eliuk

El autismo no hay ni que revertirlo ni que curarlo. No se debe pretender pensar que el autismo debe ser revertido a una condición de “normalidad”. ¿Desde cuando la “normalidad” es una verdad absoluta? ¿Todo aquel que se sale de la “normalidad” es una persona “enferma” que debe ser “revertido” a la “normalidad”? Pensar en un grupo que se sale de los parámetros de lo “común”, y considerarlo de “anormales” (es decir, que están fuera de la normalidad), es un acto de discriminación evidente, incluso aunque se haga de manera inconsciente.
—  Yo, evidenciando la discriminación subyacente en el discurso de algunos personajes que pregonan “curar el autismo” con todo descaro

Otra de mi vida con Asperger…

Creo que es difícil que alguien que no esté dentro del espectro del autismo pueda llegar siquiera a imaginarse lo increíblemente incómodo y perturbador que puede ser el soportar dos horas de viaje en metro con continuos roces en diferentes parte de tu cuerpo, por el tema de la sobrecarga sensorial. A la gente corriente parece ni siquiera importarle que los pasen a llevar un poquito. Sin embargo, en mi caso, joder, es que casi puedo detectar el roce de un cabello :-/

Resiliencia.

Los autores descubrieron que los niños con autismo no seguían el juego y que en vez de ello se distraían con otros ruidos asociados que eran ignorados por los niños control. Esto sugiere que son muy sensibles a los indicios físicos no sociales y podría explicar por qué los niños con autismo no consiguen mirar a los ojos de las personas y se centran más en el área de la boca.
—  Siempre me había preguntado porque, a pesar de que yo sí miro a la gente a los ojos (eventualmente), siempre pongo más atención a la boca. Y es que si no lo hago sencillamente no consigo poner correcta atención a lo que me están diciendo. Curioso.
Inversión Pronominal

Acabo de descubrir que toda mi vida he tenido “inversión pronominal” (cambiando el pronombre “yo” por un “tú”, al referirme a mí mismo) y no tenía idea que era a causa de mi autismo. Siempre me pareció más lógico referirme con un “tú” a mi persona, si estoy hablando de mí mismo en ciertos contextos, ya que soy capaz de verme a mí mismo desde “afuera”… por lo tanto, esa imagen de mí, vista a la distancia, es un “tú” para mí, como si estuviera apuntando con un dedo a mi propia imagen analizada. Soy un pensador visual, así que este razonamiento es lógico para mí… aunque claro, no lo es para el resto de personas que me rodea (ya me ha tocado un par de situaciones incómodas por ello). Aquí el trocito que me hizo saber que mi “inversión pronominal” era una conducta autista:

Los autistas hablantes, […] hacen un uso muy peculiar [del lenguaje]. Entre las alteraciones lingüísticas más frecuentes se encuentran la inversión pronominal, cuando el niño se refiere a sí mismo utilizando “tú” o “él”.

También tengo un poquito de ecolalia, aunque en mi caso es muy poco notoria y no demasiado frecuente. Vaya cosas. :P

Aproximadamente el 80% de todas las personas autistas verbales desarrollan este tipo de anomalía, y parece que quienes repiten más usan menos lenguaje espontáneo. Cuanto más lenguaje generativo posee un individuo, menos propenso será a ese modo de hablar como en un eco.

Mi ecolalia debe ser mínima, seguramente por esto. :3

anonymous asked:

Cómo es eso de que eres un autista lógico-verbal?

Significa que mi mente tiene facilidades en la inteligencia “lógico-verbal” (aceptando la teoría de las inteligencias múltiples). Es por eso que me defiendo con excelencia en el Lenguaje (especialmente el escrito; hablar me cuesta un poco porque hay que hacerlo en “tiempo-real”, y yo primero pienso en imágenes y luego traduzco eso a palabras de mi idioma. Por fortuna para mí, al hablar aquel proceso de “traducción” no resulta demasiado notorio y sólo se aprecia con algunos “lapsus mentales” durante mi discurso, y sólo en contadas ocasiones).

Temple Grandin describe 3 grandes hemisferios de inteligencia en los autistas (digamos, “habilidades”):

  1. Pensadores fotorealistas (piensan en forma de imágenes)
  2. Pensadores en patrones
  3. Pensadores verbales (o lógico-verbales)

Hoy otros tipos de pensamiento, aunque ella no los menciona. También están los pensadores espaciales (que son aquellos que tienen una marcada habilidad con los movimientos físicos de su cuerpo y con el cálculo de distancias físicas entre los objetos, etc.).

Yo soy un pensador eminentemente visual. Mi mente genera ideas en forma de imágenes, como la gran mayoría de los autistas (aunque no todos), pero también tengo una altísima habilidad lógico-verbal, así que mi mente puede “traducir” con éxito ideas visuales (que yo prefiero llamar “impresiones sensoriales”, porque no son solo imágenes visuales, sino también auditivas, táctiles, etc.) a palabras entendibles de mi idioma. Y también puedo realizar el proceso inverso: puedo comprender abstracciones complejas si estas me son descritas con las palabras precisas. De esa manera, mi mente traduce esas palabras idiomáticas en ideas visuales que mi mente puede comprender. :)

anonymous asked:

La verdad no sé porque tengo tanto interés en el Síndrome de Asperger y me encantaría que me respondieras esto, ¿cómo eran tus relaciones sociales en el colegio? ¿de niño a adolescente se fue haciendo más evidente que quizás no eras cómo los demás? ¿te destacabas en alguna matería muy en particular? de ante mano, gracias :)

Pues si tú no sabes, creo que yo tampoco. xD

;) Pero bueno, vamos respondiendo tus preguntas:

  • ¿Cómo eran tus relaciones sociales en el colegio?

Reducidas. Siempre he tenido un círculo de amigos, pero acotado. Como dice el dicho sobre los amigos: “pocos, pero buenos”. ;)

  • ¿De niño a adolescente se fue haciendo más evidente que quizás no eras cómo los demás?

Totalmente. De hecho, en el paso de la adolescencia a la vida adulta fue donde comenzaron a “saltar las alarmas” de que algo no marchaba precisamente bien. Todos somos diferentes, eso está claro, y también está muy bien. Pero… muy, muy en el fondo… uno sabe que es “bastante más diferente” que los demás. De ahí que se diga que el autismo es como “estar en el Planeta Equivocado”.

  • ¿Te destacabas en alguna materia muy en particular?

En varias. Saqué las calificaciones más altas y los primeros lugares en varios de mis cursos durante la etapa escolar. En los estudios superiores también obtuve calificaciones sobresalientes (y al menos en 3 cursos obtuve nota perfecta). Ahora, si hilamos fino, en la etapa escolar mis calificaciones más altas de todas fueron siempre en Castellano. Puntúo muy alto siempre en todos los exámenes Lingüísticos. En la etapa de estudios superiores, las notas más altas de todas las obtuve siempre en los cursos de programación (soy Desarrollador de software). En esos cursos incluso llegué a ser promovido con nota perfecta (es decir, con la calificación máxima posible de aprobación) y me ofrecieron en su momento trabajar como profesor de programación en el lugar donde estudié, dada mis calificaciones.

El hecho de que destacara en esas materias es justamente porque soy un autista en el que predomina el pensamiento lógico-verbal (tengo suerte, solo suerte). Como me defiendo muy bien en Lenguaje, puedo hacerlo bastante bien en otras áreas que impliquen razonamiento basado en el lenguaje. Sin embargo, no todo es color de arcoíris para mí. La mente autista es MUY BUENA en una cosa específica y MUY MALA en otra cosa específica. Y yo soy horrendo en matemáticas. Tengo discalculia, producto de mi autismo, y eso me ha costado mucho trabajo en la vida. Aunque, esforzándose, todo se puede… y es así como siempre aprobé todos mis cursos de mates, tanto en la escuela como en la Universidad. ;) Sudando sangre, pero se pudo. xD

Preciosa Muñequita del cabello como fuego,
¿qué pintas en la cara de los niños como un juego?

¿Pintas el reflejo de tus ojos de lucero?
¿O pintas tu hermosura de cisne en pleno vuelo?

Tu sonrisa ilumina y vuelve vivos los colores
y los niños ríen, gozan y se elevan sus candores.

¿No es tu cara un suave pétalo de linda rosa roja?…
¿acariciarlo, me concedes, en la punta de su hoja?

Tu silueta es imagen y esplendor de mil rubíes…
¡No se apague la dicha en tus labios carmesíes!
—  Poema sin título, Eliuk Blau (octubre de 2007)

Hoy vi una chica preciosa en el metro. Era de mi estatura, de largo cabello rubio y cristalinos ojos. Me miró. Me volvió a mirar. Luego la he mirado yo. Así estuvimos en un te busco y me escondo de miradas durante el viaje. Finalmente se bajó en una estación previa a mi destino. Ahí caí en cuenta de que su rostro me era familiar… nunca olvido un rostro. Es probable que ella viva cerca de donde vivo yo… y hasta puede ser que me haya visto y se haya estado haciendo la misma pregunta… ¿De dónde te conozco?