desmadrosas

Si la quieres

Si la quieres, déjala ser.
Deja que viva su vida,
y que la revolución sea su segundo nombre,
deja que el viento la despeine y a veces tu,
que se sienta viva, que corra libre
entre tanto carroñero esperando verla desaparecer.

Ella no es solo inviernos
en su alma lleva tatuado un para siempre,
deja que te hable de libertad
pero no le crees fronteras
ella te habla del miedo
pero el mundo es el que se sonroja cuando la ve volar.

Si la quieres,
no oscurezcas su alma
con la sangre de tus heridas que otras personas hicieron,
No la compares, si temes ser comparado.

Porque ella es la mujer por la que cualquiera
se emborracharía cuando de partidas se tratase
porque ella a pesar de no tener a nadie
se quiere sin peros porque se a convertido
en su persona mas importante en este momento.

Si la quieres, quiérela como quisieras que te quieran,
quiérela desnuda, desmadrosa, borracha, un poco loca
y un tantico cuerdo, quiérela sin tallas, quiérela triste
y también alegre. Quiere sus miedos, pues los monstruos también añoran sus caricias.

Si la quieres, quiérela así con ojeras,
con su cabello blanco, revuelto y mojado,
sus uñas mal-pintadas,
y todo lo malo que ella ve,
cuando te quieres riendo.
Quiérela aunque esté rota,
sus piezas son de acero.
Quiere sus lágrimas,
ella es la única que te salva del verano inigualable,
Quiere sus defectos,
y recuerda que la magia está en las imperfecciones.

Si la quieres, quiérela bien.
Y si no sabes, mejor que no la quieras.

Y tú mujer abre las alas, mujer, que el cielo es tuyo.

“La belleza de los girasoles marchitos”
Ron Israel

Yo nunca pensé que sería capaz de decir esto de nuevo. Ha pasado más de un año y aún así tu recuerdo vivamente todo lo que pasamos juntos. Te amé. Te quise como a nadie y rompiste mi corazón, lo hiciste mil pedazos.
Y ahora te vuelvo a ver, tan radiante como te recordaba, esa sonrisa tan perfecta que expresa todo lo que eres y esa risa tan desmadrosa y burlona que te hace tan especial. Es ahora cuando me di cuenta de la realidad: eres la única persona a la que he amado y de la que me he logrado enamorar de verdad. No una simple aventura, no un simple pasatiempo. Quiero pasar contigo el poco tiempo que me queda de vida, sin importar lo que las bocas de los demás expresen. Quiero gritarle a los dioses del Olimpo que te amo, que te quiero en mi vida. Quiero hacerte feliz y que seas feliz conmigo. Quiero darte la espalda por la noche para buscar tus brazos antes de que llegue el amanecer.
Dicen que soy un tonto, que no vale la pena apostar el corazón en este juego de azar, que puedo salir herido. Pues, si algo sale mal, presumiré esa cicatriz ya que me hará recordar todo lo bueno que he pasado contigo. Y lo que falta…
—  YyY