el casper

Los desastres de Casper

El blog ha estado algo muerto desde que recibimos esos mensajes donde nos exigían que les respondiéramos, la verdad me desanimaron un poco y entre el enojo que sentía y el bloqueo que antes ya sufría, decidí que lo mejor era desaparecer unos días, me alegra haber activado un poco las cosas y poder responder algunos de sus mensajes, recuerden que somos algo lentos a veces, pero siempre respondemos todo. 

Tampoco olviden que sigo espiando blogs y les dejo mensajitos por ahí, luego se me olvida que les escribí y ya no reviso si me respondieron, pero ustedes pueden escribirme cuando quieran, ya saben que yo reviso el blog siempre, aunque no responda cosas, ando por aquí.  

El fracaso solo existe cuando comienzas a desistir, la derrota viene desde dentro y la única barrera es tu propia debilidad. Esta bien si nos fallamos, o si nuestros planes se salen de control, a veces olvidamos lo que realmente importa, dejamos que nuestras dudas destruyan nuestras propias alas y la negatividad consuma nuestra valentía, entiendo que tengas miedo de caminar en arenas movedizas, pero no quieres pasar el resto de tu vida pensando en que hubiera pasado si hubieras tenido el coraje para intentarlo.
—  Casper