dormitorios

Y tu no sabes cuantas veces te escribí un mensaje con lagrimas, ni cuantas noches padecí de insomnio por tu ausencia, ni cuantas veces releí un mensaje tuyo para terminar de derrumbarme. Y eso a ti no te importo