el elegido

Dime qué horóscopo eres y te enseño tu maquillaje

 Setareh Hosseini es una estrella en Instagram gracias a sus famosos maquillajes artísticos. En esta ocasión, la joven ha querido representar cada uno de los signos zodiacales mediante un maquillaje que identifique su esencia.

La artista, que vive en Toronto, tiene casi 100.000 seguidores en IG y seguro que, cuando veas esta galería, te unes a su perfil. ¿Crees en el horóscopo? ¿Qué signo eres? ¿Ves identificada tu personalidad en el maquillaje que ha elegido Setareh? ¡Yo soy Leo y me encanta su make up para mi signo! Aunque Aries y Aries también son espectaculares…

Imágenes vía starlit_makeup

Sagitario

Source: Yahoo Vida y Estilo

Tauro

Source: Yahoo Vida y Estilo

Escorpio

Source: Yahoo Vida y Estilo

Géminis

Source: Yahoo Vida y Estilo

Virgo

Source: Yahoo Vida y Estilo

Cáncer

Source: Yahoo Vida y Estilo

Libra

Source: Yahoo Vida y Estilo

Acuario

Source: Yahoo Vida y Estilo

Piscis

Source: Yahoo Vida y Estilo

Capricornio

Source: Yahoo Vida y Estilo

Aries

Source: Yahoo Vida y Estilo

shadow-madness  asked:

Hola! Bueno vi el edit de tu Su y me gustó mucho 💙. Pero tengo una duda gigante ¿Cómo la editas? (soy una patata y no sé como se hace) 😅

¡Hola! ^^ Antes que nada, muchas gracias💛 Disculpa la demora, miré la pregunta anoche pero decidí responder hoy porque quería dar una respuesta detallada.

Bueno, yo uso Photoshop CS6 para la mayor parte de la edición. Para el cabello utilicé dos pelucas: la peluca de navidad “pendiente de oro” y una de halloween que no sé cómo se llama en el servidor español, porque solamente la tengo en mcl, y allí se llama “Cheerleader Pigtails”.
Lo primero que hice fue cambiar el color a castaño claro, utilizando una herramienta llamada “herramienta sustitución de color”.

Está muy padre porque es muy sencilla de utilizar, en el recuadro que está cerca de la esquina superior derecha puedes elegir el color con el que quieres pintar.
Por ejemplo, si lo quiero de color rosa:

Y si el tono no queda de mi gusto (porque se ve más morado que rosa) otra manera que uso para cambiar el color son los estilos de capa. Das doble clic sobre la capa y te aparece un recuadro como este:

Te vas a donde dice superposición de colores y eliges el que quieres. También puedes elegir el modo de fusión y la opacidad que más te guste para cambiar la tonalidad. 
Yo he elegido el tono “color” con una opacidad del 81% ¡este tono de rosa me gusta más! ^^

Después hice lo mismo con la segunda peluca, recorté la parte del fleco, que es la que me interesaba, y la pegué encima de la primera que edité.

Utilicé la herramienta “borrador” para quitar las partes que no necesito:

Las mechas de diferente color también las hago con la herramienta de sustitución de color. 
Al igual que las pelucas, la ropa que edité fue guardada directamente del juego, y le cambié el color. Para la blusa, además, busqué una imagen en google, esta fue la que me gustó:

Recorté el corazón y después de pegarlo sobre la blusa, le cambié el tamaño:

Con la varita mágica y el borrador quité las partes que no necesitaba.

Al final sólo le quité un poco de opacidad a la capa. De esta forma puedes agregar muchas cosas, incluso estampados.

A la falda le cambié un poco el color, porque no me gustaba el tono negro que tenía, y la recorté porque me parecía demasiado larga.

Ya como detallitos la coloreé un poquito para que no se note el recorte.
Las medias y los zapatos simplemente los tomé del juego y les cambié un poco el color. Con estos mismos métodos puedes editar fácilmente otros accesorios:

El maquillaje sí lo hice en Paint Tool Sai porque se me hace más fácil para dibujar, y lo tuve que hacer yo ^^

El resto está en repetir ciertos procesos, y al final agregas todo sobre la base del cuerpo de tu Sucrette :3 incluso lo puedes hacer en Sai.

¡Y listooooo! 💕 ^^ (Dibujé un poquito encima del cabello porque el brillo en el fleco no había quedado igual que el resto del cabello y eso me molestaba xD).
Espero haberme explicado bien y que te sirva. También te recomiendo este tutorial de @loonylein, está muy bien detallado y te enseña de una manera muy sencilla, todo en Paint Tool Sai.

De todas maneras si tienes una idea de cómo quieres editar a tu Su puedes pedírmelo y yo con mucho gusto haré lo que esté dentro de mis posibilidades💗

@zurysalvatore, she looks like ♡ Zury x3

Segundo vídeo promocional de la cuarta temporada de Jigoku Shoujo al aire el 14 de julio

Una nueva imagen promocional también fue revelada: 

La web oficial de la próxima cuarta temporada del Anime para televisión de Hell Girl (Jigoku Shoujo), titulada Jigoku Shoujo Yoi no Togi, comenzó la transmisión de su segundo vídeo promocional y reveló una tercera imagen promocional más diseños de personajes. La serie tendrá seis nuevos episodios y seis episodios de “reminiscencia”, y se estrenará el 14 de julio del 2017 en los canales Japoneses de MBS, Tokio MX, Gunma TV, Tochigi TV, y BS11.

Keep reading

Diabolik lovers Lost Eden Ayato Sakamaki (maniac 5)  ~translation/traducción~

Muchas gracias a @the-precious-sugar-chan por haberme ayudado .3c
Y gracias a Fan que me hizo la traducción al inglés :v

Maniac 4 x


Place: Kino’s castle

Church man A: Then, let’s talk honestly. Ayato Sakamaki is not suitable to be king.
Church man A: Taking a look at the hegemony of the Makai, they had a ceasefire in this war; I think they had many casualties in a short amount of time.
Church man A: To stop this, they’ve let their guard down in the underworld, and also their security.
That’s exactly what we wanted to avoid.
Church man A: In that case, before the dispute breaks out, our church has withdrawn… I can’t stop thinking that we’re leaving the way free to the evil spirits.

Keep reading

Vandead Carnival; Ruta Ruki: Sub escenario Reiji


Agradezco la traducción en ingles de @orpheanvampires


Traducido por @0takudl





Prologo
- Capitulo 1
- Sub escenario Laito - Sub escenario Shu -


Sub escenario Yuma - Capitulo 2





Yui: Ruki-kun, ¿qué tipo de té negro y pastel debo tomar?



Ruki: … No sé. Cualquiera estaría bien.



Reiji: Incorrecto.


Keep reading

Ella gemía de placer mientras me contaba lo que sucedió


Mi mujer ya se las olía, y es que durante varios fines de semana invité a dos amigos a beber en mi casa. La pasábamos bien, éramos solamente ella, ellos dos y yo. 
Ella me miraba a veces, cuando le decía que iban a visitarnos de nuevo, con cierta curiosidad fugaz, como con suspicacia pero no decía nada.

Los dos eran solteros y no se conocían hasta que los presenté. Mi mujer platicaba y bromeaba con los dos, y noté que en cada ocasión se arreglaba un poco más; y las confianzas entre ellos y ella aumentaban, ya que yo me hacía el que no veía o notaba.
Era inevitable pues que la sexta o séptima vez que nos visitaron, mi mujer se vistiera sugerente y pusiera música para bailar. Los dos estaban nerviosos ante la vista de sus piernas enfundadas en una pantimedia oscura, y de su cuerpo torneado embutido en un minivestido negro. La música y las copas volvían más denso el ambiente; ella platicaba conmigo y con ellos, tratando de dirigir su atención por igual, cruzaba sus piernas mostrando parte de su muslo. Estaba sentada a mi lado en el sillón mediano de nuestra sala, Edgar en el pequeño a nuestra derecha y Samuel en el más grande frente a nosotros y notaba que los ojos de ellos dos no dejaban de mirar la carne que mostraba su vestido corto.

Mi esposa reía y hacía bromas con nosotros, y coqueteaba, aunque no descaradamente, con mis amigos. Pensé: quizá esta vez se animé. Yo nunca le mencioné ni le sugerí que tuviera relaciones con otro hombre, ni ella a mí. Se me hacía un poco vulgar mencionar aquello, pero sí tenía deseo de que ocurriera, es por eso que comencé a invitarlos y a dejar que ella hiciera confianza. Ella quizá lo entendió así, ya que las primeras veces se mostraba recatada, incluso nos dejaba solos mucho tiempo, pero cuando notó que yo no ponía reparo en que platicara con ellos se fue “soltando” por así decirlo.

Ese día ella estaba más suelta, reía sin recato, los miraba a los dos continuamente con expresión atrevida. En cierto momento estiró la mano para tomar la mía para que la acompañe a bailar. Ella se me repegaba y me rodeaba con su mano la espalda y me atraía hacía ella, me dijo al oído: “¿No me veo muy vulgar con esta ropa?”
Te ves hermosa, le dije. “¿tus amigos qué pensaran?”
Lo mismo que yo
¿No te molesta? me pregunto respirando entrecortadamente, para nada, le dije atrayéndola con mi mano desde la cintura
“¿Y si saco a bailar a uno de ellos, tampoco te molestarías?”
“Si sacas a bailar a uno de ellos…” le contesté haciendo una pausa, tratando de provocarle cierta inquietud, “tendrás que bailar con los dos, si no, sería una descortesía para el otro”

Ella se separó para mirarme a los ojos, quizá quería saber que estaba hablando con la verdad; luego de unos momentos me dirigió al lugar donde estaba, se quitó la liga del pelo y se lo alisó por la parte de adentro hasta las puntas, luego cerró los ojos y bailó un poco mientras canturreaba casi en murmullos.
A continuación abrió los ojos y miró a mis amigos, claro que primero a uno y luego a otro, su expresión denotaba que no se decidía o que dudaba entre uno y otro, tal vez para no herir susceptibilidades.
Se decidió por Edgar, se acercó a él extendiendo su mano para que él la tomara.

Él al principio estaba como consternado, con miedo a pegarse a ella, en ciertos momentos me miraba de reojo. Yo mostraba mi mejor expresión impávida. Samuel también me miraba por momentos y luego dirigía su mirada a ellos.
Se notaba un poco incomodo, pensando que pudiera surgir alguna situación desagradable, y también por el hecho de no haber sido el elegido, eso me lo contó después, claro.
Mi esposa miraba a Edgar a los ojos y luego de u rato lo acercó a ella, después pegó su mejilla en su pecho y cerró los ojos. Pero momentos después los abrió para poder mirar a Samuel. 

Lo hizo tan intensamente que hasta yo sentí como irradiaba la sensualidad entre ellos. Movió su mano para coger la que Edgar tenía en su cintura y la bajo unos pocos centímetros, hasta el nacimiento de sus nalgas sin dejar de mirar a Samuel.
Levantó su otra mano y con el dedo índice le hizo seña para que se acercara a ellos. Samuel obvio que se levantó, pero durante una fracción de segundo se paralizó recordando que yo estaba ahí, me miró con incertidumbre pero se tranquilizó cuando le hice la seña con la cabeza de que continuará.

No tardaron en entrelazarse los tres en caricias y besos. Al principio los dos dudaban en compartir su boca, pero ella, insistente, los terminó por convencer. Seguían de pie y le acariciaban el cuerpo y ella giraba para darle el frente a uno o al otro; estaban tan ensimismados que no notaron cuando me levanté y me retiré a la terraza pasando antes por la cocina para coger refrescos, hielo y un vaso limpio. Me senté a mirar la ciudad, me puse unos audífonos para escuchar música del reproductor y bebí imaginando lo que sucedía adentro.

Eran ya las 4 de la mañana, mi amigos estaban dormidos, uno en la recamara de huéspedes y el otro en el sillón grande. Yo me había dirigido a nuestra recamara luego que ella me despertó. Estaba ya acostado mientras ella se bañaba, el sueño me cerraba los ojos pero quise esperar a que ella me contara todo.
Ella se acostó frente a mí y me miró sonriente, mostrando enorme satisfacción: “¿La pasaste bien?” le pregunté mientras reprimía un bostezo, ella asintió en silencio sin dejar de sonreír, “tu sonrisa lo dice todo” le dije, ella la amplió, se acercó a mí y me besó en la boca: “¿tienes mucho sueño?” me preguntó, si, pero si quieres contarme me aguanto.
Me puso la mano en el pelo y me acarició suavemente “gracias” me dijo. Yo entendí que me agradecía por haberle dejado hacer el amor con ellos. 

-Cuando te fuiste a la terraza, me estaban besando por todas partes, y me agarraban también, parecían lobos y te juro que tenía muchas ganas de hacerlo con los dos; pero también muchas ganas de hacerlo primero con uno y luego con el otro, pero me daba penita decidir con quién, les dije: Quiero con uno, pero yo no quiero decidir.
Edgar dijo que lo decidieran con un volado pero se me hizo muy vulgar eso, por eso les dije que uno de ellos hiciera lo caballeroso, que al cabo tendría su oportunidad. 
Se quedaron muy callados pero no dejaban de tocarme y besarme, yo ya estaba cachondisima mi amor, ya quería que se decidieran, entonces los muy tontos dijeron al mismo tiempo que empezara el otro y yo “así” con cara de tonta y no pude aguantarme la risa, Entonces dijo Edgar que primero Samuel.

-Nos fuimos a la recamara de los invitados pero besé a Edgar y le dije que al rato él y yo, y él dijo que si y me sonreía y hasta me daba ganas con él primero, pero ni modo de ofender a Samuel.
Mientras ella me contaba se me empezó a poner dura la verga; ella me besaba el rostro y me repegaba sus pechos duros y yo le pasaba la mano por las nalgas y los muslos.

-¿No te enojas que te este contando, mi amor? me preguntó ella mientras me ponía una chiche en la boca, negué con la cabeza mientras se le chupaba 
- Es que me cogió muy rico, parecía animal porque me besaba muy salvaje y me agarraba toda y yo ya estaba muy cachonda y me dejé que me hiciera todo lo que quiso, me metió su cosa en la boca y me meneaba la cabeza y me entraba hasta el fondo, mi amor. “¿Y te gustaba?” le pregunté -¡si!, ya quería que me la metiera, entonces vi a Edgar en la puerta mirándonos, estaba desnudo y tenía la verga muy dura. Entonces Samuel me acostó, así vestida todavía, y me levantó el vestido y me quitó el slip y fue cuando vio a Edgar y le preguntó que si quería juntarse con nosotros, pero Edgar le dijo que no, que quería ver nada más, que al rato conmigo nomás y yo pensaba: “si, que venga, con los dos” es que ya como fuera mi amor, ya quería que me cogiera uno o el otro, pero ya.

Me puso el otro pecho en la boca y tomó mi pene con su mano
-ay, estas muy duro, me dijo, -¿te pones cachondito amor?
“Mucho” le dije, “cuéntame, qué más”
-Samuel me la metió, ¡y yo sentí muy rico! ¡ay! nomás de acordarme como me iba entrando su cosa dura y caliente ¡ah!, ¡aprieta mi amor!
Me decía que le apretara la chiche con la boca, “muérdeme” dijo con voz muy cachonda “ya estoy muy caliente otra vez, ¡ay!, creo que me estoy volviendo muy puta, ¿no me vas a odiar si me vuelvo putita, mi amor?”
Le dije que no y le atrape el rostro para besarla con fuerza me gustas así, cachonda, le dije

-Mientras Samuel me cogía yo me fijaba en la verga de Edgar y ya la quería tener adentro, ¿te fijas que me estoy volviendo bien puta? pues si, mientras me la metían ya quería otra verga, pero al mismo tiempo disfrutaba la de Samuel, ¡mh! qué rica, mi amor, me llenó toda y me cogió muy rico y me decía: me gustas Maritza, estas muy buena, muy rica y yo me venía, estaba chorreando mis juguitos y me vine varias veces y solo de pensar que seguía con otro, o sea, con Edgar ¡ay! me ponía más cachonda.

¿Te viniste muchas veces? le pregunté, ¡si!, muchas y hasta me daba como desesperación, así como que ya no aguantaba pero al mismo tiempo quería más.
¿Y se vino dentro de ti?
-¡Si!, me echó unos chorrotes… ni te imaginas, ¡ay amor! a lo mejor quedo embarazada, me dijo ella fingiendo temor y a la vez usando un tono de niña consentida
No importa le dije.
¿De veras no te importa que quede embarazada? ¡ay! es que sería así como muy cachondo, ¿no crees? quedarme embarazada…¡ah!
Tuvo algo así como un espasmo cuando decía eso de quedarse embarazada, yo aproveché para subirme encima de ella y metérsela, ella gimió de placer echando la cabeza hacia atrás y cerrando los ojos ¡ay mi cielo! estas muy rico.

¿Y te cogió Edgar?
¡Si!, me dijo, cuando se levantó Samuel: vamos a la regadera Maritza y yo le dije que si, me le quedé viendo y él me cargó y me llevó a la regadera, abrimos la llave y nos bañamos muy bien, y tenía su verga parada, muy dura ¡ay mi cielo, que rico me coges!
-Y se la mamé, me hinqué y se le chupé toda, ¡ay! está muy rica su verga y después me cargó otra vez, y Samuel estaba sentado en la orilla de la cama y Edgar me acostó y se subió también, me abrió las piernas y me la metió así nomas, yo ya estaba muy cachonda y se me resbaló todita de un golpe, ¡mh! rico.

Alargó la palabra con tono de placer, yo ya le estaba dando con fuerza y apenas podía respirar de tanto placer que me causaba lo que me contaba ¿y te viniste otra vez?
-¡si!, varias veces y Samuel me agarraba las chiches y la nalga ¡y me ponía la mano en su verga que se estaba poniendo dura otra vez! Y Edgar me daba y me daba y yo le apretaba la verga con la mano y pensaba que…vas a decir que estoy loca, que sería rico que me la metieran los dos al mismo tiempo… tu sabes, uno normal y el otro…
Te entiendo mi amor, le dije, estaba ya a punto de venirme, “quieres por atrás y por delante, ¿verdad?”
¡Si! me dijo y luego tuvo un orgasmo -¡ay mi amor! hoy me vine como veinte veces, no te exagero, porque luego que Edgar se vino, ¿pues no creerás que Samuel me la metió otra vez?
“¿De verdad?” me asombró lo que me dijo realmente, -¡si!, me cogió un buen rato, aunque ya me sentía cansadita mi amor, ya quería venir contigo y que me cogieras tu…y contarte…¡ah!…

Nos vinimos al mismo tiempo, muy rico la verdad
Mis amigos ya no vienen tan constantemente tal vez se apenaron conmigo pero cuándo vienen tratamos de hacer lo mismo pero cada vez más rico…

Notas sobre Pecadores AU (Undertale AU)

(Todo esto es un mero trabajo de ficción que hago para entretenerme. Por favor, no se lo tomen en serio.)

La división de los papeles entonces queda así:

UT!Sans: Pereza.



UF!Sans: Gula.

UF!Papyrus: Ira.

US!Papyrus: Avaricia.

US!Sans: Envidia.

SF!Sans: Orgullo.

SF!Papyrus: Lujuria.

UT!Papyrus: Ángel guardián.

US!Gaster: El jinete blanco del Apocalipsis. Apodado Antis al representar al anticristo.

UF!Gaster: El jinete rojo. Apodado General al representar la guerra.

SF!Gaster: El jinete negro. Apodado Mio por un mal chiste entre sus hermanos que querían darle por apodo un desorden alimenticio. De poco se salvó que no lo llamaran Ano (por anorexia). Representa al hambre.

UT!Gaster: El jinete amarillo. Apodado Muerte porque, bueno, representa a la muerte por epidemias. No es la muerte-muerte.

La historia general

Keep reading