despierta a la vida

Duró poco, pero no fue un amor pasajero. Duró el tiempo suficiente para hacerse eterno en mis recuerdos, en mis fantasías, en mis noches de soledad; duró lo que duran los mejores sueños que cuando estás en la mejor parte se interrumpen y despiertas queriendo conservarlos en la memoria, en la piel, en la vida. Fue tan intenso y real, fue tan verdadero y tan sublime que puedo decir con seguridad que lo conservaré por siempre. Lo conservaré en mensajes, en miradas, en caricias, en canciones, incluso en ausencias y silencios. Sin lugar a dudas, pasó, pero no fue pasajero.
—  Tardes de lluvia… COOS
Cómo pensar en positivo

¿Quieres atraer muchas cosas a tu vida pero no te ves capaz? ¿Te despiertas todas las mañanas con la intención de comerte el mundo pero tus pensamientos negativos te impiden ir más allá del primer bocado?

Muchas personas siguen al pie de la letra todos los pasos necesarios para tener éxito en sus atracciones pero no terminan de conseguirlo. “¿Por qué?” te preguntarás. Pues simplemente porque su negatividad les hace atraer más de lo mismo. ¿A ti también te pasa?

El secreto para atraer lo que deseas

Imagina algo que deseas atraer. ¿De verdad crees que eres suficientemente bueno para conseguirlo?

¿Crees que mereces tenerlo? ¿Confías al cien por cien en ti? ¿Te ves capaz de lograrlo? ¿Piensas que estás igual o más preparado que los demás para optar a ello? ¿Crees en tus posibilidades y sabes que tienes la suficiente fuerza para conseguirlo?

Si has respondido que NO a una o más preguntas, ya sabes el motivo por el cual no tienes éxito: necesitas ser más optimista y mantener día a día los pensamientos positivos.

Si eres negativo estás transmitiendo eso al Universo, y él no puede darte algo que en el fondo no estás pidiendo por culpa de tu miedo, dudas o pesimismo.

Piensa en una persona negativa: no se ve capaz de prosperar, de lograr sus metas o atraer lo que desea. Lo intenta, sigue los pasos, incluso tiene una rutina marcada… Hace todo lo necesario, pero olvida algo muy importante: no cree que pueda conseguirlo porque lo considera difícil, improbable o demasiado bueno para él o ella.

El pesimista se queja, se culpa, duda y se lamenta.

Entonces, ¿qué crees que atraerá? Resultados como los que tiene. Por eso es tan importante pensar en positivo, porque el optimismo es la llave secreta hacia el éxito de tus atracciones. El optimismo te lleva a enfocarte en lo que realidad sí quieres.

El pesimista se rinde con los fracasos; el optimista los ve como una nueva forma de aprender y seguir creciendo. Ese es el secreto para tener la vida que deseas: pensar en positivo y saber que, sea lo que sea aquello que quieres atraer, conseguirlo está en tus manos.

Tips para mantener el optimismo

El optimista nace pero, sobretodo, se hace. Somos nosotros quienes con las pequeñas situaciones del día a día definimos nuestra actitud. Pero, por suerte, siempre estamos a tiempo de cambiar para mejor. Así que si no eres optimista o te cuesta mantener tu buen estado de ánimo durante todo el tiempo, a continuación, te mostramos unos consejos para hacer del buen humor la base de tus atracciones:

1.- Camina con la espalda recta. Las personas positivas siempre van derechas y andan con pasos grandes y firmes. Eso da confianza en los demás, pero también en uno mismo. ¿Por qué? Porque antes de levantar la cabeza debes enderezar el cuerpo.

2.- Reconoce los pensamientos negativos. A veces decimos frases de forma automática como “todo me sale mal” o “soy un desastre”. Nunca nos hemos puesto a pensar si son ciertas y, por supuesto, no lo son. Así que cada vez que digas algo así, detéctalo y elimínalo de tu vocabulario; sustitúyelo por algo muchísimo mejor. Debemos dominar nuestro diálogo interno antes que él nos domine a nosotros.

3.- Cambia tu tono de voz. Una voz alegre es un arma muy poderosa para el optimismo. Muchas investigaciones han probado que cuando una persona actúa de forma positiva a través de su tono de voz, termina sintiendo realmente ese optimismo. La próxima vez que hables con alguien ya sea cara a cara o por teléfono, cambia tu tono de voz: no solo alegrarás a los demás, sino que te transmitirás a ti mismo un optimismo que te hará cambiar de frecuencia.

4.- Toma las dificultades como un reto. Ante una situación nueva o diferente (una entrevista de trabajo, un examen, viajes, una cita, etc.), no seas negativo antes de tiempo. En lugar de sentir miedo, dudas o ansiedad, céntrate en las ventajas y las soluciones; visualiza que todo sale bien. Empieza a confiar en ti, en tus posibilidades y en el poder de la Ley de Atracción.

5.- Piensa en las soluciones. El pesimista se centra en el problema; el optimista, lo ve como una oportunidad para mejorar la próxima vez. La mejor manera de convertirte en una persona positiva es enfocándote en las soluciones y no en los problemas: piensa que mientras te centres en las soluciones no podrás pensar en los problemas y, por tanto, dejarás de culparte, quejarte y lamentarte.

6.- Rodéate de optimistas. Pasar tiempo al lado de personas alegres y entusiastas pueden hacerte ver cuál es la mejor manera de ver las cosas. Además, ¡las personas alegres suelen contagiar su entusiasmo!

7.- Agradece. Muestra gratitud por todas las cosas buenas que te rodean y que tienes en tu vida. Dedícate un tiempo a pensar en todo lo que te hace feliz y en todo lo que está ahora presente en tu vida. Agradecer lo que ya se tiene es una forma muy eficaz para pasar de la negatividad a una frecuencia mucho más positiva.

8.- Ten presentes tus objetivos. Recordar hacia donde quieres ir es una buena forma para que te sientas motivado y con ganas de ver tus metas cumplidas. Pon en práctica estos consejos y además no olvides nunca qué quieres atraer, porque solo con pensar que llegará a tu vida ya merece una gran sonrisa.

Léeme cuando quieras volver

¿Quién dijo que las almas gemelas tienen que estar juntas para siempre? Una verdadera alma gemela te dice lo que no quieres escuchar, te levanta del suelo, se convierte en tu espejo exigiéndote lo que espera de ti.

Hay diferentes clases de amor, unos con los que te casas, construyes tu hogar y eres feliz, pero otros que entran en ti para quitarte el aliento–como tú–. Justo ahora estoy con la persona con la que quiero compartir mis días, conseguí lo que tanto soñé, estoy feliz, no estoy fingiendo, pero tú no dejarás de ser mi alma gemela.

Una verdadera alma gemela no te dice lo que quieres oír, te despierta a bofetadas para que abras los ojos ante la vida.

PD: De todas mis breves historias ésta es la unica que tiene sabor a eternidad incluso después de haberse acabado.


–Fragmento del libro Amor a cuatro estaciones escrito por Nacarid Portal.

Odio el café que me despierta por la mañana, estar despierta es estar consciente del caos de mi vida, suficientemente alerta para volver a saludar a la tristeza que me mira de reojo, y atenta al sinsentido que acomodó en mi interior un día y se negó a irse y que se tropieza con los ¿Por qué? sin respuesta que engullen los restos de esperanza que aún queda en mi interior.
Odio el café que me despierta por la mañana, estar despierta es estar consciente de esta vida que últimamente sólo me da náuseas.
—  Realidades innegables - Alma de Colibrí

anonymous asked:

cual es la diferencia entre la usted real y alex?~

Mmm…

La seguridad

La autoestima

Que tanta verdad se suelta por la boca

Esas podrian ser algunas, no voy a decir mas~ 

A veces la otra yo se mezcla un poco con la Alex que ustedes conocen

Pero ni yo misma puedo afirmar cual es la yo “real”

Paradojas del pensamiento crítico. Por Carlos Granés.

Octavio Paz lo dijo: la modernidad es el tiempo de la crítica.

Los libros emblemáticos de este período no son sistemas que proponen modelos del ser humano y de la sociedad, sino racionales diagnósticos sobre la forma en que pensamos, damos sentido a las cosas o creamos discursos sobre la historia y nosotros mismos. El marxismo, la fenomenología, el existencialismo, el estructuralismo, la hermenéutica, la deconstrucción: todos son modelos que durante décadas nos han ayudado a diseccionar el mundo en que vivimos. Gracias a ellos las ciencias sociales se han vuelto críticas, el arte denuncia los males del mundo y la teoría contemporánea reivindica a los oprimidos y olvidados. Las instituciones educativas modernas nos han enseñado a buscarle una quinta pata al gato, y ya nadie que se considere inteligente traga entero ni se limita a ver la superficie de las cosas. Esto, desde luego, ha sido muy positivo. Prueba de ello son los avances sociales y morales que han transformado a las sociedades modernas. Sin embargo, cuando toda una sociedad se vuelve crítica, ¿dónde queda la crítica?

Me explico: la crítica sólo es tal en la medida en que encuentre oposición. Crítico es quien desafía un gusto mayoritario o una opinión general. Pero si a todos nos gusta la crítica y consumimos arte crítico, teoría crítica, programas de televisión crítico, humor crítico, ¿seguimos siendo personas críticas? Cuando nuestros profesores nos enseñan a pensar de forma crítica, ¿estamos entrenando nuestra mente para que opere como un escarpelo, o asimilando de manera dócil y complaciente el gusto y las opiniones de nuestro profe contestatario? Cuando en los museos y bienales se exhiben obras críticas que denuncian algún problema social o nos “hacen reflexionar”, ¿estamos de verdad ante algo nuevo, o lo que vemos es la obviedad que ya sabíamos: que el colonialismo es atroz, que los oprimidos sufren, que el cambio climático es malo?

Cuando todos los productos de una sociedad se hacen críticos, y cuando los cargos de poder en las academias e instituciones culturales empiezan a ser ocupados por personas críticas, la crítica se convierte en el statu quo. Hoy se dice que la Modernidad fracasó y que el síntoma de su fracaso es la posmodernidad. En realidad, pienso que en ciertos sectores de las democracias occidentales la Modernidad triunfó, y que este triunfo la neutralizó. Convirtió la crítica en un tic irreflexivo, en un producto de consumo seductor o en una estrategia para ganar popularidad como profesor, artista, intelectual, entertainer o líder. Basta ver los eslóganes publicitarios: Dodge propone una rebelión, Orange cambia la vida, Nike incita a la acción, Adidas despierta sueños utópicos, Apple ayuda a pensar diferente. La nuestra es una sociedad fascinada por la crítica y la rebelión. Lo curioso es que en ella cada vez hay menos espacio para los críticos profesionales, esos dinosaurios que solían dedicar su tiempo a escribir sobre arte, literatura o teatro en los medios escritos. Sospecho que ahora que todos nos sabemos críticos y rebeldes, nadie quiere que venga un aguafiestas a decirle que se ha dejado deslumbrar por la bazofia del capitalismo contemporáneo.

Carlos Granés *

“COMO TENER UN VIAJE ASTRAL DE LA FORMA MAS RÁPIDA Y EFECTIVA“

Para empezar para los que no saben que es un viaje astral les explicare un poco sobre lo que es sus peligros, mitos y como realizarlo.

PUEDES ENCONTRAR MAS POST SIMILARES A ESTE VISITANDO MI BLOG!


¿Que Es un Viaje Astral? 

Un viaje astral es la separación del cuerpo físico y el cuerpo astral. Esta separación es muy parecida a la muerte, muchas de las personas que han permanecido muertas clínicamente durante algunos minutos lo han experimentado conscientemente. Pero no hace falta estar al borde de la muerte para experimentarlo. Algunas personas lo experimentan de forma espontánea cuando están perfectamente despiertas, sin proponérselo siquiera, mientras que otras se pasan la vida buscando en vano dicha experiencia y lo mas que consiguen, después de ayunar y de meditar durante años, es una potente proyección mental. 


¿Que riesgos hay de hacer un viaje astral?

Por el momento se dice que no existe riesgo alguno excepto para las personas que tienen taquicardia

- Taquicardias: quienes padecen de problemas al corazón pueden tener riesgo de un ataque cardíaco durante el viaje, esto ya que quienes han tenido esta experiencia mencionan como sus latidos aumentan considerablemente al entrar y salir de su cuerpo físico, por ende no se recomienda que quienes padezcan de alguna enfermedad coronaria intenten realizar los viajes.

- Se conocen algunos efectos adicionales como por ejemplo un desequilibrio emocional luego del viaje lo cual afectaría en su mayoría a quienes padecen alguna enfermedad psíquica. es recomendable siempre tener precaución en estos temas.


MITOS

- La muerte física: hay quienes comentan que uno de los mayores riesgos de los viajes astrales es la desconexión de los cuerpos físico y astral, esto se produciría al “cortarse” el cordón de plata que une ambos cuerpos. ESTO ES UN MITO EL CORDÓN DE PLATA SOLO SE ROMPE CUANDO LA PERSONA LE LLEGA SU HORA DE PARTIR DE ESTE MUNDO

- No poder regresar a tu cuerpo: Esto es un mito ya que solo basta desear regresar a tu cuerpo para volver

- Entidades malintencionadas tomen tu cuerpo: Completa falso ya que tu cuerpo y tu alma siempre van a estar unidos por el famoso cordón de plata por lo tanto nunca va a pasar eso


¿Como realizar un viaje astral?

La práctica de la salida astral comienza meses antes de su realización efectiva. Sólo un organismo y un espíritu bien entrenado por las técnicas preparatorias podrá llegar a su objetivo, Es esencial el aprender el arte de la relajación, y la respiración controlada, la concentración, la visualización, la memoria, y la proyección de la voluntad. Todas estas prácticas son importantes de desarrollarlas para tener una salida astral real y efectiva. 


- PASO 1: Relajación: 

La relajación implica la eliminación total de toda contracción muscular, toda tensión del cuerpo y del espíritu. Cómo relajarse? Acuestate sobre tu espalda, sobre un espacio rígido pero confortable, pon las palmas de las manos hacia arriba. No debe haber ni mucho frío, ni mucho calor, al menos para comenzar, tampoco debes estar afligida/o por dolores o atormentarse por deseos fisiológicos. Partiendo de la punta de los pies trata de visualizar todos los nervios y los músculos; comenzando por el pie izquierdo, contracta tus músculos uno después de otro y asciende progresivamente por todo el largo de tu cuerpo y luego descontráctalo. Su tensión, su negatividad se descargaran. Usted se siente bien, sus pensamientos desfilan por usted, dulcemente, sin tratar de retenerlos. Usted está en calma y sereno y su cuerpo se siente más pesado como si el se hundiera…dejelo ir. Termine el ejercicio moviendose lentamente y estirandose. Luego sentirás una sensación de calma y de buen humor, que le permitirá enfrentar con optimismo la fatiga y las contrariedades.

- PASO 2: Respiración:
La respiración está ligada al concepto mismo de la vida. Un hombre en buen estado de salud, registra aproximadamente 24.000 ciclos respiratorios por día. Según las teorías orientales, cuando respiramos no absorbemos solamente el aire y gases, absorbemos también el prana o energía cósmica (etérica), esa que los curanderos canalizan en los cuerpos enfermos, para comunicarles la energía vital y combatir la enfermedad. En el mundo occidental, nosotros respiramos mal, esta negligencia puede ser la causa de una mala oxigenación de la sangre y por consiguiente una baja de funciones cerebrales. La capacidad de concentrarse y estudiar se reduce porque las energías son insuficientes. Como la respiración afecta la psiquis, el estado físico negativo afecta el ritmo respiratorio. En los momentos críticos; cuando estamos bajo estrés o miedo, una respiración correcta, lenta, ejecutada por la nariz será el mejor de los medicamentos.

- PASO 3: Concentración:
La concentración es el arte de aislarse de las influencias exteriores, enfocando su atención sobre cualquier cosa, persona u objeto para evitar al espíritu vagabundear. Como hay demasiadas ideas en nuestro espíritu debemos estar claros y seleccionar una que esté asociada al objeto escogido, para que la visión sea lo más clara y completa. La concentración no es un sinónimo de esfuerzo violento, de rabia o de tensión, es el resultado de la atención de la perseverancia y del dominio del “Yo”. Trate de suspender por algunos segundos su actividad mental; usted descubrirá cómo el pensamiento es indisciplinado e inestable. Busque un lugar tranquilo donde usted pueda estar seguro que nadie lo perturbará. Relájese y controle su respiración. Encienda una luminaria y ubíquela a 3 o 4 cm., frente a usted; a nivel de sus ojos. Siéntese confortablemente, la espalda recta, visualice la llama de la luminaria y trate de poner su mente en blanco. Al principio una multitud de pensamientos tumultuosos trataran de perturbar su espíritu, pero usted los vencerá, dejándolos simplemente desfilar. Progresivamente y a medida que va perdiendo el contacto con la realidad, esos pensamientos se irán desapareciendo. Una sensación de agradable ligereza psíquica, junto a un adormecimiento del cuerpo lo irá invadiendo, creando en sí, un estado de inmaterialidad.

- PASO 4: Visualización:
La visualización es ver algo o a alguien a través del espíritu. Es una técnica que puede facilitar la concentración; pero dependiendo de una práctica constante. Es necesario clasificar o seleccionar nuestros pensamientos, de inmovilizarlos y de fijar nuestra atención durante algunos 10 segundos sobre una imágen construida por nuestro espíritu. La creatividad y el control mental son ingredientes indispensables de la visualización; que de por sí es una realización efectiva.

- PASO 5: Memoria y Voluntad:
Para reforzar la voluntad, debemos alimentarla haciendo y atendiendo objetivos diferentes. Los ejercicios para esto son innumerables. Ponga atención a sus hábitos y elimine los negativos. Programe su día y esfuércese en cumplir con lo prometido. Controle su impulsividad y lo que usted considere que son sus defectos para que pueda mejorar su vida interior. Ponga a trabajar su determinación sobre los pequeños obstáculos de su vida cotidiana.

ESPERO QUE TE HAYA GUSTADO ESTE POST PUEDES ENCONTRAR MAS POST SIMILARES A ESTE VISITANDO MI BLOG!

Como ser humano, eres perfectamente imperfecto...

(Imagen: betticohen)


Como ser humano, eres perfectamente imperfecto, gloriosamente defectuoso, y tu historia está maravillosamente inconclusa. Jamás alcanzarás algún estado de perfección en el tiempo, y esto es lo que te hace tan amoroso y humano. Tus defectos te dan carácter, tu excentricidad te hace único, tus arrugas y cicatrices de cada batalla son el canto de una vida plenamente vivida, un mundo profundamente saboreado, una canción entonada con absoluta entrega.

Y más allá de tu historia, de tus creencias, de tus memorias, de tus planes, de tus sueños acerca del pasado y del futuro; más allá de tu historia personal, no eres otra cosa que la Vida misma, despierta y viva, aquí y ahora, anterior a cualquier identificación con un ‘yo’. Eres inseparable de la inmensa inteligencia que mueve las estrellas, inseparable del Yo Soy, y tus 'defectos’ humanos palidecen en comparación con tu perfección cósmica, con tu inmortal y atemporal naturaleza, con tu Rostro Original, anterior, incluso, al Big Bang.

- Jeff Foster 

COMO AUTOLESIONARTE: Antes de que te autolesiones de cualquier manera, deberías saber en lo que te estás metiendo. Antes de que hagas ese corte, por favor ten en cuenta que encontrarás la liberación del dolor y la sangre extrañamente adictivos. Puede que pienses que serás capaz de controlarlo, que no se te irá de las manos. Puede que pienses que puedes pasar con uno o dos pequeños cortes y que no serán profundos y se curarán rápido y fácilmente. Pero te equivocas. No puedes controlarlo, es imposible de controlar. Te controla a ti. Es una adicción. Los cortes se harán más profundos y cicatrizarán. Tardarán de semanas a meses en curarse y años para que las cicatrices comiencen a desaparecer. Te darás cuenta pronto de que dependes de ello. No puedes estar más de unos días sin cortarte. Te volverás loca mientras la piel te pica y quema, te tiemblan las manos, te da vueltas la cabeza, tu visión se vuelve borrosa mientras intentas mantener tu mente alejada de ello, intentando evitar recaer. Pero recaerás. Si crees que puedes limitar los cortes a una sola área de tu cuerpo, piénsalo mejor. Se propagará lentamente pero sin pausa, como un virus mortal. Se propagará en cuanto te quedes sin espacio en la piel, de tus muñecas a brazos, más allá de tus codos, subiendo por tus hombros y bajando por tu estómago, a través de tus caderas y cintura y pronto cubrirá cada centímetro de tus piernas hasta abajo de tus rodillas. Espero que estés preparada para aislarte de los demás y vivir en un estado constante de vergüenza y culpa. Aunque seas la persona más honesta que haya en la tierra, le mentirás a tus amigos, familiares y a todos a los que tienes al rededor. Te encontrarás a ti misma estremeciéndote cada vez que alguien te toque, como si sus dedos y manos hubieran sido bañadas en un veneno tóxico. Estarás aterrada de que sientan las cicatrices o los cortes por debajo de la tela de tu camisa o porque simplemente duele mucho ser tocado. Estate preparada para convertirte en tu propio peor enemigo. Tendrás miedo de ti misma, de tu cabeza, de los impulsos que te acechan cada minuto del día. Empezarás a tenerle miedo a la próxima vez que te cortes porque no sabes lo malo que puede llegar a ser. Espera a que los 10 cortes se conviertan en 20 y luego en 50, hasta que sean 100. Estarás cubierta de cicatrices y cortes. Tu vida entera empezará a girar en torno a tu adicción. Estarás todo el rato pensando en cortarte, en como cubrir tus cortes, en como esconderás las cuchillas, tijeras, horquillas y los otros objetos con los que sueles destruir tu cuerpo. Y después... la primera vez que te haces un corte "demasiado profundo". No pararás de sangrar y estarás jadeando, temblando, el miedo se apoderará de ti. Rezas y esperas que el corte deje de sangrar. Tu propósito no era morir, nunca volverás a hacerte un corte tan profundo. ¿Verdad? Incorrecto, volverás a estar en esa situación, y cada vez irás más profundo. Pero no te preocupes, aprenderás a cuidar de tus cortes para que no tengas que ir al hospital cada noche. Cuanto mejor te vuelves en curarte las heridas, peor se vuelven. Te engañarás a ti misma e intentarás justificarlo cuando vayas a la farmacia, gastándote 20, 30 o 40 euros en vendajes, gasas, toallitas con alcohol y tiras estériles. Golpearás el suelo con los pies impacientemente, esperando que nadie te pregunte porque compras esas cosas. Pero al mismo tiempo deseando que alguien te pregunte para hacerte ver que le importas. Estate preparada para gastar aún más dinero en un armario nuevo. Camisetas de manga larga, sudaderas, pantalones largos, botas, brazaletes, pulseras. La lista sigue. Seguirás observando los cuerpos de otra gente buscando marcas de autolesión, esperando que haya alguien más que se sienta del mismo modo que tú. Esperando, rezando que haya alguien como tú. Pero eso nunca pasará. Verás muñecas limpias sin cortar y te sentirás aún más sola y avergonzada que antes. Harás muchas cosas sola, estate preparada para despedirte de tu vida social. Siempre estarás lavando tu ropa, siempre en privado para que nadie vea la sangre en toallas y ropa. Te pasarás horas frotando sangre del suelo del baño, y limpiando la sangre seca de tu teclado. No serás capaz de pasar un solo día sin cortarte. Te llevarás tu kit de emergencia en el bolso. Una llave, una horquilla o hasta un lápiz. Todo lo que tienes a tu alrededor se volverá un arma. No importa lo que sea, con tal de que te de esa sensación de alivio. Lo siguiente que sabrás es que estás en el baño del instituto o del trabajo, abriendo las costras de los cortes antiguos con una aguja. Dile adiós a todas las cosas que dabas por hecho. Pantalones cortos, camisetas de tirantes, sandalias, nadar en verano, ir a la playa. Todas estas cosas serán solo un recuerdo lejano. Espero que te guste el picor y rascarte sin parar. Te picará y te picará. Te convertirás en una experta en tu cuerpo mientras lo vas destruyendo cuidadosamente, desarmándolo pieza por pieza. Soñarás con cortarte, soñaras con que te pillen. Te atormentará día y noche, en tus sueños y cuando estás despierta. Las autolesiones tomarán el control de tu vida. Ahora tiene poder sobre ti, te controla. Te odiarás, te odiarás por haber hecho ese primer corte que te metió en este circulo vicioso que nunca acaba. Desearás nunca haber hecho ese primer corte. Desearás haber leído más cosas así o que alguien te hubiera advertido de lo que iba a pasar. Pero por mucho que odies tu adicción a autolesionarte, la amarás y no podrás vivir sin ella. Preferirías morirte que estar un par de semanas sin cortarte. Ahora, te diré el porque de este título. "Como autolesionarte". Aquí es cuando te digo como hacerte daño a ti misma con éxito: Deja lo que estés a punto de usar, porque eres mejor que esto. Y créeme, no quieres involucrarte con el monstruo de las autolesiones.