educacion mexico

Sobre feminismo, o machismo, o igualdad de género.

El fin de semana pasado estuve en una reunión familiar que me hizo darme cuenta que nosotras, mi hermana, mis primas y yo, fuimos educadas desde una temprana edad a comportarnos con referencia a tendencias machistas. Pero la culpa no la tienen mis padres solamente, ni los padres de mis padres. Esto va mucho más allá de sólo el hecho de pensar: “es porque tienes papás machistas”. Sí, tal vez los tengo pero no es culpa de ellos. Y antes de que se molesten, papá y mamá, voy a explicar como fue que me di cuenta.

Lo recordé justamente hoy porque cuando estábamos festejando el cumpleaños número veintialgo de una compañera del trabajo, éramos las mujeres quienes estábamos sirviendo el pastel y repartiendo las servilletas, asegurándonos de que todos tuvieran o una cuchara o un tenedor, mientras los hombres estaban inmersos en una conversación sobre algún tipo de referencia boricua que a la vez hacía referencia a cierto tipo de beneficios y exclusiones dentro del trabajo - cosas que para el tema que quiero elaborar no tienen relevancia.

En fin, éramos las mujeres quienes repartimos el pastel y ningún hombre se ofreció a ayudarnos pero tampoco lo pedimos, lamentablemente. De la misma manera pasó el fin de semana en la reunión familiar. Mientras los hombres conversaban sobre negocios nacionales e internacionales, las mujeres servíamos la comida. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que nadie nos pidió que lo hiciéramos. Fuimos educadas para pensar con nuestra propia convicción que es nuestra tarea como mujeres de la casa y de la familia que los hombres tengan todo lo que necesitan y no interrumpirlos mientras tienen sus pláticas importantes de negocios o de lo que sea, porque nosotras somos mujeres y nacimos para la cocina y ellos son hombres y nacieron para el dinero.

Lo que explica el porqué de mi obsesiva compulsión con la equidad de género e independencia del ser humano. Porque nos decimos feministas o igualitarias y vivimos bajo la costumbre de sentir la necesidad de cocinarles a los hombres, de dejar que el hombre pague las salidas, de pedir consejo a nuestros padres de como ser mejores para nuestras parejas en la casa, de pedir consejo a nuestras madres de como ser mejores para nuestras parejas en la cama… o como sea.

El machismo nace de la educación básica, no escolar dino familiar y me di cuenta hasta hace poco de que yo vivo bajo esa misma educación. Ahora me pregunto qué hacer para dejar de permitir que mis costumbres hablen más que mis ideales.

Se aceptan comentarios.

youtube

Im so proud of this young indigenous Mexican girl!!! This video made me cry… She is so talented and wise. Mexico is so diverse but we lack interest in the well being of others and lack soooo many important morale values. I’m so proud my parents raised me to eat all of Mexico’s food (I fucking love it) never did I turn down a plate because I thought it was disgusting or cuss it had something I didn’t like. As well as respect, honesty, persistence, and most importantly love will make this country better. I’m so amazed, we need more people like her!!!!! She even come to say that she is happy even though she faces all this difficulties as a minority because of her values and culture!!! I’m big hearted, and this is beyond fuckin amazing

EN PIE DE LUCHA .... #TODOSSOMOSIPN

Mis publicaciones se han basado en el amor, confianza, desamor, depresión, el dia de hoy no es la excepción, pero hoy es un dia diferente, no para mi, para todo México, nunca se los había compartido, pero soy #orgullosamente politécnica … es una desgracia ver y vivir lo que esta ocurriendo, y la manera que los medios de comunicación lo censuran.

No deseamos crear un nuevo 2 de octubre, sin embargo los deseos de ESTUDIANTES del IPN y apoyo de nuestros hermanos UNAM y otras universidades que se nos han sumado a lo largo de los últimos dias con el deseo de que se revoque el nuevo plan de estudios y el reglamento 2014 en los cuales se rebaja el nivel y calidad de estudio tanto a bachillerato como en nivel licenciatura, ya que nos quitan materias basicas del plan de estudios, quitando también materias humanísticas como lo podrían ser historia y entorno socio-económico de mexico. Bien dicen que olvidar el pasado, nos condena a volver a vivirlo. nosotros como politécnicos aprendemos de la historia, somos seres que razonan, con los anhelos de triunfar, somos quienes le dan prestigio a nuestro pais junto con la UNAM…

Sin embargo nos quieren hacer #mano de obra barata, haciéndonos estancarnos a un nivel o dejar una licenciatura trunca. ya que en el nuevo reglamento nos dan de baja definitiva tan solo con reprobar una asignatura por mas de dos semestres… las cuotas que antes eran de manera opcional el dia de hoy quieren hacerlas obligatorias, tomando en cuenta que la mayoría de los estudiantes del IPN son hijos de padres obreros del pais, dejándonos asi sin recurso para poder pagar la escuela.ademas de talleres y materias electivas. en el nuevo reglamento no nos proporcionan un seguro social…. 

Estos son solo algunos puntos que estamos tomando en cuenta para nuestras movilizaciones pacificas, recurrimos a este medio para poder hacernos escuchar, sin censura, sin miedo, les pedimos su apoyo tanto en el país como a nivel mundial.

no somos delincuentes

no somos porros

#todos somos politécnicos … Por convicción y no por circunstancia.

“Nada con violencia, todo con la razón”

Hoy no es la excepción de publicación sobre amor. amor a mi Pais, amor a mi institución, deseo de superación…

HUELUM! HUELUM!

GLORIA!

A LA CACHI CACHI PORRA!

A LA CACHI CACHI PORRA!

PIN PON PORRA!

PIN PON PORRA!

POLITÉCNICO!  POLITÉCNICO!

GLORIA!

La ultima vez que el IPN alzo la voz fue en el 68 … y México cambio. 

Nos llaman flojos por haber parado la escuela, la ciudad y la patria.
Flojos los ojos que no ven la desesperación del pueblo.
Flojos los oídos que no escuchan los llantos de hambre de los niños.
Flojos los pies que se niegan a marchar contra las imposiciones de un gobierno ilegítimo.
Flojo el corazón que no se conmueve ante la tragedia del otro.
Flojo el cerebro que sólo repite las mentiras que propaga la televisión y no busca la verdad entre tantas mentiras.
Flojas las manos que no se atreven a escribir su propia historia.
—  Nos llaman flojos.
Reforma anti-educativa

Me parece algo muy estúpido que el gobierno diga que está dispuesto a sentarse a hablar con la CNTE pero que eso sea después de lo sucedido en Oaxaca (y en otras partes del país). ¿Acaso no se han dado cuenta de que han dicho muchas veces los maestros que protestarán hasta que acepten sentarse a dialogar? ¿No les parece ilógico que justo después de reprimirlos -a ellos y a sus simpatizantes- digan que ellos siempre han estado abiertos al diálogo?
Espero que después de esto más gente se de cuenta de lo que está sucediendo en México y lo sienta más ‘cercano’, porque no falta el que diga que eso pasa allá, como si fuera otro país u otro continente y aunque así lo fuera ¿por qué hay que ser indiferentes? 

A la gente del gobierno: ¿no les parece tonto ahora su argumento de “los maestros se van a protestar porque no quieren trabajar” ahora que fueron a tumbar su manifestación que dejó a varios muertos y muchos heridos? ¿Cómo le van a hacer esos maestros que fueron asesinados para enseñar? ¿Y los que ‘afortunadamente’ solo resultaron heridos, tendrán que ir así? 
Por otro lado, me preocupa mucho mi seguridad… Dicen que los maestros los atacaron y que no tuvieron otra opción más que usar las armas ante esos feroces y temidos profesores que no tienen pistolas porque quién sabe qué les puedan hacer a esos hombres de ‘seguridad’ que tienen cascos, botas, armas, macanas, chalecos anti-balas y demás; ojalá en un futuro se les prepare mejor para que puedan recurrir a otros medios antes que las armas.

Espero que se den cuenta de lo que están logrando es avanzar un paso y retroceder dos, así que levanten la mirada y busquen piso firme, dense cuenta de que hay un temblor acercándose para derrumbar las columnas que los sostienen; agárrense fuerte que este México viene armado y no con armas.

Apoyo total a los maestros, a aquellos que nos educan y a los que nos enseñan; hoy en día esos dos términos son diferentes para nosotros: educación y lucha, ambos necesarios y co-dependientes, sin uno no podemos hacer lo otro.
¿Cómo menospreciar dicha profesión cuando pasamos una gran e importante parte de nuestra vida en las aulas? ¿que no nos hemos dado cuenta de que la mala calidad de nuestra educación viene del sistema y no de la aplicación?  Pero la pregunta más importante ¿cómo podemos llamarle reforma educativa si el enfoque va al trato de los maestros, que eso no la haría una reforma laboral?