domingo 1 de junio

Todo se pierde.

Escribo esto para recordar todo aquello que se perdió, que se fue, o simplemente no regresara.

Ella era una chica de 14 años, llena de sueños, esperanzas, lo que cualquiera pueda imaginar de esa edad, con mucho por lo que vivir, metas y sueños que cumplir, no importaba lo difícil que fuera, o sus problemas, ella siempre miraba por delante, con una sonrisa marcada en sus labios, una meta escrita en su mente, y en sus ojos… en sus ojos podías ver su meta reflejada, cada vez mas cerca.

Con el tiempo aprendió que el mundo no era un lugar hermoso, lo hermoso radicaba en las personas correctas, en aquellas personas con sueños, aquellas personas que inspiraban a seguir viviendo.

Mientras otras personas intentan a gritos acabar con sus vidas, ella luchaba para vivir un día más, debido a sus problemas, ella tenía a alguien por quien luchar… ese alguien que alegraba sus días tristes, que pintaba de colores sus días grises.

En el momento de su ruptura, ella entro en depresión, una de la cual pedía a gritos salir, pero sus problemas no ayudaron. Sufrió un ataque en sus pulmones llenándolos de liquido impidiendo que respirara, ella fue hospitalizada por dos semanas. 

A la 1:00 AM del Domingo 18 de Junio del año 2017 ella despertó en su habitación del hospital, frente a ella se encontraba su madre, a la cual le contó su historia de el y ese chico, al finalizar sus ultimas palabras fueron “Fue divertido estar con el, mamá” sonrió… ella murió ese mismo día a la 1:23 AM justo después de finalizar su historia con su madre. 

En memoria de: Andrea Alexander Castell.