desaparecieran

Tú.

Nunca debí aceptar mis sentimientos por ti. Debí reprimirlos hasta que desaparecieran, pero no, me dejé llevar. Y es que haces tantas cosas que me confunden y me hacen creer que te gusto, de la misma forma en la que me gustas tú a mi. Pero no. Me arrepiento de haber aceptado mis sentimientos por ti.

•Blue•

4

Flora en el Museo del Desierto.

Einstein dijo, alguna vez:

—Si las abejas desaparecieran, ¿cuántos años de vida le quedarían a la tierra? ¿Cuatro, cinco? Sin abejas no hay polinización, y sin polinización no hay plantas, ni animales, ni gente.

Lo dijo en rueda de amigos.

Los amigos se rieron.

Él no.

-Eduardo Galeano, Los hijos de los días

Desaparecer

¿Nunca se han puesto a pensar en que pasaría si un día ustedes desaparecieran?, y si, se que si lo han hecho, pero ¿en verdad se han puesto a pensar en lo que pasaría? Digamos que ustedes desaparecen pero las personas se preguntan a donde fuiste, obvio las que no te frecuentan serían las menos preocupadas “tal vez se fue de viaje”, “ya ni me habla” o simplemente ni se acordarán de ustedes porque pues….no se frecuentan, en tu trabajo o escuela solo te darían de baja y se preguntarán que pasó contigo, si tienes novio o novia ellos tendrán un gran vacío en ellos, tal vez entenderán porque te conocen, mucho o poco, pero te conocen, tus amigos se preocuparán y preguntarán por ti, los mas cercanos incluso podrían llorar y buscarte, en las cuestiones familiares no se sabe, dependiendo de tu cercanía con ellos se alegrarán, se preocuparán y preguntarán si escapaste, porque recuerda tu no moriste, desapareciste, ellos te buscarán, otra vez si es que tu relación con ellos es de esas, pero tu…tu eres cociente de que desapareciste…¿en verdad quisieras eso? Mi mente lo aborda cada día porque me tengo que empujar a levantarme, vestirme e irme a seguir con la vida, mi ánimo cambia a cada día, unos días ni sonreír puedo, otros son más ligeros y puedo seguir fingiendo para que los demás no pregunten el típico “¿estás bien?” “Te ves cansado” “¿estás triste?”, todas esas preguntas si las conteztas con verdad llevan a la persona que preguntó a sentir lástima por ti, porque pobrecillo no tuvo un buen día y tal vez hasta te traten con ternura, me caga eso, prefiero que me sigan tratando mal a que me tengan lástima, pero bueno, desapareciste, ya no tienes que cargar con nada de eso y tal vez estés en otro país o simplemente en otro lugar, después de todo lo que ves que pasó con las personas que te rodean, ¿aún te irías?…

Encuesta realizada a niños de segundo y tercer grado de primaria.

Estas fueron algunas de las respuestas más graciosas.

¿Quién es el jefe en tu casa?
1. Mi mamá no quiere ser jefe pero tiene que serlo porque mi papá es chistoso.
2. Mi mamá. Lo sabes por la inspección de mi cuarto.. Ella ve hasta lo que hay debajo de mi cama.
3. Creo que mi mamá, pero solo porque ella tiene más cosas que hacer que mi papá.

¿Por qué hizo Dios a las Madres?
1. Porque son las únicas que saben dónde están las cosas en la casa.
2. Principalmente para limpiar la casa.
3. Para ayudarnos cuando estábamos naciendo.
4. Para que nos quisieran.

¿Cómo hizo Dios a las Madres?
1. Usó tierra, como lo hizo para todos los demás.
2. Con magia además de súper poderes y mezclar todo muy bien.
3. Dios hizo a mi mamá así como me hizo a mí, solo que usó partes más grandes.
4. Yo creo que tardó mucho en hacerlas, pues mi papá dice que a veces las mujeres son muy complicadas.

¿Qué ingredientes usó?
1. Dios hizo a las madres de nubes y pelo de ángel y todo lo bueno en este mundo y una pizca de malo.
2. Tuvo que empezar con huesos de hombres y después creo que usó cuerda, principalmente.
3. Yo creo que con muchas flores …

¿Por qué Dios te dio a tu mamá en vez de otra mamá?
1. Porque somos parientes.
2. Porque Dios sabía que ella me quería más a mí que otras mamás que me quisieran.
3. Porque nos parecemos mucho.

¿Qué clase de niña era tu mamá?
1. Mi mamá siempre ha sido mi mamá y nada de esas cosas.
2. No se porque no estaba yo allí, pero creo que ha de haber sido muy mandona.
3. Dicen que antes era muy linda.

¿Qué necesitaba saber tu mamá de tu papá antes de casarse con él?
1. Su apellido.
2. Si quería casarse con ella.
3. … si tiene trabajo y si le gusta ir de compras.

¿Por qué se casó tu mamá con tu papá?
1.. Porque mi papá hace el mejor spaghetti en el mundo y mi mamá come mucho.
2. Porque ya se estaba haciendo vieja.
3. Mi abuela dice que porque no se puso su gorra para pensar.
4. Para poder ser la mamá de la casa.

¿Cuál es la diferencia entre las mamás y los papás?
1. Las mamás trabajan en el trabajo y en la casa y los papás solo van al trabajo.
2. Las mamás saben hablar con las maestras sin asustarlas.
3. Los papás son más altos y fuertes, pero las mamás tienen el verdadero poder porque a ellas les tienes que pedir permiso cuando quieres quedarte a dormir en casa de un amigo.
4. Las mamás tienen magia porque ellas te hacen sentir bien sin medicina.

¿Qué hace tu mamá en su tiempo libre?
1. Las mamás no tienen tiempo libre.
2. Si lo oyes de ella, paga cuentas TODO el día…
3. Creo que… trabajar.

¿Qué haría a tu mamá perfecta?
1. Por adentro ya es perfecta, pero afuera creo que un poco de cirugía plástica.
2. Que no me regañara tanto y que me dejara ver más tele.
3. Si supiera jugar fútbol…

¿Si pudieras cambiar algo de tu mamá, que sería?
1. Tiene esa cosa rara de pedirme que siempre limpie mi cuarto. Eso le quitaría.
2. Haría a mi mamá más inteligente, así sabría que mi hermano me pegó primero y no yo.
3. Me gustaría que desaparecieran esos ojos invisibles que tiene atrás de su cabeza.

Una vez que dejen de sonreír, envíenlo a otras mamás, tías, abuelas o a cualquiera que tenga algo que ver con niños o que solo necesite sonreír un poco.!! 😉

Ellos se conocieron por casualidad, que es como se suelen encontrar los grandes amores, casi siempre por casualidad, por una llamada equivocada, por un encuentro fortuito. A ellos lo que les paso fue que el había quedado en aquel café con una persona que no vino, y claro, la vio a ella sentada en la mesa del café, radiante, así que, harto de esperar no se corto un pelo y dijo:
- “ya que he venido hasta aquí, no puedo desaprovechar esta ocasión”.
Se acerco a la mesa y dijo:
- “Me permite”
- “Por supuesto”
Esto solo suele pasar en las historias que te cuentan otros, nunca en la vida real, por lo general cuando dices:
- “Me permites”, ellas dicen -“De que”
A lo mejor ella estaba esperando a alguien que tampoco vino, quien sabe, yo que sé, habrá que inventar otra historia en la que ella le dice “De que”, pero en este caso ella lo invito a él para que se sentase, y el se sentó. Y claro, no había de que hablar,
-“¿y que lees?”
Lo malo fue que él no había leído nada del escritor que ella estaba leyendo, mal, empezamos mal, muy mal, por ahí no.
-“Pues bonito día”
Pero enseguida empezaron a profundizar, por que ella dijo
-“Si la verdad es que hace un bonito día”
Y aunque no lo hiciera. Pero poco a poco él fue venciendo esa timidez que le caracteriza y fueron profundizando. Al principio él para llamar su atención contó una que otra mentira, que era escritor, luego reconoció que nunca le habían publicado nada, pero eso vino más tarde, cuando ya se conocían mas, cuando pasaron del café a la habana con coca cola.
Por entonces ya estaban descubriendo que tenían mas afinidades de las que pensaban al principio, y compartían gustos cinematográficos, y por eso el le dijo
-“Oye, y si vamos a ver esta, ¿has visto La vida es bella?” y ella
- “No”,
-“Oye quedamos el fin de semana”,
- “Vale”.
Y aquel fin de semana pues, yo no se muy bien si para sorprenderla o no, pero el caso es que él rompía a llorar en cada escena en la que aparecía el chaval pequeño, esto a ella le enterneció, yo quiero pensar que era de verdad.
Resulta que coincidían en más gustos, y también en lo musical, y le dijo:
- “Oye, este fin de semana toca Ismael Serrano”,
- “ Ismael que?”,
- “Pero a ti te gustan los cantautores?”,
-“Los de verdad me gustan”.
Pero él le convenció a ella y fueron. Cuando el empezó a cantar aquella de Vértigo, pues se atrevió a cogerle la mano. Y poco a poco se fueron inevitablemente enamorando, pero no por esto de Ismael Serrano, ni por el Vértigo, quizá más por aquello de llorar con La vida es bella. Una mañana el se levantó y al abrir los ojos se da cuenta de que esta perdidamente enamorado de ella, y quedaron entonces en aquel café en el que se conocieron por casualidad. Los momentos importantes suelen coincidir casi siempre en los mismos sitios, no estoy muy seguro de lo que acabo de decir, pero es una buena frase. Pero fue en aquel café en donde ella le dijo:
- “Sabes, creo que me tengo que ir durante algún tiempo”,
-“Yo te iba a decir casi lo contrario, que te quedaras conmigo para toda la vida”, y ella dijo -“No te preocupes por que yo estaré esperando el día que vuelva para retomar contigo este camino que emprendimos, además, cada quince días puntualmente te mandare una carta en la que te contare todo lo que hecho, todo lo que siento, todo lo mucho que te hecho de menos, y todo lo poco que nos falta para vernos”,
Él dijo que bueno, que vale
-“Pero que si no te vas casi mejor”.
Pero se fue.
Fue entonces cuando descubrió que aquello no tenia remedio y que estaba perdidamente enamorado, que no había ningún elixir que hiciera que la olvidase, que no era cierto aquella de que un clavo saca otro clavo, que a veces es cierto que los amores a primera vista existen, bueno , ¿ es que acaso hay otros?.
A los quince días puntualmente llego la carta de ella toda llena de besos y de caricias, de te hecho de menos, él lloro, y esta vez era de verdad. Y guardaba las cartas con mucho cariño encima de la mesilla. Pasaron quince días, y otros quince, y otros quince, y otros quince, y las cartas se iban acumulando. Y su vida consistía en esperar a que llegara el decimoquinto día, abrir el buzón y encontrar la carta de amor en la que ella prometía volver, esperar esa carta en la que ella le diría que volvía pronto. Y pasaron años, muchos años, y ya las cartas casi no cabían en la casa, se compro una gran caja fuerte para guardar todas las cartas, por que eran su gran tesoro, por que vivía para leer las cartas que ella le había escrito, por que ella era lo que mas quería, y así pasaron creo que diez años, quince, no me acuerdo. Y un día ella, sin saber como ni porque, dejo de escribir, y al quince día el se encontró el buzón vacío, y el alma partida en dos. Ahora solo podía vivir del recuerdo, leyendo las cartas que ella le había escrito con tanto cariño, aquellas cartas eran su mayor tesoro.
Un día el salió de casa, porque tenia que salir, y unos ladrones entraron en su casa. Al ver allí la gran caja fuerte no se lo pensaron dos veces, porque pensaron que debían esconder algún gran tesoro, grandes riquezas, realmente no era. Y se llevaron la gran caja fuerte. Imagínate la desolación de nuestro protagonista cuando llega a su casa y se da cuenta que le han robado lo que él mas quería, lo que le hacía sentirse vivo, algunas tardes de domingo cuando no sonaba el jodido teléfono, cuando releía aquellas cartas y aquellas promesas quien sabe si falsas.
Suele pasar que los ladrones son buenas personas, y este era el caso. Pero imagínate la cara de los ladrones cuando abren la caja fuerte y se encuentran montones de cartas de amor, declaraciones imposibles. El jefe de los ladrones se enfado un poquito, pues la caja pesaba. Nuestro hombre vagaba casi moribundo por las calles de su ciudad, con la esperanza de encontrar alguna carta, a alguien que le hablara de una gran caja fuerte llena de cartas, perdido sin saber ya que hacer.
El jefe ladrón lo que dijo es que aquellas cartas lo que había que hacer era quemarlas o tirarlas al río, lo que fuera, pero que desaparecieran de inmediato. Pero el más joven de los ladrones era mas bueno, y se le ocurrió una gran idea.
Un día nuestro hombre llego a casa después de estar buscando toda una tarde, y al abrir el buzón ¿Adivina lo que se encontró?… Una carta. Los ladrones habían decidido mandarle las cartas tal y como ella se las había mandado, puntualmente cada quince días, por riguroso orden. Ahora él resucitaba con la esperanza de revivir aquellos momentos en los que quizá un día leería
la carta en la que ella diría:
-“Pronto estaré allí”.
COMPARTIENDO SUEÑOS

¿Cómo es que las cosas se habían transformado tanto? ¿Cómo es que un chico normal y completamente desconocido, había pasado de estar frente a un ordenador grabando partidas de Call of duty, a estar a punto de presentarse en un evento frente a miles de personas? No lo sabía, no lo entendía y ni siquiera quería hacerlo, no quería liarse mucho más de lo que ya estaba. Lo único que Willy si sabía era que estaba aterrado y que por mas que intentaba disimularlo no podía, la risa nerviosa le salía sola de la nada y el corazón le retumbaba en el pecho casi tan fuerte como los gritos de esas miles de personas que esperaban por verlo… por verlos.

Eso probablemente era lo que lo hacía sentirse un poquitito menos nervioso, saber que no iba a estar solo, saber que ahí,  frente a todos aquellos ojos curiosos y ansiosos estarían sus amigos también. Eso lo reconfortaba.

–¡¿Qué pasa compañero?! Estamos a nada de empezar ¿sabes Willy? y tu acá escondido haciendo a saber Dios que – la voz de Vegetta lo sobresaltó un poco mas si es que eso era posible. Aquel chaval siempre se las arreglaba para hacer que su corazón le retumbara fuerte en el pecho, volteo a mirarlo para encontrarlo con una sonrisa de oreja a oreja. Se notaba su entusiasmo, casi era palpable la ansiedad y emoción en sus ojos, mientras él estaba poco menos que hiperventilando – pero menuda cara te cargas chaval, cuidado ahí que terminas desmayado en el escenario y no seré yo quien te levante – escuchó la voz burlona de Vegetta, seguida de su carcajada segundos después.

–Es que el tío es tonto hasta decir basta – murmuró de mala gana, la mueca de molestia de Willy era evidente y es que de hecho no estaba molesto en realidad, quizá era solo que le cabreaba un poco ver como todos estaban tan tranquilos, al menos aparentemente, mientras él era un manojo de nervios, escondido del mundo en aquella sala de descanso tras el escenario, en la que ya únicamente quedaba él y ahora también Vegetta. Estaba algo cabreado consigo mismo por no poder controlar sus nervios y ya quedaba poquito menos de una hora para hacer su aparición en el escenario. Se giró intentando evitar la mirada de su amigo, mientras tecleaba en su móvil a velocidad casi vertiginosa. No quería mas burlas, aunque no eran mal intencionadas claro está. De hecho no recibió ni una sola burla más.

Willy sabía lo que seguía a continuación, siempre pasaba así, al final, después de las bromas tontas y burlas mutuas, siempre eran solamente ellos dos, envueltos en aquel reconfortante silencio en el que en ocasiones no hacían falta palabras. La conexión entre ellos era única, era especial, era algo inexplicable e indescifrable para los demás ¿Desde cuando las cosas eran así? Desde siempre quizá.

Willy lo sintió acercarse y es que había momentos para tontear y momentos en los que Samuel podía darse cuenta perfectamente que su amigo en realidad necesitaba palabras que lo reconfortaran. Para Samuel, ser cariñoso no representaba un problema, acercarse a cualquier persona, tocar, abrazar, besar en la mejilla a sus amigos, era cosa de cada día. Él era afectivo, cariñoso, meloso y bastante cursi a veces, podía ser así con quien fuera, pero tratándose de Willy, sabía que siempre debía ir paso a pasito y que un poco a regañadientes, su amigo había ido aceptando su cercanía y su cariño. Y es que de hecho, no existía mayor sutileza que la que Samuel tenía con Willy. Quizá porque tenía para él un cariño desmesurado, quizá porque con Willy había que andarse con cuidado. El chaval era especial en su forma de ser y reaccionar a las muestras de afecto y quizá parte de todo eso era lo que tenía a Samuel tan encantado.

Samuel puso su mano en la cintura de Willy de forma delicada, como tanteando su reacción, como esperando por si el chaval se echaba atrás o se sentía reacio. Willy no se movió, aunque lo sintió estremecerse levemente, no sabía si era por su contacto o porque estaba tan nervioso que lo exteriorizaba de esa manera. Samuel se tomo incluso el atrevimiento de apoyar su mentón en el hombro de su amigo. Una sonrisa inmediata se pinto en el rostro de Willy, aunque Samuel no podía verla.

–Willy está nerviosito – susurró Samuel con ese tonito infantil que quisiera o no siempre hacía sonreír a su amigo, y dijo aquello mas como una afirmación que como una pregunta. Sabía que era así, que Willy era el chico más tímido con el que hubiese podido toparse y probablemente parecía la persona más segura en sus videos, pero se volvía pequeñito cuando tenía que enfrentarse cara a cara con tal cantidad de personas.

–¿Qué voy a estar nervioso yo chaval? Tira por ahí que no estoy de humor
Willy no intentaba ser odioso porque si, y Samuel lo sabía, sabía que eran escasas las ocasiones en las que Willy se enojaba en realidad, su forma de reaccionar era mas bien como su eficaz método de defensa para no ponerse siempre nervioso por todo. No servía, seguía poniéndose nervioso, aun así, de esa manera era menos notorio, al menos para los demás, a Samuel ya no podía engañarlo. Presionó un poco mas fuerte el agarre de su cintura y no quería lastimarlo obviamente, mucho menos darle un motivo mas para quejarse, simplemente quería hacerle saber que él estaba ahí, que siempre lo estaría, que si estaba asustado, el también lo estaba, y que en ese escenario, frente a ese montón de personas deseosas de verlos y escudriñar cada uno de sus movimientos, estarían juntos, como siempre.

–Todo está bien chiqui – susurró cerca de su oído – tu solo sal afuera, sonríe mucho y habla poco, que con eso ya los tendrás echados a la bolsa, yo haré el trabajo pesado por los dos, luciré guapote cual carita de osote y nadie se fijará en tus temblorinas – las risas de ambos se escucharon inmediatamente después de aquella soberbia declaración – los dejaré anonadados macho

–Ojipláticos querrás decir – completó Willy con una enorme sonrisa
Nada podía calmar mejor a Willy, como un par de bromas tontas y la cercanía de su mejor amigo, porque si, ellos eran solo eso, mejores amigos y aquello no era poca cosa, era de hecho un sentimiento mas intenso y hasta cierto punto mas comprometido que lo que muchos pensarían.

Quizá sería difícil para los demás entender, como para ellos, al menos por el momento no hacía falta nada mas que la absoluta complicidad de una amistad que había surgido de pronto y había llegado para quedarse. ¿Cuántas personas deseaban que ellos dos estuvieran juntos? ¿Cuántas personas fantaseaban con que llegara el día en el que ambos chicos admitieran que había entre ellos algo más que una simple amistad? Muchas personas lo deseaban y de hecho si lo había. Entre Willy y Vegetta si había algo mas que una simple amistad y es que para empezar, ninguna amistad era simple, mucho menos la de ellos y si que había algo mas, pero para lo que ellos sentían no se había inventado aun una etiqueta, no había nombre para aquello que era mas que amistad pero menos que un noviazgo, aunque mucho mas intenso.

¿Complicado? Mucho, no solo para quien intentara comprenderlo, para ellos mismos la situación se tornaba confusa en ocasiones.
Tenían un sentimiento de pertenencia innato. Podían estar en medio de una multitud y aun así, encontrar la forma de buscarse con la mirada. No era necesario que estuviesen cerca para saber que estaban acompañándose, para que todas esas personas prácticamente desaparecieran y se encontraran solo ellos, acompañándose aun en la distancia. No había quizá algo más profundo que ese sentimiento para ellos, el saber que había un nivel de compromiso que en ocasiones no entendían pero que ambos cuidaban celosamente. Se pertenecían en medio de un silencio que solo ellos entendían.

A veces sucede, que te pasas un larguísimo tiempo enamorado de tu mejor amigo, sabiendo además, que él también siente lo mismo por ti, pero con el miedo intenso a echar a perder esa perfecta amistad, si es que alguno de los dos se atreve a hablar. Es evidente para todos, es imposible evitar las miradas, los roces, las sonrisas. Lo quieres y sabes que te quiere, aun así ambos viven condenados por voluntad propia a vivir en un perpetuo silencio… ¿valdría la pena ser valiente?

–¡¿Pero que pasa tíos?! Todos buscándolos y ustedes aquí haciendo a saber Dios que… De hecho no me digan que no se si quiero saber.

La voz de Frank seguida de su risa escandalosa y peculiar, hizo que la mano de Samuel, abandonara la cintura de Willy casi por inercia y que ambos chicos se separaran en cuestión de segundos, como si aquella cercanía fuera algo que debieran esconder. No era necesario, al menos no tratándose de Frank, quien se había convertido sin quererlo en un cómplice de un sentimiento que aun no tenía nombre, pero que era absolutamente verdadero. El se daba cuenta de todo y no hacía aquellas bromas para hacerlos sentirse incomodos, de hecho intentaba lograr el efecto contrario, hacerles saber que estaba bien, que él lo sabía, que no debían avergonzarse por nada, mucho menos frente a él.

Frank se había convertido para Guillermo y para Samuel como en una cortina de humo, y no es que lo hubiesen planeado así, no es como si su amigo se hubiese prestado para esconder lo que a ojos de todos era prácticamente evidente. Simplemente las cosas habían sucedido y cuando uno u otro se encontraba intentando escapar de sus sentimientos, siempre estaba ese amigo incondicional al cual acudir.

No era como si alguno de los dos le hubiese confesado a Frank lo que sentía por el otro, él simplemente se había dado cuenta como muchos otros y es que en ocasiones no era necesario poner demasiada atención. Las miradas a veces dicen mucho más que las palabras y las miradas entre ellos eran constantes y notorias.

El problema mayor lo tenía Samuel, pues mientras Willy era un chaval tímido y que reprimía sus emociones al máximo, Vegetta las exteriorizaba prácticamente sin querer y en un montón de ocasiones hacía evidente por medio de pequeños gestos, que lo que sentía por su amigo no era solamente un cariño fraterno. Era inconsciente la forma en la que siempre terminaba buscando una cercanía, un roce, alguna muestra de cariño. A veces su forma de mirarlo, decía a gritos lo que sus palabras no podían.

–Pero que pesado es el tío – respondió Vegetta con una sonrisa que ocultaba una vez mas un nerviosismo que también él sentía – yo también he venido aquí a buscar a Willy – adelántate que ya vamos.
Tampoco era plan de ser pesado y si sus amigos necesitaban estar un momento a solas él lo entendía y no hizo falta más que decir para que Frank se retirara del lugar con una sonrisa cómplice en los labios.

–¿Has grabado ya el vlog de los regalos? – Willy había soltado aquella pregunta más para hacer conversación que por un genuino interés y no es que no le importara lo que Samuel hiciera o dejara de hacer, pero en aquel momento no pensaba realmente en mucho.

–Si, iba a hacerlo con Frank, pero estaba contigo me ha dicho ¿no? – Willy hizo una mueca, pues lo conocía perfectamente bien y si bien no estaba intentando hacer de aquello una discusión sin sentido, se daba cuenta perfectamente cuando las palabras de Samuel iban con un mínimo toque de reclamo.

–Ha grabado su vlog conmigo y yo el mío con él… ya que tu no has querido – aquello si que había sido un reclamo en toda la cara y es que a veces Willy no entendía porque Samuel siempre se negaba a hacer esa clase de videos con él. Lo mas lógico sería que hicieran un video en conjunto, después de todo los regalos que sus fans les daban, iban casi siempre dirigidos a ambos y había que ver el lío que se armaba después para regresar a cada uno lo que le correspondía.

–Te he dicho porque no me gusta tontín – y era verdad, Vegetta le había dicho en un par de ocasiones que esa clase de videos lo ponían un poco tenso, nervioso quizá, de alguna extraña manera. Seguía sin encantarle el hecho de ser visto por medio mundo en un video y si se encontraba en compañía de Willy, sentía que iba a liarla mas de una vez, e iba a terminar cortando y editando el video un montón de veces – además yo te he visto bastante contentillo con Frank, no creo que te haga mucha falta mi presencia – y de nuevo llegaban los inocentes reclamos.

No podían decir que eran novios, no lo eran, pero su forma de actuar era prácticamente como si lo fueran. Willy era de Samuel, Samuel era de Willy y eso no podía discutirlo nadie, sea de forma fraterna o de forma amorosa, nadie podía interponerse entre ellos dos.

–¿Acaso el señor Vegetta está celoso? – Willy se plantó enfrente de Samuel con una sonrisa burlona en los labios y es que aquellas eran las únicas ocasiones en las que podía mostrarse por completo seguro frente a él, cuando lo troleaba, o se reía un poco de él de alguna forma.

–Es que solo cuando alguien se mete con mi Willy me convierto en Celogetta – Samuel soltó una carcajada por lo gracioso según él de su propia tontería. Willy sin embargo se quedó serio por un largo tiempo, como analizando lo que su “compañero” acababa de decir.

–Celogetta no me gusta ¿sabes a que me suena? – Samuel arqueó una ceja sin entender a que se refería Willy, esperando a que aclarara su duda lo dejó seguir hablando – me suena como a Celopan y Vegetta, ya sabes, los nombres estos raros que ponen a las parejas… como Wigetta – la risa de Samuel no se hizo esperar

–Pero Wigetta te encanta chaval ¿a que si? – Willy se limitó a sonreír, cuando sintió como Samuel estiraba su mano alcanzando rápidamente la orilla de su pantalón para después anclar su mano ahí. Lo atrajo hacia él con facilidad y es que podía resistirse a veces, pero también sabía cuando era momento de simplemente dejarse llevar.

Se acercaron de forma natural, como siempre que estaban solos, como siempre que podían mostrarse tal cual eran sin la presencia de alguien mirando y analizando lo que hacían. Probablemente aquel no era un comportamiento “normal” para un par de “solo amigos” ¿Pero que mas daba? No había nadie para juzgar lo que ellos tenían, no había nadie para preguntarse porque las cosas eran así, porque no hacían de aquello una relación formal. No era el momento y les gustaba así. No era necesaria una etiqueta para reconocer el compromiso, la lealtad, la fidelidad.

La distancia se acortó, los brazos de Samuel rodearon la cintura de su amigo, mientras este ponía sus manos el los hombros ajenos. Sus labios se unieron lentamente, sin morbo, sin malicia, con la única y absoluta necesidad de acariciar los labios ajenos, como un roce que se convirtió en un par de labios presionándose con cariño, sin ir más allá. Aquello era un simple te quiero dicho a labios cerrados.

Se separaron de aquel beso, que no era al primero, con una sonrisa en los labios, sus frentes permanecían juntas, sus respiraciones acompasadas y sus corazones en calma. Después de todo, solo Samuel sabía como calmar los nervios de Willy.

–¡20 minutos para entrar al escenario! – una voz se escuchó desde la puerta y ellos se separaron en cuestión de segundos, no era tiempo para que nadie viera o escuchara lo que ni ellos mismos se atrevían a admitir en voz alta

A veces parecía que las cosas pasaban muy rápido. Un día se encontraban resguardados en la comodidad de sus habitaciones con un ordenador delante de ellos y al siguiente día lo que estaba delante de ellos era un montón de personas eufóricas gritando sus nombres sin descanso. Aquella estaba siendo claramente una de las mejores experiencias de sus vidas, algo que jamás hubiesen esperado experimentar. No llegaban a darse cuanta realmente cuan importantes podían llegar a ser en la vida de muchas de esas personas. No eran solo un par de chicos haciendo videos, no eran solo un par de chicos haciendo lo que les gustaba, al menos no lo eran para ese montón de personas para quienes ellos en ocasiones representaban una salida, un rescate, una mano amiga a la cual aferrarse para no hundirse. Decirlo así no era exagerar. Estando de pie en aquel enorme escenario, frente aquellos miles de personas, no hubo mejor sensación que saber, que al mirar a un lado, tanto Samuel como Willy, se encontrarían perdidos en aquella mirada que tanto querían, aquella mirada que amaban en silencio, aquella persona con la que estaban cumpliendo metas y compartiendo sueños.

———————————————–

Holaaaaaa!!! Espero que esto les haya gustado, lo escribí con todo mi amor. Que quede claro que no soy nada buena escribiendo cosas así, es decir un poco mas improvisadas, y siempre he admirado a las chicas que pueden hacer de cualquier detalle wigetta una historia hermosa, yo no tengo esos talentos para escribir algo tan de pronto, pero de verdad me esforcé, espero que se note que escribí esto con amor xD

Encuesta realizada a niños de 2º y 3º Básico (menores entre 7 a 8 años). Estas fueron algunas de las respuestas:

¿Quién es el jefe en tu casa?

1. Mi mamá no quiere ser jefe pero tiene que serlo porque mi papá es chistoso.
2. Mi mamá. Lo sabes por la inspección de mi pieza. Ella ve hasta lo que hay debajo de mi cama.
3. Creo que mi mamá, pero solo porque ella tiene más cosas que hacer que mi papá.

¿Por qué hizo Dios a las Madres?
1. Porque son las únicas que saben dónde están las cosas en la casa.
2. Principalmente para limpiar la casa.
3. Para ayudarnos cuando estábamos naciendo.
4. Para que nos quisieran.

¿Cómo hizo Dios a las Madres?
1. Usó tierra, como lo hizo para todos los demás.
2. Con magia además de súper poderes y mezclar todo muy bien.
3. Dios hizo a mi mamá así como me hizo a mí, solo que usó partes más grandes.
4. Yo creo que se demoró mucho en hacerlas, pues mi papá dice que a veces las mujeres son muy complicadas.

¿Qué ingredientes usó?
1. Dios hizo a las madres de nubes y pelo de ángel y todo lo bueno en este mundo y una pizca de malo.
2. Tuvo que empezar con huesos de hombres y después creo que usó cuerda, principalmente.
3. Yo creo que con muchas flores …

¿Por qué Dios te dio a tu mamá en vez de otra mamá?
1. Porque somos parientes.
2. Porque Dios sabía que ella me quería más a mí que otras mamás que me quisieran.
3. Porque nos parecemos mucho.

¿Qué clase de niña era tu mamá?
1. Mi mamá siempre ha sido mi mamá y nada de esas cosas.
2. No sé porque no estaba yo allí, pero creo que ha de haber sido muy mandona.
3. Dicen que antes era muy linda.

¿Qué necesitaba saber tu mamá de tu papá antes de casarse con él?
1. Su apellido.
2. Si quería casarse con ella.
3. Emm… si tiene trabajo y si le gusta ir de compras.

¿Por qué se casó tu mamá con tu papá?
1. Porque mi papá hace los mejores tallarines en el mundo y mi mamá come mucho.
2. Porque ya se estaba haciendo vieja.
3. Mi abuela dice que porque no se puso su gorra para pensar.
4. Para poder ser la mamá de la casa.

¿Cuál es la diferencia entre las mamás y los papás?
1. Las mamás trabajan en el trabajo y en la casa y los papás solo van al trabajo.
2. Las mamás saben hablar con las profesoras sin asustarlas.
3. Los papás son más altos y fuertes, pero las mamás tienen el verdadero poder porque a ellas les tienes que pedir permiso cuando quieres quedarte a dormir en casa de un amigo.
4. Las mamás tienen magia porque ellas te hacen sentir bien sin remedios.

¿Qué hace tu mamá en su tiempo libre?
1. Las mamás no tienen tiempo libre.
2. Si lo oyes de ella, paga cuentas TODO el día…
3. Creo que… trabajar.

¿Qué haría a tu mamá perfecta?
1. Por adentro ya es perfecta, pero afuera creo que un poco de cirugía plástica.
2. Que no me retara tanto y que me dejara ver más tele.
3. Si supiera jugar fútbol…

¿Si pudieras cambiar algo de tu mamá, que sería?
1. Tiene esa cosa rara de pedirme que siempre limpie mi pieza. Eso le quitaría.
2. Haría a mi mamá más inteligente, así sabría que mi hermano me pegó primero y no yo.
3. Me gustaría que desaparecieran esos ojos invisibles que tiene atrás de su cabeza.

El conductor. {Drabble Wigetta}

 *Presiona AQUÍ para escuchar*

 Muchos se preguntaban, y suponían a donde íbamos, lo cierto es que todo era improvisado, no teníamos intención de ir a ningún lado, aunque había cosas por hacer esto era pura excusa para pasar el tiempo juntos. 

Imagine me and you, I do
I think about you day and night
It’s only right
To think about the person you love
And hold her tight
So happy together

Y ahí nos encontrábamos, a mitad de una carretera con un viaje de unas 8 horas hasta nuestro destino. 
 Encendí discretamente la radio seguido de la cámara de mi movil enfocando directo al perfil de Willy, quizás lo subiría a Twitter. 
 Nada más sonar la canción éste volteo a verme confundido, enseguida comprendió que lo estaba grabando y cambio su expresión facial a una más relajada. Una gran sonrisa se pinto en sus labios logrando que sus ojos prácticamente desaparecieran, reí por inercia agregando con humor que “nos la pegaríamos” arrancandole una carcajada. 

If I should call you up invest a dime
And you say you belong to me
And ease my mind
Imagine how the world could be
So very fine
So happy together 

 Me aproximé con cautela hasta su posición depositando pequeños besos sobre su mejilla, la cámara aun seguía encendida cosa que ignoramos por completo, me conocía lo suficiente como para saber que no sería capaz de subir esto a ningún lado, o al menos solo partes de éste. 

I can see me loving nobody but you
For all my life
When you’re with me baby
The skies, they’ll be blue
For all my life

- Madre mía como aprendiste del conductor.- dije entre risas dejando el movil a un lado para poder aferrarme con seguridad de su nuca. 

- Que va si estoy hecho un maestro de la conducción desde antes que “el conductor”- comentó con un eje de arrogancia. 

- ¿A sí?- sonreí con malicia tomando asiento sobre sus piernas, cierto es que la posición no era de lo más cómoda pero podía con ello.- a ver si te aguantas esto, “Maestro de la conducción”- susurré medio riendo a su oído logrando que Willy se sacudiera en un escalofrío. 

Me and you and you and me
No matter how they toss the dice
It had to be
The only one for me is you
And you for me
So happy together 

 Chupe el lobulo de su oreja siguiendo un pequeño camino de besos húmedos hasta su cuello donde me dedique a mordisquear y succionar a mi antojo, aun así no recibía palabras de su parte, aunque no hacía falta, su cuerpo lo hacía por él liberando pequeños suspiros y jadeos, sin mencionar su extraña risa que parecía más un gruñido que otra cosa. 
- Dime si quieres que pare, pero perderías ante el conductor, tu decides.- le provoqué colando mis manos por debajo de su remera, mentiría si dijera que no estaba disfrutando de esta tortura, me encantaba hacerle enojar. En su mirada podía divisar la pequeña lucha entre la tentación y su orgullo. Decir que me estaba descojonando de la situación era decir poco. 

I can see me loving nobody but you
For all my life
When you’re with me baby
The skies, they’ll be blue
For all my life 

 Enseguida mi risa fue acallada con la fuerte e inesperada parada que hizo a un lado de la carretera, no iba a negarlo, por un momento sentí que el corazón se me salía por la boca del susto. Estaba flipando en colores, su sonrisa arrogante no tardo mucho en volver a aparecer. 

Me and you and you and me
No matter how they toss the dice
It had to be
The only one for me is you
And you for me
So happy together

- ¿El conductor se asustó? tss, no pasa nada aquí el maestro tiene todo bajo control.- dijo entre risas presionando con las yemas de sus dedos sobre mis hombros. 

- ¡Tio, Willy! Casi me matas del susto chaval es que te estampaba el volante en la cara. Madre mía es que de verdad..- me quejé llevando ambas manos a mi cabeza. 

- Ya ya, en parte te lo merecías por no dejar de tocarme las narices.

- ¿Que dices? Pero si yo estaba sentado ahí en plan buena gente haciendo nada.- bromeé logrando quitarle la seriedad al momento, como de costumbre. 

- Buena gente dice.. pff ahí toqueteando..- bufó rodeando los ojos sin quitar esa gran sonrisa de sus labios. 

- ¿Toqueteando? ¿Cómo?- insinué alzando las cejas, Willy enseguida se ruborizó.- Mués..- enseguida fui acallado por sus labios que poco a poco fueron incrementando su movimiento.

Me and you and you and me
No matter how they toss the dice
It had to be
The only one for me is you
And you for me
So happy together
So happy together
How is the weather?
So happy together…

  Adoraba pasar el tiempo junto a él, era especial, como si fuéramos un secreto que nadie podía ver, no nos sentíamos observados por miles de personas, ni presionados por nadie, solo era Willy y yo. Eso nos encantaba.  

Pica responde: Star Wars

Hola, genial el ultimo post de los soldados de asalto. A ver si puedes contestar a estas pregunta. Podría buscarlo por internet pero tus textos son muchos más divertidos.
- porque conde dooku es conde y no darth.
- en la pelicula hace referencia a una carrera donde el halcón la hizo en no se cuanto “pasert” o algo a si. Podría explicar algo de ello. Y que es eso de “pasert”
- podrías explicar de una forma mas pausada quien mando hacer a los clones.
Prefiero a que contestes una y enrollándote mucho a que me contestes las 3 cortamente.

Un saludo y gracias por el entretenimiento

@lahuevera


Pues muchas gracias, nunca me voy a acostumbrar, de verdad te lo digo mi arma me sacáis siempre la sonrisilla y me llena de orgullo y satisfacción poder echaros una mano en algo tan tonto como esto.

Jajajajaj y no te preocupes yo te contesto a todo, eso sí, lamentablemente las preguntas tienen respuestas no muy largas pero algo podremos hacer.

CONDE DOOKU

- Éste no es nuestro camino. Los condes de Serenno no se quejan ni lloran. Hemos nacido para cuidar de los demás. No esperamos que otros se hagan cargo de nosotros.

El título de Conde procede de su planeta natal, Serenno, uno de los planetas industriales más ricos de la galaxia, el título conlevaba gran poder y riquezas así como enormes redes de información e influencia a nivel galáctico, pero al ser reclutado por los Jedi, todo eso desapareció.

(Mansión de Dooku en Serenno)

Dooku estuvo aproximadamente 70 años al servicio de los Jedi, trabajando de forma activa con la Orden (llegó a rechazar un puesto en el Consejo aduciendo que de aceptarlo, perdería de vista los problemas reales de la galaxia), entrenó a dos padawan, Qui-Gon Jinn y Komari Vosa (no llegó a convertirse en caballero por recomendación del propio Dooku que veía mucho conflicto en ella) y fue alabado como uno de los epítomes de los Jedi en su tiempo. Sin embargo, tras los conflictos acaecidos en Baltizaaar y Galidraan, Dooku se sentía cada vez más alejado de la Orden Jedi, estaba desencantado y abandonó formalmente la Orden, pasando a formar parte de Los Perdidos, una serie de veinte Jedi que abandonaron la Orden por conflictos ideológicos con la misma y a los cuáles se les rendía homenaje en la biblioteca del templo con bustos de sus rostros para recordar el fallo de la Orden.

(Busto de Dooku junto a Jocasta Nu, la bibliotecaria del templo Jedi y Obi-Wan Kenobi)

Una vez abandonó la Orden, y desencantado con la misma, Dooku trató de meditar y retirarse en paz, sin embargo, la inacción del Senado y la Orden tras la muerte de su antiguo aprendiz Qui-Gon a manos de un Lord Sith y otros conflictos, tensó aún más las relaciones entre la Orden y Dooku, lo cuál provocó que Palpatine utilizara sus melífluas palabras y convenció al ex-Jedi de unirse a él para formar parte de un cambio galáctico real.

Así, Dooku reclamó su herencia, el título de Conde y todo lo que este conllevaba y a su vez, fue bautizado por Sidious como Darth Tyranus.

CREACIÓN DEL EJÉRCITO CLON

Éste señor es Syfo-Dyas, miembro de la Orden Jedi, amigo personal de Dooku que destacó por sus habilidades de precognición.

Tanto es así, que Syfo-Dyas aventuró la llegada de tiempos oscuros en los que la República necesitarían más ayuda de la que pudieran otorgarle los Jedi.
Esta inquietud y tirantez con las prácticas inculcadas por el Consejo Jedi, ya le habían colocado en el punto de mira de Darth Sidious, una vez éste perdió a su aprendiz, y con poco tiempo para formar a otro desde cero, por lo que trató no solo de seducir a Dooku al Lado Oscuro si no también a Syfo-Dyas.

Sin embargo, las dudas de éste no eran tan acuciantes ni su enfrentamiento con la Orden de la magnitud que Sidious y Dooku (ahora también conocido como Darth Tyranus en secreto) pensaban, por lo que finalmente fue asesinado en combate por su viejo amigo, y su cuerpo congelado y conservado (una cuestión a matacaballo entre la culpa y la necesidad). Cuestión que vendría MUY bien al usar la sangre del mismo (poderosa en la Fuerza), para salvar al señor de la guerra Qymaen jai Sheelal, lo que junto a unos implantecillos de nada dieron lugar al cyborg y señor de la guerra definitivo Grievous años más tarde (por cierto, el primer sable láser que tiene Grievous se lo da el propio Dooku, siendo éste el de su asesinado difunto amigo).


Pero volvamos a la parte en la que Dooku se lo carga. Pues eso, que una vez éste señor la palma, no era extraño que los Jedi desaparecieran por la galaxia realiozando misiones, y menos uno con las inquietudes de Syfo-Dyas, por lo que Dooku, bajo la tutela de Darth Sidious marchó a Kamino y encargó el ejército clon bajo el nombre de su antiguo amigo, para tratar de evitar sospechas.

De hecho, que alguien como él hubiera realizado dicha acción resultaría menos sospechoso debido a las ansias independientes y aventureras del Jedi, aún con la desaprobación del Consejo, y por otro lado, desviaba totalmente la atención tanto de Dooku como de Palpatine.

EL CORREDOR DE KESSEL


- ¿Una nave rápida? ¿No habéis oído hablar del Halcón Milenario?
- ¿Teníamos que haber oído hablar?
- Es la nave que hizo la carrera Kessel en menos de 12 parasegundos.

A muchas personas es probable que se les caiga el mito del Halcón Milenario, otras muchas ya lo sabrían y otras seguirán pensando que es el trozo de chatarra más rápido de la galaxia (entre los que me incluyo).

La palabra correcta es pársec, no pasert ni parasegundo (como se tradujo al español originalmente y uno de los motivos por los que ha llevado a tanta confusión, aunque también en inglés al ser sec una abreviatura de la palabra second).

El pársec o parsec (símbolo pc) es una unidad de longitud utilizada en astronomía.En sentido estricto pársec se define como la distancia a la que una unidad astronómica (ua) subtiende un ángulo de un segundo de arco.

Ya está, solucionado el problema, los pársecs son una medida de distancia, no de tiempo. Por lo tanto, el Halcón no es que sea especialmente rápido, si no que sabe tomar atajos.

M’esplico:

Éste es el corredor de Kessel, una ruta de 18 pársecs utilizada por contrabandistas para sacar especia brillestim destrangis sin que los controles imperiales pudieran hacer nada.

El problema y la dificultad del Corredor de Kessel radicaba en que, para evitar las patrullas imperiales, había que pasar cerca de Las Fauces, un inestable cúmulo de agujeros negros que dificultaba tremendamente la navegación, y que obligaba a salir del hiperespacio para poder pilotar por la zona conocida como El Pozo, una peligrosísima zona del espacio repleta de asteroides, pero obviamente más transitable que Las Fauces.

Por tanto, la fanfarronada de Han no es que fuera capaz de hacerlo muy rápido (de hecho Obi-Wan sabe que les están lanzando un farol), si no que gracias a su computadora de navegación y sus cojones como melones, pudo tomar un atajo peligrosísimo y salir de una pieza con su carga.

ESO es hacer el Corredor/Carrera de Kessel en menos de 12 pársecs (11′5 de hecho).


Como dato añadido y para congraciarme con los descreídos, mencionar que las naves en Star Wars, tienen como máximo un hiperimpulsor a x1 (siendo superior en naves mucho más grandes, siendo éste a x2, x4 o x15 incluso con los hiperimpulsores de reserva). Pero el Halcón tiene uno de x0′5, así que sí, es la puñetera nave más rápida de la galaxia, que no solo vence a cruceros pesados imperiales, si no a las naves de tipo Corellia. ¡BOOM!

Espero haber respondido a tus preguntas, gracias por hacerme feliz respondiendo a estas cosas y que la Fuerza te acompañe caballero.


FOLLAMIGOS [¨WiTaXx/Wigetta] (Lemmon)

 

 

ANTES DE LEER TIENEN QUE TENER EN CLARO QUE ESTA HISTORIA VA  ATENER MUCHOS POVS D:

SI, SE ME FUE. XD

 

Disfruten<3

[WiTaXx/Wigetta  (Lemmon)]

-Gracias por dejar que me quede estas dos semanas aquí, Willy.

-No es nada, sabes que siempre cuando necesites una mano vamos a estar aquí para ayudarte.- Dijo el pelinegro, refiriéndose a él mismo y a su compañero de casa, Samuel, mejor conocido como ‘’Vegetta777’’. Era alto, con un cuerpazo que hasta los dioses envidiarían, castaño y un homosexual reprimido, es decir, nadie, absolutamente nadie sabía que era gay, ni el mismo…o tal vez sí, pero lo negaba. ROTUNDAMENTE.

En cambio Willy…pues, el era flacucho, de piel muy clara, mofletudo, tenía los ojos con rasgos chinos, era prácticamente de la misma estatura que Samuel y cada dos por tres se sonrojaba o reía, haciendo que sus ojos desaparecieran.  Este no tenía muy clara su orientación sexual, podría decirse que…era…       …raro. No le gustaba NADIE, aunque le gustaban mucho las bromas que hacía con sus amigos. Si tuviera que definir su sexualidad, creo que la definiría como Gay.

-Muchas gracias, no sabes cuánto te lo agradezco…-Dijo Frank.

-No hay de que, tío. Ya, déjalo ahí. Vamos a mi cuarto y jugamos a la consola y tal, ¿quieres? –Su amigo no respondió, si no que fue directo al cuarto de Willy y se sentó en la punta de su  cama, mirando a su amigo desde allí.

-¿Enciendes tú o yo?- El pelinegro acompañado de una risa cruzo la puerta y se dirigió hacia su cama.

-Tú. Yo ya me he senta’o…

-Es que es tonto…Yo también estoy sentado y no me quiero parar-Hizo una mueca- Ve tú.

-Que no, que vayas tú, tío.

-Que no pringa’o.

-Entonces si no vas por las buenas, iras por las malas.

-¿Pero qué dic…-El pelinegro le salto encima, haciéndole cosquillas en todo el torso, mientras que su amigo se retorcía bajo suyo.

Parecía una lombriz, después de que le hayan cortado la cabeza.

Frank logro darlos vuelta, quedando encima de Willy. Paso sus piernas por  los costados de este, consiguiendo inmovilizarlo. Con su mano izquierda tomo ambas muñecas del pelinegro y las llevo encima de su cabeza y con la otra mano empezó a hacerle cosquillas.

-N-nooo, no Frank JAJAJAJAJAJAJA, no, para AYY AJAJAJA, yaaaaa, deja de torturarme!!! Fraaank JAJAJAJA

-¿Qué dijiste? No te escuche…-Acerco su rostro al suyo y miro sus ojos verdes, poco visibles.

-Eh…Q-que…Dije q-que…-Se lo notaba nervioso, ya estaba tartamudeando y todo.

-¡PERO QUE…!-Willy y Frank saltaron del susto, quedando ambos en el suelo. Vegetta había llegado de correr y había ido a buscar a su compañero de casa, pero al entrar en su cuarto se encontró una escena casi comprometedora…

-Hola Samu, ¿todo bien?-Willy sonreía, mientras se sobaba la cabeza, que anteriormente había chocado contra el mueble que tenía su ropa interior.

-Por lo que veo Frank ya llego…pensé que llegarías en la noche.

-Quería hacerles una sorpresa…pero cuando entre a la casa solo vi a Willy y bueno, la sorpresa  no salió tan bien que digamos…Íbamos a jugar a un juego con Willy, ¿te nos unes?-La cara que puso Vegetta fue para enmarcarla, al parecer había mezclado un poco las cosas… a lo que se refería era un juego de consola, no de…                  …de cosas insanas.

-¡¡Jo’e tio!! Que Frank habla de jugar a la play, no a…   …a otras cosas…-Willy estaba todo rojo, se veía tan cute.

-Y si… ¿Qué otras cosas serían si no…? Solo estaba pensando, y no, no puedo. Tengo que grabar, lo siento. Sigan con ‘’Su juego de consola’’- Esto último lo acompaño con un movimiento de dedos. Vegetta salió de la habitación y fue a su baño, para darse una ducha. Correr por una hora y media lo hacía oler como a cerdo.

[[POV VEGETTA]]

Salí de ducharme y me empecé a vestir, lo único que se escuchaba eran risas y gritos de niña pequeña, provenientes de la habitación de Willy, que estaba en frente de la mía.

Asome la cabeza por el pasillo, pero la puerta de mi compañero estaba cerrada. Salí completamente de mi cuarto y me dirigí a la cocina, para tomar un vaso de agua, cuando de repente la puerta del cuarto de Willy se abrió.

Mire hacía ese lugar con cara de susto, ya que estaba Willy tirado en el suelo, de cadera para abajo en su cuarto y de cadera para arriba en el pasillo y algo que me alarmo fue que no tuviera camiseta.

Lo de hoy en la tarde.

Los ruidos que escuchaba hace un rato.

Que ahora Willy no tenga playera.

Esto ya es el colmo.

-¿Pero tíoooo, que haces? ¿Tú eres tonto? ¿Te lastimaste Guillermo?-Lo tome de ambos brazos y lo levante. Del otro lado de la puerta estaba un Frank partiéndose de la risa.

-Willy…W-willy Se…-Frank no paraba de reír, no lo dejaba hablar.- Se puso a saltar como sapo y se tropezó y…y…-Ríe-Se tropezó con eso-Señalo un muñeco que parecía ser un monito de ojos morados. Es que ¿QUIÉN SE PONE A SALTAR Y ES TAN TONTO COMO PARA CAERSE TAN FUERTE Y LLEGAR A ABRIR LA PUERTA? Y para re-matar caerse en el pasillo. Ah, sí. Guillermo Díaz señores.

-Deja de reírte pringa’o, que en vez de ayudarme te quedaste ahí, mirándome sin parar de soltar carcajadas.

-Es que tendrías que haberte vistooooo, si yo hubiera caído tu hubieras echo lo mismo…

-Cierto. Y hubiera agarrado mi cámara y te habría grabado, mientras estabas tirado en el piso.

-Qué mala gente chaval.

-¿Y por qué no tiene camisa?-Lo dije así sin más, sin pensarlo. Y ahora que lo pienso sonó como un reproche. ¡NO SOMOS NADA COMO PARA QUE YO LE PIDA EXPLICACIONES! Genial. Ahora estaba hablando conmigo mismo.

-Es que hacía calor y el aire que está en el salón no llega hasta aquí…

-Hubieran abierto la puerta.- Y OTRA VEZ. ES QUE SOY TONTO DE LA CABEZA A LOS PIES.

-Es que estábamos gritando por jugar a un juego de terror y no queríamos molestarte…

-Tranquilos que los gritos se escuchaban igual-Reí- ¿Vamos a cenar o qué?

-Sí, espera que me cambie y vamos.-Willy tomo una remera blanca de Jake & Jones y se la puso.- Listo, vamos.

.

.

.

Una vez llegamos al lugar, llego James para pedir nuestra orden, como siempre yo me pedía una ensalada cesar y Guille una ensalada de pollo y mayonesa. Frank miraba el menú indeciso.

-Yo quiero un bistec a la carbonara.-Le dimos los menús y se fue a entregar la orden.

-¿Así que ese es el tal Mike?-Le pregunto Frank a Willy, en un susurro casi inaudible. Willy se puso rojo.

.

.

.

Esperen.

Willy

Se

Puso

Rojo.

¡¿Por qué narices se puso rojo?!

-No…Mike es el otro, él es James…

-Interesante…

-Sí, sí. Muy interesante-Dije sin mucha gana. Es que me tocaba la moral que hablaran de un tío que estaba enamorado de Willy y este corresponderá cuando YO trato de mandarle indirectas muy DIRECTAS al cabezotas y na’

-Todavía es raro que no se haya acercado a coquetearle.- Mátenme antes de que diga otra cosa.

Willy y Frank me miraron sorprendidos, aunque Guillermo con un todo carmesí en sus mofletes.

Mire hacia un lado cualquiera, y justamente James estaba mirándonos raro.

[[POV  JAMES]]

Guillermo y Samuel habían vuelto para degustar nuevamente la comida que ofrecía el lugar en donde trabajaba.

Me pareció raro que hayan venido con un amigo, ya que ellos me contaron que son de España y que aquí solo tienen una pareja de amigos; Borja Luzu y Lana eran sus nombres. Yo ya conocía a esta pareja y ese chico que estaba sentado al lado de Guillermo no era Borja.

Lo más raro es que Samuel y Guillermo no estaban Sentados juntos, ya que para mí eran una pareja…

Cuando me di cuenta, vi que Samuel me miraba. Me acerque y pregunte amablemente:

-Hola chicos, ¿quieren algo más?

-No, gracias.- Los tres hablaron al unísono. Antes de que me vaya el chico sentado al lado de Guille me llamo.

-James.- Me di la vuelta.

-¿Se te ofrece algo más?

-Nono, no es eso. Willy me hablo de ti.- ¿¡QUE!? –Dijo que eran amigos, que se conocieron aquí, en este lugar y que trabajabas de camarero.- Me estaba poniendo rojo, al igual que Guillermo, pero su cara de póker face superaba la mía de sorpresa.

-Ah…-Instintivamente mire a Samuel, el cual me fulminaba con la mirada.-Que…que bien…si, supongo que somos amigos jaja, intercambiamos palabras un rato…pero nunca nos hemos visto fuera de mi lugar de trabajo…-Escuche un no muy notorio ‘’Y no lo harán’’ Proveniente de la boca de Samuel y de su amigo misterioso.

-Bueno James, un gusto. Yo soy Frank- Al fin se me su nombre.

-Un gusto.- Estrechamos la mano.- Ahí les traigo su comida.

.

.

.

-¡Adios chicos, que tengan una linda noche!- Les grite mientras se iban. Me respondieron con un ‘’¡Igualmente!’’ y cruzaron la puerta.

Parecía una loca cada vez que nombraban a Guillermo, pero es tan ‘’mono’’ como dirían ellos en España. Como me gustaría tener su paquetón dentro de mí…Pero por lo que se es un buen pasivo…pero no le molestaría ser activo… ¡James que estás pensando! Dios…

(¿?)

[[POV  WILLY]]

Llegamos a casa y los tres llegamos dispuestos a tirarnos ahí mismo y dormir por mil años.

-Bueno chicos, me voy a dormir. Estoy que me caigo.-Les comente mientras me dirigía a mi cuarto.

-Quieto ahí Guillermo Diaz.- Advirtió Vegetta. Llego hacía donde estaba, que por cierto me había quedado tipo estatua, y me tomo de la muñeca y me llevo hasta donde estaba Frank.

-¿sTaXx  donde va a dormir?

-Eso Willy…¿Dónde duermo?

-Eeh… ¿y si duermes en mi cuarto?

-NO.- dijo rápidamente Samuel.-D-digo… No…No dormiréis en la misma c-cama…¿no?

-Calla pringao y déjame terminar. Digo que duerma en mi cuarto y nosotros dos-Me señale a mí y a el robusto chico que se hacía llamar Samuel-En el tuyo…digo, como ya vivimos juntos desde hace t-tiempo…no sé, digo, si te molesta no, pero no se…es una i-idea…

-Por mí está  bien-Decía Vegetta mientras iba a coger un vaso con agua helada del refri.

-Por mí también, así que si no les molesta me voy a ‘’mi cuarto’’ Adiós chavales, tengan lindos sueños.-Frank se echó paso a mi cuarto, dejándome solo con mi compañero de casa.

-¿Vamos?

-Vamos.-Afirme

Entramos en su habitación y vimos el problema.

-Solo una cama…

-Solo UNA cama.

-Mierda, bueno em…incomodo ehje ehje- eche a reirme para liberar la tensión que se había formado.

-Mira, tú de un lado y yo del otro…-Yo estaba mirando para otro lado pero cuando Samuel hablo me di la vuelta y el justamente se estaba acercando a mí y…

-Eh… -Lo interrumpí.

-Lo-lo-l-lo S-siento…-Había quedado a milímetros de su boca. Perfecto estaba más rojo que un tomate.

-No…No es nada…-Se echó a reír.

Me dirigí a su baño para ponerme la pijama y cuando regrese cambiado encontré a un Vegetta en calzoncillos poniéndose el pantalón de su ropa de dormir.

Me le quede mirando la espalda ancha de este, recorriendo cada lugar de ella. Mi vista bajo hacía su trasero pero luego de unos milisegundos viéndolo fue tapado por el pantalón del pijama.

A parte la vista y me metí bajo las mantas, del lado derecha de su cama, mirando hacia su pc que estaba subiendo un video, era el de KarmaRun. Sonreí al recordar las risas que nos sacó hacer ese juego. Y recordé mi encuentro con Frank…

FLASHBACK (importante de leer sino no se va a entender lo demás)

Entonces entre en ese armario para coger lo que los productores me habían dicho, era un micrófono para grabar las voces de los personajes.

De repente algo, o mejor dicho alguien entro detrás de mí. Me tapo la boca y me susurro:

-Soy yo, no hagas ruido.- Era Frank. Lo mire a los ojos, con la poca luz que había y me quede embobado, esos ojos reflejaban dulzura…de repente mi mente quedo en blanco cuando el chico que me tenía aprisionado saco su mano y me beso. Sí.

FRANK

ME

BESO

-Tenía que hacerlo…Willy…Guillermo, me gustas. No te estoy pidiendo gustarte ni siquiera que me correspondas el beso, solo te pido que no te enojes. Necesitaba hacerlo.

Entonces tome su cuello y lo atraje hasta mí juntando nuestros labios de nuevo.

-¿Sin compromiso?-Pregunté divertido.

-Sin compromisos.- Entonces salimos de ese armario con una sonrisa.

FIN DE FLASHBACK

-¿en qué piensas Willy?-Los pensamientos se esfumaron de repente, voltee a verlo.

-En las risas que nos tiramos haciendo el juego…el de KarmaRun.

-Ah…sí, fue una pasada aunque hubo bajas también hubo altas y valió la pena todo.

Reí-Cierto…Bueno Vegetta e voy a dormir, buenas noches pringao.

-Buenas noches.

.

.

.

Habían pasado ya diez minutos y seguía sin poder dormir. Me voltee a ver el techo y note como estaba un Vegetta en la misma posición con los ojos abiertos, mirando al techo y pensando en vaya a saber yo que cosa.

-¿No puedes dormir?-Me preguntó

-No…algo tiene tu cama, tío.

-Pero que dices, si tenemos las mismas, pringao.

-Que tiene algo y ya.-Ambos reímos, es que soy tonto…

-Guille…-Lo mire.

-¿Jm?

-Tú y Frank… sois… ¿algo?

-Pues, amigos.

-No tonto, si sois pareja…       …digo…-Me puse en blanco. En realidad no éramos pareja, habíamos tenido un encuentro sexual y nos habíamos liado varias veces, pero siempre sin compromiso. Él puede estar con quién quiera y yo igual, no, definitivamente no éramos novios.

-No.

-Ah…entonces si hago esto no va a estar mal del todo…-Lo mire confundido y en eso aprovecho y tomo mi rostro y sep.

ME

BE

SO

Esta situación se me hace conocida.

-Willy no te enfades no quiero que me correspond…-Lo calle.

-Shhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Calla.-Lo bese de nuevo.-Cállate y bésame.-Wow, parecía hasta un activo macho pecho peludo con esa forma de hablar…

-Ala Ala Ala… ¿y esto? Pero tu… desde cuando eres…yo…-Lo bese de nuevo.

-¡Que te calles tío! Tú me gustas. Y yo te gusto, ¿no? Bueno, pues… No tiene nada de malo que me beses…

-Entonces tampoco estará mal que haga esto.-Me tomo de la cintura y me subió a su cadera. Me beso nuevamente, pero esta vez era un beso diferente. Metió su lengua en mi boca, saboreándola, uní la mía creando un baile.

Llevo sus manos a mi espalda, acariciándola dulcemente. Fue bajando sus manos hasta que se posaron en mi culo. Lo apretó fuertemente mientras llevaba su boca a mi cuello y lo mordía.

-Ah…-Acababa de gemir. Oh No. Ya sé por dónde va esto.

 

Y me gusta…

Metió sus manos dentro mi pantalón de pijama y toco mi culo más libremente. Masajeándolo.

-Oye…-Dijo deteniendo todo acto.-¿Quieres que siga?-Acerco su boca a mi oído- Porque después de esto, no me detendré hasta llegar al final.

Ahora fui yo quién acerco sus carnosos labios a él oído del más alto-No sé qué piensas de mi…pero no soy virgen mi querido amigo. Y Me gustan los hombres, así espero que sepas que clase de virginidad me refiero.-Como acto final mordí él ovulo de su oreja, sacando un  suave gemido de su  fina boca. 

Volvió a masajear mi trasero, pero esta vez más fuerte, con desesperación y rudeza. Este hombre me va a dejar partido en dos, no fue buena idea decirle que no era mi primera vez en estas cosas.

Me beso, lamio, succiono y marco mi cuello con su boca desesperada, hasta que empezó a bajar, dejando su boca en mis clavículas. Paso la lengua dentro de ese pozo que se formaba con mis huesos, logrando que arqueara la espalda.

Samuel se deleitaba con mis gemidos, mientras yo solo estaba quieto con mi boca entreabierta. Reaccione y me aparte, logrando que no pudiese seguir con su acto.

Le saque su playera que usaba para dormir, babeando por la vista que tenía. Tenía un par de ravioles pectorales, tenía todo tan marcado… era tan deseable el cabrón.

-Hey, una cosa más…-Dijo con la respiración agitada.-Esto se queda aquí, es un polvo, no estamos enamorados ni nada, ¿vale?- Eso dolió. Yo ya suponía que era cero compromisos pero no era para que lo diga así. Me sentía como un juguete sexual.

-Claro, igual no iba a ser más que eso. Espero no haberte ilusionado Samuel. -Conteste tan borde, que  hasta sonó hostil mi comentario. 

.

.

.

Luego de miradas fulminantes, desafiantes y completamente bordes, las cosas se pusieron tensas.  Los besos eran más duros, había rasguños,  marcas moradas, labios rotos, se habían sacado las prendas casi a golpes.

Vegetta me despojo de mi ropa interior, que era la última prenda que  faltaba por sacarme y lamio mi miembro. Empezó a hacerme una felación, pero en esta usaba los dientes, me estaba lastimando, pero era excitante, yo me retorcía por el placer y por el dolor al mismo tiempo, solo sentía muchas sensaciones en mi cuerpo.

-P-para. Duele…-Le tome del cabello y le subí hasta quedar a la misma altura de mi cara.-Déjame a mi quitart…-Me callo con un beso agitado. Mordidas. Lengua. Saliva.

Se sacó los boxers y se puso entre medio de mis piernas. Tomo mi pierna derecha y la subió hasta su hombro, me giro un poco para la izquierda, para tener un buen acceso a mi ano.

Me mostro 3 dedos, yo entendí perfectamente y los metí en mi boca, mi lengua jugaba con ellos provocativamente.

Los saco y cuando estuvo a punto de meterlos en mi lo frene.

-Te dije que no soy virgen. Ya he tenido sexo con otros hombres, tío. No necesito preparación. Entra de una vez gilipollas.- Y ahí están de nuevo los comentarios hostiles.

Me penetro de una sola estocada y no es que paro, NO. Siguió entrando y saliendo de mí con mucha brutalidad.

-Aah…Vegetta…es-espera…Aaah!! Si vas de esas me correré en menos de cinco minutos, t-tíoo…

-¿No que ya tenías experiencia? Callate Guillermo y disfruta. –Es que lo reviento a este idiota. No puede ser tan…tan… tan sensual y cabrón a la vez. Me penetro con fuerza otra vez, pero esta logro tocar mi punto, mi punto G.

Llevo su mano a m miembro y lo empezó a masturbar mientras entraba y salía de mí, tocando en ese punto. Me quedaba poco, pensaba que unos minutos, pero Samuel presiono mi miembro, logrando que llegue al éxtasis. Mi entrada se contrajo y eso hizo que Vegetta se corriera dentro mío. 

Nos separamos, para poder recuperarnos del orgasmo y dormir.

Me levante y cogí mi ropa interior que estaba tirada en el suelo, me la puse y me tape con las sabanas, mirando para el lado contrario de Samuel. El no dijo nada y eso logro que en mi mente haya paz y poder descansar bien. 

.

.

.

¡Hey buenas a todos, aquí Willyrex comentando!-Empezaba el nuevo vlog, cuando algo o mejor dicho ALGUIÉN me interrumpió.

-¿Willy? ¿podemos hablar?    

-Y  aquí el tonto a las tres. ¿No ves que estoy grabando, Vegetta?

-L-lo siento…-Miro al suelo.-Luego vengo…

-No prnga’o. Ya lo interrumpiste, ahora habla.-Dije riendo.

-Bueno…mira. Sé que sonara mal y que romperé tu corazón y tu respeto y probablemente me odies, pero…

-¿pero?

-Soy heterosexual. No me gustas Willy, lo siento. Sé que estás enamorado de mí y que posiblemente llor…-Lo interrumpí.

-Calla. ¿Tú te piensas que YO estoy enamorado de TI?-Vale, sonó un poquito…insultante.-Tú me gustas, no significa que me quiera casar contigo. Lo de anoche fue un simple polvo, idiota. Tú estabas caliente y yo igual, aprende el significado de NO COMPROMISO, tío.  ¿Por qué no eres como Frank? El sí que entiende lo que es un simple polvo, besos, gemidos y al otro día ‘’hola, ‘como estas, tío?’’ NADA de ‘’amor’’ ‘’mi vida’’ sin compromisos.

-Wo wo wo… ¿Te acostaste con Frank? ¿Cuándo?

-¿Acaso te importa? ¿No quieres que te diga también que tan grande es su polla?-Vegetta se quedó callado.-Fue hace un mes, creo. Nos hemos liado muchas veces.

-Dijiste que no eran pareja…

-No lo somos. ¿estás sordo? ¡No es mi novio! Solo follamos y nos dimos unos cuantos besos, eso no lo convierte en mi novio, el sí entiende lo que es un polvo y adiós. Él se ha acostado con otros tíos, supongo. Al igual que yo. Nada, absolutamente nada, serio.

-Y me has usado para…- nuevamente lo interrumpí.

-¿Yo usarte?! Tú me gustas Samuel. Tú me usaste a mí, que eres un HETEROSEXUAL que tuvo sexo con un homosexual, solo para sacarse el calentón. Lo que TÚ sentiste, fue distinto a lo que YO sentí.- Con cámara en mano, pase por un lado de Vegetta y me fui a mi habitación.

[[POV FRANK]]

Estaba sentado en la cama de Willy, cambiándome lo que vendría a ser mi ‘’pijama’’ para ponerme mi ropa, normal.

Me saque toda la ropa de dormir, menos él boxer y cuando me estaba por poner mi playera entro un Willy enojado, por la puerta. Con su celular en la mano y la cámara puesta.

-¿Paso algo?-Willy me fulmino con la mirada y se acercó a mí.-Willy dime, escuche gritos pero no me quería meter, ¿sucedió algo grave con Vegetta?-De repente, cuando pensé que me iba a pegar una hostia, choco sus labios con los míos, desesperadamente. Le correspondí y cuando el beso termino lo mire preocupado-¿Willy? Contesta…

-Vegetta.

-¿Que paso con él?

-No…No voy a dormir más en su cuarto, ¿vale? Voy a dormir en el mío…           …contigo.

-Vale, ¿me puedo explicar que paso?

-Discutimos porque piensa que por un puto polvo voy a estar enamorado de él.

-¿Puto polvo? LOOOOOOL CHAVAL, ¿TE ACOSTASTE CON SAMUEL? No lo puedo creer-Empiezo a reír pero al ver su cara me quede serio.

-¿Y sabes que es lo mejor? El muy hijo de puta me dijo que es heterosexual, JA. Claro, chaaavaal…

-Tranquilo, relájate…

-Y le dije que…bueno, él ya sabe que tú y yo follamos.-Lo mire flipando. Todo esto y yo ni enterado y eso que gritaron, pero no se entendía que decían.

-Okey, tranquilo. Mira como buen No novio que soy te voy hacer masajes. Acuéstate en la cama y espérame ahí. Voy a buscar crema.

-¿Cómo buen no qué?

-No-novio.

-¿y qué es eso?

-Que no somos novios, pringao.

-¿No se hace con aceite los masajes?

-Sí, pero soy pobre, coño.-Fui a donde estaba mi maleta y agarre crema que es para el cuerpo. Si tengo crema para el cuerpo ¿ý? Soy hombre y uso cremas y QUE TIENE? Bueno, Frank.

Regrese y me encontré con un Guillermo boca abajo en la cama, sin nada de cadera para arriba.

Me subí encima de su cintura, pasando las piernas a los costados de esta y me senté.

Coloque un poco de crema en su espalda y empecé con mi masaje.

-¿Así?-Pregunte

-Si… A..ahí si…justo ahí Frank

Moví mis dedos pulgares en forma de circulo en sus clavículas. Desplace toda la extensión de mi mano derecha hacia abajo y coloque mi mano izquierda en la parte de su cuello y con mis nudillos lo masajee.

-Mmh…que me quedo dormido.- Rio Willy con vos ronca.-Lo haces muy bien…

-Willy…No hagas ninguna  clase de ruidos, que parece otra cosa…-Me miro con cara de inocente.

-¿Qué cosa?-Acerque mi boca a su oído.

-Un gemido.-Susurre.

-Y bueno… ¿sabes? Podríamos…-Willy fue interrumpido por un hombre. Un hombre llamado Samuel De luque.

-Willy, perdón, escúchame, tiene raz…¿pero qué m-mierdis?-se paró en seco y nos miró. Esto huele a salseo.

-¿Vegetta?-Willy hablo mirándolo sorprendido.

-¿¡Que están haciendo!?

-Pintando un mural ¿te nos unes? ¿Y a ti que te parece que hago, Samuel?

-E..eh…

-¡ESTOY DANDOLE UN MASAJE A GUILLERMO! Malpensado. pór dios… Willy estaba estresado y le quise dar un masaje, nada más.

-No le tienes por que dar explicaciones Frank.-Willy me corrió y se puso de píe y enfrento a Vegetta.-¿Qué quieres?

-¿Sabes? Venía a disculparme, pero te veo ocupado.

-Sí, si no nos encontraste follando fue porque llegaste a tiempo, ¿sabes? Sí que estábamos ocupados y no entiendo la razón de tu disculpa. ¿Te arrepientes de lo de anoche o qué?

-¿Cómo puede hablar de lo de anoche en frente de sTaXx?

-¡QUE NO ES MI NOVIO! Puedo hablar en frente de el de cualquier mierda! Él no se pondrá celoso porque no es mi novio ¿entiendes? Somos putos follamigos. Y si no es mucha molestia retírate antes de que esta discusión tenga una verdadera razón para pelea.- Esto es verdaderamente incómodo. Me levante de la cama y fui y tome la mano de Willy y lo separe antes de que pasara algo peor.

-Tienes razón. Ya ni se para que vine aquí.

.

.

.

Estaba con Willy en la cocina tomando un vaso de agua, mientras charlábamos.

-¿Entonces  te follaste a James?!- Pregunte sorprendido.

-Sí, si ,si lo hice!. Al fin probé de su polla!

-Demasiada info, Willy.

-Ehje ehje- Río el de ojos chinos.

-Y…¿qué tal? ¿sin compromisos? O ¿es algo serio?

-Yo no tengo cosas serias, Frank. Él me dijo que me deseaba pero que no quería salir conmigo, y le dije lo mismo. Fin de la historia.

-Ósea que todavía podemos liarnos?

-Así es- Dijo riendo y acercándose a mí para besarme. Un beso corto, que hizo que hubiera otro más largo y eso produjo…cosas extrañas.

Introduje mi lengua en su boca y el hizo lo mismo. Le agarre de la cintura y lo alcé, enrollo sus piernas en mi espalda y lo tome del culo, todo esto siguiendo el beso.

Lo coloque en la mesada y le saque la camiseta. Fui a por su cuello y lo bese. Él se limitaba a gemir mi nombre. Tenía las manos apoyadas a los costados de sus muslos y con la cabeza a un costado para que pudiera tener más espacio en su cuello.

.

.

.

[[POV VEGETTA]]

Volvía de correr, cuando entre a la casa y me tope con un Willy en boxers y un Frank sin camiseta y pantalones desabrochados. Estaba Willy tocándole el pecho mientras Frank lo besaba apasionadamente. Estaban pegados como chicles y se notaba a leguas que iban a por mucho más que solo besos.

Pase por enfrente de ellos para ir a mi habitación y al parecer notaron mi presencia porque se separaron instantáneamente.

-Vegetta.

Me quede quieto, en frente de la puerta de mi habitación. -¿Sí?-Pregunte, dándome la vuelta para ver a Willy poniéndose los pantalones.

-Tenemos que hablar.- Vino hasta a mi con los pantalones mal colocados y me llevo hasta dentro de mi cuarto.

-¿Qué paso?-Pregunte. De repente choco sus labios con los míos y me fue dirigiendo a mi cama. Me empujo y a hurtadillas de puso encima de mi.

-¿Sentiste algo?-Pregunto con la respiración agitada.

-No.-Mentí

-Yo tampoco.- Me volvió a besar, pero esta vez fue diferente. Nunca me habían besado así…ni una mujer. Era un beso con amor, amor verdadero.

-Te odio, pero te amo Guillermo.- Tome sus muñecas y nos di vuelta. Me puse encima de él y lleve sus muñecas a arriba de su cabeza. Lo bese de nuevo. Me separo y me miro con cara de duda.

-¿Qué pasa?

-¿Lo haces porque estas caliente o porque en serio lo quieres hacer?

-Guillermo…Esto te lo digo con el corazón. No soy Gay, no me gusta absolutamente ningún hombre…que no seas tú. O estoy… e-enamorado o soy un hetero que está obsesionado con un Gay.  Tú eliges cuál de las dos opciones es.

-¿Puedo elegir cualquiera?

-Si…

-Elijo la primera. Porque yo soy un Gay que está enamorado de un hetero y como no puede estar con ese hetero esta con medio mundo…-Vi como giro la cabeza para no verme a los ojos.

-¿Sabes? Mientras que después de esto estés solo conmigo…y no te folles a nadie más que no sea yo…está perfecto…

-Entonces somos…

-Novios.-Afirme.

Ya más o menos se imaginan lo que paso después 1313

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakfhdkfhjsdhfjdhgsjkfhlasdiyhrfiyhweutyweoauhmfge7w*explota*

Como están bonitos y bonitas??? Este es el one shot mas largo de toda mi vida Xdd

Espero e les haya gustado a montones<33 Loveeeeeeee pa’ to’ <3

FS.