economía

youtube

¿Qué es la economía circular?

Una forma de frenar nuestra inevitable desaparición.

Enviado por Pablo.

La fuerza de trabajo es, pues, una mercancía que su propietario, el obrero asalariado, vende al capital. ¿Para qué la vende? Para vivir.

Ahora bien, la fuerza de trabajo en acción, el trabajo mismo, es la propia actividad vital del obrero, la manifestación misma de su vida. Y esta actividad vital la vende a otro para asegurarse los medios de vida necesarios. Es decir, su actividad vital no es para él más que un medio para poder existir. Trabaja para vivir. El obrero ni siquiera considera el trabajo parte de su vida; para él es más bien un sacrificio de su vida. Es una mercancía que ha adjudicado a un tercero. Por eso el producto de su actividad no es tampoco el fin de esta actividad. Lo que el obrero produce para sí no es la seda que teje ni el oro que extrae de la mina, ni el palacio que edifica. Lo que produce para sí mismo es el salario; y la seda, el oro y el palacio se reducen para él a una determinada cantidad de medios de vida, si acaso a una chaqueta de algodón, unas monedas de cobre y un cuarto en un sótano. Y para el obrero que teje, hila, taladra, tornea, construye, cava, machaca piedras, carga, etc., por espacio de doce horas al día, ¿son estas doce horas de tejer, hilar, taladrar, tornear, construir, cavar y machacar piedras la manifestación de su vida, su vida misma? Al contrario. Para él, la vida comienza allí donde terminan estas actividades, en la mesa de su casa, en el banco de la taberna, en la cama. Las doce horas de trabajo no tienen para él sentido alguno en cuanto a tejer, hilar, taladrar, etc., sino solamente como medio para ganar el dinero que le permite sentarse a la mesa o en el banco de la taberna y meterse en la cama. Si el gusano de seda hilase para ganarse el sustento como oruga, sería un auténtico obrero asalariado.

Karl Marx (Trabajo asalariado y capital)

Un dólar ya cuesta 20 pesos, y a México se lo está llevando el demonio

Se llenaron la boca diciendo que esto no ocurriría, que la economía mexicana estaba blindada ¿Pues qué creen? Mintieron otra vez. Mintieron y cuando mintieron, se les advirtió que mentían; que la gente no es imbécil para darse cuenta que están destruyendo la economía del país entregando los recursos públicos a manos privadas. La salud, la educación, los energéticos. Han destrozado la seguridad alimentaria, llenando el campo de semillas extranjeras. México no produce nada para sí mismo; todo se lo llevan a Estados Unidos o a China y nos lo devuelven como mierda empaquetada, por la cual, la clase trabajadora debe pagar con el miserable salario que le otorga un empleo raquítico, aún más precarizado por una reforma laboral que ha liquidado todos los derechos a los cuales tenía acceso. La recesión económica, la crisis, ya supera el 21% de devaluación de la moneda ¡Están mandando al país por un carajo!

La gente siente que no está participando en el proceso de toma de decisiones, que las decisiones son exclusivas para aquellos que están más arriba. Han crecido con el capitalismo clientelista y eso les genera cada vez más resentimiento.
—  Sri Mulyani Indrawati
Desde Cuba, reclama región Caribe su escaño en el mundo multipolar

Este viernes diez ha comenzado en La Habana la reunión del consejo de ministros de la Asociación de Estados del Caribe, AEC, convocada por la secretaria general del organismo y la República de Cuba, en la cual participan los cancilleres de los países que integran el Gran Caribe, incluyendo los países continentales de México, Colombia y Venezuela cuyos territorios forman parte de la zona.

Esta reunión cobra relevancia toda vez que en ella se pondrán de acuerdo las naciones integrantes para implementar cooperaciones en prácticamente todas las áreas concernientes a la economía, seguridad, política exterior, migración, turismo, transporte, desastres y cambio climático. Es, pues, la respuesta de la región caribeña ante el mundo multipolar. La voz de los países del Gran Caribe que se hace un espacio en el concierto global.

Según informó la Embajada de Cuba en México, la AEC brinda un espacio donde los Estados caribeños, tanto insulares como continentales, pueden dialogar e intercambiar experiencias, conocimientos y tecnologías.

Destaca que, aunque las economías de los países integrados en la AEC presentan grandes asimetrías, y enfrentan los desafíos del nivel insostenible de la deuda acumulada, las vulnerabilidades a la seguridad regional como el tráfico de personas y drogas, el contrabando de armas y el terrorismo, el acceso al financiamiento, y la exposición y vulnerabilidad a los desastres naturales, entre todos poseen una considerable riqueza cultural, científica y de recursos naturales que, compartida, pudiera generar importantes beneficios.

“Ante estos desafíos, la Comunidad del Caribe debe continuar fortaleciendo su mecanismo de integración, basada en cuatro pilares fundamentales: la integración económica, la coordinación de política exterior, la cooperación funcional y la colaboración en materia de seguridad.”, destaca la representación diplomática cubana en México.

Es de subrayarse, además, que a lo largo de los contantes veintidós años, Cuba ha puesto a disposición de la AEC su principal riqueza: el conocimiento técnico y científico que posee en las áreas establecidas como prioritarias por la organización; y ha participado activamente en la elaboración técnica y en la coordinación de proyectos de cooperación en diversas temáticas.

La realización de este evento en Cuba, además de evaluar el estado de implementación de los programas de cooperación que se desarrollan en la asociación, contribuir a gestionar recursos para los proyectos que están en ejecución y para otros que se propongan; “fortalecerá el accionar de la AEC y pondrá de manifiesto el consenso que existe en la región sobre los principales problemas que afectan a nuestros países.”

De lo que resulte de la cumbre de la AEC, dependerá el futuro ecológico, económico, cultural, pacífico y político de la región Caribe, sin duda, una de las preferidas por la humanidad entera.