derrick todd lee

2

Baton Rouge Serial Killer

Derrick Todd Lee, a Louisiana native, was in trouble with the law from a young age. At 16 years old, he was caught peeping into women’s homes and more offences followed.

Burglary, assault, trespassing and stalking became routine for Lee, yet his worst offences would be those that saw him placed on death row - for the rape and murder of seven women.

Lee never held a steady job, occasionally working in construction or driving a truck. Outwardly, he seemed easy-going, able to quickly charm women, and would often quote from the Bible. This “nice guy” facade hid his true nature. While Lee is suspected of being involved in murders from as early as 1991, it was the murders he committed in the early years of the new millennium that saw him dubbed the “Baton Rouge Serial Killer”.

In 2002, Charlotte Pace, a graduate student at Louisiana State University, was sexually molested and stabbed to death. DNA evidence linked Pace’s murder to one eight months prior. Nurse Gina Green, who also lived near the Louisiana State campus, was sexually molested and strangled to death. Besides the DNA, the only other similarity was that both women’s cell phones were stolen. When the nude body of Pat Kinamore was discovered sexually assaulted and stabbed in the neck, the killer was gaining in confidence.

Baton Rouge police now knew they were hunting a serial killer, but there would be more victims before he was caught. The body of Treneisha Dene Colomb, a marine, was discovered in woods three days after she disappeared. She, too, had been sexually assaulted then bludgeoned to death. Feeling the public pressure, the police joined forces with the FBI to create a profile of the killer, yet progress in the investigation continued to lag. Although Lee is African American, the killer was believed to be a white man based on old eyewitness accounts. This gave Lee the chance to strike again. In March 2003, the body of Louisiana State doctoral student Carrie Yoder was discovered in water near to where Pat had been found - she had been beaten and strangled to death.

A new task force was created to catch the killer, but still, Lee had the chance to murder Lillian Robinson and dump her body in the same place as two other victims. Another woman, Melinda McGhee, also disappeared during this time. Her disappearance was similar to previous victims but her body was never discovered.

Success made Lee bold, but he couldn’t escape the DNA evidence. When a new composite sketch closely resembled Lee, he was brought in for a DNA sample. He provided one, then immediately fled the state. With the help of the FBI, Lee was arrested in Atlanta, Georgia, in May 2003. Psychiatric evaluations determined that Lee had an IQ of just 65 but it was decided he was capable of standing the trial and he was connected to the seven murders. He was convicted of two and sentenced to die by lethal injection.

Lee died on 21st January 2016, of cardiovascular heart disease at a hospital in Louisiana, where he was transported for treatment from Louisiana State Penitentiary.

DERRICK TODD LEE - El asesino de Baton Rouge

Conocido como «el asesino de Baton Rouge», fue detenido y acusado de, como mínimo, siete casos de violación y asesinato cometidos en 2002 y 2003 a lo largo del sur de Lousiana.

Infancia y adolescencia

Derrick Todd Lee, hijo de Samuel Ruth y Florencia Lee, nació el 5 de noviembre de 1968 en St. Francisville (Louisiana). Su padre abandonó a su madre al poco de nacer él, y más tarde fue internado en una institución mental después de ser acusado de intentar asesinar a su ex esposa.  

Posteriormente, la madre se casó con Coleman Barrow, un hombre responsable que cuidó a Derrick y a sus hermanas como si fueran sus propios hijos. Juntos les inculcaron a sus descendientes la importancia de tener una buena educación y de seguir las enseñanzas de la Biblia.

No obstante, el único interés de Derrick en la escuela era el de jugar con su grupo de amigos. Así que, académicamente, tuvo que luchar para que no le echaran y para no ser superado por su hermana pequeña: un año más joven que él, pero más avanzada a nivel escolar. 

A los 11 años, Lee fue sorprendido mientras espiaba a sus vecinas por la ventana; acto que siguió realizando también de adulto. Asimismo, también en esa época despertó en él el placer de torturar perros y gatos. 

Cuando Derrick cumplió 13 años, fue arrestado por hurto. Pero, a pesar de ser ya un conocido de la policía local por su voyeurismo, no fue hasta los 16 años que su ira le llevó a tener un verdadero problema: le acusaron de intento de asesinato en segundo grado cuando sacó un cuchillo a un niño durante una pelea.  Ese fue el principio de su larga hoja de antecedentes.

Matrimonio

En 1988, Lee se casó con Jacqueline Denise Sims y tuvo dos hijos: Derrick Todd Lee, Jr. y Dorris Lee. Pero poco después de casarse, fue declarado culpable de allanamiento.

En los años siguientes, Derrick llevó dos vidas paralelas: en una de ellas era un padre responsable que trabajaba duro y disfrutaba de su familia los fines de semana; en la otra, era un asiduo de los bares locales, donde acudía pulcramente vestido y mantenía relaciones extramatrimoniales.

Jacqueline conocía sus infidelidades, pero aun así se dedicó plenamente a su esposo. Sin embargo, las temporadas que él pasaba en la cárcel se terminaron convirtiendo en un alivio esperanzador comparado con el ambiente que se respiraba cuando él estaba en casa.

El dinero

En 1996 el padre de Jacqueline murió en una explosión ocurrida en la fábrica donde trabajaba y, por ello, la hija cobró un cuarto de millón de dólares de indemnización. Con la nueva entrada de dinero, Lee empezó a vestirse mejor, a comprar coches y a gastar más dinero en su amante: Casandra Green. Pero tan pronto como llegó el dinero, desapareció. Y en 1999, la familia Lee tuvo que volver a vivir con sus precarios sueldos, pero alimentando una boca más: Casandra había dado a luz a un bebé al que llamaron Dedrick Lee.

Collette Walker

En junio de 1999, Collette Walker, de 36 años y vecina de St. Francisville, presentó cargos contra Derrick por acoso. Al parecer, Lee entró en su apartamento para convencerla de que salieran juntos y, al no conseguirlo, le dejó apuntado su número de teléfono. Días más tarde, un amigo que vivía cerca de Collette le preguntó acerca de éste, ya que lo había visto merodeando alrededor de su apartamento y, en otra ocasión, la misma Collette lo sorprendió asomándose a su ventana.

A pesar de su historial como voyeur y otros arrestos menores, Lee consiguió la libertad condicional y, quebrantando las instrucciones judiciales, fue de nuevo a buscar a Collette. Por suerte, ella se había mudado.

Una oportunidad perdida

La vida de Derrick Lee se estaba desmoronando. No tenía dinero y las deudas apretaban. Con Casandra, ahora eran todo discusiones; tanto, que en febrero del año 2000, ella inició los trámites para conseguir una orden de alejamiento contra él. A pesar de ello, tres días más tarde Lee se la encontró en el aparcamiento de un bar y le dio una paliza.

A raíz de esto, Casandra volvió a denunciarlo y su libertad condicional fue revocada. Se pasó el año siguiente en la cárcel y, cuando fue liberado en febrero de 2001, fue puesto en arresto domiciliario y obligado a llevar un equipo de rastreo.

Luego, en mayo fue declarado culpable de violar los términos de su libertad condicional pero, en vez de revocársela de nuevo, simplemente se le amonestó.

Se perdió, una vez más, la oportunidad de sacar a Derrick Todd Lee de la circulación.

Víctimas de Derrick Todd Lee

1. 23 de agosto 1992 (posible víctima) - Connie Warner, vecina de Zachary, murió asesinada a golpes de martillo. Su cuerpo fue encontrado el 2 de septiembre, cerca de los Capital Lakes en Baton Rouge. Hasta ahora no hay ninguna evidencia fiable que vincule a Lee con su muerte, aunque sí indicios e hipótesis. 

 2. 02 de abril 1993 - Un par de adolescentes estacionaron su coche en una zona aislada y fueron atacados por un hombre que les golpeó con una herramienta. Ambos sobrevivieron y, en 1998, la chica (Michelle Chapman) identificó a Derrick Todd Lee como su atacante en una rueda de reconocimiento policial.

 3. 13 de junio 1997 (posible víctima) - Eugenie Boisfontaine vivía en Stanford Ave., cerca del campus de la Universidad Estatal de Louisiana cuando fue asesinada. Su cuerpo fue descubierto nueve meses más tarde bajo un neumático a lo largo de la orilla del pantano Manchac. Hasta ahora no hay ninguna evidencia fiable que vincule a Lee con su muerte, aunque sí indicios e hipótesis.

4. 18 de abril 1998 – Desaparece Randi Merrier, de 28 años. Era una madre divorciada con un hijo de tres años de edad que vivía en Oak Shadows, Zachary (muy cerca de la casa de Connie Warner). Se encontró a su hijo deambulando por el patio delantero la mañana siguiente a su desaparición. El cuerpo nunca fue encontrado, pero las evidencias encontradas en su domicilio conectan rápidamente a Derrick Todd Lee con el suceso. Al parecer, fue violada, golpeada y apuñalada hasta la muerte.

5. 24 de septiembre 2001 - Gina Wilson Green, 41 años, enfermera y gerente de la empresa Infusión Red. Fue hallada en su casa de Stanford Avenue, cerca de la Universidad Estatal de Louisiana en Baton Rouge. De acuerdo con los informes de la autopsia fue violada y estrangulada. El bolso y el teléfono móvil de la víctima habían desaparecido, aunque este último se encontró semanas después en un callejón situado en otra área de la ciudad. Antes de su asesinato, les dijo a una amiga y a su madre que tenía la impresión de estar siendo observada. Las pruebas de ADN inculparon a Lee.

6. 14 de enero 2002 - Geralyn DeSoto, de 21 años y vecina de Addis. Era un estudiante de la universidad de Baton Rouge y tenía la intención de asistir a la escuela de postgrado en el otoño de ese año. La mañana que fue asesinada tenía una entrevista de trabajo. El cuerpo de Geralyn fue encontrado por su marido en el domicilio conyugal. Había sido violada, brutalmente golpeada y apuñalada hasta la muerte. El principal sospechoso fue el esposo, pero las pruebas de ADN demostraron que Lee fue el autor del crimen. Además, la casa de la víctima estaba ubicada en la autopista 1, que es la carretera principal que Derrick Todd Lee cogía a diario para ir a trabajar a la fábrica de Dow Chemical en Brushly, LA.

7. 31 de mayo 2002 - Charlotte Murray Pace, de 21 años. Iba a convertirse en la persona más joven de la historia en recibir la licenciatura en administración de empresas. Su compañera de piso fue quien encontró el cadáver en la nueva vivienda a la que se habían mudado hacía apenas una semana. Anteriormente vivían en una casa alquilada en Stanford Ave., cerca de donde Gina Wilson Green vivía cuando fue asesinada. Según los informes de la autopsia, el cuerpo presentaba fuertes señales de lucha y Charlotte había sido violada y apuñalada más de 80 veces.

8. 09 de julio 2002 - Diane Alexander fue violada, golpeada y estrangulada en el interior de su casa. Su hijo interrumpió el ataque y Lee se dio a la fuga. Diane sobrevivió y ayudó a la policía a realizar un retrato robot de Lee.

9. 12 de julio 2002 - Pamela Kinamore, de 44 años. Madre, esposa y propietaria de una tienda de antigüedades en Denim Springs. Vivía en el barrio de Briarwood Place, en Baton Rouge. Fue secuestrada en su casa, golpeada, violada y degollada. Los investigadores no encontraron ninguna evidencia de que su asesino irrumpiera en la casa, así que pudo haber accedido a ella por una ventana o puerta abierta o tal vez ella lo dejara entrar. Su cuerpo fue descubierto cuatro días después de su desaparición, oculto debajo de unos arbustos a unos 20 kilómetros de Baton Rouge, en una zona llamada Whisky Bay. Faltaba un pequeño anillo de plata que ella siempre llevaba en un dedo del pie; así que la primera hipótesis fue que Derrick Todd Lee se lo había llevado como trofeo.

10. 21 de noviembre 2002 - Trineisha Dene Colomb, de 23 años y vecina de Lafayette, estaba de duelo por la reciente pérdida de su madre cuando fue secuestrada delante de la tumba de ésta. Su cuerpo fue encontrado tres días después a unos 20 kilómetros de donde se halló su coche, en Scott. Había sido violada y golpeada hasta la muerte.

  • 11. 03 de marzo 2003 - Carrie Lynn Yoder vivía en Baton Rouge cuando fue secuestrada en su apartamento. La golpearon, la violaron y la estrangularon. Su cuerpo fue encontrado 10 días después, el 13 de marzo, en avanzado estado de descomposición en Whiskey Bay, cerca del lugar donde se había encontrado anteriormente el cuerpo de Pamela Kinamore. A diferencia del cuerpo de ésta, que parecía haber sido colocado con cuidado y escondido, el cuerpo de Carrie fue arrojado desde el puente. Otra vez las pruebas de ADN vincularon a Derrick Todd Lee en el asesinato.

Demasiados asesinatos… y asesinos en serie

Las investigaciones sobre los casos de asesinato sin resolver en Baton Rouge no iban a ningún lado. Las técnicas de investigación y los estudios realizados hasta el momento no servían de ninguna ayuda:

  • Derrick Todd Lee, en los 10 años que estuvo «activo», fue cambiando constantemente de trabajo, de ciudad (aunque todas situadas en el sur de Louisiana) e incluso pasando temporadas en la cárcel.
  • De 1991 a 2001 hubo 53 asesinatos sin resolver en Baton Rouge. Las víctimas eran de distintos orígenes y etnias y murieron de forma diferente.
  • En los siguientes 2 años, hubo 18 mujeres más asesinadas. Lo que los investigadores no sabían en ese momento, es que había dos asesinos en serie distintos en Baton Rouge.
  • Según las estadísticas, la mayoría de asesinos en serie son hombres blancos, y Derrick Todd Lee era negro.
  • Normalmente, los asesinos en serie escogen víctimas de su propia raza; pero Lee mató tanto a blancas como a negras.
  • La mayoría de los asesinos en serie utilizan siempre el mismo método de ataque, a modo de firma; pero Lee variaba.

No fue hasta el 23 de mayo de 2003 que se publicó el retrato robot que había facilitado Diane Alexander, momento también en el que se empezaron a pedir muestras de ADN a los vecinos de la zona. Lee y su familia huyeron de Louisiana el mismo día en que él ofreció voluntariamente una muestra, la cual coincidió con las recogidas en los casos de Yoder, Green, Pace, Kinamore y Colomb.

Finalmente, Lee fue capturado en Atlanta y devuelto a Louisiana un día después de emitirse su orden de detención.

En agosto de 2004 fue declarado culpable de asesinato en segundo grado de Geralyn DeSoto y condenado a cadena perpetua sin libertad condicional.

En octubre de 2004 fue declarado culpable de la violación y asesinato de Charlotte Murray Pace y condenado a muerte por inyección letal.

En 2008, la Corte Suprema de Louisiana confirmó su condena y la sentencia de muerte y, actualmente, Lee se encuentra a la espera de ejecución en el corredor de la muerte en la Penitenciaría Estatal de Louisiana en Angola, Louisiana.

Derrick Todd Lee


Derrick Todd Lee, born November 5, 1968 in St. Francisville, Louisiana, USA, is a convicted American serial killer, nicknamed the Baton Rouge Serial Killer.

He was linked by DNA to the deaths of seven women in the Baton Rouge and Lafayette areas in Louisiana, and in 2004 was convicted of the murders of Geralyn DeSoto and Charlotte Murray Pace. Newspapers have suggested Lee can be linked to other unsolved murders in the area, but the police lack DNA evidence to prove these connections. After Lee’s arrest, it was discovered that another serial killer, Sean Vincent Gillis, was also operating in the Baton Rouge area during the same time as Lee.

Lee’s methods varied with nearly each murder. Similarities between the crimes included the removal of cell phones from the victim’s belongings, and a lack of any visible signs of forced entry into the location where the victim was attacked. Most of the murders were committed in the area around Louisiana State University (LSU). Two of the victims’ bodies were discovered at the Whiskey Bay boat launch, approximately 30 miles west of Baton Rouge, just off of Interstate 10.

ReliaGene Technologies Inc. linked Lee to the January 2002 slaying of Geralyn Barr DeSoto. ReliaGene analyzed DNA evidence under the fingernails of DeSoto and said the results of its testing linked Lee to the 21-year-old Addis woman’s death. ReliaGene used a relatively new DNA test that focuses on the different DNA markers on the Y chromosome (Y-STR) to link Lee to DeSoto’s murder.

Once Lee was identified, using DNA evidence, as the primary suspect in these crimes, law enforcement located and captured him in Atlanta, Georgia. Lee waived extradition and was returned to Baton Rouge, where he was tried in August 2004 for the murder of Geralyn DeSoto. Desoto had been found dead in her home in Addis, Louisiana, and she had been stabbed numerous times. DeSoto’s husband had initially been the primary suspect in her murder, but as the investigation progressed, DNA evidence linking Lee to the crime had been discovered. Although Lee was eligible for first degree murder charges, the District Attorney elected to try Lee for murder in the second degree, because DeSoto had not been sexually assaulted and thus a first-degree murder conviction would be harder to obtain. Lee was convicted by a jury and sentenced to life imprisonment without parole.

There was some argument that Derrick Lee was perhaps incompetent to stand trial; during psychiatric evaluations he scored an average of 65 on various standardized I.Q. tests, and a score below 69 is considered to be the threshold for what can be considered mental retardation. However, Lee was deemed fit to stand trial.

Lee was convicted on October 14, 2004, for the May 31, 2002 rape and murder of LSU graduate student Charlotte Murray Pace. Lee was sentenced to die by lethal injection. On January 16, 2008, the state Supreme Court upheld the murder conviction and death sentence.

Lee is currently on death row at the Louisiana State Penitentiary in Angola, Louisiana.

During the manhunt, John Walsh, host of America’s Most Wanted, named the Baton Rouge Serial Killer to his Top 10 Fugitives of 2002 at #3.