el-laberinto-de-la-soledad

El adolescente se asombra de ser. Y al pasmo sucede la reflexión: inclinado sobre el río de su conciencia se pregunta si ese rostro que aflora lentamente del fondo, deformado por el agua, es el suyo. La singularidad de ser -pura sensación en el niño- se transforma en problema y pregunta, en conciencia interrogante.
—  El pachuco y otros extremos, Octavio Paz
El amor es una tentativa de penetrar en otro ser, pero sólo puede realizarse a condición de que la entrega sea mutua. En todas partes es difícil este abandono de sí mismo; pocos coinciden en la entrega y más pocos aún logran trascender esa etapa posesiva y gozar del amor como lo que realmente es: un perpetuo descubrimiento, una inmersión en las aguas de la realidad y una recreación constante.
Quien ha visto la esperanza, no la olvida. La busca bajo todos los cielos y entre todos los hombres. Y sueña que un día va a encontrarla de nuevo, no sabe dónde, acaso entre los suyos. En cada hombre existe la posibilidad de “ser”, o más exactamente, “de volver a ser”
— 

El pachuco y otros extremos.

El laberinto de la soledad.

Octavio Paz.

Estamos solos. La soledad, fondo de donde brota la angustia, empezó el día en que nos desprendimos del ámbito materno y caímos en un mundo extraño y hostil. Hemos caído; y esta caída, este sabernos caídos, nos vuelve culpables. ¿De qué? De un delito sin nombre: el haber nacido.
—  Octavio Paz - El laberinto de la soledad
Nuestro culto a la muerte es culto a la vida, del mismo modo que el amor, que es hambre de vida, es anhelo de muerte. El gusto por la autodestrucción no se deriva nada más de tendencias masoquistas, sino también de una cierta religiosidad.
—  Octavio Paz, El laberinto de la soledad
Primera página...

“La historia de México es la del hombre que busca su filiación, su origen. Sucesivamente afrancesado, hispanista, indigenista, "pocho”, cruza la historia como un cometa de jade, que de vez en cuando relampaguea. En su excéntrica carrera, ¿qué persigue? Va tras su catástrofe: quiere volver al centro de la vida donde un día- ¿en la Conquista o en la Independencia?- fue desprendido" (El Laberinto de la Soledad, Octavio Paz)

Para empezar si eres mexicano te recomiendo enormemente leer este libro, El laberinto de la soledad. Habla de nuestra cultura, nuestra historia y cómo es que somos lo que somos. Para los que no y son latinos, creo que también les gustará; para el resto del mundo que quiera aprender sobre o comprender un poco más la cultura y forma de ser del mexicano, es muy buen libro.

Este espacio es de dos personas. somos amantes de la cultura y nos interesa la historia. Queremos dar a conocer más sobre la riqueza de nuestro país y del mundo, iremos aprendiendo a lo largo de este viaje y esperamos compartirlo con personas igualmente interesadas en este saber. 

cualquier sugerencia, duda o petición serán muy bien recibidas. Esperamos que disfruten esto tanto como nosotros.

La soledad, el sentimiento y conocimiento de que uno está solo, excluido del mundo, no es una característica exclusivamente mexicana. Todos los hombres, en algún momento de sus vidas, se sienten solos. Y lo están. Vivir es separarse de lo que fuimos para acercarnos a lo que seremos en el futuro. La soledad es el hecho más profundo de la condición humana.
—  El laberinto de la soledad de Octavio Paz.