He dejado muchas cosas detrás de mi. Amigas con las que ya ni hablo y amores del pasado que de vez en cuando vuelven en forma de nostalgia. Entre ellos estás tú, esa persona por la cuál decidí arriesgarme y dar un poquito más de mi. Tal vez para ti no fue suficiente, sin embargo no sabías lo mucho que era para mi. No puedo negar que el destino te puso en mi camino en el momento exacto. Estaba mal, no sabías lo débil que me sentía. Y te aseguro que no me refiero al estado físico, sino más bien, mental. Tu no te diste cuenta pues supongo que yo sabía fingir demasiado bien o yo te importaba muy poco. No eras consciente que enfrente de ti, se encontraba una chica llena de miedos e inseguridades. Y sin darte cuenta, fuiste él único capaz de hacerme deneter el tiempo. Querías tenerme para ti y fue justo ese el error. Que me tuviste. Y luego te aburriste de mi. Desapareciste. Tal y como dicta tu guión. Desde entonces me he encargado de que no sepas nada de mi. Y alomejor quien sabe y me echas de menos. Pero aún no estoy lista para voler a verte. Y alomejor nunca lo esté, porque a diferencia del resto. Tú si me dejaste cicatriz.
—  L.D.L.