en el fuego

El día que vuelvas a saber de mí.

El dia que vuelvas a saber de mí, ojalá que ese día me recuerdes, ojalá que tu corazón se acelere, y que el viento te diga jamás me olvidaste, ojalá que imagines como he cambiado, ojalá vuelvas a creer que era preciosa, ojalá desees que esté feliz, ojalá el día que vuelvas a saber de mí no desees otra cosa que volver a verme, ojalá que el día que vuelvas a saber de mí, te duela el alma, la pena, la herida.

El día que vuelvas a saber de mí ojalá que sonrías, aunque te duela, el día que vuelvas a saber de mí ojalá que reviva el fuego en tu interior, ese fuego que solo se prendió cuando lo fuimos todo, aún cuando no fuimos nada.

Ojalá que ese día, si llega, si es que algún día vuelves a saber de mí, sientas celos de quien puede verme a diario, ojalá que te preguntes si sigo igual de loca que antes, o si la vida me ha hecho más cuerda, o si estoy peor que antes.

Ojalá que te preguntes como avanzó el tiempo tan lento y tan pronto desde el día que nos despedimos, ojalá que venga a tu memoria la última sonrisa que te brinde, solo a ti, aun triste, aun rota, aún marchita, esa sonrisa que me permití mostrar solo para ti.

Ojalá que ese día llegue y sonrías por mí, ojalá que no te culpes, o tal vez ojalá que lo hagas por no haber hecho nada cuando caminé hasta la salida, ojalá que pienses en mí, y anheles oir mi voz, y mi risa, ojalá desees volver a decirme uno de tus chistes malos solo para ver mis ojos brillar por ti, porque no importaba que tan malos pudieran ser, nada me hacía más feliz que verte contándolos, aún cuando no dieran risa, porque tu risa, era tan contagiosa que olvidaba todo lo demás.

Ojalá que el día que vuelvas a saber de mí sientas una opresión en el pecho, como de lo que pudo haber sido y no fue, ojalá que ese día llegue, ojalá que ese día si te dicen que soy feliz, ojalá que si lo sea de verdad, ojalá que ese día también seas feliz por mi, y ojalá te duela el no saber si ya te olvidé, pero también ojalá que creas que sí, y ojalá que te duela.

Porque cariño, soy una egoísta de mierda, y una cobarde, y soy un jodido desastre, pero ojalá, el día que vuelvas a saber de mí, sientas que jamás dejaste de quererme. Y ojalá sientas todo esto, todo eso y todo esto que sentí, por tu olvido y tu nueva felicidad. No me malinterpretes, me hace bien saber que estás feliz, pero cariño, no puedo evitar sentir envidia de quien ahora te da felicidad, porque esa persona ya no soy yo. Ahora solo puedo escribir esto, solo puedo decirlo entre líneas, pero ojalá amor, el día que vuelvas a saber de mí lo sientas todo.

—  La sinfonía del alma.

Entonces vienes, me matas y me haces resurgir con un beso.

Y entiendo que caer tiene que ver más con tu boca que con abismos.

Nunca una boca me había hecho caer tantas veces.

La tuya rompió todos mis esquemas estipulados, marcados con tinta indeleble, pero vienes tú y me borras hasta lo permanente. Hasta esos besos que me marcaron y esas heridas que no cicatrizaron.

Siento la necesidad latente y constante de llevar mi vida a cuestas,
adonde nadie mira, porque temo que soy de aquellos que quieren convertirse en sombra.

Huir de la luz, porque si algo soy, no es camino para seguir y encontrar restos de polvo de las estrellas que se dieron por vencidas ante un soñador que las dejó de mirar.

Dame vida antes de darme luz,
dame tus besos antes de darme tus palabras,
dame tu silencios antes de regalarme tus promesas vacías.

Quiero recordarte esta noche, porque me apetece hacerlo,
busco consumirme en el mismo fuego que yo empecé,
con trozos de desilusiones y con muchas decepciones.

Regálame por última vez una primera vez,
porque sólo tú sabes hacer que el tiempo tirite,
hagamos del amor algo de lo que jamás escribir,
de nuestra vida algo de lo que siempre recordar
y de nuestros días, una pequeña tregua:
ni tú me olvidas,
ni yo me voy.

Quizás estos sean los últimos versos
y tú seas el último amor.

Harry Potter y la piedra filosofal: Snape te odio!
Harry Potter y la camara secreta: Snape por la madre que te pario!
Harry Potter y el prisionero de Azkaban: Snape jódete!
Harry Potter y el caliz de fuego: Snape hijo de …!
Harry Potter y la orden del fenix: Snape maldito!
Harry Potter y el misterio del principe: Snape solo me callare…
Harry Potter y las reliquias de la muerte: Snape, ¿por qué? Perdóname
—  Yo en la vida
2

El infierno de Dante

En su famoso poema, La Divina Comedia, Dante Alighieri narra su descenso al infierno el cual, según él, contaba con 9 círculos, cada uno designado a distintos pecados.

  • Ante Infierno: Ante Infierno Justo después de entrar al Infierno se encontraba un espacio en el cual penaban las almas que habían vivido sin cometer méritos ni infamias. Los inútiles, los indecisos, aquellos que a su paso por el mundo no habían dejado huella estaban condenados a correr sin reposo, desnudos, perseguidos por insectos y avispas que los picaban en todo el cuerpo. Su sangre y sus lágrimas, al caer al suelo, alimentaban a una serie de repugnantes gusanos. Estas almas estaban condenadas a nunca cruzar el río Aqueronte, pues carecían de la voluntad para tomar tal decisión.


  • Primer círculo: Se trata del Limbo: en él se encuentran las personas que, no habiendo recibido el bautismo y siendo que nacieron privados de la fe, no pueden disfrutar de la visión de Dios, pero no son castigados por algún pecado (por eso es llamado también anteinfierno). Su condición ultraterrena tiene muchos puntos de contacto con la concepción clásica de los Campos Elíseos.


  • Segundo círculo: Aquí comienza el verdadero Infierno. Se puede encontrar a Minos que juzga a los condenados según el mito ya presente en Homero y Virgilio. En el segundo círculo están castigados los pecadores incontinentes y en particular los lujuriosos: ellos son empujados por el aire, vencidos por la tormenta infernal, evidente contrapaso (por analogía) de la pasión que los abrumó en vida.


  • Tercer círculo: Dante y Virgilio continúan encontrando pecados incontinentes, en particular golosos: ellos están inmersos en el fango, bajo una lluvia incesante de granizo y nieve, y golpeados por Cerbero, guardián de todos los ínferos según la mitología clásica pero aquí relegado a guardián de solo el tercer círculo.


  • Cuarto círculo: Los pecadores de incontinencia del cuarto círculo son los avaros y los pródigos, condenados a empujar enormes pesos de oro, divididos en dos grupos que cuando se encuentran se injurian: la grandeza del peso que los oprime simboliza la cantidad de bienes terrenales que acumularon o gastaron, dedicándose enteramente a esto en vida.


  • Quinto círculo: Este círculo es el último en el cual se encuentran pecadores castigados por su incontinencia: aquí están los iracundos y los perezosos, los primeros inmersos y los segundos sumergidos en el pantano del Estigia. Los primeros estuvieron inmersos en el fango de su propia rabia, y ahora se golpean y se injurian eternamente, mientras los segundos gastaron su vida en la inmovilidad del espíritu, y por eso están hundidos, privados de aire y palabra así como en vida se privaron de las obras.


  • Sexto círculo: Aquí son castigados los herejes (entre los cuales los epicúreos, que negaron la supervivencia del alma) en sepulcros en llamas: la idea probablemente está tomada de la pena a la cual estaban castigados los herejes en los tribunales terrenales, es decir la hoguera, en cuanto el fuego era considerado símbolo de purificación y correspondía a la luz que ellos pretendían expandir con sus doctrinas.


  • Séptimo círculo: Al séptimo círculo se accede después de haber superado los restos de una grieta, provocada por el terremoto que movió la tierra al morir Cristo. Ella marca una neta diferencia de la parte superior del Infierno: de hecho los condenados de los últimos tres círculos son culpables de haber puesto malicia en sus respectivas acciones. El custodio del círculo es el Minotauro, que representa la «loca bestialidad», es decir la violencia que equipara los hombres a las bestias. Aquí son castigados los violentos, divididos en tres grandes giros: El primero (violentos contra el prójimo), el segundo (violentos contra sí mismos) y el tercero (violentos contra Dios).


  • Octavo círculo: El octavo círculo aún castiga a los pecadores que usaron la malicia, pero esta vez en modo fraudulento contra los que no son de confianza. Tiene una forma muy peculiar que Dante describe con cuidado: está ubicado en un profundo foso en el medio del cual hay un pozo (la parte más profunda del Infierno); entre el banco y los pozos se excavan diez inmensa zanjas conectadas por acantilados rocosos que actúan como puentes (que, sin embargo, el de la sexta fosa se derrumbó por el terremoto que siguió a la muerte de Cristo): estas zanjas son las diez fosas del octavo círculo, llamadas colectivamente “Malebolge”, un término acuñado por Dante como los nombres de los demonios que guardan algunos hoyos.


  • Noveno círculo: El último círculo está constituido por un inmenso lago de hielo, llamado Cocito, formado así gracias al movimiento de las alas de Lucifer. Están aquí castigados los traidores de quienes se fiaron, simbolizado por la frialdad del hielo, así como fueron fríos sus corazones y sus mentes en pecar, en contraposición a la caridad, tradicionalmente simbolizada por el fuego.


  • En el infierno más profundo, castigados por el mismo Lucifer, el primer gran traidor, están los traidores de las más altas instituciones, creadas bajo la voluntad de Dios para el bien de la humanidad: ellas son tres, y por lo tanto son tres las bocas de Lucifer en el que son masticados, en analogía evidente con el concepto de unidad y la Trinidad de Dios. Lucifer, el principio de todo mal, tiene en la boca central a Judas Iscariote, el traidor de Cristo, que desciende de él la autoridad espiritual, desgarrado su cuerpo con los dientes. En las bocas laterales, con la cabeza hacia afuera, están Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino, que conspiraron contra César y, por lo tanto traidores del imperio. “Las dos máximas potestades fueron ambas preordenadas por Dios como guías a la humanidad para conseguir respectivamente la felicidad ultramundana y aquella terrenal”

A painting of Nahui Quiyahuitl, Four Rain, which was the Third Sun or era. In this era, the Sun was ruled by Tlaloc, Teotl of rain. This was the Sun of Fire, and on a day Four Rain, the earth was destroyed by a rain of fire. The men of this creation who were not destroyed in fire were turned into turkeys, the ancient symbol of the nobility. Here, Tlaloc descends and destroys the Third Creation.

Una pintura de Nahui Quiyahuitl, Cuatro Lluvia, que fue el Tercer Sol o era. En esta era, el Sol fue gobernado por Tlaloc, Teotl de lluvia. Este fue el Sol de Fuego, y en un día Cuatro Lluvia, la tierra fue destruida por una lluvia de fuego. Los hombres de esta creación que no fueron destruidos en el fuego se convirtieron en pavos, el antiguo símbolo de la nobleza. Aquí, Tlaloc desciende y destruye la Tercera Creación.

Me importa un carajo lo que te hayan dicho antes… 
Que no sirves, que no funcionas, que no vales, que no eres capaz, que no lo mereces, que no puedes; porque me vale un carajo que hoy las apuestas no corren a tu favor, que las estadísticas busquen aplastarte… ¿Y sabes por qué lo hacen? Porque te tienen miedo. Porque te hiciste en el fuego. Porque resististe cada maldito golpe que te dio la vida. Porque resurgiste entre las cenizas, porque tocaste fondo y estando ahí, te impulsaste hasta ganar de nuevo. Porque las adversidades te hicieron más fuerte. Porque estuviste en las llamas, esas que muchos temen estar y tú lo hiciste; ardiste, creciste, venciste, volviste, lo volverás a hacer y lo estas haciendo, así que sal, y demuestra de lo que estas hecho y de lo que eres capaz de hacer. Que nunca olviden tu nombre. Que pises tan fuerte, que tu huella nadie la pueda borrar. Que inspires, que muevas, que te conviertas en la máxima pesadilla de tus enemigos. ES HORA DE DESPERTAR… y que cuando llegue el momento de partir, que lo hagas como los grandes, esos que se van pero que no se van, los que se quedan… para seguir viviendo.
—  Consejo para Aries.

Sí, me enamore y no voy a negarlo
Dije que jamás lo haría de nuevo, pero olvide que sentir amor por alguien es una de las sensaciones más excitantes de esta vida.

El amor es el sentimiento más bello, hermoso, inigualable y satisfactorio que hay en este planeta, pero hoy sé que volví a sentir de nuevo esa magia que invade mi alma y todo mi ser.
Hoy sé que me enamore de alguien, de alguien a quién le daría todo lo que soy y lo que puedo llegar a ser en este mundo; sin duda la quiero porque es quien llena mis días con un mensaje, la quiero porque es quien me hace suspirar y soñar despierta, la quiero porque me hace ver que cosas simples no lo son y qué cosas difíciles tienen solución.
La quiero porque me gusta su forma de pensar, la quiero porque es diferente a las demás, la quiero porque me hace querer saber más y más sobre la vida, la quiero por que tiene el carácter más agridulce que jamás había conocido.
Tiene en su ser, algo que jamás había visto en nadie y por qué sé que podría ser feliz a su lado.

Al mismo tiempo es para mí la persona más complicada que he conocido, y me cuesta trabajo entenderla muchas veces, su esencia es única y por ello jamás podré saber con certeza que es lo que siente y piensa en el momento.
Pero estoy dispuesta a esperarla de todas las maneras posibles para poder descubrir como conocerla mejor y como llegar a ser la mujer de sus sueños, para poder llegar a ser todo eso que siempre soñó y que nunca había encontrado.

Y sé muy bien qué no estás aquí a mi lado, pero se que en algún momento me vas a tomar por la cintura mientras dormimos podrás darme un beso de buenas noches pues sé que acariciando tu carita y mirando esos ojos en los que yo me pierdo lentamente no hay días ni noche y mucho menos horas en que desearía estar siempre de esa manera, pero la realidad es otra y no siempre podemos estas asi pero siempre estás en mi corazón, en mi mente en cada pensamiento y hasta la cosa más simple ahora me recuerda a ti.

Pues a cada momento siento tus caricias que se quedan grabadas en mi cuerpo esperando tu regreso.
Y esperare todo eso y más pues es lo que implica estar a tu lado, porque sé que, aunque se me vaya la vida amándote nunca me arrepentiré de esa decisión.

pues simplemente soy tuya y de nadie más…

Pero aun puedo saborear en mi lengua, mis labios y en mi mente tu sabor y puedo sentir tu cuerpo en mis manos vacías, puedo sentir tu suave cabello a través de mis dedos.

te quedas conmigo?¿

Me agrada hacer el amor contigo, quedarme convertida en nada al haberte dado todo pues tu piel, ese sabor, ese dulzor, ese calor… Como no querer besarte, morderte, sentirte, si al hacerlo, tu voz baja su tono y lo que se escucha es mejor que la música… Como no voy a querer hacerte sentir así, como voy a parar, si no puedes hablar, si apenas siento tu voz, y solo puedo escuchar tu respiración agitada, si tu cuerpo se contrae, si tus ojos se cierran, si tus labios besan más fuerte, si tu lengua me apasiona, si me tocas de esa manera… Quiero hacerte mía por siempre, que sea perfecto, quiero desnudarte hasta el alma, sacarte todo de una vez, recorrer tu piel, besar tus lunares, besarte hasta el último rincón de tu piel, provocarte todo el placer …

Siendo sincera Me enamoré de cómo me haces sentir, me enamoré de tus imperfecciones, me enamoré de tus besos, me enamoré de tus abrazos, me enamoré de tu cuerpo, me enamoré de la profundidad de tu mirada, me enamoré de tu misterio, me enamoré de tus extraños gustos, me enamoré de las cosas que tenemos en común.

Me enamore de aquellas cosas que en otros odie, me enamore de esa preciosa sonrisa, me enamore de cada facción de su rostro, me enamore de su mal humor y de su sarcasmo, me enamore sin pensarlo, me enamore tan profundamente que ni lo note

Me enamoré perdidamente…

pues si de algo estoy segura es de que te amo como amo a una carta guardada en esa caja especial de recuerdos
con un sobre rosa, rosa cursi….

Te quiero tanto, pero tanto, como al coro de mi canción favorita, todos los versos y rasgueos de esa guitarra y los golpes de la batería que suena como tu corazón al hacer el amor.

Te quiero como quiero a esa sensación de mis pies descalzos sobre la arena, te quiero como quiero al mar pues eres como el, a veces en calma, pero muchas otras con sus remolinos imparables que dan miedo, pero de cualquier forma sigue y seguirá siendo un paisaje hermoso como tú.

Te quiero como dije que lo haría, de maneras tontas y honestas, puras y tiernas pues me encantan estas piezas del pasado que se van embonando y esos sueños para el futuro y tu voz resonando en mi mente diciendo que me quieres.

Te quiero como quiero a mi pluma negra, porque sin ella no podría escribir, sin ella estas páginas de tantos años estarían vacías y no podría contar nuestra historia.

Tal vez por eso hablamos siempre sobre mariposas en el estómago y fuegos artificiales que sentimos en el cuerpo al estar con tu otra mitad, porque tratamos de entender siempre estas coincidencias en la vida.

tal vez la única coincidencia real de mi vida es que siempre te voy a amar infinitamente …

Todo mi amor Cuando la conocí , yo no creía que fuera a durar mucho tiempo . Me pareció que era sólo otra mesitas de noche y un “adiós ” al final . Pero fue mucho más allá de lo que esperaba , de lo que esperábamos , es alguien quien me entregó mucho mas que un amor, me entregó su confianza, su cariño, su amistad, su ternura, sus mañanas, sus tarde y sus noches inolvidables, ella ahora es todo para mi, ella llego a cambiar mi vida por completo y espero que en algún momento en algún lugar podríamos tener ese gran sueño que tanto deseamos, se que tendremos una relación difícil pero se que en el trascurso de nuestras vidas iremos superando cada obstáculo, y TE AMO TE AMO POR ESO Y MUCHO MAS 💙💙💙💙 #12 ∞

¿Quién iba a pensar en esas informalidades del romance?
Por ejemplo él que cuando la pasión lo encuentra
se convierte en el mar, el fuego. Ella por ejemplo
que con una carta se mira al espejo y se encuentra guapa
se convierte en el aire, en la tierra. Él es un tipo libre
que prefiere pocas horas para trabajar y no ambicionar
mucho para que no se le pudra el corazón y ella
que más que riquezas y viajes para
hospedarse en la suite de cinco estrellas
sería más feliz con un apartamento con libreros y jardín
y de vez en cuando acampar en la playa o la montaña.
¿Quién iba a pensar en esas informalidades del romance?
A los dos les gusta tomar y más si la borrachera evoca
esas charlas absurdas sobre la felicidad, alborotarse
las ganas con suaves poemas y canciones de guitarra.
A él le gusta cuando ella se pone vestidos porque
todos se los quiere arrancar y a ella le gusta que el
diga cualquier pendejada sincera que la haga reír.
¿Quién iba a pensar en esas informalidades del romance?
Ellos no lo hicieron y ahora parece que viven
de ese curioso embrujo de unos pocos elegidos llamado amor
—  Crónicas de viajesito y baresito