el pelo corto

CARTA DE UN HOMBRE (PARA TODAS LAS MUJERES HERMOSAS DEL MUNDO).
Queridas mujeres:
1)Nos importa un carajo cuánto pesan. Es fascinante tocar, abrazar y acariciar el cuerpo de una mujer. Pesarla, no nos proporciona ningún efecto
2)No tenemos la menor idea de lo que es un talle. Nuestra evaluación es visual. Es decir, si tiene forma de guitarra, está buena. No nos importa cuánto mide en centímetros. Es una cuestión de proporción, no de medida.
3) Las proporciones ideales del cuerpo de una mujer son: Curvilíneas, pulposas, femeninas… Esa clase de cuerpo que de un solo golpe de vista uno identifica sin duda alguna y en una fracción de segundo.
4)Las flaquitas que desfilan en las pasarelas, siguen la tendencia diseñada por modistos, que dicho sea de paso, son todos maricas, y odian a las mujeres y compiten con ellas. Sus modas son, lisa y llanamente, agresiones al cuerpo que odian porque no pueden tener.
No hay belleza más irresistible en la mujer que la feminidad y la dulzura. La elegancia y el buen trato, son equivalentes a mil Viagras
5) El maquillaje se inventó para que las mujeres lo usen. Usenlo. Para andar a cara lavada, estamos nosotros.
6) El pelo, cuanto más largo, mejor. Para andar con el pelo corto, estamos nosotros
7) Las faldas se inventaron para que luzcan sus magníficas piernas. ¿Para qué carajo se las tapan con pantalones anchos? ¿Para que las confundan con nosotros?
8) Una ola es una ola, las caderas son caderas y punto. Si la naturaleza les dio ese aspecto curvilíneo, es por algo y reitero: a nosotros nos gustan asi. Ocultar esas curvas, es equivalente a tener tu mejor sillón embalado en el sótano.
9) Es una ley de la naturaleza que todo aquel que se casa con una modelo flacucha, anoréxica, bulímica y nerviosa al poco tiempo se elige una amante pulposa, simpática, relajada y llena de salud.
10) Entendámoslo de una vez, traten de gustarnos a nosotros, no a ustedes, porque nunca van a tener una referencia objetiva de cuán lindas son de mujer a mujer. Ninguna mujer va a reconocer jamás delante de un tipo que otra mujer está linda.
11) Las jovencitas son lindas… Pero las de 35 para arriba, son el verdadero plato fuerte. Por Karina Mazzocco, Eva Longoria, Angelina Jolie o Demi Moore somos capaces de cruzar el Atlántico a nado.
12) El cuerpo cambia. Crece. No pueden pensar, sin estar psicóticas, que les puede entrar el mismo vestido que cuando tenían 18 años. Además, una mujer de 40, a la que le entre la ropa de cuando tenía 18, o tiene problemas de desarrollo, o se está autodestruyendo.
13) Nos gustan las mujeres que saben manejar su vida con equilibrio y saben manejar su natural tendencia a la culpa. O sea: la que cuando hay que comer, come con ganas (la dieta vendrá en setiembre, no antes); cuando hay que hacer dieta, hace dieta con ganas ( no se sabotea ni sufre); cuando hay que tener intimidad de pareja, la tiene con ganas; cuando hay que comprar algo que le gusta, lo compra; cuando hay que ahorrar, ahorra.
14) Algunas líneas en la cara, algunos puntos de sutura en el vientre, algunas marcas de estrías, no les quitan su belleza. Son heridas de guerra, testimonio de que han hecho algo con sus vidas, no han estado años en formol ni en un spa. ¡Han vivido!
El cuerpo de la mujer es la prueba de que Dios existe. Es el sagrado recinto donde nos gestaron a todos los hombres, donde nos alimentaron, nos acunaron, que nosotros sin querer las llenamos de estrías, de cesáreas y demas cosas que tuvieron que ocurrir para que estemos vivos.
La belleza es todo eso.

ATT: Un hombre

Vomito sobre mi maestra de jardín que me hizo pensar que si un varón me pegaba era porque gustaba de mí.
Vomito sobre quienes me decían que no confiaban en la amistad entre un hombre y una mujer. (“Sólo te quieren para coger”)
Vomito sobre quienes me dijeron que el pelo corto era de hombre, y que parecía una “marimacho”.
Vomito sobre mi ginecóloga que me trató de “fácil” a los 16 años por tener relaciones con mi novio.
Vomito sobre los que me hicieron creer que yo valgo lo que los demás creen que valgo.
Vomito sobre los que hicieron que odie a mis curvas y a mis kilitos de más.
Vomito sobre los que piensan que porque tengo novio no me hago valer por mi misma.
Me vomito por denominarme “histérica” cuando en realidad es inseguridad.
Me vomito por no querer llorar en público cuando me dicen algo hiriente, solo porque tengo que demostrar firmeza.
Vomito a la mujer que me miró mal cuando grité porque me habían tocado el culo mientras me subía al bondi.
Vomito todas esas miradas que me dan ganas de llorar.
Vomito sobre toda la pila de ropa que descansa en mi armario porque es muy corta, muy ajustada, muy escotada, muy transparente.
Vomito sobre el chabón que ayer mismo me puteó porque no le agradecí cuando me dijo “las mujeres primero”.
Vomito por el tipo que casi me caga a palos cuando respondí con disgusto a un comentario abusivo sobre mi cuerpo.
Vomito sobre mis amigos con los que tuve que llegar al extremo de hacer que me acompañen por la calle y hagan como si no me conocieran, para que así puedan escuchar lo que vivimos a diario las mujeres y entiendan la gravedad del asunto.
Vomito a las publicidades de Banco Galicia y de productos de limpieza.
Vomito sobre la gente que culpabiliza a las víctimas de violencia de género.
Vomito sobre la opresión religiosa, sobre la mutilación genital femenina, sobre los medios de incomunicación.
Vomito sobre todos los que hacen que el hecho de ser mujer sea algo doloroso.
Vomito sobre los catálogos de lencería femenina.
Vomito sobre las etiquetas. (Que sos gorda, que sos flaca, que sos puta, que sos difícil, que sos baja, que sos fea, que sos linda, que sos musculosa, que tenes el culo con pozos) y vomito porque yo también las uso.
Vomito porque no puedo vomitar en público (es de mala educación).
Vomito sobre los que no le creyeron a mi amiga cuando dijo que la habían drogado en un boliche.
Vomito porque si cocinas “Ya te podes casar”.
También vomito sobre los que creen que si una mujer bonita es lesbiana, es un desperdicio.

Todos los días veo aquel chico en el metro se ve muy tranquilo con sus audífonos y su celular, sentado esperando que pase el tren, siempre quiero hablarle pero cuando me mira me pongo nerviosa. Hoy lee mi libro favorito, ¨Buenos días princesa¨, cada vez que yo lo miraba el estaba detenidamente leyendo. Hoy lo llamaban por teléfono y su tono era el mismo que el mio, "all of me" me saco una sonrisa al escucharlo, nunca pensé tuviera los mismos gustos que los míos, pero soy demasiado tímida para hablarle. Hoy casi no lo reconozco se corto el pelo, se veía mas hermoso de lo que ya es, pero nuevamente no le hable. Hoy iba pasando y sin querer se me cayó mi pase escolar y sin darme cuenta alguien lo recoge, lo recibí y al mirarlo era el...muy tímidamente le dije: —Gracias. me miro a los ojos y subió las escaleras, al llegar arriba el me sonrió y me hizo un gesto con su mano. Hoy llegue y me senté en el mismo lugar que el se sienta lo espere mucho rato pero nunca apareció, hasta que llego el tren y me subí. Hoy nuevamente no apareció, tres meses sin volver a verlo. Hoy llegue tarde a la estación porque ya no me importaba nada, lo que mas me alegraba los días era el y nadie mas aunque nunca le haya hablado. El tren acababa de pasar y una multitud de personas subía por las escaleras, yo me quede esperando en un rincón mientras pasaran todos. Cuando iba bajando las escaleras alguien me toma la mano y me dice: —¡Hola Valeria, te extrañe! muy sorprendida y nerviosa le conteste: —¿Como sabes mi nombre?. —¿Recuerdas la vez que se te cayó el pase? lo leí sin querer perdón pero fue lo mejor, porque por fin pude tocar tu mano por primera vez.  —Que tierno eres. —¿Tu crees? —Si, me gusta tu sonrisa y tus margaritas. —Si, ¿entonces esa es la razón por la que me miras siempre? —¿Como sabes que yo te miro?,si tu siempre estas muy concentrado leyendo. —Es que cada vez que me dejabas de ver yo te miraba sin que te dieras cuenta, eres muy linda ¿sabes? siempre eh llegado primero que tu para que no estuvieras sola nunca, pero me tuve que ir me de viaje con mi familia por un tiempo pero ya regrese y para quedarme... Me acompañó hasta mi casa hablamos todo el camino de los mismos gusto que teníamos, me beso, fue un beso diferente y de sorpresa.—Adiós. —¿Te volveré a ver? —Pero por supuesto que si, en el metro como siempre. Hoy me desperté porque se me había caído la lámpara encima y me di cuenta de que era un sueño culiao, me levante y tire la lámpara a la shucha llorando de rabia y dolor por la wea de lámpara (me va a quedar el medio moretón conchetumare) por no haber sido verdad el sueño culiao porque en la vida real no pasan weas tan bacanes weon, mas encima me fuí a bañar y no había agua caliente y me tuve que bañar con agua helada, después mi mamá me fue a webiar por mi piesa desordenada, luego mi gato se meo en mis zapatillas nuevas.

#Puta bida bale berga

Vomito

Vomito sobre mi maestra de jardín que me hizo pensar que si un varón me pegaba era porque gustaba de mí. Vomito sobre quienes me decían que no confiaban en la amistad entre un hombre y una mujer. (“Sólo te quieren para coger”).

Vomito sobre quienes me dijeron que el pelo corto era de hombre, y que parecía una “marimacho”. Vomito sobre las ginecólogas que te tratan de “fácil” a los 16 años por tener relaciones. Vomito sobre los que me hicieron creer que yo valgo lo que los demás creen que valgo. Vomito sobre los que hicieron que odie a mis curvas y a mis kilitos de más. Vomito sobre los que piensan que porque tengo novio no me hago valer por mí misma.

Me vomito por denominarme “histérica” cuando en realidad es inseguridad.

Me vomito por no querer llorar en público cuando me dicen algo hiriente, solo porque tengo que demostrar firmeza.

Vomito a la mujer que me miró mal cuando grité porque me habían tocado el culo mientras me subía al bondi. Vomito todas esas miradas que me dan ganas de llorar. Vomito sobre el chabon que te putea porque no le agradeces cuando dicen “las mujeres primero”. Vomito sobre la gente que culpabiliza a las víctimas de violencia de género. Vomito sobre la opresión religiosa, sobre la mutilación genital femenina, sobre los medios de incomunicación. 

Vomito sobre todos los que hacen que el hecho de ser mujer sea algo doloroso. 

Vomito sobre los que no le creyeron a la piba cuando dijo que la habían drogado en un boliche. Vomito sobre las agencias de belleza y de modelaje, que no hacen más que promocionar y apoyar este pensamiento de perfección pedorro que nos consume. Vomito sobre los que diseñaron los baños de mujeres en donde están los cambiadores de bebés, y diseñaron los de hombres en donde no los hay. Vomito porque si cocinas “Ya te podés casar”. 

También vomito sobre los que creen que, si una mujer bonita es lesbiana, es un desperdicio. Vomito sobre esta sociedad, de la cual cada uno de nosotros somos parte. Una sociedad que lamentablemente está llena de estos prejuicios, de cánones de belleza que nos hacen llegar al extremo tal de enfermarnos tanto física como mentalmente con tal de ser parte.Vomito sobre nosotros mismos, sobre los pensamientos y las ideas que, aunque actualmente hubo un gran avance en ellas, siguen estando y es cada vez más terrible como afecta en cada uno de nosotros. Porque vivimos pendientes de eso, porque preferimos, en ocasiones, sufrir o hacer algo que no nos gusta, con tal de seguir a un grupo. Porque nos dejamos llevar, y engancharnos en hablar sobre otras personas cuando no sabemos ni un poco de ellas. 

Vomito sobre nuestra creencia de que somos mejor que el otro, que tenemos derecho a opinar sobre la vida ajena. Sobre nuestra creencia de que nuestro pensamiento es el único o es superior al de otra persona. 

Te vomito a vos, que explotas a la mujer día a día. 

Te vomito a vos que crías a tus hijos bajo una realidad asquerosa, donde de pequeños les enseñas que si lloran no son ‘’machos’’, que el color rosa es de maricón y que, el fútbol solo es para pibes.

Te vomito a vos que no te abrís a nuevos conocimientos, nuevos pensamientos, otras opiniones. Te vomito a vos que no aceptas que hay gente diferente, qué pensás que el ‘’ser diferente’’ esta mal, y qué, como vos no sos así, estas bien.

También te vomito por tratar de puta a la pendeja con el short ultra corto. 

Por qué,¿que más va a querer una mina así? obvio que la garchen.

Te vomito a vos, que no entiende que el respeto no pasa por la vestimenta.O de que forma se saca una foto.

Te vomito a vos que le rogas al pibe que ya te dejo en claro que no quiere saber más nada. Que te dejo, te maltrato, te pidió perdón, te dijo que te amaba, te cogio, te cuernio y te volvió a dejar. Y seguramente vuelvan de nuevo, por qué el solo estaba confundidoy quién te ama te lastima.

Te vomito a vos, que le pegas al perro que rompió la bolsa de basura por que solo tenía hambre.

Te vomito a vos, que no respetas.

sad and tired bitch.

Bueh aquí va todo lo que pasa en mi mente y en mi vida, con título y todo

Todo comenzó cuando tenía 4 años, y me miré al espejo y prometí que cambiaria todo de mi,en ese entonces era una pequeña bolita con el pelo corto y una mentalidad que no era de una niña de 4 años.
Toda mi infancia se basó en eso,tener deseos de cambiar físicamente porque todas las niñas eran mas lindas que yo, y yo solo era la amiga de las niñas bonitas y con más vidas interesantes, pensaba en ir a fiestas cuando grande y toda una serie tipo skins, toda mi vida pasé imaginando la vida perfecta que tendría y el buen sexo que tendía y las fiestas y los amigos y que sería hermosa.

El cambio comenzó cuando tuve 12 años y di mi primer beso y mi primer novio, tras 12 años de ilusiones imbéciles fui notada por alguien,por un chico, con el aún tengo relación de amigos, a el le envié las primeras fotos casi sin ropa, con el comenzó la puntería, al pasar el tiempo fui conociendo mas gente de mi colegio en ese entonces, en el recreo saludaba a la mitad de las personas que conocía, eso pasó hace casi cuatro años, en esos años me llamaron perra,necesitada de atención, la reina de las maracas para algunos, las perras de ese curso hablaban mierda sobre de mi, perdi toda clase de amigas que tenia y dolió porque me vi sola, estaba sola como siempre lo estuve, nunca me llevé muy bien con las niñas, pero siempre encontraba la manera de hacer nuevos amigos,intenté matarme dos veces, aún me siento vacía, necesitada de amigos,de experiencias, de vida. ..repeti dos veces y ninguna me importó yo solo queria un nuevo ambiente

La primera vez que fume un cigarrito tenia 13 años y fue después de la escuela con un tipo con el cual nos besamos varias veces, la primera vez que me.emborraché tenía 14 años en el verano con un grupo de amigas/os ex compañeros de curso, aun siguen siendo mis amigxs, con ellos comencé a sentirme viva, y conociendo más su circulo de amigos, que ahora son mios, saliendo más todo lo que alguna vez quise, la primera vez que fume marihuana tenía 15 años y por diosss que no me arrepiento, es lo mejor.

Voy a tener 16 años en dos semanas más

He besado a 28 personas
Hice casi todo

Y aun asi me siento vacía

Olvidada

necesito de otras personas para estar bien emocionalmente

Tuve 3 novios, el último aún me sigue queriendo, he arruinado cada relación decente amorosa que pude haber tenido, y no me arrepiento

lo de perra quizá sea cierto
pero yo no lo veo como algo malo
de hecho
es algo tan simple como ir de persona en persona buscando algo de amor,solo que encontraste sexo besos y unas cuantas mentiras.

Estoy vacía
De alguna manera he tenido a todos los chicos y chicas que me he fijado

Cumplí lo que quería

Pero sigo vacía.

espero algún dia dejar de estarlo.

#CuentameTusHistorias.

                                                                      @exenterizo

      Aún se sentía extraño, su cuerpo ahora se sentía mucho más ligero pero la decisión aún le afectaba y no sabía el porqué. El decidir cortar su cabello fue algo que aun no asimilaba y las razones podían ser bastante confusas, hasta podían estar ligadas a su trabajo como sicario; el no querer ser reconocido por un fallo. Sus dígitos jugueteaban y se enredaban en los mechones ya cortos del sicario, debía admitir que extrañaba su larga cabellera. Su pregunta sería ¿Como reaccionaría Pietro? normal y sin interés alguno, era de esperarse; no podía esperar mucho de él, Pietro era Pietro y lidiar con él era un tremendo dolor de cabeza. Al deshacer el agarre de sus mechones, Aloisio se detuvo al notar la presencia del contrario, pensar en él sirvió de algo y costaba asimilarlo, no podía quejarse. Meditó la situación por un par de minutos y deseaba acercarse….Al carajo, se puso en marcha y en una velocidad moderada, Aloisio se acercó al mayor.

No quería darse expectativas, solo se acercaría a saludar y ya.

     — Hey, ¿Terminando el trabajo? — Le saludó, moviendo su mano en un ademán. —- Si es así, ¿Puedo darte por mio? — Y como era normal en él, comenzó a molestarlo e ignorando la futura reacción del contrario ante su nuevo estilo, a saber qué diría. Un suspiro se escapó de sus labios, bastante pesado y tratando de demostrar incomodes. — Oye, si me vas a quedar mirando de esa manera, me veré obligado de dejarte y seguir con mi trabajo. –- Mintió, su trabajo hoy se daba por terminado  buscaba alguna excusa para sacarle palabras de la boca.

parumeworld-art  asked:

wato una pregunta tienes el pelo largo o corto, en la referencia que me diste esta largo y ahora veo que lo dibujar corto, diiimeee

QvQ es complicado(?)
Tengo el pelo largo, Pero casi siempre me gusta dibujarlo Corto -le cry-(?

Apariencia física de los signos. El signo en el Ascendente


sassyastrology:

Busca tu signo ascendente aquí. 

Aries: atlético pero con curvas, cabello fuerte y grueso, prefiere ropa cómoda y zapatillas de deporte, cejas fuertes, parecen más joven de lo que son cuando se ríen.

Tauro: rostros armoniosos, labios sensuales, muy brillante y el pelo a menudo largo, prefieren la ropa clásica y elegante, sus ojos parecen muy cálidos y amables.

Géminis: cuerpo delgado, ojos brillantes y cautivadoras, que prefieren un estilo relajado pero también les encanta cambiar su vestuario de vez en cuando.

Cáncer: delgado y cabello a menudo oscuro, nariz pequeña, la barbilla redonda y ojos sobresalientes, su estilo a menudo depende de su estado de ánimo, a menudo son bastante compactos en su contextura.

Leo: característica fuerte, frente muy amplia, nariz grande, a menudo alto, con las piernas muy largas, aman la ropa de alta calidad y joyas, lucen fuerte y elegante.

Virgo: altura promedio, a menudo muy buenos cuerpos, gustan cuidar de sus cuerpos, los ojos en forma de almendra, el pelo brillante y largo, muy buen gusto de la moda y de la calidad de ésta.

Libra: cara ovalada, parece muy tranquilo y encantador, muy delicado cuando se trata de ropa, características agradables, puede adoptar cualquier estilo que  les plazca.

Escorpio: hombros anchos y fuertes, bien construido, los labios bien definidos y sensuales, ojos magnéticos, pelo grueso, parecn muy grave y potente, prefieren un ambiente tranquilo, estilo serio.

Sagitario: el pelo grueso, labios carnosos, estatura alta,  parece encantador y lleno de energía, cuerpo en su mayoría atlético, sonrisa amplia y hermosa, variados en su estilo. 

Capricornio: delgado, casi huesudo, de pequeña a media altura, ojos serios, a menudo el pelo corto, aparecerá muy seria y madura, sentido de manera ordinaria.

Acuario: a menudo el pelo oscuro y grueso, peinado inusual, parece muy enérgico y original, brillante, ojos grandes. Tiene ya sea un estilo excéntrico o grave.

Piscis: Ojos grandes e hipnóticos, pueden asumir muchas apariciones, parece muy misterioso y brumoso, casi imposible decir qué estilo que prefieren.

Fuente:  http://sassyastrology.tumblr.com/post/124925056287/the-signs-appearance

- Yo uso hijab porque quiero.
- Ya, pero es el símbolo impuesto por los hombres en tu sociedad. Lo has elegido tú, pero antes ellos por ti.
- Ah, perdona, que tu sociedad no es machista, no es patriarcal. Tú te depilas, usas tanga, bikinis incómodos, fajas, te maquillas, cobras menos que tu marido, cuidas de los hijos y trabajas, te dejas el pelo largo porque el corto es masculino, te pones sujetador push-up que se clava en tus costillas dejándote marca, te obsesionas con tu peso, haces dietas, tardas el doble que tu pareja en prepararte, te “arreglas”, aguantas “piropos” desagradables, miras continuamente hacia atrás cuando sales de fiesta y vuelves a casa, tienes que aguantar que te digan que estás borde porque tienes la regla… Todo eso es porque quieres, ¿verdad? ¿Hay cosas que has elegido tú, pero no lo impuso un hombre antes por ti…?