demostrativa

Perdón por no ser demostrativa, pero le di todo de mi a una persona que no se lo merecía.. estoy tratando de reconstruirme sola
Lo siento, perdón ¿vale?   Hice las cosas mal del principio contigo, fue mi culpa que todo terminará sin darnos cuenta que término en realidad, o más bien que acabo de entender que termino. En fin lo eche a perder, debí haber aprovechado el momento en el que nos vimos, para expresarme mejor, pero siempre he sido mala con esto de expresar mi sentimientos y normalmente es por el miedo que le tengo a la gente, más bien al rechazo y esas cosas. Quizás suene exagerado, pero te quise y te quiero, y quizás ese fue mi error contigo, que mi cariño hacia ti haya florecido tan rápido, sabiendo que tú no eres de esos que quieren de inmediato. Estoy jodida, realmente jodida, y no como simple cliché, yo realmente estoy mal internamente, pero no saco nada con explicarlo porque es demasiado tarde ya, y no entenderías aunque trataras, porque ni yo puedo entenderme. Pero debes saber algo sumamente importante, que si yo hubiera podido dejar de ser tan complicada y más demostrativa con lo que siento, si pudiera cambiar y ser mejor, ser lo que esperan, me hubiera gustado intentarlo para ti cariño. Me contaste que has tenido decepción tras decepción, y lamento ser una más en tu lista. Es mejor para ti en todo caso, un peso menos, por mi parte, es costumbre, saldré adelante, me costará, pero sé que podre. Hay muchas cosas más que me gustaría escribirte, como que nunca supiste que las noches cuando hablábamos por horas me hacías muy feliz, o las veces que llore escuchándote pero no quise preocuparte, lo que me costó confiar en ti, y varias cosas más, pero no sé si vayas a leer realmente, ojala si, y me entiendas un poco. Me ilusione contigo aun sabiendo que no debía, ¿recuerdas mi pregunta?; ¿has sentido alguna vez como alguien se convierte en tu karma? Yo tenía razón, tú te convertiste en el mío. pd: respecto a tu moneda de la suerte, te la devolvería, pero realmente sirve.

no espero respuesta, solo me gustaría que pudieras leerme.

Mujeres Leo.

1. La mujer de Leo es encantadora, creativa y muy exigente. Tiene un ego enorme que la lleva a buscar destacarse sobre los demás.
2. Disfruta que todos los hombres la admiren y si querés conquistarla tendrás que tratarla como una reina.
3. Para la leonina, la belleza física es lo más importante. Le gustan los piropos y si la halagás lo suficiente vas a llegar a donde quieras.
4. Cuidado con darle celos, causarle sospechas o faltar a una cita sin una explicación lógica. Los rugidos de la leona se van a escuchar desde lejos.
5. Es bondadosa, generosa y demostrativa con los seres que ama. Sin embargo no es servicial pues, como a toda reina, le gusta que le sirvan.
6. Se caracteriza por su vivacidad, su gracia y astucia. Cuando se enamora es leal pero a la vez muy posesiva. Tendrás que jugar con ella y bromea todo lo que puedas.
7. A la leoncita le gusta el hombre ambicioso, decidido e inteligente. No le gusta que le den órdenes o le digan lo que tiene que hacer, y lo más importante: nunca hieras su orgullo y su vanidad.
8. Tiene buen gusto aunque algo caro por lo cual es recomendable llevarla a lugares de categoría.
9. No soporta correr riesgos y tiene miedo de entregarse a una aventura.
10. No es fácil engañarla ya que como todo felino es altamente intuitiva. Si mentís, ella se dará cuenta rápidamente.

Madurar no es dejar de ser demostrativa para no salir lastimada sino encontrar una persona la cual valga la pena demostrar tus sentimientos.
Despedida

Ahora, llegando al final de mi vida recuerdo las palabras de mi madre:
- no quise ser muy cariñosa para que no me compararas con tu padre
Mi madre, siempre presente, siempre dispuesta, siempre conmigo, no me abrazaba.
Mi padre, ausente, enfermo, perdido en el alcohol sí.
Pero yo no lo dejaba, rehuía su contacto, me avergonzaba.
Eso me enseñó a ser poco demostrativa y chúcara. Mala para algunos. Antipática para otros.
En la cincuentena descubrí la falta que me hicieron.
Y recuerdo ahora cada uno de los que recibí. Sí, cada uno de los abrazos largos y cálidos que no creí merecer.
Con ese recuerdo me dejo morir.
Arropada con este mal del que nadie sabe y me está llevando.
Lentamente, en un sueño cálido y lleno de recuerdos que se irán conmigo.