en las calles

CARTA A MI FUTURA HIJA:

Ojala pudiera preguntarte qué nombre quieres usar el resto de tu vida. Si te gusta ponerte medias en las noches. Cuál palabra prefieres aprender primero.

Cuando ya puedas decirme todo eso, te voy a enseñar a que no construyas una casa grande para sentirte más pequeña. Que no seas una refugiada de guerra dentro de ti misma, con un miedo constante por no saber cuánto tamaño mereces ocupar.

A que no pidas una taza de sopa fría, cuando tu novio se devora el lugar entero, incluyéndote a ti.

A que nuestros cuerpos no son frutas, “figura manzana”, “figura pera”, “media naranja”. Eres entera, completa, intacta, ininterrumpida, de carne y huesos que sobresalen o se esconden como el sol que no tiene que decidir en qué lugar del cielo quedarse.

A que no resientas que tus fronteras no son suaves como chicle de fresa, como las niñas de las películas de amor. Son pedazos de caramelos rotos, que rompen dientes al masticar y cuestan más deshacer.

A que no tienes que ser chupón rosado, lazo rosado, Barbie rosada, cuaderno rosado, vestido rosado, Power Ranger rosado, aparatos rosados, cabello rosado, chequera rosada, tacones rosados, muebles rosados, ataúd rosado.  Pero que si lo eres, yo misma te teñiré el pelo.

Quiero que sepas que cuando un niño llamado Carlitos te empuje en tu salón de preescolar no quiere decir que le gustas.

Que cuando Juan te diga nombres en clases de literatura no quiere decir que trata de esconder  su atracción por ti.

Que cuando tu primer novio Gabriel te grite en frente de tus amigos no quiere decir que es apasionado y se preocupa por ti.

Que cuando Andrés te presione tan fuerte contra el volante del carro, que puedes sentir tus costillas saliendo de tu pecho, no quiere decir que te quiere.

Que cuando un adulto llamado Tomás te empuje en la sala de tu casa, no quiere decir que te ama.

Cuando tu corazón sea lo más pesado que llevas encima, no lo dejes convertirse en piedras dentro de tus bolsillos mientras caminas al agua. Cuando comparen tus ojos con el cielo, recuerda que eres una tormenta. Cuando traten de llenar tus vacíos con una boca de ron y promesas, asegúrale que no necesitas las promesas. Cuando te hagan un cumplido, no lo dudes, no te pongas roja.  Cuando te encierren en el cuarto, rompe la ventana. Cuando te toquen y no sientas nada, bésate las palmas y afirma que no eres tú el fantasma. Cuando el profesor se equivoque, corrígelo. Cuando te llamen en la calle, no sonrías, por nadie. Cuando te enamores de un artista, no lo dejes convertirte en su musa: tus pecas no son un cuadro de Jackson Pollock. Cuando tus amigas te digan “los hombres son así”,  tranca la puerta.

Y cuando estés sola en tu cama pensando en la curvatura de la espalda de aquel que pudo haber contado los lunares entre tus piernas pero no lo hizo, llora. Pero no por él. Llora por todas las veces que oíste “No llores, eso es de niñas” a tus hermanos, primos, vecinos, amigos. Llora por todo lo que ellos no lloraron. Llora hasta que inundes tus sabanas. Haz un océano. Ahógalos.

A pesar de todo, quiero que sepas que siempre vale la pena pasar noches despierta pensando en la memoria de un rostro hasta desgastarla. Que las semanas que pasaste con el olor de su piel como vestido no fueron un desperdicio. Que no te arrepientas de crear un idioma secreto con sus besos o de leer braille en su piel.  Que dejar en órbita algunas lunas  nombradas con partes de su cuerpo no es grave.  Que no importa cuánto tiempo pasaste tratando de limpiar los espejos de tus adentros, empañados por su respiración; esconde el vodka, cierra las ventanas, porque te voy a enseñar que el romance más importante es el de tu sangre como ríos, constantemente buscando salidas en tu cuerpo, para tejer nueva piel sobre tus heridas y poder mantenerte toda, completa, adentro.

Te quiero mucho, te quiero como para ser algo nuevo, algo especial, algo indestructible, te quiero como para caminar juntos en la madrugada por las calles mirando las estrellas, el suelo mojado y los carros pasar.

Te quiero como para tomar un café mirando películas, y sentir tu respiración en mi pecho.

Te quiero para ser amor y para hacerlo infinitamente.

—  Poeta Invisible
10

Estamos cansados. Somos un hermoso país que lo han llevado a la ruina. Antes la gente venía a nuestro país por el cálido clima, las hermosas playas ¡incluso el Salto Ángel! (que todos conocen por Up). Y ahora todos se van. Ya sea por el aeropuerto o un ataúd tres metro bajo tierra. Me duele mi país. Me duele ver que mis amigos se van porque saben que su futuro aquí ya no vale nada. Me duele ver como los niños/adultos/jóvenes se mueren a diario porque no hay insumos suficientes para todos. Me duele que no puedo salir a una disco o a casa de un amigo, incluso a caminar de noche porque corro el riesgo de ser asesinada sólo por un celular. Me duele ver que los chamos están dejando su vida por nosotros en la calle protestando mientras que a muchos no les importa. Me duele ver niños toooodos los días comiendo de la basura porque sus padres no tienen para llevarle ni un pedacito de pan a ellos o lo peor sus padres no pudieron conseguir alimentos porque nos hay NADA en este país. Se lo han robado todo que hasta el miedo se nos lo llevaron. Yo se que algún día te recuperaremos, mi amada Venezuela. Se que pronto todos volverán y lloraremos de alegría porque volveremos a ser un país hermoso, seguro y alegre. Pronto mi Venezuela. Pronto serás nuestra otra vez ¡QUE VIVA VENEZUELA NOJODA!

PD: Necesitamos que estas fotos den la vuelta al mundo para que sepan lo que sufre nuestro país. Por favor, ayúdanos a que todos sepan por lo que estamos atravesando, se nuestro granito de arena, de verdad necesitamos que el mundo vea la crisis que estamos atravesando los venezolanos. Por favor… Les prometemos que no les tomará mucho tiempo

————————————————————————————-

We are tired. We are a beautiful country that have brought it to ruin. Before, people came to our country because of the warm weather, the beautiful beaches, even the Angel Falls! (Which everyone knows about Up, the movie). And now they all go. Either by the airport or a coffin three meters underground. My country hurts. It hurts to see my friends leave because they know that their future here is not worth anything. It hurts me to see how children / adults / young people die every day because there are not enough medical supplies for everyone. It hurts me that I can not go out to a disco or to a friend’s house, even walking at night because I run the risk of being killed only by a cell phone. It pains me to see that young people are leaving their lives for us on the street protesting while many do not care. It hurts me to see children every day eating from the garbage because their parents do not have to take a piece of bread to them or worse their parents could not get food because there is NOTHING in this country. They have stolen everything that even the fear took away. I know that someday we will recover, my beloved Venezuela. I know that soon all will return and we will cry of joy because we will be a beautiful, safe and happy country again. Soon my Venezuela. Soon you will be ours again! LIVE VENEZUELA NOJODA!

PS: We need these photos to go around the world so they know what our country suffers. Please, help us all know what we are going through, it is our bit, we really need the world to see the crisis that we are going through the Venezuelans. Please … We promise you it will not take too long.

-Una chica invisible & Tiburón Krum

10

Estamos cansados. Somos un hermoso país que lo han llevado a la ruina. Antes la gente venía a nuestro país por el cálido clima, las hermosas playas ¡incluso el Salto Ángel! (que todos conocen por Up). Y ahora todos se van. Ya sea por el aeropuerto o un ataúd tres metro bajo tierra. Me duele mi país. Me duele ver que mis amigos se van porque saben que su futuro aquí ya no vale nada. Me duele ver como los niños/adultos/jóvenes se mueren a diario porque no hay insumos suficientes para todos. Me duele que no puedo salir a una disco o a casa de un amigo, incluso a caminar de noche porque corro el riesgo de ser asesinada sólo por un celular. Me duele ver que los chamos están dejando su vida por nosotros en la calle protestando mientras que a muchos no les importa. Me duele ver niños toooodos los días comiendo de la basura porque sus padres no tienen para llevarle ni un pedacito de pan a ellos o lo peor sus padres no pudieron conseguir alimentos porque nos hay NADA en este país. Se lo han robado todo que hasta el miedo se nos lo llevaron. Yo se que algún día te recuperaremos, mi amada Venezuela. Se que pronto todos volverán y lloraremos de alegría porque volveremos a ser un país hermoso, seguro y alegre. Pronto mi Venezuela. Pronto serás nuestra otra vez ¡QUE VIVA VENEZUELA NOJODA!

Si estas imágenes no les tocan el corazón, definitivamente no deben de ser humanos!  #SOSVENEZUELA  #NOMASMUERTES

-Una chica invisible.

PD: Necesitamos que estas fotos den la vuelta al mundo para que sepan lo que sufre nuestro país. Por favor, ayúdanos a que todos sepan por lo que estamos atravesando, se nuestro granito de arena, de verdad necesitamos que el mundo vea la crisis que estamos atravesando los venezolanos. Por favor… Les prometemos que no les tomará mucho tiempo