deprimida

Nadie la siguió para preguntarle qué le pasaba.
Algo dentro de mi se ha roto. Hay momentos durante el día en los que me detengo y, simplemente, no puedo encontrar la energía para dar otro aliento. Me quedo allí de pie, inmóvil. Y todo el aire sale de mis pulmones y no puedo reunir la fuerza que necesito para llenarlos de vuelta.
—  Forbidden