de-espaldas

Fragmento de Lord of Shadows

— {…} Mark está a cargo.

— ¿Él lo sabe? —preguntó Livvy.

Julian buscó a Mark entre la multitud en los escalones. Estaba de pie con las manos detrás de la espalda, intercambiando una mirada desconfiada con un gnomo de piedra tallada. —Tu pretensión no me engaña, gnomo, —murmuró. — Mi ojo estará sobre ti.

Julian suspiró. — Hagan lo que él diga.


Lo siento, tenía que compartir esto. 

¿Que hacer cuando las cosas no suceden como esperabas? ¿Que hacer cuando el reflejo te muestra una forma que no encaja en el rompecabezas que se transformo tu vida? ¿Que hacer cuando ya no quieres pensar mas, cuando aguantar ya no es una opción, cuando las lagrimas comienzan a salir como un volcán sin control, cuando el nudo en la garganta es tan fuerte, que si no lo sueltas, te ahogas? ¿Que hacer cuando te encuentras en ese rincón de tu oscuridad, donde la soledad es lo único que encuentras para abrigarte de la fría realidad? ¿Que hacer cuando ya no quieres hacer nada y las decisiones te acorralan y te encuentras a espaldas de un acantilado donde las confusiones se convierten en lanzas que te apuntan y te hacen acercarte cada vez mas a él? ¿Que hacer cuando no le encuentras sentido a nada, cuando te cansas de todo, cuando quieres huir y no tiene a donde, cuando tu único desahogo de la angustia son estas palabras escritas en un blog?
CARTA A MI FUTURA HIJA:

Ojala pudiera preguntarte qué nombre quieres usar el resto de tu vida. Si te gusta ponerte medias en las noches. Cuál palabra prefieres aprender primero.

Cuando ya puedas decirme todo eso, te voy a enseñar a que no construyas una casa grande para sentirte más pequeña. Que no seas una refugiada de guerra dentro de ti misma, con un miedo constante por no saber cuánto tamaño mereces ocupar.

A que no pidas una taza de sopa fría, cuando tu novio se devora el lugar entero, incluyéndote a ti.

A que nuestros cuerpos no son frutas, “figura manzana”, “figura pera”, “media naranja”. Eres entera, completa, intacta, ininterrumpida, de carne y huesos que sobresalen o se esconden como el sol que no tiene que decidir en qué lugar del cielo quedarse.

A que no resientas que tus fronteras no son suaves como chicle de fresa, como las niñas de las películas de amor. Son pedazos de caramelos rotos, que rompen dientes al masticar y cuestan más deshacer.

A que no tienes que ser chupón rosado, lazo rosado, Barbie rosada, cuaderno rosado, vestido rosado, Power Ranger rosado, aparatos rosados, cabello rosado, chequera rosada, tacones rosados, muebles rosados, ataúd rosado.  Pero que si lo eres, yo misma te teñiré el pelo.

Quiero que sepas que cuando un niño llamado Carlitos te empuje en tu salón de preescolar no quiere decir que le gustas.

Que cuando Juan te diga nombres en clases de literatura no quiere decir que trata de esconder  su atracción por ti.

Que cuando tu primer novio Gabriel te grite en frente de tus amigos no quiere decir que es apasionado y se preocupa por ti.

Que cuando Andrés te presione tan fuerte contra el volante del carro, que puedes sentir tus costillas saliendo de tu pecho, no quiere decir que te quiere.

Que cuando un adulto llamado Tomás te empuje en la sala de tu casa, no quiere decir que te ama.

Cuando tu corazón sea lo más pesado que llevas encima, no lo dejes convertirse en piedras dentro de tus bolsillos mientras caminas al agua. Cuando comparen tus ojos con el cielo, recuerda que eres una tormenta. Cuando traten de llenar tus vacíos con una boca de ron y promesas, asegúrale que no necesitas las promesas. Cuando te hagan un cumplido, no lo dudes, no te pongas roja.  Cuando te encierren en el cuarto, rompe la ventana. Cuando te toquen y no sientas nada, bésate las palmas y afirma que no eres tú el fantasma. Cuando el profesor se equivoque, corrígelo. Cuando te llamen en la calle, no sonrías, por nadie. Cuando te enamores de un artista, no lo dejes convertirte en su musa: tus pecas no son un cuadro de Jackson Pollock. Cuando tus amigas te digan “los hombres son así”,  tranca la puerta.

Y cuando estés sola en tu cama pensando en la curvatura de la espalda de aquel que pudo haber contado los lunares entre tus piernas pero no lo hizo, llora. Pero no por él. Llora por todas las veces que oíste “No llores, eso es de niñas” a tus hermanos, primos, vecinos, amigos. Llora por todo lo que ellos no lloraron. Llora hasta que inundes tus sabanas. Haz un océano. Ahógalos.

A pesar de todo, quiero que sepas que siempre vale la pena pasar noches despierta pensando en la memoria de un rostro hasta desgastarla. Que las semanas que pasaste con el olor de su piel como vestido no fueron un desperdicio. Que no te arrepientas de crear un idioma secreto con sus besos o de leer braille en su piel.  Que dejar en órbita algunas lunas  nombradas con partes de su cuerpo no es grave.  Que no importa cuánto tiempo pasaste tratando de limpiar los espejos de tus adentros, empañados por su respiración; esconde el vodka, cierra las ventanas, porque te voy a enseñar que el romance más importante es el de tu sangre como ríos, constantemente buscando salidas en tu cuerpo, para tejer nueva piel sobre tus heridas y poder mantenerte toda, completa, adentro.

Su nombre es Madison
y tiene un Square Garden en el corazón.
A veces tan llena,
otras veces, tan vacía.
Tan bella,
tan letal.
Tan impredecible,
tan imposible si la miras con los ojos.
 
No hace ruido cuando se rompe,
late a mil por hora,
siente como si el mañana no existiese
y mira como si el pasado no fuese cicatrices.
 
Ella es silencio y ruido,
lleva una paz tan abrumadora bajo las pestañas
que ya quisiera la guerra conquistarla.
Hace añicos a quien deja pasar
y cierra la puerta cuando está indispuesta a hablar.
 
Es lo que otros temen ser,
por eso es única,
exacta para dar los segundos
y un desastre para darse minuto, a solas, con ella.
 
Escúchala cuando te habla con los ojos,
no le des la espalda cuando necesita tu pecho,
no la apuñales cuando necesita una mano para aferrarse.
 
Es la chica que, aun no siendo el amor de tu vida,
no la cambiarías por nadie en el mundo,
porque prefieres cambiar de vida,
que cambiarla a ella por cualquiera.
 
Es muerte,  pero también es vida.
Sobrevuela las montañas
en busca de aquel pájaro que emigró
y jamás volvió a escucharle cantar por las mañanas.
Desde entonces, se despierta
con la esperanza de volverlo a ver.
 
Teme ser nadie para quien quiere serlo todo.
 
Es una herida que sana,
así es,
inexplicable como cuando estás de bajón
y, de repente, alguien con alguna tontería
te hace reír como si jamás hubieses llorado antes.
 
Soledad, se hace llamar a veces
y pasa mil años atrapada en el calvario
de no saber adónde pertenecer.
 
Madison,
como aquellas voces que te hacen llorar,
como aquellos lugares que te hacen recordar,
como aquellas viejas cicatrices que te llevan a la escena del crimen,
como aquellas canciones que te hacen anhelar,
como aquellas tardes de domingo en las que no sabes si romperte o reír,
como aquellas calles llenas de oscuridad y te da por correr,
como aquellas estrellas que deciden ser fugaces,
como aquellas caricias que te hacen temblar.
 
Madison, como aquel lugar que ruge tan fuerte como un león
y otras veces permanece en un abrumador silencio.
—  Benjamín Griss
carta al amor de mi vida.

Realmente no sé si no estaba lista para escribir sobre esto o simplemente lo estaba evitando, pero creo que es el momento, no a pasado ni un mes y siento que ya van meses, muchas personas creen que tel vez solo debería dejar de pensarte y hacer otras cosas para ya no tenerte constantemente en mi mente, pero dos años no se olvidan así y mucho menos si intentó reemplazar tu vivo recuerdo con cosas inútiles.
Empezaré por decir que en todas esas malditas latas solamente veía tu nombre, y que cada hombre con gafas me hacía pensar en tus ojos. En cada cabello largo, al verlo pensaba en el tuyo, y las risas sarcásticas me parecían falsas en otros hombres. Los labios rojos no eran lo mismo en otra boca, porque para mí sólo en tu boca lucen. Así, con detalle te digo que en verdad todo me recodaba a ti. No es necesaria alguna metáfora rosa para compararte, porque sólo con describirte un poco, basta para plasmar lo maravilloso que eres.
Y pensar que ahora podríamos estar en tu cama o en la mía, viendo una película, comiendo pizza, tomando café, comiendo galletas, besándonos, tocándonos o siquiera mirándonos. Con sólo sentir los latidos de tu corazón me conformaría; con mirarte fijamente y ver como tus ojos brillan; con tomarte la mano, saber y sentir que eres mío; con tus abrazos sentirme única, protegida y amada por ti. Tantas cosas podríamos estar haciendo, de las cuales no hacemos ninguna.
Siempre, en estos dos años yo era quien se desesperaba y mandaba todo al carajo, quien te gritaba y te pedía no volver a hablarle, pero justo en ese momento en el que me rompía en llanto y sentía que no podía más con la presión, llegabas tú para hacerme sentir bien y recordarme que siempre había esperanza, que nunca está mal llorar y aceptar que todo está mal para residir un nuevo y mejor comienzo, y era ahí cuando yo sabía que tú eras lo mejor para mí y con quién quería pasar el resto de mi vida, era ahí cuando recordaba más que nunca lo mucho que Te amo. Y…hace una semana, todo esto que construimos durante dos años, se acabó y se quebró en mil pedazos, en mil pedazos que ya no podríamos unir, porque cada que peleábamos se rompía más y más, porque cada que terminábamos una pedacito de esto se perdía y cada fragmento era indispensable. Siempre fui yo quien se rendía, pero tú estabas ahí para repararlo y ahora…ahora lo terminaste tú, en otro plano lo entendería, pero no ahora, no con tantos planes, no con todo lo que quería que hiciéramos juntos, nuestro fin de año juntos con el cliché del beso justo al término de las 12 campanadas. Quiero dormir contigo. No quiero decir tener relaciones sexuales. Me refiero a dormir juntos. Bajo mis sábanas. En mi cama, con tu mano en mi pecho y tu brazo a mi alrededor. Con la ventana rota, así sentiremos frío y tendremos que juntarnos más cerca. Sin hablar, solamente dormir, siendo felices en silencio. Los videos como estas típicas y estupidas parejas donde se besan y se abrazan, donde se cargan y cosas que todos creen lindas. Ser esa pareja que cuando los demás se enteran de cuánto tiempos llevamos juntos se sorprenden. Ser esa persona que nuestras madres quieran para nosotros. Ser a quien invites a las fiestas familiares. Ser quien siempre este para ti, que siempre estés para mí.
Sinceramente creo que necesitamos vernos una vez más y no para hablar y disculparnos y mucho menos para fingir que nunca nos enamoramos, si no. Para nunca soltarnos, para volver a perderme en tu mirada, que nunca nos extrañamos, para decirte cuánto te amo, más bien…para abrazarte una última vez.
En lo que llevamos sin hablar no he llorado como me gustaría y cuando me llamaste para terminarme no sentí absolutamente nada, no sentía tristeza, ni desilusión, no sentía nada. Es más, incluso creo que sentí algo de alegría al saber que ya no estábamos juntos y no porque ya no quisiera estar contigo, no, para nada. Más bien porque yo sabía que ya no eras feliz y que no te sentías a gustó conmigo y el que tomaras el valor de decírmelo me alegro. #1 Hace un par de semanas te marque simplemente para preguntarte si habías hablado con aquella chica que alguna vez había despertado algo por ti, que tú nunca quisiste aceptar pero yo como chica sabía que le atraías, pero yo solo quería saber si habías hablado con ella durante esos días en los que nosotros no hablábamos mucho, quería saber si en esas semanas difícil había estado otra chica para consolarte y más que nada quería saber si ella había hecho tan bien trabajo como para que no necesitarás de mí y sorprendentemente a mí ni siquiera me dijiste que estabas mal hasta que yo te lo pregunte, no habías necesitado de mi para nada porque la tenías a ella. No son celos… solo siento que se detiene mi corazón al pensar que te puedes enamorar de esa chica como lo hiciste conmigo, que aquella amistad pueda tener un paso mas a algo mas que amistad, como la mía, y es que no son celos, solo es miedo a perderte, solo es miedo a que ella descubra el porque me enamore de ti, de que vea todas las cosas hermosas que tienes, de que entienda porque te amo tanto, de que te vea con la misma mirada enamorada con la que yo te veo, de que escuche tu voz y se le paralice el corazón como lo hace el mío, y es que no son celos, no lo entiendes, esto es algo mas, es algo que no puedo explicar… es algo como decirte que eres todo para mi. #2 Cuando te despediste de mí me sentía algo vacía con cada palabra que decías porque te escuchabas tan seguro, tan decidido de terminar esto que no lo podía ni creer, pero la peor parte fue cuando me dijiste que querías que me fuera bien y qué esperabas que terminara mi carrera, me dijiste todas las carreras que por dos años te mencione…pero no me dijiste la que yo ya estaba estudiando, tal vez suene estupido he insignificante, pero eso me dio a entender que no me prestabas atención cuando te decía algo importante para mí cuando yo recuerdo hasta tus días en el mes y año favoritos, cuando yo sabias hasta la flor que más te gustabas y esos gustos por los bombones de chocolate. Me dolió que te despidieras de mí sin antes darte cuenta de todo. #3 Terminaste conmigo por error que yo había cometido, me dijiste que no podías estar ni un día más sabiendo que yo podría hacer lo que te hice alguna vez, tuvimos una gran pelea sobre eso, cada que podías me decías y me recordabas todo lo malo sin descartar nada de lo que yo había hecho cuando yo solo te decía lo que me habías hecho tú cuando realmente sobre pasabas los límites. #4 Ya nos demostramos cuanto nos amamos, oh al menos yo lo he echo. Error tras error son los que he cometido, pero vamos, para lo que tu me has echo la palabra “error” se queda corta. Ya te lo e dicho muchas veces, te admiro el que estés conmigo y me aceptes tal y como soy, con mis muchos problemas y complejidades. Tu me enseñaste muchas cosas, entre ellas a querer con la misma sinceridad que tu. Quiero recordarte que tu siempre has sido un pilar importante en mi vida, un apoyo, una persona que siempre me dio el animo sin decir nada, el que simplemente por tener la idea que mientras menos tuviera que hacer crecía la posibilidad de vernos. Dentro de mi sabia que no era mas que una idea tonta y que no pasaría, pero siempre tuve una esperanza.
Muy bien ahora, te recalco el que eres una gran persona, el mejor novio de todos, con un único defecto, el único que hasta tu te reconocías….jamás estuviste (oh estas) fisicamente para mi.
No quiero hacerte sentir mal, pero tu tienes tus problemas y lo entiendo, el ser mas grande que yo, conlleva mas trabajos en la escuelas y menos tiempo para mi, por ello me molestaba, por que yo siempre intente hacerme un espacio para ti y tú ni lo intentabas. Muchas veces te necesite pero para no molestar jamás dije nada. #5 Cuando paso lo de tu espalda, no paso ni un día sin que te preguntara como te sentías hasta que me dijiste que ya estabas mucho mejor. Intente que se notara mi interés por ti, y lo hice por más de un día. Tengo problemas, demasiado para una sola personas, por un momento creí que tu eras la única persona a la que le podía contar todo sin necesidad de recibir una crítica, sino un consejo, eso hacías por mi. Incluso cuando mas confianza tenía, hacia algo o provocaba algo que te hacia serme indiferente, grosero, obstinado, y de mas…eso realmente dolía y el día que intente darte un escarmiento lo entendiste, pero repito ¡Solo fue ese día! Yo no esperaba mas de ti que el aun que fuera un hora, un minuto, un segundo tuvieras para venir y abrazarme, decirme que todo estaría bien, que todo se resolvería…solo eso, un mínimo detalle de apoyo moral de tu parte, no pedía mas… #6 Cada que te terminaba no entendías que no deje o dejare de amarte, simplemente que ya me había cansado de dar todo de mi, de dar 24-7 por alguien que no lo daba. Terminaba contigo, no por celos, no por desamor, no por odio, no por distancia, no por los problemas. Mas bien por tu falta de presencia ante mi miedo, mi coraje, mis celos, mi amor, mi felicidad y sonara estupido, pero por tu falta de presencia ante mis problemas, nuestros problemas. #7 Sé que estando lejos no te acuerdas de mi, ni me extrañas. Perdí totalmente la cabeza por ti, te busque y te busque y tú más te alejabas, 1000 consejos escuche y seguí haciendo lo mismo, te llore, te ame, te espere, te extrañe, te volví a llorar, me volvías a hacer mal, y yo seguía en lo mismo. No es fácil olvidar así de la nada cuando amas, tampoco es fácil fijarse en otra persona cuando tienes a alguien en la cabeza. Tú nunca entendiste lo que sentí por ti, nunca fuiste capaz de ver que te amaba de verdad, que siempre pensaba en ti, y que nunca estuve tan pendiente de alguien como de ti, de como me preocupaba cuando estabas mal, pero todo se supera, todo pasa, a principio duele, obvio, cuesta, y hasta arañe las paredes para evitar buscarte. Pero sé bien una cosa, puedes estar con quien se te cruce, pero si hay algo que doy por segura, es que jamas nadie te va amar, ni llorar de la manera en que lo hice yo, JAMÁS.
Desde que te conocí te lo entregue todo; mi vida, mis deseos, mis virtudes y mis defectos. Ni a mi misma me había entregado tanto alguna vez. Pero tú decidiste dejarme de un día para otro, y olvidaste todo lo bueno, olvidaste todo lo que entregué, ni siquiera un poco de cariño sentí de tu parte, como si en verdad te importara nada.
 Todo este tiempo he luchado por esto, no darme por vencida siempre ha sido mi más grande objetivo, tratar de lograr que las cosas siguieran igual era lo que más quería, pero dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver.
 Fuiste el hombre que amé y he decidido dejar ir, no por egoísmo, sino por amor propio.
Que hacer cuando no querés olvidar el amor que sientes por una persona a la que le diste todo, pero que el tiempo indefectiblemente así desapercibido, invisible; te va arrancando todo lo que no quieres soltar?… 
A veces amamos el tiempo cuando nos regala las mejores horas, o minutos con ese alguien que amamos, pero nos quejamos de que pasa rápido, también lo odiamos cuando no nos devuelve ese amor que por alguna razón ya no está…Convivimos con el tiempo a lo largo de nuestra vida, casi es nuestro Dios al que le pedimos constantemente que nos dé lo que deseamos…Yo no sé si amarlo u odiarlo… lo único que sé, es que ahora necesito más que nada que se lleve nuestro amor porque dicen que el tiempo cura todo pero eso no es verdad, lo que el tiempo hace es algo más cruel, el tiempo mancha los recuerdos, hasta que son tan confusos que no recordamos la realidad sino nuestros pensamientos sobre ella.
Y así perdemos momentos, partes de nosotros mismos, lugares, sentimientos. El tiempo no nos cura, el tiempo hace desaparecer lo que fuimos, hace morir el pasado. Sí así es, doloroso pero cierto, el tiempo no nos sana, nos hace desaparecer
¿Sabes cuando te das cuenta que estás al límite…?
Cuando un día por una estupidez te vienen lágrimas a los ojos, cuando una palabra insignificante té afecta profundamente. Pero eso no significa que seas frágil o débil, significa haber soportado muchas cosas durante mucho tiempo. Y ya no aguantar más…
Te rogué, 
porque valías la pena,
 no por falta de dignidad. Te extrañé,
 porque fue hermoso el tiempo compartido,
 no porque vivir sin ti no pueda. Te pedí perdón
, porque reconocí mi error,
 no porque sea débil mi corazón .
Voy a decirte lo que nunca te dije, a destiempo. Perdona, de antemano, si ya no te importa o si estás con alguien más cuando leas esto. Pero como sabes muy bien: siempre fui la chica de los demasiado tarde.
 Quiero empezar diciéndote que la primera vez que te hablé, supe exactamente lo que por años había buscado, pero que por cobarde no quise abrir los ojos porque al principio te idealicé: supuse cómo era tu voz cuando estás roto o tu mirada cuando el mundo se te cae en mil pedazos.
 Pensaba en ti el mismo tiempo que tú no pensabas en mí. Gastaba la mayor parte de mis horas en escribirte algún que otro escrito y luego lo abrazaba como si de verdad se tratase de tu alma, de tu piel. Quizás ni siquiera te lo imaginabas, pero tu sonrisa me hacía imaginarla como una estrella inalcanzable, como una verdadera e irreal utopía. Y las utopías, siempre, siempre terminan doliendo.
 Me doliste tanto como llegué a quererte. Porque el amor al igual que las heridas, ya sabes aquello de que hay que tener fuerzas para enamorarte y que quizás no sea correspondido tu amor de la forma en que tú mereces. Porque es terrible la idea de aceptar un amor que no está a la altura del nuestro. Como iba escribiendo, el tuyo sí lo fue. Y cómo no serlo, si los latidos del corazón nunca mienten. Y ellos hablaron por nosotros todas las veces que tuvimos la oportunidad de llamarnos y sentir que éramos una sola y muy herida piel.
 Cuando me acariciaba las heridas pensaba en lo bonito que sería que fueras tú quien lo hiciera y que al sonreír vieras lo rota que estaba. Y te mantenías a pie del cañón, porque jamás fuiste de los que se rinden fácilmente, pero que, a veces, hay que saber rendirse en un abrazo y que eso también sabe a victoria. Y jamás me pasó por la cabeza que la gloria a la que te referías, podía curar tanto un corazón roto. Un abrazo hace eso.
 Lo segundo que quiero decirte, independientemente si has llegado hasta este punto —y espero que sí—, es que lo siento. Siento mucho haberte arruinado las mejores vistas que te prometía del paisaje. ¿Y sabes? Fueron caminos distintos los que nos deparó el destino en ese preciso instante en el que el horizonte se dividió en dos. Siento tanto haberte destrozado más de lo que ya estabas antes de mí, perdón por haber sido esa tormenta que no para, pero duele. 
La vida se torna oscura —más oscura en mi caso— cuando eres el protagonista de una herida más en la piel del otro. Y tienes que seguir latiendo a través del dolor. Cómo olvidar las veces en las que te llamaba y me soltaba en llanto al otro lado del móvil. Y yo no podía hacer absolutamente nada, excepto querer salir a buscarte. Y abrazarte fuerte y poner una de esas canciones favorita en el coche, mientras conducías a un lugar alejado de la ciudad, donde podíamos gritar a todo pulmón sin que nadie nos preguntara que qué nos pasaba. Porque odiabas las explicaciones, mucho más si se trataba sobre tu estado de ánimo, detestabas compartir con el resto lo que te consumía, pero siempre fuiste de ir arreglando los problemas sólo, pero debiste saber que hay veces en el camino en las que tienes que detenerte, tomar un respiro, llorar si es necesario y seguir andando como lo has venido haciendo todo este tiempo. Porque no todo tiempo es tiempo de andar, hay tiempo para descansar y respirar. Hay momentos para ser guerrero y momentos para ser refugio.
Y lo último que quiero decirte es que, si un día encuentras a alguien más, por favor, dale una oportunidad. Jamás pases del amor, porque él es quien nos hace sentir cosas bonitas, incluso cuando nosotros somos un desastre sin causa ni efecto. Y que, ojalá, pienses en mí cuando, andando y buscando, escuches nuestra canción en la radio. Ojalá pienses en mí cuando alguien lleve puesta la misma colonia que uso yo; cuando alguien más diga alguna tontería sin sentido como cuando trataba de hacerte reír porque ya estábamos cansados de tanta tristeza; cuando en algún atardecer pienses en todas las locuras y caídas que sufrimos por haber sido valientes. Valientes, eso fuimos. Y, al final, acertamos en aquello del amor que merecemos.
Recuérdame como la chica de los demasiado tarde, pero que perdía las horas de sueño sabiendo que al día siguiente había escuela por quedarse un rato más contigo.
 La verdad es que ame a distancia, llore a kilómetros, espere por años y me rompiste a centímetros.
Posdata: Nunca me olvides, nunca nos olvides.

Ya lo acordamos  
podrá falta el dinero,
quizás se acumulen los recibos
del agua o la luz,
podrá quedarse el coche
sin gasolina,
pero no nos faltará
una taza de café,
un helado en el parque,
una película en la sala,
ni repetir versos
con caricias sobre la verdad
que alberga a nuestros rostros.
Tú y yo que somos
amantes de las sorpresas tranquilas
sabemos lo que es improvisar.
Yo no sé tú
tengo ganas
de que quieras
ser tan libre como has sido
hasta ahora
pero a mi lado.
Si hay amor ninguna preocupación
puede resultar en atadura,
si hay amor probaremos
las habitaciones de muchas ciudades.
Descansan mis latidos
en la vereda de tu espalda
y me alimentas
de un sueño delicioso
no ha existido ninguna duda
desde que tomaste mi mano
y le diste más impulso a mi vuelo
—  9 días en Tijuana, Quetzal Noah
Quiero que te quede claro que lo que hablan de ti a tus espaldas no siempre son cumplidos, no siempre se habla de tu linda vestimenta o de lo glamuroso que fue tu peinado ayer, la gente es envidiosa, y siempre van a sacar en cara tus debilidades y puntos débiles, así que será mejor que se te baje un poco el ego antes de que te decepciones
— 

De: Escorpio, Sagitario, Piscis, Acuario, Capricornio y Virgo.

Para: Cáncer, Géminis, Aries, Libra, Leo y Tauro.

Hazme polvo.
En la cama. En el suelo. De espaldas. Agachada. Sobre la mesa. Contra la pared. Aquí. Allí. Así.
Hazme polvo
Y, luego,
Sopla.
—  Elvira Sastre.
Para ti, amor imaginario.

“Desde que era niña, mi madre me enseñó a no creer en el físico de las personas, decía que finalmente el cuerpo es temporal, que tenía que estar muy atenta a las señales del cosmos porque cuando alguien en verdad te gusta, sientes algo extraño en la piel y hasta la sangre corre más rápido…A esto le adjudico mi increíble don para estar con personas correctas a mi juicio.Con este preludio ten en cuenta que me importará un carajo tu físico si hiciste que mi sangre recorriera mi ser como un Mercedes en la F1, también debes saber que seguro me encantarán cosas peculiares y extrañas de ti.

Amo el ancho de tu espalda que igual a la mía, siempre me hace sentir reconfortada y protegida, esa que puedo abrazar sin razón o tener que hablar. Mencionaré la manera tan solemne en que duermes porque es fantástico ver que a pesar de estar dormido tienes cierta seriedad respetable y a la vez sexy.Debes saber que por más moderna que sea nuestra sociedad yo aún soy una romántica que gusta de las cartas escritas a mano, que le regalen flores, que la tomen de la mano al caminar y sentarse en un columpio para mirar ¿hacia dónde? No importa si es contigo.
Soy de esas  mujeres que aún necesita -al menos de manera íntima- ser tratada como “Princesa”

Tú, el chico que quiero a mi lado, debes saber que he tenido tristezas y decepciones, que no siempre he sido encantadora y madura. Perdona si a veces aparento ser muy fuerte, segura o que puedo cuidarme sola… la realidad es que sí, sí puedo hacerlo, pero también me encanta cuando eres tú quien me cuida o desea cuidarme. Perdona las acciones varoniles que a veces tengo pero, por favor, no me trates como amiga.

Tú, el chico que quiero a mi lado, necesitas saber que me dolería mucho perderte, porque me haces feliz. Porque veo que podemos lograrlo, porque emocionalmente estoy ya muy unida a ti, no hay un mejor lugar para estar que contigo…

Porque no eres perfecto.
Porque me haces vibrar.

Estoy completamente consciente que somos dos seres que desean estar juntos pero individuales.
No hay nada que comprobar: tú me quieres, yo te quiero y compartimos los mismos valores.

Tú, el chico que quiero a mi lado… debes estar consiente que no es que sea indecente, sino que me gustas tanto que quiero tenerte en la cama todo el día, contigo quiero descubrir todo íntimamente -no es que no haya tenido una buena educación- sino que la desnudez es algo natural en mí…debes saber que entregarte mi cuerpo es entregar mi alma cada vez que estamos juntos, debes tener la seguridad que todo lo indecente, irrespetuoso y mal educado que se me ocurre… se me ocurre contigo y sólo contigo.
Y a pesar de mi personalidad, estoy un poquito chapada a la antigua y para mí el título sí importa.

Espero te sientas cómodo conmigo, seguro entre mis brazos, protegido por mis palabras, amado por mis piernas, enamorado por mi mente.
Yo también soy imperfecta. 

Tú, el chico que quiero a mi lado, quiero decirte que me gusta saber que soy importante en tu vida aunque no precisamente indispensable, debes saber que no me haces sufrir, me haces aprender.

Espero día a día estés mejor, que tu mente sea mas sana, que no perdamos la fe, que quieras seguir caminando a mi lado, que el universo conspire a tu favor, que aprendas de esto igual o más que yo, que produzcas amor para todos y entre ellos esté yo.

Mi compa

Primera semana del año y con mis compañeros de pega nos fuimos a un happy hour. Hay uno que me gusta caleta, es terrible de hetero y esa wuea más me calienta. Carlitos es grueso, tiene bíceps marcaditos y un culo, que en su pantalón formal se le ve paradito. La wuea es que entre conversa y conversa nos anduvimos mariando todos y cerca de las 12 algunos se fueron y quedamos 4, entre ellos Carlitos. Con las copas de más la conversación subió de tono y Carlitos comenzó a contar sus historias con las minas del edifico donde trabajamos, los otros compañeros igual contaron sus anécdotas y yo cagao de la risa conté algunas mías. Saben que soy gay, pero nunca habíamos hablado en ese tono. La wuea es que ya eran las 2 y dije me voy cabros, uno de ellos ofreció seguir en su casa y partimos. El Pablo vive solo igual así que nos dijo si quieren se quedan. Pasamos a la boti cerca de su depa
Y compramos una promo. Al final nos fuimos los tres, el Pablo, Carlitos y yo. Llegamos, preparamos y cada uno fue a mear. Seguimos hablando de sexo, tetas, zorra y pico y ellos hacían las típicas preguntas del sexo homosexual. Pablo confesó que en el colegio un compañero se la chupo, Carlitos decía wn en el colegio había un compañero que le gustaba pero no pasa napo, el
Loco me seguía hasta el baño y un día me doy vuelta y le digo te gusta el pico? Y el me respondió que te pasa wn na que ver, pero míralo po te gusta, cómo lo encontrai? Ya wn sino pasa nada, a lo que yo interrumpo, wn yo te la hubiera mamado todo el colegio y se ríe y dice jajaja no hacia falta si con Las compañeras nunca falto su mamón, el Pablo dice si, pero la wuea es distinta, mi compañero que me la chupo la supo hacer wn me la comió rico y ahí vino la típica pregunta, oye y es verdad que los gay la chupan mejor? Y yo respondí, obvio po wn si somos hombres y sabemos cómo nos gusta la guea, teni razón wn dijo Carlitos y el Pablo dice si wn si es la pulenta, yo nunca más lo hice con un Loco pero me acuerdo del colegio y fue rica wn, Carlitos dice si wn pero igual hay minas que lo chupan rico po wn y yo dije Sipo, hay de todo. Seguimos hablando wueas hasta como las 4 y les dije cabros durmamos wn mañana hay que ir al trabajo (además que la conversación me tenía más caliente) yapo abren el sillón y duermen los dos no creo que haya problema? Noooo pa na wn dije yo y Carlitos dijo capaz que mañana despierte con los cocos secos jajajsj No pasa na compa, pura buena onda. El Pablo se fue a su pieza y yo estire una frazada, Carlitos se saco la camisa y ahí por fin vi ese cuerpo. El típico Moreno marcaito, durito, rico po wn, yo lo miraba de reojo y dice ya no te cuarti wn que vay a quedar con ganas mientras se sacaba el pantalón, bóxer negro y unas piernas gruesas, peluitas CSM que rico es este wn. Ya si tampoco eris tan rico wn no le di color, le dije, ssssha como que no wn mira, se gira de frente y comienza a marcar músculos y no pude dejar de mirar su paquete… prometedor, la tenía hacia abajo y abultaba harto. Ya wn rico acuéstate, le dije, yo ya me había sacado la ropa y el Pablo nos había pasado poleras. Oye wn y vo La poni o te la ponen? Me pregunto, puta vuelta y vuelta po wn más rico, naaa si yo fuera maricon puro la pondría ni cagando presto el chico, wn si la wuea igual es rica, se siente una wuea bkn, nooo pasa na wn debe doler en la guea, puta depende del pico po wn, por eso po wn yo la tengo grande y debe doler hay minas que se han quejado po wn, eeeella la pichulona, le dije, wn la pulenta, hay minas que se han quejado wn, yaaa demás pero nunca tanto, la dura wn todas mis minas me han dicho que la tengo grande, no sé na yo habría que ver, jajaja shá no querí na, tu dijiste, ya wn durmamos mejor. Se dio vuelta y quedamos de espalda, yo re caliente con este wn tan cerca y en puros boxer me costaba dormirme, aparte que igual estábamos re pasado de copete, me levante y fui al baño y cuando volví el Carlitos estaba de espalda en el sillón, destapado y con la mano adentro del bóxer con la tula agarrada. CTM que escena más rica, aunque estaba oscuro igual con las luces de afuera se veía esa rica escena, me estará tentando pensé? No, no creo, ya me acosté y me tape, con la maldá viva de tirarme a ese paquete, hice como que me acomodaba y quede de lado frente a el, así podía mirarle el paquete. Estaba en esa cuando se mueve y me toma la mano y la pone en su paquete, CTM el corazón me latía mil por hora y pensé ya por fin, me dejo la mano sobre su paquete y luego la llevó a mi cabeza y me hizo con la mano el gesto de chúpala, que me dijeron po wn, me acerqué y con la mano recorrí todo ese delicioso paquete, más que mal llevaba caleta de tiempo cuartiandolo en la pega. Después que tantie terreno cache que estaba dormida y hacia abajo, tenia un largo promedio pero gruesa. Baje la frazada hasta sus rodillas y levante el bóxer de un lado para lamerle un coco, luego el otro, cocos grandes y peluitos, me los como enteros y el hacia como que dormía, como ya estaba despertando su callampa la comencé a morder sobre el bóxer, y se lo baje un poco y con la mano la acomode para que le quedará la cabecita afuera, y comencé a pasarle la lengua. Wn tener ese pico y este macho así me tenía dilatado, de apoco me lo meti en la boca, y le saque el bóxer, el levanto los pies así que cache que no estaba tan dormido, y aplique garganta profunda, me lo como entero, haciendo arcas pa que entrara toda su callampa, gruesa, venosa, de largo como 18, rica pasaita a pichi y palpitaba en mi boca, mete y saca y lamida de cocos, estuve así un rato mientras le tocaba sus muslos duritos, su abdomen planito y sus pectorales, me la saque de la boca y siento su mano sobre mi cabeza obligándome a metérmela, y así fue, la agarre Con mi mano le baje el forrito y me pase la cabeza por los labios, ahí gimió, seguí así y el con su mano en mi cabeza quería que me la comiera entera, con mi lengua jugué en sus cocos y patudamente comencé a bajar hacia su culo mientras lo pajeaba, estaba en la mejor acercándome a su culo cuando con su mano se sube, ok no sigo pensé, me enfoqué en chuparsela, tenia al fin su callampa en la boca, lamia sus cocos, bordeaba Con mi lengua su cabeza y seguí así mamandola cuando siento sus dos manos en mi cabeza y comienza a moverse culiándome la boca, se movía tan rico, y yo aguante su pichula entera, ya gemía más, y comenzó más rápido el mete y saca cuando siento que se tensan sus músculos y con sus manos entierra mi cabeza en su pico y ahí lo siento, su moco calentito en mi boca, y un gemido en silencio que más me gusto, era caleta de moco, y él seguía con sus manos en mi cabeza y volvió a moverse, así que absorbí hasta su ultima gota de moco lo que lo hacía quejarse despacio, siguió así un rato más y luego me soltó, yo se la volví a chupar entera y me acosté para mi lado, me tape y con los nervios aún, me trague su moco, na de gueas, me lo tragué. De tanta felicidad me quedé dormido y desperté cuando el Pablo me dice Wn el Carlos ya salió de la ducha, ya wn me levanto altiro, entre al baño y Carlitos salía, wuuuena wn cómo dormiste, bien po wn no cache cuando me dormí, yo tampoco cache wn. Desperté cagao de frío y me tape pero no cache nada más y Pablo dice y se la chuparon el par de maricones jajajaja no pasa na po compañero usted sabe, obvio que nopo Pablo, ya me voy a bañar. Llegamos a la pega, el muy normal pero sin hablar de nada, salimos a almorzar y cuando quedamos solos me mira y me dice wn anoche soñé que me la chupabai wn, la pulenta wn esa wuea soñé, no cacho el sueño wn, o habrá sido realidad? Jajajaja mi lo que quería el wn, le dije, jajaja wn si hasta desperté pegajoso, no cachaba si se estaba haciendo el wn o de verdad no se acordaba, puta wn no sé yo me quedé raja, se acerca y en voz baja me dice, con la boquita llena de moco Sipo, y se sienta una compañera. Ahí quede, caliente con este wn que me tiene loco. Lo mejor es que la próxima semana hay junta en mi casa. Aún siento el sabor de su moco.