debil

Tal vez simplemente te cansaste de que te quisieran, te asustaste al ver que esto no
era un juego, que por fin alguien quería quedarse a compartir tus defectos, y
te fuiste por miedo a quedarte, o por no saber cómo quedarte, o , quien sabe, lo importante es que te fuiste, ya no importa el motivo.
—  mundos divididos