hace un año como Samuel era víctima de burlas e insultos sobre su orientación. Samuel era fuerte, Mangel era fuerte, pero Rubén no.

Sabía que las burlas hacia él le afectarían mucho, y no quería que rubius quemara la escuela.

Después de 10 minutos llegaron a casa de Rubén, él vivía solo, y Mangel jamás había visitado ese hogar. Se sorprendió mucho al llegar y ver como todas las plantas estaban quemadas.

-¿Qué paso aquí?

-Solo jugaba a “quema la flor”

-Eso es horrible. –Mangel miraba los pobres tallos sin sus lindas y coloridas flores. –Puedo arreglarlo

-Mangel, no es necesario

-Claro que sí.

-Se bajó del auto y Rubén lo siguió.

Mangel se inclinó sobre unos tallos y los observo, tenían solución. Rubén lo miraba atento.

-Rubius…

-Dime.

Mangel se levantó y lo tomo de las mejillas.

-¿Puedes ir preparando la comida?

-Yo quería verte. –Balbuceo debido a que el menor le apretaba las mejillas.

-Sabes que me avergüenza que me veas, anda, tengo hambre.

Se acercó y beso corto sus labios, Rubén sonrió.

-Vale, suéltame.

-¿O qué?

-O te quemo el pene.

-Cabrón.

Y lo soltó, el mayor entro a la casa mientras el menor se volvía a inclinar hacia aquellos tallos.

Cerro los ojos y se concentró, segundos después, el jardín entero estaba lleno de lindas y coloridas flores, de distintas variedades y todas olían increíble, Mangel tomo unas, hizo un ramo de ellas y entro a la casa, Rubén estaba en la cocina, de espaldas  a la puerta, haciendo no-se-que. Mangel se acercó y paso su mano por su cuerpo abrazándolo, mientras con la otra mano escondía las flores, Rubén al sentir el abrazo dejo de hacer lo que hacía y se giró, encontrándose con las flores de Mangel frente a él.

-¡Lo lograste!

-Sí, ten, son para que las tengas aquí dentro.

-Vale, gracias, espero no quemarlas.

-No mientras yo esté aquí.

Mangel tomo un jarrón y lo lleno con agua, puso las flores dentro.

Rubén tomo el bol con frituras y las cervezas y juntos se fueron al salón donde verían la película, Mangel miro la ventana y noto que estaba lloviendo, como había dicho Rubén.

-Te lo dije.

Mangel suspiro y se sentó junto a Rubén al sofá. En cuanto Mangel lo toco, se levantó rápido.

-¿Ocurre algo?

-¿Dónde compraste el sofá?

-En una venta de segunda, ¿Por qué?

-Alguien murió en él.

-¿Qué cojones dices? –Rubén se levantó. – ¿Cómo lo sabes?

-Solo, lo se… Lo toque y… ya.

-Pensé que eso funcionaba solo con las personas.

-Igual yo. Qué asco macho, mejor me siento en el piso.

-Vale, igual yo, iré por mantas.

Rubén fue por mantas y después de arroparse ambos con ellas, se pusieron a ver la película favorita de Mangel, interestelar.

-¿Crees que sea buena idea lo del club?

Pregunto Mangel

-Sí, es extraño que no solo nosotros tengamos poderes, pero, imagina que nos unamos y hagamos algo de bien. Sera la hostia.

-Si rubius, pero ¿Qué podríamos hacer? Tú no dejas de quemar cosas, yo solo hago florecitas crecer.

-Tienes la cosa esa de las personas.

-Visión remota-

-Eso, podrías ayudar al FBI, a atrapar ladrones y villanos, con solo tocarlos, sabrás que son ellos.

-Pero a veces no funcionar.

-Para eso estará el club, para prepararnos, lo dijo Lana. Además, yo confió en ti. –dijo Rubén apoyando su cabeza en el hombro de su novio.

-Y yo en ti, idiota.

-Te quiero.

-Yo no.

Mangel sonrió y beso la mejilla del mayor.

-Tengo una idea-Murmuro el mayor después de un silencio. –Ven.

[…]

Samuel se fue, estaba observando desde que llego, por la ventana, al equipo de futbol, estaban entrenado sin él. Pero aun así los vigilaba. Pensaba que se tardaría más, pero finalmente no fue así y regreso al entrenamiento.

Cuando el equipo le vio llegar, hicieron una cara de disgusto.

-¿Tan rápido acabo esa cosa que ibas a hacer?

-Si.

Samuel se sentó en una banca.

-Sigan jugando, yo los observo.

-Lo siento, está bien que seas el capitán y te respeto, pero eso no lo aceptaré.

Samuel alzo una ceja sin comprender.

-¿De qué hablas Antonio?

-No quiero que nos mires jugar.

-¿Por qué no? Soy el capitán.

-Eso lo es y lo respeto, lo que no respeto es que alguien como tú nos mire jugar.

-Alguien como yo… -Samuel se levantó de la banca y se plantó frente a Antonio que era más bajo que él. -¿Piensas que te voy a mirar el culo? ¿Piensas que me voy a tocar mientras te veo correr de un lado a otro sudando como cerdo, sin que logres tener control sobre la pelota? ¿Qué voy a imaginar algo con el único chico del equipo que no ha anotado un tanto desde que entro en el mismo? Para tu información, a alguien como yo, le dan asco las personas como tú, homofóbicos de mierda. Tienes dos, o juegas bien, o te largas del equipo, que el capitán sigo siendo yo.

Antonio permanecía en silencio con su rostro rojo de vergüenza. Todo el equipo miraba a Samuel.

-Ahora, si alguien más quiere decir algo, puede decirlo. Si no, muevan sus anémicos culos al campo de juego, que ninguno esta tan bueno como cree. ¡Ahora!

Y todo el equipo regresó a jugar mientras Samuel se volvía a sentar en la banca y lo observaba jugar. O mejor dicho, los escuchaba pensar.

“¿Qué mierda se cree este maricón como para decirme que me vaya del equipo? No tiene el mínimo derecho”

 

“A veces me da miedo Samuel, por eso le tengo respeto, pero eso no le quita el hecho de que es gay”

 

“Deja de escuchar lo que los demás dicen, quiero hablar contigo”

Samuel dejo de mirar a los chicos y se fijó de donde venía ese pensamiento. Detrás de él, en las gradas, estaba un chico de cabello castaño mirándole. ¿Era él?

“Ven Samuel, diles que se acabó la práctica, necesitamos hablar”

¿Quién era él?

“Lana me mando”

Y con eso dijo todo, era el chico que había permanecido en silencio toda la explicación de Lana.

Samuel giro a ver al equipo.

-¡Se acaba la practica!

Todos asintieron cansados y se fueron a las duchas, Samuel se levantó y fue a donde chico castaño.

-Hola. ¿De qué querías hablar?

-Vaya, es verdad lo que dijo Lana, lees la mente.

-¿Quién eres tú?

-¿No deberías saberlo ya?

-Leo la mente, no adivino nombres.

-Es que eres tonto tío, en las hojas que nos dio Lana venían los nombres de los demás Samuel.

-Oh, no sabía. Deje la hoja en el salón.

-Me llamo Guillermo.

-un gusto Guille, ¿Qué puedo hacer por ti?

Guillermo miro a todos lados y noto como varias personas salían de la escuela, a tomar el descanso.

-Necesitamos hablar, pero aquí no. ¿Me sigues?

Algo dudoso, Samuel acepto.

Fueron hasta la parte trasera de la escuela, cerca del edificio z.

Samuel miraba a Guillermo caminar despreocupado pero callado. Algo ocultaba.

-Samuel –dijo una vez que se detuvieron- Lana quiere que vuelvas al club, quiere que le des una oportunidad.

-Lo siento, es complicado.

-Rubén hablara con Frank, no dejaremos que te vuelva a insultar de esa manera.

-No Guille, no entiendes. No… No es eso.

-¿No? ¿Entonces qué es?

-Bueno, a mi… No puedo decirte. –Suspiro- Vale, dile a Lana que iré.

-De acuerdo. -Guillermo sonrió y se dispuso a irse cuando Samuel lo tomo de la muñeca.- ¿Ocurre algo?

-Quiero saber que poder… tienes.

-Vale. ¿Te gusta la nieve?

-La he visto en fotografías, es difícil que nevé en esta parte del país.

-Es fácil si crees.

Samuel no sabía a qué se refería cuando noto un extraño suceso, el cielo rápidamente había cambiado de tonalidad, de ser un azul claro, ahora era de un gris a causa del tumulto de nubes que se cernían sobre ellos.

-pero ¿Qué cojo…? –Miro a Guillermo que permanecía con los ojos cerrados y los puños apretados. Había visto esa reacción antes. No, no era posible que él hubiera hecho eso.

-¿Estás haciendo eso? –Guillermo asintió sin abrir los ojos.

Samuel se emocionó, finalmente vería nieve.

El frio se hizo presente, está comenzando, se notaban pequeñas cositas caer del cielo, blancas, era nieve. Todo iba bien, cuando…

-¡CUIDADO!

Samuel se abalanzo hasta Guillermo y lo tiro al piso, salvándolo de que un balón le diera en la cabeza, Guillermo abrió los ojos y pasó. Una fuerte lluvia cayó sobre ellos, empapándolos en segundos.

-¡Me cago en todo!

-¿Estas bien? –Pregunto Samuel mirándolo desde arriba.

-No, he hecho que lloviera en lugar de que nevara, y ahora estoy mojado ¡Y me duele el culo del golpe! Deberías hacer algo, tú fuiste el que me tiro.

Samuel no pudo evitar sonrojarse y girar a otro lado, eso había sonado peor de lo que Guillermo hubiese querido.

-Anda tomatito lindo, levántate, que no pienso quedarme aquí a pescar un resfriando.

-Ah, sí, lo siento.

Samuel se levantó y ayudo al menor a levantarse, aun con el sonrojo en sus morenas mejillas.

-Mañana, en el aula 4. ¿Vale?

-Vale. –Respondió Samuel.

-Nos vemos Samuel.

-Adiós.

Guillermo se fue caminado hasta el edificio principal, empapado hasta las narices, Samuel solo lo observo irse mientras una sonrisa pintaba en sus labios.

~Al día siguiente~

Eran las 2 de la tarde, las clases habían terminado, pero ellos aún seguían en la escuela, estaban ya la mayoría reunidos, solo faltaban Alex y Frank. Lana miraba de mala manera a Rubén y Mangel, sabía que no habían hablado con ellos.

-Creo que no van a venir. –Pronuncio Guillermo, que estaba sentado junto a Samuel, quien miraba su móvil.

-¿Quién no va a venir?

La voz de Alex se hizo presente, el entro y seguido Frank, tomaron asiento, Lana se levantó y comenzó a hablar.


-¿Están dispuestos a hacer esto? No será fácil, las personas no nos creerán, podemos salir lastimados, nos pueden rechazar. –Guardo silencio- Deberíamos ponerle un nombre al grupo.

-Klubben avvist –Pronuncio Rubén en una risita.

-¿Qué dices? –Pregunto Alex mirándolo extrañado.

-O clube rejeitou –Dijo Lana sonriendo.

-¿Cómo? –Pregunto Samuel.

-The Rejected Club. –Dijo Guillermo sonriendo.

-¡¿Qué mierda dicen?!-grito Mangel exasperado.

-¡El club de los rechazados! –Gritaron los tres al unísono.

-Suena guay. –dijo Luzu.

-Me gusta. –Dijo Alex mirando a Frank que asintió.

-Apoyo el nombre. –Mangel.

-Entonces chicos… -Lana tomo un gis y escribió en el pizarrón. “Bienvenido al club de los rechazados z4”


Y asi damos comienzo a esta nueva historia que me llena de emoción mostrarles. Espero les guste la idea. Este fic sera corto, y como ya vieron, sera de cuatro parejas. No podía dejar de lado el romance xD


Nos vemos pronto con el primer capitulo<3

México, la realidad del país.

Nunca se me ha dado quedarme callada ante una injusticia y este no será él caso.

La frase “Me dueles México” es incorrecta. ¿Por qué? Porque él país no toma las decisiones, nosotros lo hacemos. Nosotros le dolemos a México, los mismos mexicanos.

Escogimos un presidente que sabíamos que destruiría él país, confiamos en él mismo partido político que nos ha mentido siempre. Vendimos nuestro voto por $1000 como si eso nos fuera a durar todo él sexenio.
Sabíamos lo que venía con la Reforma Energética, con La Reforma Fiscal y aún así nos dejamos llevar por la pantalla que ponían frente a nosotros.

Nos quejamos de nuestro presidente cuando él es un reflejo de la mayoría de los mexicanos.

Te quejas de que él presidente roba pero estas haciendo lo mismo al saquear Coppel, Chedrahui, y las demás tiendas; no te estas volviendo un héroe, te estas volviendo igual que ellos.
¿Qué ganas al incendiar la gasolinera? No bajaron los precios de la gasolina. ¿Al terminar de saquear bajaron los precios? Tampoco.

Pero hace unas semanas no recordabas él incremento en los combustibles, no, estabas más interesado en ser invitado a unos XV años, en qué se iba a poner la quinceañera, y todo ese circo que armaron alrededor de una adolescente y su familia. Pero ese era él objetivo, volver a ponernos una venda en los ojos.

¿Quieres cambiar a México? Cambia tú.

El amor como vicio.

En la escala de los vicios el amor es el más mortal.

Llega causándote felicidad y una sonrisa que no puedes quitar de tu boca.

Hablar, ver, tocar, abrazar, besar y hacer feliz a esa persona se vuelve tu mayor adicción. No tienes nada más en mente.

El amor te vuelve un poco tonto, te distrae, te lleva al cielo en sus hermosas alas y te hace creer que podrás tocar el sol sin quemarte.

Pero cuando se termina te das cuenta de que no solo te has quemado, te has incendiado por completo, estás cayendo a toda velocidad en un profundo mar de tristeza con todo el dolor tirando de ti como peso. Te das cuenta de que no estabas ciego por la otra persona sino que tú mismo te pusiste la venda en los ojos y ahí la dejas para evitar ver tus heridas. La felicidad se marchita, tu sonrisa se rompe y quieres comprar otra aún sabiendo que ninguna te sentará tan bien como la que te produce el estar enamorado. Y es en ese momento que decides levantarte y volver a buscar el amor solo para sentir toda la ilusión y alegría del principio, incluso conociendo todo el dolor que te causará en su final.

Hablar de ciencias


Hablar de ciencias

Me he decidido hablarte de todo lo que desconozco, a contar mal el cuento y que -por convenio- tú te lo creas. Me he decidido…

Me he decidido a enseñarte Matemáticas, a sumar con los dedos (índice y medio) la propiedad conmutativa entre los paréntesis de mis piernas: Igual adentro que afuera, igual afuera que adentro. Me he decidido.

Me he decidido a enseñarte Lógica. Si p entonces q, q, por lo tanto p. Que cuando te veo, quiero y si hoy quiero es porque te he visto. De reojo, te he visto… y me he decidido.

Me he decidido a enseñarte Climatología. Que te lluevan las ganas de hacerme viento en la nuca y derretir tus dedos de hielo contra el verano de mi espalda caliente. Alguna primavera debe quedarnos, mi amor, o algún otoño. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de Biología. De tu fenotipo perfecto, de tu composición sanguinea, de las interacciones genéticas. Hipófisis, gónadas y sudor, en consecuencia. XX - XY. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de Anatomía, de tu pelvis contra mi coxis, tus papilas contra mi abdomen, de tus nervios contra mi estómago, de la fuerza repelente en el imán de mis rodillas y del aparato reproductor en general. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de Física, de este error en caída libre, de cómo se funde o se sublima la materia, de la aceleración de los cuerpos y de la fricción, sobre todo. Mi choque veloz contra tu cuerpo de masa mayor. Que los trenes viajan más lentos que de costumbre y el tiempo pasa monstruosamente rápido. Me he decidido

Me he decidido hablarte de Astronomía, decirte que te quedes, que todavía nos falta ver un par de estrellas fugaces, que lo que fuimos ayer se nos cayó por un agujero negro, que la luna pudiese -¿por qué no?- ser de queso, que tus ojos son un planeta y tu colchón una galaxia. Que Orión se apriete el cinturón si nos amamos. Me he decidido.

Me he decidido hablarte de Geología, del quiebre de mi pangea, de que te lloré un tsunami, de que me volví un volcán de insultos el día que no llamaste y del terremoto que me hiciste adentro… cuando te fuiste. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de Química, mi alquimista de cuarta categoría. De lo heterogéneo de esta mezcla, de lo insoluble de mi amor en tus patrañas, de la combustión de mis senos cuando los tocan tus ojos. Que oxígeno es O, vale 8 y es el gas incoloro, inodoro e insípido que me meterías en los pulmones si se te antoja regresar.

Me he decidido a hablarte de economía. Pedirte que me dejes consumir a mí lo que le ofertas a otras, en justo intercambio (si así lo deseas), con plusvalía (si es necesario) y ahorrándonos las explicaciones, mi amor, que no nos lucen. Distribuirte mil besos a lo largo de la espalda y cobrarte esta deuda de caricias en los labios. Me he decidido.

Me he decidido hablarte de geografía. Que en la cama y en penumbras, un mapamundi de sombras tiene lugar en tu pecho. Que tengo relieves donde tu tienes llanuras y una línea fronteriza entre el amor y las ganas. Que el lunar junto al mi ombligo señala tu capital y abajo, justo abajo, hay zonas por reclamar. Yo tu continente, tú mi mar. Me he decido.

Me he decidido a hablarte de Derecho, de las veces que me puse una venda en los ojos y pesaba en mi balanza más lo malo que lo bueno. Me sentenciaste, cariño - y no me quejo- que lo que fue jurisprudencia se hace ley y algún día se revierte la justicia. ¡Dura lex, sed lex!. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de historia. De Juana la Loca y Felipe, de Marco Antonio y Cleopatra, de Enrique VIII y Ana Bolena, de John Kennedy y Jacqueline, de Bolívar y Manuelita. De ti, de mi y de todo lo que hubiesemos podido ser ¿Quién lo diría?. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de Psicología, de mis recuerdos, de tus manías, de cada tic nervioso que me aprendí a fuerza de verte y de todas las veces que -Gestalticamente- completé tu ausencia. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de didáctica. Preguntarte cómo es que encajan las piezas. Que me expliques qué fue lo hice tan mal, que me tomes con fuerza la mano derecha y me enseñes a hacerlo mejor que ayer. Me he decidido.

Me he decidido a hablarte de Teología. Del estigma que -en el cuello- me dejaron tus dientes, de los orgasmos y de Dios, que viene a ser lo mismo, si a ver vamos. Me he decidido.

Me he decidido hablarte de todas las ciencias que aún no he estudiado. De la transgresión de mi ética, la exaltación de la estética, el abuso de la erótica y la realización de todas mis filosofías.

¡Qué lástima que hoy me mires con tanta ciencia ficción!