ella darling

Me sentía completamente enamorada de ella. Estaba dispuesta a darle todo de mí, a compartirle todo sobre mi vida, mis secretos, mis miedo, mis debilidades, mis enigmas; a enseñarle cosas que jamás quise compartir con nadie. Quería que me conociera a fondo, quería conocerla, saber todo de ella, pasear por su cuerpo, examinarlo, sentirlo, embriagarme con sus besos. Nunca antes me había sentido de esta forma, quería entregarle mi calma aunque mi vida siempre mantuviera en constante inestabilidad. Con ella me sentía diferente, estaba en confianza y tenía seguridad, sus brazos me brindaban confort, yo sabía que ahí estaba mi hogar. Le amaba. Estar con ella era mi pasatiempo favorito, poder admirar, si, admirar, porque ella no estaba solamente para mirar, ella estaba para admirar, para detallar cada pequeño lunar en su carita, los hoyuelos de sus mejillas, el raro pero hermoso color de sus ojitos que aún no lo descifro, todo lo que complementaba su cuerpo solo lo podía definir con una palabra; perfección, amaba sus besos sin previo aviso, amaba sentir sus brazos rodeándome. En realidad aún no descifro que me hizo amarle tanto, que causó mi enamoramiento por ella, solo sé que cada vez que yo miraba sus ojos sabía que todo iría bien, que no importaba que fuera a pasar mañana porque si hoy la tenía a ella yo iba a estar satisfecha, que aunque yo fuera un completo desastre iba dar lo mejor de mi. Ella cambio mi vida, me enseñó lo bonito de este mundo, me dio ganas de vivir, de despertar cada día, me enseñó amar la vida, ella es de esas personas que solo se encuentran una vez en la vida, que no puedes perder, ni dejarlas tan fácil, que te confortan, que te llenan y yo le agradezco tanto por enseñarme a ser una mejor persona, yo quería entregarle todo de mi. Tenía miedo de despertar un día y no verle a mi lado, no quería dejar de pasar mis días con ella, no quería fallarle nunca, era increíble la angustia que me daba cuando pensaba en un futuro sin sus besos, sin su querer, solamente quería consentirla, quería llenarla de vida y felicidad, nunca verle triste, ella era lo único que mis ojos deseaban ver, lo que mis manos más deseaban tocar, ella lo era todo.

cuando tu vieja te pida que laves los platos, antes de responderle como el orto, pensá que estuvo trabajando todo el dia para darte de comer a vos y que siempre, aunque no parezca, piensa en vos.
pensa que te cuido desde que naciste y lo mínimo que podrias hacer por ella es darle una ayuda, de cualquier tipo.
¿te pide que la ayudes a mandar un correo por 6847484 vez? paciencia, explicale bien. ella no te gritó cuando no sabías caminar y te tambaleabas.
cuida a tu vieja, viejo, abuelo, hermano, primo, amigo, conocido, extraño.
cuida al otro. ayudalo.

5

I stopped being lazy and condensed my dream cast.

6

Have some screenshots I’ve rendered from Ever After High for graphics or themes.

Click for the full resolution

2

Esto de Yui es algo complicado… Para empezar es Eva, tiene la sangre de los Fundadores, el corazón de la hija ‘’del rey de los demonios’’, lo que por ende hace que el Clan víbora(y todos los clanes) la quieran.
Es la salvación de los Fundadores porque ella puede darle hijos.
Otra cosa que si pasas mucho tiempo con ella probablemente te enamore :v
También tenía el virus del vampiro?
En unos de los finales de LE ella recibió el poder de Karl, haciendo que ella sea la nueva reina. Y a comparación de los demás, pudo manejar súper bien la fuerza. 
Tal vez Yui sería un buen rey.

Lullaby

Jim Kirk x reader

Words: 1162

Author’s Note: Hey guys! I tried posting this the other day but my tablet hates me and I’m on my mom’s laptop right now. I’ve had baby fever real bad as of late so I’m gonna make you suffer with me. (Mwahaha.) I wrote this a few weeks ago and felt like posting it cause I haven’t posted anything in forever. I hope you like it! Sorry for any spelling or grammatical errors. Enjoy!

-Taylor

Originally posted by treksanity

(All gif credit goes to owner)

You were roused from your sleep by the bed dipping. Your eyes slowly opened and were met with the sight of your husband holding your four month old daughter with his back to you. Jim seemed unaware of your consciousness as he started talking to the fussing bundle in his arms. 

“Little one, you’ll wake your momma. Let’s let her sleep.”

The baby continued to be upset, so Jim started rocking her gently back and forth. He started singing lowly, getting into a rhythm with his movements.

“Bones sinking like stones

All that we’ve fought for

Homes, places we’ve grown

All of us are done for

Keep reading