edcucacion

Cuantas veces hacemos o decimos cosas solo por agradar a la gente que nos rodea, cuantas veces callamos lo que sentimos realmente, pasando inclusive por sobre nosotros mismos, por nuestros sueños, por nuestra forma de entender el mundo, por nuestra libertad.

¿Cuánta energía nos desgasta vivir una vida que no queremos vivir? solo por no defraudar o por no empezar una discusión que no queremos tener.

Nos ponemos una máscara de buenas personas complacientes que los demás quieren ver, muchas veces por sentir el aprecio o peor aún por no sentir el desprecio de los demás.

Es hora de empoderarse y aprender a amarnos y aceptarnos tal y como somos, no digo que salgas corriendo a decirle a la gente todo lo que se te ocurra, sino que aprendas a decir lo que sientes pero desde tu poder interior, de esa manera no necesitaras ni siquiera gritar para ser escuchado y si aun así no puedes, ve a un lugar a solas y expresa todo lo que quieras decir, pero jamás te guardes lo que sientas porque eso solo te debilita y enferma tu cuerpo y tu alma. 

¡Deja de ceder tu poder solo por complacer al ego de los demás!

* * *