el portero

SABES QUE ERES MEXICANO SI...

1. Arriesgaste tu vida por conseguir un dulce en la piñata.

2. Las fiestas infantiles eran amenizadas con música de Tatiana y Cepillín.

3. Chabelo lo ha visto hasta tu bisabuelo.

4. Has sobrevivido a “la chancla voladora”, el cinturón, el mecate, la vara, el palo o cualquier otro objeto que tu mamá tenía a la mano cuando estaba enojada.

5. Tu mamá te dejo cuidando los frijoles y se te quemaron.

6. Si hay frijol, tortilla, queso y chile, es seguro que hay comida.

7. No importa si hace frío o calor, tu mamá hace caldo.

8. Contestas el teléfono diciendo “bueno”.

9. Tu mamá te obligó a decirle al cobrador que no estaba y que pasara otro día.

10. En el recipiente de galletas hay hilos, agujas, listones, cierres, tijeras, etc.

11. Usaste el uniforme y zapatos de tu hermano mayor.

12. Cuando haces llorar a tu primo menor, lo intentas consolar antes de que tu mamá y tu tía se den cuenta de que lo lastimaste.

13. Cuando hay visitas, te escondes.

14. Conoces tíos y primos que no sabías que existían y probablemente no los volverás a ver pronto.

15. En el bote de nieve hay salsas.

16. En el horno de la estufa, tu mamá tiene guardados sartenes, ollas, etc.

17. Si dices que estás aburrido, tu papá buscará ponerte a hacer algo.

18. Afuera de tu escuela, hay un vendedor de rancheritos, raspas, elotes o dulces.

19. Cuando ibas en primaria, tu mochila pesaba más que tú mismo. 

20. Si tu mamá está regañando a tu hermano y tú te ríes, lo que te dirá es: “anda síguele y ahorita vas a ver tú”.

21. Cuando es tu cumpleaños y hay pastel, sufrirás el tradicional “pastelazo” que es literalmente, tener pastel dentro de la nariz y ojos.

22. Los Tigres del Norte, Los Cadetes de Linares, Ramón Ayala, Los Invasores de Nuevo León, Intocable, Pesado, son algunos de los músicos que se escuchan en una buena fiesta.

23. Horchata, Jamaica, Limón, Tamarindo, son algunos de los sabores tradicionales de aguas frescas.

24. Sabes que con 5 tacos de trompo no te llenarás.

25. Si andas descalzo, literalmente te enfermarás de todo.

26. Tu vestido/traje de confirmación y comunión, te sirvió para asistir a una fiesta infantil.

27. Tu mamá te ha jaloneado, pegado, gritado o pellizcado enfrente de los demás y es algo muy normal.

28. Si estás viendo la tele, pero empezó la novela, tu mamá te quitará la tele.

29. Si pides permiso para algo, tu mamá te mandará con tu papá y tu papá te dirá que le preguntes a tu mamá

30. Tu papá es más relajado que tu mamá, pero a la hora de los regaños, tu papá da miedo.

31. En el bote del yogurt hay frijoles.

32. Si no hay tortilla o pan, no se puede comer.

33. Si ya tiene chile la comida, le echas más, para un buen mexicano, la salsa no se mide.

34. Tu abuela te obliga a comer, más de lo que puedes.

35. Regla básica: compartir todo con tus hermanos.

36. El pan dulce y el café es fundamental en un buen desayuno.

37. Coleccionabas los tazos.

38. Durante el corte comercial ibas a la tienda.

39. Si te sobraba feria del mandado, te comprabas un dulce.

40. Si le hablas a tu mamá mientras está viendo la telenovela, se va a enojar.

41. Con tu rodilla rebotabas el envase de la coca mientras avanzabas a la tienda.

42. El gordito siempre será el portero en un partido de fut.

43. Los papás casi no van a la entrega de calificaciones de los hijos

44. El microbús puede ir lleno y aún así puede seguir subiendo pasajeros.

45. El Chavo del 8 lo han visto y lo verán todas las generaciones.

Ángeles: ¿qué te hicieron? ¿por qué? ¿qué tipo de persona haría semejante cosa con tu cuerpo, con tu vida? Vivías en un departamento con tu familia y el portero fue el principal sospechoso. Ángeles, tu cuerpo se encontró en una bolsa de residuo en el CEAMSE, ¿tu alma dónde está? Tu familia se ocultaba de las cámaras y pocas veces hablaron frente a ellas, a tu mamá se la vio llorando en incontables ocasiones. De tu caso se habla muy poco, ya nadie lo recuerda, pero vive en la memoria de todas en las calles de de Argentina. Perdón, perdón por la bestialidad que te hicieron, perdón desde la tierra hasta el cielo en el cual te encontrás hoy en día. Ángeles, vamos a hacer justicia.
Candela: ¿qué te hicieron? ¿por qué? Cuando Argentina se enteró de tu desaparición yo tenía tan sólo 9 años, ¿quién te haría ésto? Estuviste desaparecida mucho tiempo. Me preguntaba todos los días al llegar de la escuela cuándo volverías, cuándo te vería abrazar a tu mamá de nuevo. Tenías solamente 12 años. Se decía que tus padres te lo habían causado, también se decía que lo habían hecho amigos de ellos pero, mi amor, hoy ya no estás entre nosotros y eso es lo importante. El juicio se va a adelantar, nadie llego a nada aún y alguien pesa con tu cuerpo sobre su espalda todos los días.
Marita Verón: ¿qué te hicieron? ¿por qué? Vos solamente querías trabajar. ¿quienes fueron? ¿qué te pasó? ¿dónde estás? ¿cuándo te vamos a encontrar? Tus padres lucharon con alma y corazón por vos, una fundación tiene tu nombre. Las noticias ya no hablan sobre tu caso, dijeron que tal vez te habían secuestrado, también que te estabas prostituyendo, que sólo te fuiste sin avisar. Marita, sea donde sea que estés, volvé. Yo te recuerdo cada día, cada mañana.
Micaela: Entro a Twitter y veo a la gente difundiendo tus fotos, los veo preocupados. Cuando me enteré de tu caso no sabía qué estaba pasando o quién eras, pero sabía que ibas a tocar mi corazón.
Habías salido a bailar, como yo, como mis amigas los findes. Sebastián Wargner está prófugo desde el sábado y se lo vincula con tu desaparición, tiene dos condenas por violaciones y hasta hace días atrás caminaba por las calles de Buenos Aires como cualquiera de nosotros, ¿por qué?.
Micaela, todas nos preguntamos dónde estás, estaba pensando en salir con mis amigas y descarté la idea porque pensaba en vos. Vos tenias ganas de disfrutas pero algo hizo que quieras volver a casa temprano, ¿qué te sucedió? ¿quién te priva de tu libertad? ¿cuándo te van a soltar?.
Ángeles, Candela, Marita, Micaela: las recuerdo día tras día; cuando salgo de casa sola, cuando voy a una marcha feminista, cuando veo en las noticias. Pienso en ustedes cuando le digo a una amiga que me mande un mensaje cuando llegue a casa, cuando mamá me dice que no vuelva tarde y siempre acompañada, cuando decido ponerme una pollera en vez de un pantalón. Pienso en ustedes y en todas las mujeres, niñas y adolescentes que desaparecieron y nunca volvieron a sus casas.
Tengo miedo, miedo de salir a la calle, miedo de encontrarme sola en algún lugar que no conozco, tengo miedo de irme y no volver a los brazos de mamá, a las cenas con la abuela, a las peleas con mis hermanitas, a mis amigos, a mi hogar, a mi vida.
Ruego que desde donde estén, manden protección hacia cada una de nosotras. Ninguna de ustedes murió, ninguna de ustedes ya no está, VIVEN en mi memoria, viven y nos ven, viven sin voz. Chicas, hermanas, primas, novias, madres, abuelas, amigas, PERSONAS. Estamos gritando por ustedes, por su voz, por su libertad. Por NUESTRA libertad.

youtube

Cuando el portero no te deja pasar.

–Sobre todo no acepto a tu Dios –murmura–. No me vengas con eso, no lo permito. Y si realmente está del otro lado de la puerta, maldito si me importa. No tiene ningún mérito pasar al otro lado porque él te abra la puerta. Desfondarla a patadas, eso sí. Romperla a puñetazos, eyacular contra la puerta, mear un día entero contra la puerta. Aquella vez en Nueva York yo creo que abrí la puerta con mi música, hasta que tuve que parar y entonces el maldito me la cerró en la cara nada más que porque no le he rezado nunca, porque no le voy a rezar nunca, por que no quiero saber nada con ese portero de librea, ese abridor de puertas a cambio de una propina, ese…
—  “El perseguidor” - Julio Cortázar.
He sido una victima más.

Llevo unas semanas en las que no me encuentro nada bien y la principal causa es algo que me ha pasado. He pensado mucho en contarlo aquí o no, ya que con esto no busco apoyo ni ánimos, sólo quiero concienciaros de esta puta mierda que hoy en día está tan de moda y que cada vez me hace perder más la fe en la puta humanidad.

He sido drogada sin mi consentimiento. Paso a contaros la historia y después a comentaros un poco lo que opino de toda esta puta mierda.

-Salí de fiesta con mis amigos y antes de llegar al local me tomé 3 cerves, osea que iba perfecta, llegué a la discoteca temprano y aquí había barra libre así que mis amigos y yo empezamos a beber y a bailar con total normalidad. Me tomé 2 whiskys y lo último que yo recuerdo es pedir el tercer whisky, empezar a bebérmelo y volver con mi gente. Se acabó. No recuerdo absolutamente nada más y esto serían las 2 de la mañana. 

Lo próximo que recuerdo es levantarme en mi cama, con las rodillas echas polvo, desnuda y el pelo lleno de puto fango. Enseguida me di cuenta de que me habían drogado porque yo suelo beber el triple de lo que bebí y NUNCA me ha pasado no acordarme de absolutamente nada. 

Lo primero que hice fue llamar a mis amigos y todos impactados me dijeron que no había estado con ellos la gran parte de la noche, que había desaparecido y vuelto a aparecer y a desaparecer. Que no parecía que fuera borracha, que dije que estaba con gente conocida y por eso se quedaron tranquilos y no se preocuparon cuando desaparecí del todo. El portero me dijo que había llegado sobre las 6 de mañana a casa fatal y sola.

Si tenéis un poco de empatía podréis entender como cojones estaba en ese momento, sin saber ni dónde, ni con quien había estado, sin saber si me habían violado. Me fui inmediatamente a el Hospital mas cercano dónde me mandaron a otro Hospital que tenía médicos forenses.

Ahora empieza la peor parte, la parte en la que te das cuenta que en un país en el que constantemente nos están animando a denunciar, nos bombardean con documentales y anuncios de este tipo, no son capaces de hacer absolutamente nada ante esta situación tan injusta. 

En el segundo Hospital no me pudieron hacer ninguna revisión ni ginecológica para saber si me habían violado, ni el test de tóxicos para saber que droga me habían echado, la razón era que tenía que denunciar en la policía para ser atendida, a pesar de esto me tuvieron 4 horas mareandome y esperando respuestas. Yo ya totalmente rota me fui a mi casa creyendo que era lo mejor que podía hacer, pero me equivocaba. 

Yo normalmente no suelo contarle nada a mis padres, me valgo por mi misma, soy lo suficientemente responsable e independiente, pero al día siguiente estaba tan tan mal que les llame completamente trastornada contándoles lo que había pasado, me dijeron que tenia que ir a la Policía si o si a poner denuncia. Así que fui.

La Policía llamó al Servicio de Atención a la Mujer dónde una puta gilipollas me dijo que no podía denunciar porque no tenía ninguna prueba de nada. Uno de los polis se empeñó en que esto no lo podía dejar pasar y que tenía que denunciarlo y me llevó en coche de la Policía a la sede de este Servicio, donde os juro que si vuelvo a pisarlo es para quemarlo.

De verdad que ahora que lo pienso en frío no se como narices puede haber gente que se supone que están para ayudar y lo único que hacen es hundirte más. Resumiendo aquí me encerraron en una sala durante 1 hora 4 personas interrogándome y debatiéndome todo lo que iba contando hasta tal punto de acusarme, echándome la culpa por beber, que si había mantenido relaciones sexuales habría sido voluntariamente y que si denunciaba me iba a meter en un lío. Yo ya llorando y sintiéndome totalmente culpable de algo que no era mi culpa, les pedí que me dijeran que podía hacer para que me atendieran en un Hospital, a lo cual me contestaron que no era su problema. 

A la que salía de ahí totalmente impotente y llena de rabia, uno de ellos me cogió a escondidas y me dijo que fuese otra vez al Hospital donde había estado y dijese que me tenían que atender si o si y que si no pusiera una hoja de reclamaciones. Así que volví a ir en vano porque me volvieron a decir que sin denuncia no podían atenderme. 

Sin informe médico no hay pruebas suficientes para poner denuncia y sin denuncia no hay revisión médica. Un gran aplauso para la justicia y sanidad de esta mierda de país. 

Ahora mismo que ya han pasado los días solo puedo deciros que todo esto está en manos de un buen abogado, y que no pienso rendirme. Pienso luchar hasta el puto fondo, porque nadie tiene derecho a drogar a otra persona, porque nadie tiene derecho a no ser atendido en un Hospital, nadie tiene derecho a ser humillado en un servicio hecho expresamente para ayudar  en estos casos, nadie tiene derecho a no dejar denunciar algo denunciable y nadie tiene derecho a salir, vivir y beber con miedo. 

Lo que quiero deciros es que por favor si alguna vez estáis en mi lugar o conocéis a alguien que lo esté, no dudéis en animar/os a denunciar porque es imprescindible para acabar con esto. Si les damos el lujo de cometer un delito y salir de rositas esto no va a parar nunca y cada vez veremos mas noticias de niñas violadas o muertas. Porque joder he tenido la suerte de mi vida, ahora mismo podría estar muerta, pero no importa porque como eres una loca adolescente que sale de fiesta en minifalda es normal que te pasen esas cosas no?.

ACABEMOS CON ESTO POR FAVOR. ACABEMOS CON ESTA INJUSTICIA Y VIVAMOS DE UNA VEZ EN UN PAÍS QUE NOS PROTEJA Y NO NOS EXPONGA A TANTOS HIJOS DE PUTA. 

El Gato de la Vecina | Latin Hetalia | ArgChi

Manuel llega un día a su apartamento y encuentra un gato que no es suyo. Ahora deberá cuidarlo hasta que su verdadera dueña regrese, y con un poco de suerte logrará hacerlo sin encariñarse demasiado con el felino ni el veterinario argentino que vive en frente suyo.

Disponible también en Fanfiction y AO3


El gato apareció de la nada en su apartamento.

Ocurrió una tarde soleada de agosto. Manuel abrió la puerta agotado luego de un largo día de trabajo y se lo encontró de frente, mirándolo con ojos de espanto como si fuese él quien hubiese invadido de repente el hogar del felino y no al revés. Manuel le clavó los ojos con la misma incredulidad y parpadeó lentamente como esperando que desapareciera por su cuenta. No lo hizo. Al contrario, al instante en que Manuel puso un pie en su piso el gato le maulló suavecito, casi como un saludo, y caminó torpemente hacia su sala de estar, acurrucándose junto a la mesa de café cual dueño de casa.

Keep reading

La mujer Piscis

La cola hacia la derecha, y por favor, no amontonarse. Es posible que no haya bastantes mujeres Piscis para que cada hombre tenga la suya, pero eso no es razón para indisciplinarse. Tendrán que respetar los turnos y esperar la mejor suerte. Incluso sin astrología se han difundido los rumores referentes a los encantos de la mujer Piscis. Claro que también tiene sus puntos negativos, pero a la primera mirada es el sueño de todos los varones desde la escuela primaria con su condimento. Más vale que admitamos que la mujer moderna y emancipada, con su imagen de hierro forjado, ha hecho subir áas aún las acciones de las muchachas Piscis. Enturbiado el aire en la senda de los enamorados por toda esa libertad que predica la mística femenina, las recatadas, bonitas y desvalidas criaturas de Neptuno tienen que ahuyentar a los hombres a palos. No es sorprendente que Piscis sea un trofeo. La mujer neptuniana, casada o soltera, rara vez trata de hacerle sombra al hombre que está a su lado. No tiene el más remoto deseo, neurótico u oculto, de dominarle de ninguna manera. Con alegría en el corazón, deja que él le aparte la silla, le ponga el abrigo, llame el taxi, le encienda el cigarrillo y le repita hasta cansarse lo encantadora que es. Lo único que quiere es que él la proteja y se ocupe de ella; se siente contenta y feliz de apoyarse en el ancho hombro viril y de decirle, mirándole con ojos maravillados, lo fuerte que es él y lo mucho que ella necesita de su protección en este mundo hiriente. Piensa en todos los lobos que andan por ahí, en espera de devorarse a las Caperucitas Rojas; es bastante para que una chica tenga que sacar el frasco de sales. Y aunque no sea victoriana hasta ese punto (aunque muchas del signo del Pez lo son), sabrá escuchar con encanto el relato de los problemas masculinos y en momentos de crisis será lo que se llama una buena compañera.
Una mujer de este signo piensa que su pareja, amante, novio, padre, hermano (y en realidad, cualquier hombre) puede darle una paliza al mundo entero con una mano atada detrás de la espalda y -siendo los hombres como son- es muy poca la cantidad de esa fe conmovedora que se necesita para convencerles a ellos de eso mismo. ¿Y te preguntas por qué es tan popular? La muchacha Piscis es una serena y acogedora rada de tranquilidad para su orgulloso macho, lejos del ruido del tráfico y del repiqueteo de las computadoras de la oficina. En su estanque de peces, las luces son suaves, amortiguadas, calmantes para los ojos cansados, agredidos por las luces de neón y por todas esas tontas cifras de la bolsa que ella no podría entender aunque en ello le fuera la vida. (Aunque si realmente le fuera en ello la vida, ya estaría sacándole punta al lápiz.) En invierno usa esponjosos guantes de angora. En primavera, faldas pulcras y vaporosas. Los veranos la encontrarán enfundada en un minúsculo bikini. En otoño su aspecto será adorable, sentada a tu lado, viendo el partido de fútbol, con las manos en tus bolsillos porque si no, se le enfrían, y preguntándote a ti cómo va el partido. En todas las estaciones, eternamente femenina. A riesgo de quedarme corta, diría que los hombres acuden a ella como los abejorros a un bote de miel.
Tras una breve conversación con ella, un hombre se relaja instantáneamente. Se imagina un cálido fuego restallante en una noche de invierno, o se ve tendido en una hamaca, un fragante día de primavera, sin que nadie le incomode. Ella no deja de aclarar que jamás le culparía por ningún problema que tuviera en su carrera ni por accidentales errores. Esas cosas son siempre culpa de algún otro, no de su amado. Ella jamás le presionará para que se apresure; para ella, el ritmo que él lleva es perfecto. ¿Necesito explicar por qué los Peces hembras son las mujeres más peligrosas de todos los signos solares? ¡Señal de alarma! Advertencia: después de casada, es posible que te dé algunos codazos. Para ser más exactos, que te dé un montón de codazos. En cierto modo, te lo mereces por haberte dejado cegar de esa manera por sus encantos. Habrá muchísimas veces en que se muestre incluso amargamente sarcástica, pero no hay mujer que no tenga sus defectos, y Piscis será amable con mucha más frecuencia que pendenciera. Para convertirse en una fierecilla, tiene que verse impulsada por la extrema crueldad o haraganería de su compañero, y ¿quién ira a decir que un esposo cruel o haragán no se lo merece? No seré yo; yo estoy con ella.
Además, su deliciosa feminidad oculta todos los fallos secundarios, y la mayor parte de las veces la chica típica de Neptuno es dulce, soñadora y femenina. Como el Pez nada al mismo tiempo en ambas direcciones, ella se adapta con toda facilidad a situaciones conflictivas que destrozarían los nervios de otras mujeres. Claro que, de vez en cuando, en la superficie habitualmente plácida de su corriente de pensamiento pueden asomar como burbujas algunas palabras ásperas y un parloteo irritable. En ocasiones, una de estas sensibles criaturas que haya sufrido de pequeña un tratamiento severo en exceso, puede, en su amargura, separar los dos peces simbólicos de su signo, y esto quizá resulte muy triste. Se convierte entonces en un Pez solitario y desdichado, que nada siempre furiosamente y que siempre que se hunde en el intento de escapar vuelve a encontrarse consigo misma… sin comprender jamás que lo que la envenena es volver hacia adentro, hacia sí misma, su inagotable reserva de amor y de simpatía. Las drogas, la bebida y las falsas ilusiones ocultan a sus ojos la verdad y le impiden ver las rocas que hay en el río y que pueden destruirla. Pero la mayoría de las muchachas neptunianas conservan ambos peces simbólicos firmemente unidos en una acción fluida, que se desliza suavemente primero hacia atrás y después un poco hacia delante, de manera que nunca estarás del todo seguro del punto exacto hacia el que ella se encamina. De Piscis se dice que es un mar, profundo y misterioso, donde van a desembocar todos los ríos. Si conoces algunos de sus evasivos secretos, tendrás más oportunidades de pescarla. ¿Qué es lo que la hace nadar?
Ante todo, es sutil. Que no solo es sutil, sino a veces un poquito engañosa, cuando practica su arte de enredar hombres en sus zarcillos de esmeralda. Claro que quizá tú conozcas una señora neptuniana que luce un delantal a cuadros y una sonrisa tímida, y es la síntesis suprema de la esposa consagrada, perfecta ama de casa y madre tierna. Estarás pensando que no es ni sutil ni engañosa. Perdona que te lo diga sin rodeos, pero te equivocas. A esa mujer Piscis que te parece diferente, yo también la conozco, o conozco una exactamente como ella. Es una viuda. También luce un delantal a cuadros y una sonrisa tímida: la caracterización completa. ¿Cómo es posible que una imagen tan eglógica pueda resultar engañosa? Te lo diré. Ante todo, para enredar a los hombres usa las cintas del delantal (porque no tiene zarcillos de esmeralda; el año que viene, tal vez). Es una mujer pequeña que ha conseguido hacer frente a la pérdida de un hijo amado, a la angustia, el aburrimiento, la tragedia, el miedo, la pobreza e incluso a la confusión de momentos súbitos y fugaces de riqueza. Es deliciosamente imprecisa y soñadora. No entiende nada de economía política, prepara frecuentemente comidas de siete platos para nietos múltiples y diversos, paga el alquiler a tiempo y, para las fiestas y los cumpleaños, hace unos regalos increíbles, todo con unos ingresos mensuales no mucho mayores que una de las propinas que deja Jack Benny. Se ha ganado el amor y el afecto de sus dos nueras, y también de un heterogéneo grupo de amigos, que abarca a la bibliotecaria, el portero, el dueño del bar de la esquina, el frutero, media docena de gatos y de chiquillos sin dueño, el carnicero, el vendedor de periódicos y -créame o no- el propietario de la casa. Creo que tiene un solo enemigo: el hombre a quien rechazó antes de casarse con su marido, que probablemente debido a su decepción, se refugió en la Legión Extranjera, y cuyo nombre dudo que ella recuerde. Son mujeres sin corazón, estas Piscis. Sutiles y engañosas. (Pero no intentes decirles eso a sus vecinos.) Como los vientos de marzo, tu muchacha Piscis puede pasar por muchos estados de ánimo. Es tremendamente sentimental, y si sus sentimientos están heridos, llorará a torrentes. Te mirará con tal aire de reproche que te sentirás como si acabaras de disparar sobre un conejito. A veces, las mujeres Piscis piensan que están totalmente desprovistas para las difíciles batallas que impone la supervivencia; entonces se deprimen. Hay que decirle entonces que todos los que alguna vez han tenido la suerte de conocerla la admiran por su profunda sabiduría y su comprensión sin límites; normalmente, es la verdad del evangelio. La lección más difícil que tiene que aprender la mujer Piscis es la superación de su timidez y de sus dudas. Si su miedo es muy profundo, se cerrará ante todo el mundo, y después se preguntará por qué está sola. Muchas veces tiene miedo de imponerse, de exigir demasiado, de sacar ventaja, cuando esas cosas no se le pasan por la cabeza a nadie más que a ella.
Alguna que otra vez, la mujer Piscis disimulará su timidez y vulnerabilidad con agudezas, un barniz de complejidad mundana y una personalidad frígidamente independiente, pero todo eso no es más que una capa protectora que le sirve para ocultar su incertidumbre a los ojos indiscretos de gentes torpes que, si ella no se protegiera, herirían su sensible corazón. Da cauce a su alma auténtica escribiendo deliciosos poemas líricos entretejidos con el hilo de sus sueños más íntimos y secretos. Cuando no escribe, es la imagen del puerco espín encallecido que quiere dar a la gente, como mujer de carrera. Sin embargo, ni siquiera este tipo de Piscis puede escapar a la influencia de su signo solar. Pese a su independencia hábilmente urdida, espera a que sea el hombre que está con ella quien llame el taxi. Hay algunas cosas que uno simplemente no hace, en lo que se refiere a las mujeres de Neptuno, y una de ellas es no actuar como una dama en público Piscis engaña a muchos hombres que podrían serenar sus íntimos temores y hacerla desdecirse de su frecuente afirmación de que no necesita pareja, que no haría más que complicarle la vida. Imagínate, una declaración semejante en labios de una mujer que necesita pertenecer a alguien más de lo que necesita dormir, comer o respirar.
La mujer Piscis dará todo su corazón a sus hijos, salvo esa gran porción que reserva para ti. Los amará a todos, pero tendrá cierta preferencia por los más débiles, más pequeños o enfermizos. Solo una estrella de cine nacida bajo este signo es capaz de hacer caso omiso de los rollizos bebés llenos de hoyuelos para adoptar al niñito con problemas y de ojos asustados. Las mujeres regidas por Neptuno son las que pueden demostrar mayor capacidad para entender la timidez de los niños y los sufrimientos del crecimiento de las chiquillas adolescentes. Una madre Piscis teje sobre cada cuna la leve telaraña de mil sueños. Sacrificará cualquier cosa para que sus hijos tengan todo lo que ella no pudo disfrutar de niña. Es posible que sea demasiado tolerante con ellos; se le hace difícil imponer disciplina, y hay que hacerle comprender que la falta de firmeza puede ser tan negativa como el desapego y el descuido. En cierto modo, es una forma de descuido dejar librados a sí mismos a esos caracteres jóvenes que necesitan de una firme guía hasta que aprendan a nadar solos. Si peca por exceso de blandura, explícaselo con bondad, que Piscis lo entenderá sin amargura y empezará a usar alguna vez la zapatilla. Pero son muchas las mujeres de Neptuno que consiguen hallar un justo medio entre el rigor y la bondad, y sus vástagos dan testimonio de ello.
Trae a casa los garbanzos y el vino. Lo más probable es que prefiera no entrar en la competencia brutal del mundo comercial, a menos que tú tengas la imperiosa necesidad de que lo haga. Ya tuvo bastante de eso (si es una neptuniana típica) durante el tiempo que trabajó para esa gran empresa tan enmarañada, en espera de que tú vinieras a rescatarla. Algunas mujeres Piscis, aunque no todas, son a veces un poquitín derrochonas. Tal vez necesite que la ayudes a comprender por qué el balance del banco no coincide con el que ella hace en sus talones, que parecen escritos en sanscrito. Así y todo, sabrá arreglárselas cuando la necesidad la obligue a renunciar a su champán favorito para limitarse a la leche descremada. Piscis escucha al océano, porque el océano le dice cosas. En medio de la ciudad, sigue oyendo como las ondas de Neptuno susurran a su corazón más cosas, tal vez, de las que ella quisiera saber. No pases por alto su cumpleaños o su aniversario de bodas o el día en que le declaraste tu amor, porque ella no los olvidará. Me acordaré siempre de la amiga Piscis con la que iba a la escuela. Era menuda, de largo pelo oscuro y en sus ojos de un color castaño verdoso brillaban las extrañas luces de Neptuno. De entre varios hombres, eligió para casarse a un gran astro del fútbol; fue una fuga totalmente inesperada. Recuerdo que ella le preguntó por qué se le había declarado; sentía curiosidad. “Bueno -caviló él-, fue una cosa rarísima, pequeña. Ese día yo no tenía la menor intención de declararme. Estábamos en el parque, cerca de la piscina. Las chicas que estaban ahí tendidas al sol tenían el pelo todo mojado de nadar, y se las veía acaloradas y transpiradas. Tú estabas ahí sentada debajo de un árbol con un vestido de encaje blanco, y se te veía tan fresca y tan diferente de las otras. Parecías… bueno, yo diría que parecías una mujer. Ese es el sutil secreto de las mujeres Piscis. No importa que Piscis obedezca a la llamada de Neptuno como monja en un convento o como ronca cantante en un club nocturno; siempre es una mujer. De pies a cabeza. Cien por cien.

El botones

So something sooooo funny happened to me last night. I was talking to these two Colombian kids, and one of them was telling me that he got into my building earlier even though he lost his keys. I asked him how he did it and he goes “Oh because the buttons was at the desk”. I DIED laughing. 

“El botones” is kind of like a weird old word in Spanish for “bellhop”. No one really uses it anymore. I think “el portero” is more common now. The only reason I knew it was because it was on a Spanish test in college and I remembered it like the buttons!!! Tears were streaming down my face. God I love languages. 

INSTRUCCIONES DE ESPERA PARA IDIOTAS ENAMORADOS

1: Escribir con el humo de mi último cigarro
este poema áspero que me hablará de ti.
2: Tirarlo luego al cenicero de tu ausencia.
3: Cagarme en la ansiedad.
4: Bajar hasta el estanco como un pájaro enfermo.
5: Comprar otro paquete.
6: Abrirlo.
7: Darme fuego con la izquierda.
8: Hacer cueva con la mano derecha.
9: Fumar de nuevo para nada.
10: Seguir sin ti.


Si la ansiedad persiste se recomienda:

1: Llamarte por teléfono.
2: Odiar a esa mujer robótica que habla
en tu contestador de Orange.
3: Aguardar el pitido.
4: Quedar callado tres segundos y medio.
5: Decirte cualquier cosa, mejor
una idiotez, no sé, del tipo:
“Madrid es frío en marzo.
Qué te voy a contar”. O quizás:
“He leído este aviso
en la pared del metro esta mañana:
Cuidado, no cortarse.
Corazón recién roto”.
6: Colgar.
7: Ponerse a tiritar hasta que llegues
y suene el portero automático de casa.
De esa manera única en que suena
cuando lo tocas tú y soy yo
quien te espero sin uñas tras la puerta.
8: Rezar para que nunca llegue… el puto ocho.

—  Pedro Andreu

El timbre de su departamento no dejaba de sonar y por alguna razón el portero automático no funcionaba, se colocó las pantuflas y cerró su bata antes de bajar a ver que sucedía, abrió la puerta principal y trató de parecer una persona decente bajo esa mata de cabello despeinada-¿Qué necesitas a las tres de la mañana?-cuestionó con el ceño fruncido.

youtube

Scott Sterling, el prota del portero parapenaltis con la cara ha vuelto… y se ha cambiado de deporte

Juegas en un puesto complicado, menospreciado, puteado y poco valorado. Con tu trabajo, sobriedad, entrega y amor a la camiseta, has ayudado a transformar la posición de arquero en un puesto importante, respetado y valorado. El portero no ataja sólo porque el rival pateo mal, el guardameta también entrena, estudia al rival y se esfuerza por entregar confianza y ánimo a sus compañeros. A nombre de un simple arquero de barrio, gracias capitán. 

Manuel Neuer

Cuando era pequeño, iba a sus partidos con un enorme oso de peluche que dejaba dentro de su portería. Era su amuleto y compañero inseparable. Por aquel entonces, cada vez que le marcaban un gol, lloraba porque creía que había fallado a su equipo. Unos pocos años después, para muchos es el mejor portero del mundo, alguien a que todo el mundo querría tener defendiendo la portería de su equipo (bueno, tal vez a alguno no le gustará que toque tanto la pelota con los pies pero eso es, precisamente, uno de los puntos fuertes que hace que lo consideremos el número uno).. Es alguien que además no pierde los papeles, tiene la sangre fría tanto como para sacar una mano inesperada o para adelantarse y cortar el ataque de un rival con los pies.
Es además un buen especialista en penaltis, aunque no tuvo que intervenir en aquel famoso lanzamiento de Ramos que elevó a las nubes, «no sabía que a Ramos le gusta tirar los penaltis por encima de la portería», escribió luego en twitter para ganarse las simpatías del defensa madridista y de todos sus aficionados.

En el amanecer

El se levantó despacio de la cama. Ella entreabrió los ojos y vio su silueta en la luz tenue del amanecer. Ella aparentó seguir dormida y esperó expectante que él se vistiera sin hacer ruido en el baño. El salió silenciosamente, la miró para verificar si seguía dormida y muy despacio se dirigió a la salida y cerró la puerta del departamento con cuidado. Ella sintió el ruido del ascensor cuando bajaba y luego la rodeó el silencio. Se sentó en la cama y se le llenaron de lágrimas los ojos. Abrió el cajón de la mesa de luz,  tomó la llave del auto de él, se levantó rápidamente y la tiró en el recipiente de la basura. Apagó su celular, descolgó el portero eléctrico de la casa y se preparó un  solitario café.

Inés María Cabrera