el benefactor

¿Por qué te fuiste? ¿Por qué tenía que suceder aquello? ¿Por qué desde eso mi vida ha ido en un constante descenso?

Ya no importa lo que venga, he perdido mucho que ya no me interesa lo demás que pierda pero moriría, literalmente, el día en que te pierda a ti mi Dios. Tú has sido mi único sustento y compañía, deseo seguir contigo hasta el fin de mis días y un día cara a cara por fin verte.

Personas que amaba me han herido de una manera que no esperaba pues necesitaba mucho “una mano ayuda” o el amor que decían tenerme y cuando creí que ya no había algo Tú llegaste a decirme que cuando más creo estar sola es cuando más Tú cuidas de mi.

Me diste vida cuando creí morir, has multiplicado mis fuerzas cuando no he tenido alguna, extendiste tu mano cuando muchos me dieron la espalda, me has dado el amor que nunca he recibido.

Estoy aquí por el benefactor y no por los beneficios. Estoy aquí en agradecimiento y adoración. A ti entrego mi vida por siempre. De tu lado no deseo alejarme jamás aunque no obtenga lo que quiera, no dejaré de alabarte.

Tú eres mi todo. ❤