de vuelta a clases

Vuelta a clases

-Ay, pero no puede ser tan malo, aparte vamos a ver a nuestros amigos! : Virgo, Tauro, Acuario, Geminis
-Claro! Tendremos nuevas anécdotas y aventuras! Un año más es un año nuevo! : Sagitario, Aries, Piscis
-Yo al menos, con la cara que voy a tener, me aseguraré de llevar todo el maquillaje que necesite: Libra, Leo
-Volvemos a la rutina, eh? Ok, esperaré 10 meses de mi vida para aprobar todo y volver a tener vacaciones: Capricornio, Cáncer
-Saquenme de esta miseria: Escorpio

Si estoy ausente últimamente, ya saben por qué es 💔😂

Sarah♉💋

eternal-journey  asked:

Hola,estuve saliendo con un niño no era algo formal pero el me desmostraba otra cosa era tierno y todo luego se volvio frio era aveces si otras no y me enganche luego nos seguiamos viendo y de un dia a otro me dejo de hablar luego "desaparecio" no supe nada de el (era mi compañero) hsta que empezo a subir fotos con alguien que era su novia me senti horrible y usada, lo volvere a ver de vuelta a clases pero nose como reaccionar delante de el si hablarle o solo ignorarlo nose que hacer

No lo ignores, sólo no le des a entender que lo quieres.

Soy una chica demasiado sensible, que le dicen algo y ya se siente mal. Soy de esas que a pesar de que tengan amigas se sigue sintiendo sola. No soy de la clase de chicas que los chicos se dan vuelta para mirar, ni tampoco de las que se arreglan demaciado. Soy de las del tipo callado que en vez de hablar observan, analizan, escuchan. No soy de salir a fiestas, ni a boliches. Soy de estar mas en casa, con la computadora, con los libros y con el frio. No soy muy buena consejera pero nunca dudes en pedirme un consejo, soy de las que siempre van a estar ahi. Me gusta hacer sentir bien al otro, porque asi yo me siento bien tambien. Me encanta ver la expresion del otro cuando le doy un regalo que anhelaba mucho. Prefiero gastar la plata en un ser querido antes que en mi. Esta soy yo, y estoy muy orgullosa de ser quien soy, todas deberíamos de estar orgullosas de nosotras mismas, porque el primer paso para empezar a querer, es empezar queriéndose uno mismo.

Un pequeño recordatorio para todas las chicas, y los chicos tambien <3

coatracktheirserver  asked:

xD no se por que pero me acabo de imaginar que Big Jack estaba de espaldas, alguien le pregunta si puede entrar al circo, Big jack se da la vuelta y dice "oh dios mio, pero que clase de criatura es esta" xD y eramos todos nosotros

XD esa seria la mejor imagen meme XD

Jealousy and Popularity - Capítulo 12

POV Lauren

El primer bloque como todos los Lunes lo teníamos libre, no teníamos ninguna clase, pero de todas formas nos gustaba llegar temprano para actualizarnos de todo lo que nos había pasado este fin de semana.

En cambio hoy me tarde un poco más en estar lista por lo mismo que no tenía esa prisa de llegar temprano.

Fue una mala decisión porque no solo me topé con Camila, si no que la vi besando al estúpido de Austin, antes había sentido celos cuando los veía juntos caminando de la mano o cosas así, pero me gustaba pensar que solo eran amigos para controlar mis celos un poco, aunque si soy sincera no funcionaba mucho.

En cambio ahora fue diferente, todo mi autocontrol se esfumó, porque cualquier esperanza que había tenido antes de que ellos fueran solo amigos se esfumaron al ver ese beso.

Mi corazón se rompió y sentí que si me quedaba más tiempo viéndolos iba a ir y los mataría, más bien a Austin, porque a Camila nunca podría tocarle un pelo para hacerle daño, menos cuando sé por todo lo que ha tenido que pasar.

La sigo cuidando de alguna manera desde lejos, y porque la conozco sé que algo ha cambiado con ella en los últimos meses, se ve más tensa, no sé si solo sea mi imaginación, pero casi creo que algo no anda bien con ella, siento una impotencia muy grande cuando la veo en los pasillos, se ve asustada, triste y ansiosa.

Eso es algo que realmente me está empezando a preocupar porque esa era la manera en la que se ponía siempre que pasaba cerca de las personas que solían molestarla.

Iba pensando en todas estas cosas mientras iba rumbo al colegio, no supe en que momento pero ya me estaba estacionando.

Entré a la escuela con una furia con la que nunca nadie me había visto, incluso Celine se impresionó e intento tranquilizarme. Si soy honesta conmigo misma, tengo que admitir que me di la oportunidad con Celine para intentar desaparecer lo que sentía por Camila, pero la única verdad es que esto que siento, gracias a los celos que Austin me hace sentir, lo único que ha pasado es que mi amor hacia Camila ha crecido, y las cosas con Celine debían terminar ya si quería conservarla como mi amiga, la verdad las cosas entre nosotras nunca debieron cambiar, pero simplemente quería intentarlo.

Sonó el timbre de la primera hora y yo estaba como perdida en mi mundo, les dije a todos que hoy necesitaba un tiempo para mí para pensar algunas cosas.

Cuando iba caminando por los pasillos me encontré con la peor escena que me pude haber encontrado.

Drew y Wesley molestando a Camila. Ella estaba tirada en el piso toda mojada. Sentí un enojo tan grande, era algo indescriptible, tenía ganas de matar a ese par.

Cuando logré sacarlos de ahí con su respectiva amenaza Camila se veía tan frágil. Nos hundimos en un abrazo, después de tanto tiempo ella volvía estar entre mis brazos, recobrándose y recuperando fuerzas que había perdido, mejor dicho que habían hecho que ella perdiera.

Duramos como 5 minutos así, ella llorando silenciosamente, yo solo acariciaba su cabello, intentando tranquilizarla, lo único que de repente terminaba con el silencio eran los repentinos sollozos que salían de ella.

“Gracias Lolo.” Dijo apartándose de mí. “Pero tengo que regresar a clases.” Dijo dándose la vuelta.

“Camz, espera, necesitamos hablar y lo sabes.” Camila se detuvo y siseó un poco, después se dio la vuelta y se me quedó viendo.

“No te preguntaré si quieres hacerlo, te estoy diciendo que vamos a hablar. Pero aquí no, no quiero interrupciones.” Dije tomándola de la mano, en el momento que nuestras manos se juntaron nuestros dedos se entrelazaron casi al instante, como si se hubieran extrañado todo este tiempo. Sentí como mi cuerpo se estremeció al contacto de su piel y pude ver como ella sintió lo mismo.

Empezamos a caminar hacia mi lugar favorito en toda la escuela, es un lugar en que cada vez que me siento abrumada o harta de todo y de todos me vengo para acá. No había traído a nadie nunca, sólo que esta vez necesito privacidad con Camila y este es el único lugar en donde realmente tendremos eso.

Empezamos a subir unas escaleras hasta que llegamos a una puerta de color verde.

“Lauren, ¿estás segura que podemos estar aquí?” Me preguntó con tono de nerviosismo.

“¿Confías en mí?” Dije dándole una mirada rápida antes de abrir la puerta, ella asintió tímidamente.

Abrí la puerta y junto con la puerta se abrió su boca al ver la hermosa vista que había desde la azotea del colegio.

Era una vista espectacular, de aquí se podía ver todo Miami, incluyendo el mar, ya que había una playa a pocas calles de aquí.

“Wow, esto es hermoso.” Dijo Camila aun viendo a su alrededor apreciando la vista del lugar.

“Nunca había traído a nadie aquí, ¿sabes? Eres la primera.” Dije regalándole una pequeña sonrisa. La de ella inmediatamente se borró y me dio una sonrisa más pequeña, sin enseñar los dientes, pero esa sonrisa yo la conocía y era una sonrisa triste.

“Ven, vamos a sentarnos.” Dije sacando mi celular y caminando hacia una pequeña barda de concreto, me senté ahí y le di mi celular a Camila. Ella se le quedó viendo con cara de confusión, juntando sus cejas y arrugando la nariz de esa forma adorable en la que solo ella sabe hacerlo.

“Mándale un mensaje a tu amiga Dinah, dile que necesitabas un tiempo para estar sola, que todo está bien. Solo para que no se preocupe ni te empiece a buscar por todos lados.” Dije dándole una pequeña sonrisa. Ella asintió y empezó a teclear algo.

Vi cuando se salió de la bandeja de mensajes y sonrió levemente al ver mi fondo de pantalla.

“¿Te acuerdas de ese día?” Pregunté tomando el celular de su mano. Ella me volteó a ver y vi como sus ojos se empezaron a humedecer. “Como olvidarlo.” Dijo con la voz un poco cortada. Eso rompió mi corazón.

“¿Celine no ha visto esa foto?” Preguntó desviando la mirada. “Si, pero ella sabe lo que eres para mí y quien eres para mí.” Dije intentando encontrarme con sus ojos color chocolate, pero lo único que ella hacía era evitar mi mirada.

“¿Una extraña, una persona que ya no te importa?” Dijo ahora volteándome a ver, lágrimas silenciosas caían por su rostro.

“Camz, no quiero que pienses eso. Si me importas, por algo me tienes aquí, por algo te defendí de esos idiotas hace rato. Aunque no lo creas te he estado notando rara desde hace como un mes, te veo de lejos Camz, te cuido de lejos.” Ella me veía con incredulidad, algo me decía que esto no iba a terminar bien, porque el corazón estaba hablando en lugar de la razón.

“Entonces, ¿por qué te diste por vencida tan rápido con nuestra amistad Lauren? ¿Por qué de la noche a la mañana te olvidaste de mí?” Preguntó con rencor en su voz.

“Camz, no me olvidé de ti. Nunca podría hacerlo. Eres una persona que ha cambiado mi vida en todos los aspectos, tú me hiciste una mejor persona. Yo soy la persona que soy ahorita gracias a ti. La que me alejó de ti fuiste tú, Camz. Ese día en la banqueta quería decirte tantas cosas, pero sabía que no era el momento. Tú estabas muy alterada, no hubiera servido de nada decirte lo que sentía.” Dije sincera.

“¿Y te tuviste que esperar un año para que me calmara?” Dijo con ironía. “¿Tuviste que restregarme a Celine en la cara a diario?” Para este momento sus palabras estaban siendo como puñaladas al corazón. “No.” Dije con la voz entre cortada.

“Pudiste haberlo intentado Lauren. Pudiste haber hecho algo para demostrarme que nuestra amistad te importaba, pero no lo hiciste.” Dijo desviando la mirada una vez más.

“Y no sabes cuánto me arrepiento de no haberlo hecho.” Dije poniendo mi dedo índice en su barbilla y levantando su rostro para poder verla a los ojos.

“Escúchame Camz. Ya callé por mucho tiempo, fui una cobarde pero desde que tuvimos esa pelea en la banqueta me siento vacía. Tú me complementabas, nadie nunca podrá reemplazarte y tampoco planeo buscar a alguien que lo haga porque por Dios, Camila, tú eres única. Con nadie nunca tendré los recuerdos que tengo contigo. Si te traigo de fondo de pantalla es porque me gusta recordar ese día, me gusta desbloquear mi teléfono y verte ahí conmigo. Me gusta recordar todo lo que una vez fuimos, me gusta recordar todo lo que vivimos. Ese día fue el mejor día porque fue el día que las dos nos sinceramos, fue el día que me permitiste entrar a tu corazón y defenderte, fue el día en que nos volvimos más cercanas de lo que ya éramos.”

POV Camila

Lauren me estaba matando con todo lo que me decía. Quería hacerme la fuerte, si alguien me ha lastimado ha sido ella. Inconsciente o conscientemente lo ha hecho. Pero por ahí dicen que todos merecemos una segunda oportunidad.

 Ella me estaba viendo a los ojos y como la conozco mejor de lo que me conozco a mí misma, podía ver esa sinceridad en sus ojos esmeralda, ya cristalizados por las lágrimas que caían de vez en cuando.

Cuando terminó de hablar yo no sabía que decirle. Entonces ella volvió a hablar.

“A lo que voy Camz, es que quiero volver a eso que teníamos antes, quiero que vuelvas a ser mi mejor amiga, quiero que vuelvas a ser mi Camzi. Quiero ser yo la que siempre esté ahí para ti. Quiero ser yo la que te ayudé en tus trabajos o la que te de ánimos cuando ya no tengas ganas de seguir.” Ella susurró, acercándose a mi cara lentamente.

Nunca la había tenido tan cerca. No tengo idea de que estaba pasando, lo único que sabía es que los labios de Lauren estaban a centímetros de los míos y que mis sentimientos hacia ella ahora los siento más reales y más fuertes que nunca.

De repente pasó. Tenía sus labios sobre los míos, presionados con cariño y gentileza. No supe ni cómo llegamos a este punto. Sentí como las mariposas en mi estómago empezaban a revolotear si control. Fue un beso lento, con cariño y nada presionado.

Lauren Jauregui, mi mejor amiga de la infancia, de la persona que estoy perdidamente enamorada me estaba besando. 

—————–

¿Opiniones? ¿Criticas? ¿Comentarios? ¿Ideas? ¿Sugerencias? Ya saben que todo es bien recibido en mi ask.

Los quiero y espero no perder lectores por lo publicado anteriormente. 

Buenas noches. 

thxevilwithin

Para muchos el primer día de clases en una escuela nueva podía ser intimidante o aterrador incluso, para Theo no, había estado esperando entrar por fin a clases, las vacaciones solo son divertidas si tienes algo que hacer, en la escuela al menos podría entretenerse de alguna u otra manera y conocer gente nueva, siendo tan extrovertido y alegre no había nada que le gustara más.
Se levantó temprano y se puso el conjunto de ropa que había elegido la noche anterior (la cual había tardado horas en decidir), se peino minuciosamente aunque estaba molesto de que en la escuela no le permitieran llevar el cabello teñido de azul metálico, color que había tenido todas las vacaciones, y finalmente desayunó y se fue a la escuela junto a su hermana menor, la dejó a ella primero y manejó tranquilo hasta la preparatoria que estaba literalmente cruzando la calle de la secundaria de su hermana.
Ya tenía su horario y sus libros, el único problema era que no tenía idea de donde estaba cada aula pero no le tomó importancia y se abrió paso entre los pasillos de la escuela como si la conociera de toda la vida y el lugar le perteneciera, dio un par de vueltas equivocadas pero finalmente llegó al salón donde sería su primera clase: literatura. Ya habían varios alumnos en el lugar, el aula estaba casi llena, vio un asiento libre junto a la ventana, casi al final del salón y caminó tranquilamente hacia él.

El papel. -Wigetta. (Drabble)

Samuel se la ha pasado viendo a su compañero que cada día se distrae un poco mas, eso no era nuevo pero si algo extraño ya que lleva rato tratando que le responda con palabras y lo único que hace es sonreirle y escapar al sillón de la gran sala o decir que irá a dar un pases. Un día sin mas el castaño optó por llamar a Frank y a Luzu en una vídeo llamada aprovechando que el menor no estaba.

-Entonces por ello es que los he llamado chicos, Willy lleva rato sin decir nada. -Dijo el castaño observando la reacción de Luzu y Frank.

-Que a la final extraña la playa de los Ángeles. -Menciona Frank que se acomoda los cascos.

-No creo eso. Si él se regresó por que ya no podía estar sin Vegetta. Todos saben eso. -Luzu ríe haciendo el corazón con sus manos. 

-Como te gusta, eh Luzu. -Samuel ríe botando una ligera risa.

-Y allá va.. -Dice Frank quien se esta volviendo loco por que los cascos fallan.

-Anda Frank que dejes la conversación el alta voz, o acaso tienes invitados? -El castaño dice ya un poco molesto por el asunto en el que llamó.

-Mira Samuel, solo se me ocurre una opción, pero no se si valga la pena pues podría ser mala como buena.

-No Luzu, ya hablamos de eso. -Dice Frank tratando callar a Luzu.

-QUE!? -Dice ya un tanto desesperado Samuel.

-Anda Frank. Que Samuel sabe que no esta siendo traicionado por Willy, él sería incapaz. -Menciona Luzu serio al separar el micrófono de su gata.

-Yo se que Willy sería incapaz pero eso sería invadir su espacio personal! -Menciona Frank molesto por las palabras de Luzu.

-Y si descubro algo malo? -Samuel lo pensaba, la verdad estaba preocupado por la falta de interés, por esas ganas de decir que quiere escapar pues para Samuel eso era que lo estaba dejando de amar.

Pasaron rato hablando de lo que podría pasar, por una parte el miedo de una traición cosa que ninguno lo cree ni un segundo por parte de Willy pero y si solo lo quisiera dejar y ya?, y por otra parte encontrar la razón de sus tantas idas y falta de preocupación por su relación. Vale, esto sería muy arriesgado.

-Entonces lo harás? -Dice Frank preocupado.

-Si. -Menciona Samuel también preocupado alejándose un poco de la silla.

-Vale, lo que sea que pase tienes que estar atento y darle importancia.

La vídeo llamada culmina dejando en el castaño un mal sabor de boca. 

Dos horas pasaron a lo que Willy ya estaba sirviendo la cena, de las pocas cosas que sabía cocinar era macarrones con queso.

-Anda Willy huele muy bien. -Eso era lo que siempre decía el castaño cuando lo veía a su novio en ese plan, pues lo que sea le preparase sabía que lo hacía con amor.

-Seras tonto, si solo son macarrones, bueno ya siéntate. -El menor le abría la silla dejando que el mayor ceda y conversar de lo que sea menos del trabajo.

-Quieres hacer algo después de comer? -Menciona emocionado el castaño pues sabe que ya no tienen mas vídeos que subir.

-Iré a dar un paseo. -Menciona Willy al tomar un poco de su bebida sin prestarle atención a Samuel.

El castaño recordó lo de la conversación, solo tenía una opción y era incluirse n los planes de Willy.

-Quieres que te acompañe? -Dice Samuel notando la falta de interés del segundo.

-No hace falta. Anda sigue comiendo. Eso fue tan seco, el castaño ya no tenía apetito pero iba a acabar su comida pues sabía que Willy se molestaría si no come. Él siempre se termina su comida, siempre. 

Así fue, ambos terminaron y lavaron la vajilla. Todo era en silencio, Samuel trato optar por un segundo plan para evitar que saliese y era hacerle el amor.

-Anda para ya. Dije que iba a salir. -Comenta Willy al bajar las manos de Samuel de la cintura.

Samuel se sentía tan mal, Willy normalmente no rechazaría una invitación así, era definitivo a él le pasaba algo.

Pasó cerca de diez minutos a lo que Samuel observa al menor salir de la casa. Sin despedirse, sin mirarlo.

Samuel se puso enseguida los tenis y su capucha morada, vaya que eso era ser discreto verdad Samuel?

Willy no tomó el carro solo seguía caminando por las frías calles hasta entrar a un gran edificio.

-Y esto? -Dijo Samuel al notar que ese lugar era algo nuevo, el castaño de pronto sentía una gran punzada en el estómago, era definitivo él ya no quería entrar.

Samuel sacó el móvil para llamar a uno de sus amigos.

-Hola? -Se escuchaba del otro lado de la línea.

-Frank, Willy ha entrado en un lugar extraño. -Se escuchaban las lágrimas del menor, una tras otra.

-Estas llorando?, madre mía.. -Se escuchaba también a Frank sorprendido pese  a que todavía no se sabían los detalles.

-No quiero que esto acabe así.. Yo… yo lo amo.. -Samuel cayó tapándose con la capucha y el móvil de la llamada de Frank.

-No pasa nada Vegetta, hum… seguro que no quieres preguntarle a Willy? -Frank trataba tranquilizar a su amigo sin embargo era difícil, muy difícil.

-Frank, por favor no quiero que esto acabe …no quiero..

-Tranquilo, aún no acaba..

Samuel cerró la llamada después de un par de minutos, se puso de pie y limpio las lagrimas que aún resbalaban pero era inútil pese a que seguían cayendo.

Daba los primeros pasos, se veían muchas puertas y se escuchaba una ligera canción que a él le parecía conocida, pero aún era muy pronto para decir cual era.

-Unas puertas decían que eran oficinas en alquiler, otras eran pisos ya alquilados, pero en ninguna veía o escuchaba a su novio.

Las lágrimas seguían resbalando, la capucha tapaba su persona y para evitar que alguien lo reconozca agachaba la cabeza pese a que se escuchaba su quejido.

-Willy? -Pensó para si mismo Samuel al ver a su novio frente a un gran vidrio.

Era un sentimiento de confusión al ver que el menor observa a una pareja de chicos mas o menos como ellos bailar, era una balada con paso elaborados, la canción era una que remota a su adolescencia.

…………………. (Clic para escuchar)

Samuel seguí tras Willy quien pone sus manos en el vidrio, ve a otros chicos y chicas practicar, una chica muy mona se le acercó a Willy quien lo invitó a practicar pero no acepta señala su pulsera y Samuel sabía a lo que se refería.

El castaño observó el baile dejándose enganchar por la melodía, por la voz y por las ganas de acercarse a su novio y reclamarle lo tonto que es pues el castaño siempre se ha apuntado a enseñarle pero el menor siempre lo rechaza por la vergüenza pese a que han estado muchas veces solo.

-Pase por favor. -Dijo de pronto una señora muy hermosa, todos voltearon y claro que Willy no fue la excepción. El menor se quedó seco al notar a su novio en ese instante y con el color tan obvio de su capucha.

Una chica se acercó a invitarlo a bailar, Samuel conoce los celos de Willy por ello lo primero que hizo fue tomar la mano de él para evitar que alguien piense está solo.

-Wow! -Comento el coreografo.

El resto sonreía y la señora entendía la razón por la que el menor no quería a ninguna pareja y la lejanía de Samuel al espiar.

La música empezaba de nuevo, Willy tomó mas de fuerzas que de ganas las manos de Samuel.

-Lo siento, no debí seguirte.. -Menciona apenado el castaño quien se hunde en el cuello del menor.

-… -Willy no sabía que decir.

-Por favor dime algo, si quieres golpeame, merezco eso. -El castaño apretaba un poco mas de la cintura de Willy quien se deja pues sabe que él lo hace cuando esta nervioso o muy ansioso, vale en esos instantes lo mas recomendable es que sea la primera.

-Debí decirte que si quería bailar. Pe…pero no supe como aceptarlo, lo siento también… -El menor tomó mas fuerte a Samuel quien esta enredado en los brazos del menor.

-La canción seguía, los otros chicos le daban la pauta a Samuel para que le de la vuelta a Willy.

El papel estaba el el vidrio de clases particulares ahora le parecía tan cursi a Willy, la canción de pronto decía algo que al menor se parecía tan de el y Samuel lo entendió para confirmarle que si, era una parte de él.

Ohhhhh 
It seems like I can finally rest my head on something real 
I like the way that feels 
Ohhhhh 
It’s as if you known me better than I ever knew myself 
I love how you can tell 
All the pieces, pieces, pieces of me 



Corto, lo sé. Aveces es mejor así. :3 z4

“Adicto” Capitulo 7 {Irresistible} (Wigetta)

Al fin podía conocer el cuerpo tan lujurioso de su vecino pero… ¿ahora cual sería el siguiente limite que tenga que romper su cuerpo para alcanzar el placer? ¿Habría algo más allá de esto? ¿Qué haría si no encontraba en su novia lo que este guarro podía darle? …

 

- Tranquilo… yo tan solo fui una aventura… ella no sabrá nada… - dijo Guille acariciando la mejilla de Samuel, jugando con las palabras aun sabiendo que esto no lo podría parar…

 

El interior de Samu dio un vuelco al escuchar las palabras del menor… no sabría explicar el porqué… pero algo no cerraba en su interior.

________________________________________________________________________

Todo había sido muy intenso, aun esos sudados cuerpos temblaban tras haberse corrido de manera tan brutal, esta había sido la primer experiencia de Samu… las cosas fueron tan bizarras desde el día que se había mudado, jamás pensó estar en esta situación, mirando como un chico que tan solo había visto en la Uni un par de veces y le había parecido interesante… pero en sentido de quizás formar una amistad… jamás pensó tenerlo bajo suyo jadeando su nombre, amenazándolo que si paraba de follarlo acabaría con su existencia, que su rostro tan inocente iba a esconder un ser tan hambriento…

Samu aun seguía con los brazos en un leve temblor a ambos lados del cuerpo de Guille, quien estaba acostado en el sofá con sus piernas algo menos tensas pero aun cerca de su pecho, en una posición súper expuesta con su mirada entrecerrada y su pecho levemente agitado, los ojos de Samu bajaron para ver esa conexión que los hacia uno, su pene aun dentro del menor… intentaba procesar ahora la información en “frio” donde ya no estaba siendo dominado por su instinto que había desaparecido en ese mismísimo momento de correrse y ver lo excitante del rostro de su vecino… el silencio era dueño del lugar tan solo se oía la respiración de Guille.

Samu se comenzó a alejar del cuerpo del menor, sin quitar la vista de su pene observando cómo este iba saliendo del interior, sintiendo su piel aun muy sensible escuchando un suave quejido proveniente de su vecinito que comenzaba a sentir un vacio dentro si, el pene salió por completo dándole una visión algo fuerte… su miembro este estaba enrojecido por la lujuria y del trasero de Guille salía un espeso liquido blanco comenzando a escurrirse bajo de él percibiendo como el cuerpo del menor tembló por esto.

La sensación que tenia dentro era sumamente extraña, jamás había tenido sexo con alguien solo por placer, siempre había sido con algún cariño de por medio o con personas que amaba de verdad, pero esta vez fue tan diferente… se había follado a alguien sin amarlo ni nada por el estilo y encima de eso un chico…

Guille estaba aun tumbado agarrando sus piernas para dejar salir al mayor, sin decir una palabra más, intentando descifrar cual era el caos que ahora él mismo había creado en la cabeza de su nuevo amigo, había conseguido lo que quería… follarse a este duro chico y encima para endulzar aun más su ego, este “chico” era un “heterosexual” putamente hermoso, sus demonios estaban satisfechos por el momento… tan solo por un rato, él sabía bien que si cruzaba la línea del sexo difícil seria controlarse aun sabiendo lo delicioso que se sentía junto a este confundido chico.

 

- Si tanto así te desagrado lo que hicimos, puedes irte y olvidar por completo este episodio, tómalo como un “accidente inoportuno”, cúlpame que fui yo quien te provoco en un momento débil de tu vida… invéntate lo que quieras… - Guille le decía esto con una leve sonrisa en su rostro, quizás había hecho algo muy malo… como arrastrar a un hetero a su mundo, pero nada le causaba culpa… tan solo era todo más fuerte para él, le diría un par de palabras que lo dejen pensando, jugando con su mente, ingresando a su vida sin permiso, destruyendo sus valores y su moral tan solo para adueñarse de él… - Yo no diré nada, podemos hacer como si no paso… aunque no voy a negarte que me ha encantado… - su sonrisa se ensancho achinando sus lindos ojitos mostrando algo de travesura en ellos

 

Samu lo escuchaba en silencio, su expresión no decía nada, tan solo pensó que eso que decía podía ser bueno quizás… en fin había pasado algo raro y simplemente paso…

Samu se levanto se vistió rápidamente para irse, necesitaba pensar en esta locura, si seguía en la misma habitación que este chico podría volver a caer una… y otra y otra vez…

 

- Emm… pues me iré ahora… - dijo Samu para terminar de vestirse y juntar sus cosas, al final no estudiaron ni nada… tan solo habían… - Guille… - nombro a su amigo antes de abrir la puerta del apartamento para casi huir del lugar

 

- Dime… - la voz de Guille ya no intentaba nada extraño, debía dejarlo un tiempo solo, su plan estaba saliendo a la perfección, perturbarlo lo hacía divertirse muchísimo, sus reacciones hacían que no pueda dejarlo en paz

 

- Olvidare este día pero… no quiero dejar de hablarte, quiero que todo sea como un día antes de hoy… ¿está bien? – Samu estaba de espaldas al menor, sus palabras salieron algo perdidas ya que su mente estaba usando la mayor cantidad de energía para asimilar lo que había hecho

 

– Ahh… de acuerdo… entonces me ayudaras en el libro ¿verdad? – Guille entendió todo, Samu aun no estaba listo para este duro paso, pero era demasiado tarde ya había entrado… casi nadie lograba negarle algo que deseaba Guille, así era él o estas fuera o estas completamente perdido dentro de su juego

 

Samu tan solo asintió con la cabeza para luego girar la manija de la puerta y tras eso cerrar la puerta… ingreso a su apartamento, apoyo su espalda en la puerta y suavemente se dejo caer…

 

- ¿Cómo mierda le iba a decir que la pase de puta madre dentro de él? – dijo algo afligido Samu tapando sus ojos con sus manos – Tengo que borrar esto, no está bien… no puedo hacerle esto a Ámbar, la quiero demasiado y no puedo estar sin ella… - quito sus manos de sus ojos mirando perdido a la nada misma, dándose cuenta que en otra situación esas palabras pesarían muchísimo en él… pero hoy era diferente, sus palabras sonaban tan inestables, tan poco creíbles…

 

Así pasaron días, concluyendo una semana, Samu no se había cruzado en toda la semana con Guille, lo cual era muy raro cuando antes hasta coincidían en la hora de salir del apartamento para ir a la Uni, ahora ni siquiera lograba encontrarlo de vuelta a casa.

Las clases eran interminables, porque su mente estaba más ocupada pensando en ese momento, en lo delicada que se había sentido esa piel a pesar de ser un hombre, en los gestos tan poco inocentes del menor, la flexibilidad de su cuerpo para adoptar posiciones tan eróticas sin sentir un gramo de vergüenza. Tras estar solo por esas dos semanas tuvo muchísimo tiempo para perderse en los recuerdos, sin pensar en las veces que jamás pudo responderse el porqué se había follado a un tio… él no era homofóbico pero tampoco era homosexual… no le atraían ningún tio…

Comenzó a observar en su clase sus compañeros de su mismo sexo intentando imaginarse cómo se verían en la posición de Guille, centralizo su vista en uno rubio con el cabello bien corto, algo menudito, piel blanca… por dios el sentimiento era desagradable, no logro ni siquiera imaginárselo quitándose la camiseta imitando la cara tan pornográfica de Guille que sentía ganas de vomitar… Entonces ¿Por qué no sintió asco con Guille?

Samu se refregó los puños en sus ojos intentando parar de pensar soltado un suave suspiro, estaba exhausto de pensar tanto en lo que “se iba a olvidar”

 

- Últimamente estoy diciendo muchas mentiras… y aun tengo que mentirle a Ámbar diciéndole que me he portado bien – se dijo a sí mismo en un susurro mientras se apoyaba en su mano aburrido de la clase que estaba dando su profesor – Quizás me estuve aguantando tanto que bueno… tuve que ¿descargarme con alguien?… macho eso suena ridículo hasta en mi mente – dijo para dar soltar una muy disimulada risita para no ser escuchado

 

Las clases habían terminado y Samu aun no había visto por ningún lado a su dulce amigo, regreso a su apartamento planeando ponerse a estudiar, subió en el elevador hasta su piso, camino con mucha flojera hasta su puerta pasando por la de Guille… algo se escuchaba del otro lado… era la voz de su vecino con otro chico… ¿de qué diablos estarán hablando? Y más importante ¿Quién era esa otra voz? Samu no resistió y disimuladamente se acerco más y más a la puerta pegando muuuy suavemente su oreja en la fría madera… logro escuchar unos murmullos no logro identificar que era lo que decían pero ¿Por qué hablarían susurrando?

 

- Mmnnmn… Fr-frank- ese sonido llego hasta los oídos de Samuel

 

¿¡Qué diablos significaba ese maldito ruido!? ¿Estaban follando? Y ¿¡QUIEN MIERDA ERA FRANK!? El cuerpo de Samu se había prendido fuego de la inexplicable ira que sentía, o sea… él era el que estaba escuchando algo que no debía y su vecino podía acostarse con quien quisiese, pero sin explicación dentro de su cabeza todo estaba siendo una verdadera mierda.

Se alejo de la puerta para entrar a su apartamento odiando todo de este maldito día, tiro su mochila por algún lugar del living, se desnudo y entro a la ducha, tenía que enfriar todas sus ideas, quitarse de una vez ese recuerdo de encima y olvidarlo todo, no tenía sentido su enojo pero ahora no iba a ponerse a buscar respuestas porque todo sería malo si lo averiguaba el verdadero porque…

Ningún ruido penetro las paredes de Samu, no hubo otro indicio de que realmente se lo estaban follando en su lugar, pero ese sonido retumbo en su cabeza toda la noche…

[…]

Una alarma muy lejana se hizo escuchar… era la alarma de Samu sonando a las 9:00 am, este la apago y se sacudió el pelo, no había dormido casi nada y ya tenía que levantarse aun era jueves y muchos libros lo estaban esperando… hoy no había clases en la Universidad entonces aprovecharía para centrarse en el estudio ya que estos últimos días no hizo otra cosa que pensar en tonterías…

Se preparo un desayuno que lo levantara y preparo los libros… ahí estaba el libro del menor, lo tomo en sus manos y lo miraba como inspeccionándolo… ¿Qué hacia él con eso? De seguro lo habría metido en su mochila sin querer ese día… él había sido según Guille su primer hombre en invadirlo… sin embargo sin ningún problema ahora estaba follando con otro… aunque fue él mismo el que le dijo que olvidaría todo y que tiene novia, pero que no se dejarían de hablar…

La mente del mayor estaba en una total confusión, odiaba lo que estaba pasando, necesitaba respuestas y necesitaba entender el porqué de esta maldita obsesión si ya se había acostado con él ¿Qué mas quería?…

Tomo su móvil y salió del apartamento con el libro en las manos… se coloco frente a la puerta del menor, levanto la mano para tocar el timbre con intensiones de devolvérselo y quizás también de verlo… pero antes de que pudiese hacer una acción la puerta se abrió ante sus ojos encontrándose con la mirada del menor y como si un rayo rajase la tierra su cuerpo se tenso, hacia días que no lo veía y hoy estaba malditamente más lindo…

Guille quedo mirándolo algo sorprendido por encontrarlo frente de él con su manito levantada a punto de tocar su timbre

 

- Ahmm… Hola Guille – Samu fingió una sonrisa, pero realmente estaba nervioso – Yo… tu – alzo su otra mano que tenía el libro de su vecino

 

- Hola… Ohh… ¡así que ahí estaba mi libro! ¡Gracias! Creí que lo había perdido – dijo tomando el libro, siendo completamente indiferente al mayor – Muchas gracias, ¿necesitas algo mas? – Guille estaba siendo muy frio

 

Samu no resistía estar frente a él como si nada hubiese pasado y ahora estaba aun más loco por ver como lo trataba tan distante, debía mantener la cordura, no debía mostrar enojos tontos sin razón alguna

 

- También vine por lo del otro día… ya sabes lo de que te iba a ayudar con este libro – dijo Samu rascándose la nuca sintiéndose incomodísimo

 

- Ahhh si eso, pues ya no necesitas hacerlo, perdona por molestarte – dijo con una amplia sonrisa en su rostro – Mi amigo de la infancia es recibido de la carrera así que él me ayudara – dijo Guille mirando hacia adentro observando cómo su amigo dormía plácidamente en su sofá – Bueno creo que ahora no podrá siempre duerme como un bebé – dijo entre risas

 

El pecho de Samu se oprimió al escuchar esas palabras, su paciencia toco fondo, odiaba a ese tio que estaba acostado en ese sofá donde lo había hecho suyo y quizás ahora lo había hecho suyo también, su cuerpo comenzó a calentarse, su ira iba aumentando a pasos agigantados y como si no tuviese control de su cuerpo tomo a Guille por el brazo sacándolo de su apartamento, cerró la puerta desde afuera y lo tironeo hasta su apartamento encerrándolo y acorralándolo contra la pared del living, agarro fuertemente sus muñecas y las levanto por encima de la cabeza de Guille. Samu se acerco peligrosamente a los labios del menor

 

- ¡Tu! Tu no puedes… - el discurso de Samu fue interrumpido por un ruido… ¿era el timbre?

 

- ¡Samuuuuu! – el timbre volvió a sonar tras una voz algo chillona de una mujer – Samuu soy yo Ámbar, ¡no encuentro mis llaves! ¡Ábreme! –

 

Los ojos de Samuel casi se salen de sus cuencas escuchando la voz de su “amada” novia, y ahí se encontraba él frente a frente con su vecino, con sus rostros muy cerca observando como la cara sorprendida de Guille se borraba dibujándose una sonrisa de satisfacción y burla

 

- Eres consciente de que si ella nos ve así creerá que esto es MUY malo ¿verdad? – dijo arqueando su columna acercando y pegando su cintura a la de Samu, colocándose en una posición extendida para alcanzarlo y provocarlo – Cuéntame… ¿Qué harás ahora? – dijo profundizando su voz

 

- ¡Saaam! ¿Estás en casa? – las insistente voz seguía allí

 

La cabeza de Samu nublada por los nervios no tuvo mejor idea que girar sus ojos mirando la puerta del baño… volver a mirar a Guille y empujarlo hacia adentro del mismo, entro junto a él y cerro con llaves

 

- Jajaja ¡¿Qué diablos haces?! ¡Esto es aun peor! – dijo Guille intentando no reírse tan fuerte para que la loca de la novia de su vecino no lo escuchase

 

La puerta del apartamento se escucho abrirse de pronto callando las risas del menor sin quitar la sonrisa de ahí… Samu solo giro en shock para mirar a Guille

 

- Esto será muy divertido – una sonrisa ladina transformo ese frio chico en uno bastante travieso

 

Las cosas se pondrían malas y todo gracias a la tontería de Samuel…

 

_______________________________________________________________________________

HOOOOOOOOOOOOOOOLI :3

 

Bueno bueno bueno! Hoy sere breve :3

LOS AMO CON TODO MI BODY :3 son un cielo para mi, es lo mejor que me pasaron :3

El cap es larguito (MENTIRA ES CORTO, LO SIENTO) espero que eso los ponga felices :3 y para mi opinión algo interesante e.e me he distraído muchiiisimo el porno y todo eso son mi debilidad :3

 

Estoy ansiosa por saber que piensan del capitulo! Por favor háganme saber lo que piensan siempre es de mucha ayuda y me pone realmente feliz que siempre sean tan amables conmigo! Estoy hablando con muchos de ustedes y no hay nada mas hermoso que conocerlos!

 

Tumblr: Flordemilpetalos

Wattpad: floora22

 

Los adoro z4

 

Flori.

Segunda Familia: Capitulo 23 - Oblivion

Nota: Se requiere escuchar una canción para este escrito. El símbolo ~ indica letra de canción. El link de la canción se encuentra más abajo.

Oblivion: Palabra de origen anglosajón que significa “Olvido”.

Willy’s P.O.V.

Entré de vuelta a clases, espero que todo vaya bien para Alex. Se le ve con mucha decisión con respecto a su hijo.
Confío en que todo le resultará y ese niño crecerá sano y feliz. Me gustaría que fuese niña, no sé, no hay muchas mujeres en la familia, y creo que Alex ya es parte de nuestra familia. Cristina, Cristina Bravo… Bravo Díaz.
¡Lo sé, lo sé!, no es mi hijo, quizás es demasiado temprano para pensar en eso, pero…
Nada, simplemente olvidenlo.

Cuando estuve en la clase pedí perdón por haber llegado tarde, no hubo mucho problema, me senté con Samuel y continuaron en Inglés.

Pasamos el día casi completamente aburridos, al final tenía que quedarme a entrenamiento de natación, Ruben y Luzu no tenían nada que hacer, así que decidieron que se quedarían a vernos mientras estudiaban algo de Inglés, ambos eran bastante buenos en el idioma.

Llegada la hora de comer nos sentamos juntos como solíamos hacer.
-¿Dónde está Alex?- preguntó extrañado Luzu. Debo decir que Luzu es como nuestro mejor amigo, siempre es el primero que se entera de todo, el primero en acudir, el primero en entender. Por eso creo que debe ser el primero en enterarse de la relación de Alex y mía, aunque no sé siquiera qué tipo de relación es.
Miré a ambos lados a mi espalda, para asegurarme de que no había ningún profesor cerca o algo así.
-Salió.- confesé.
-¿Dónde?- preguntó Ruben.
-Fue a buscar algún trabajo de medio tiempo.
-¿Por qué?- preguntó Samuel -, digo, ¿para qué necesita dinero?, que tuvo que salir de clases para eso.
-No es algo que yo les pueda decir, si quieren saber, pregúntenle a él cuando lo vean.- llevé mi tenedor a mi boca.
En ese instante sentí como una fuerza me empujaba desde la parte trasera de mi cabeza hacia adelante, para luego casi golpearme contra la mesa. Vi como la sangre corría desde mi boca por haberme enterrado los dientes del tenedor en la encía.
-Pero…-exclamé volteandome. Vi como Joel se iba riendo mientras caminaba con sus putos amigos.
-Que hijo de puta.
-¿Guille te hiciste mucho daño?- me preguntó alguien, no supe quien exactamente.
-Algo.- me puse una mano en la boca y vi más sangre.
-Te acompaño a la enfermería.- se levantó Luzu y guardó mis cosas para caminar fuera del comedor.

El puto de Joe y sus jodidos amigos han estado demasiado ocupados últimamente en jodernos la existencia, no sé qué mierda les pasa. Pero ya es demasiado, y no soy el único que piensa así, somos varios.
De hecho, somos más, hasta podríamos detenerles, ya hemos sufrido mucho por esos hijos de puta y sus supuestamente graciosas bromas. Pero nadie ha tenido el valor de enfrentarle.
A veces no hay valor cuando se cree que nadie estará a tu lado. Es algo complicado, porque esos tíos son cosa seria, pueden hasta volverse algo agresivos. Ni siquiera los profesores tratan con ellos por el mismo miedo.

Cuando llegamos la enfermera nos preguntó cómo me había hecho eso, le dije la verdad y ella pareció comprender al yo decirle el nombre de Joe, pero aún así no hizo nada más que atenderme.
No fue mucho lo que pudo hacer, pero la herida sanó rápido, y me quedó un puto rayón en mi diente. Vale esto es genial, de verdad.
-No sé te ve tan mal- rió Luzu cuando salíamos de la enfermería -. Aún puedes conquistar a las tías.- bromeó. Sí claro, que estuviera tan interesado en conquistar tías.
Tengo a alguien ya, aunque no sepa que somos realmente, le quiero y me gusta. Sí, me gusta mucho.
-Guille, ¿estás saliendo con alguien?- preguntó curiosos mientras caminábamos, ya estaban todos en clase otra vez, era la última hora.
-No.- ¿qué mierda este tío?, ¿es adivino?
-¿Seguro?, un pajarito me contó algo por ahí.
-Que hijos de puta esos pájaros.- comenté riendo.
-¿Por qué no me habías dicho que sales con Alex?
-Porque no salimos, aún nos vemos a escondidas en nuestros cuartos.
-¿Pero tienen algo?
-Supongo, la verdad estamos en eso.
-Siempre supe que eso pasaría, tuve que haber apostado.- ¿Cómo es que este tío sabe todo?

Cuando terminaron las clases corrimos a cambiarnos.
-¡Muy bien chicos!- decía el entrenador, eramos; Frank, Samuel, otros dos más y yo -¡Se nos viene una gran competencia, y necesito que todos participen! Debemos llevar cinco competidores y vamos a participar en cinco grupos diferentes, para luego hacer la tabla con los concursantes para el torneo. Así que los quiero a todos ustedes pingüinos sin gracia, nadando y entrenando de aquí a dos semanas más, ¡¿fui claro!?
-¡Sí entrenador!

Algo de miedo da el entrenador, admito que a veces nos hace entrenar hasta casi morir. Pero sabe lo que hace.

Cuando nos lanzamos a la piscina casi nos congelamos al contacto, ha estado haciendo demasiado frío y cada vez más.

Logré notar que los días en donde Alex no se encuentra presente son extremadamente aburridos para mí. No es lo mismo sin Alex dando vueltas por aquí con su pesadez y sus comentarios sarcásticos. Comienzo a darme cuenta cuanto me gusta realmente.
Soy un puto cursi.

El entrenamiento nos dejó muertos a todos, estábamos demasiado molidos físicamente. Al salir de la piscina fuimos directo a cambiarnos, pues el frío era horrible.
Al llegar a los vestuarios abrí mi casillero para sacar mi bolso. Pero no estaba.
-¿Alguien ha visto mi bolso?- pregunté a todos en el vestuario.
-No.
-No le he visto.
Nadie lo tenía, ¿pero qué mierda?
Vi a Frank contestar su móvil.
-¿Qué? Vale. Ajá. Yo le digo- colgó -. Dice Luzu que está tu bolso en el pasillo con tus casos por todas partes.
-¿¡Qué!?- exclamé -¿Pero quien lo hizo?
-¿Quien crees tú?- levantó los hombros Samuel.
-¡Puto Joe!- grité con toda mi garganta. ¿Cómo puede ser tan hijo de puta?, ¿qué mierda quiere de mí? No entiendo por qué debe tratar como mierda al resto. Jamás le hemos hecho nada, jamás le he hablado porque quería. ¿Quien le ha hecho algo tan malo como para que se comporte así? Y a todos.
Algún día espero que algo malo le ocurra para que se de cuenta de lo gilipollas que puede llegar a ser.

-Guille.- me entregó el bolso Ruben, quien había ayudado a Luzu a recolectar mis cosas. Para cuando me las entregaron ya estaba estornudando del frío.
Algún día, de verdad espero que algún día algo le pase a él y a sus dos tontos.

Para cuando salí, ya vestido, subí al auto y me encaminé a casa ya muy cabreado. Tenía frío, estaba cabreado, quería golpear algo y destrozarlo todo. Absolutamente ese hijo de puta me cambió el ánimo.

Aparqué en casa, mi padre estaba también, ya era algo tarde. Dejé el auto en el estacionamiento, el de mi padre estaba dentro del garaje.

( https://www.youtube.com/watch?v=PF-_H54mydE )


~Cuando tú caes dormido~

~Con tu cabeza, sobre mi hombro~

Abrí la puerta y me encontré con un Alex dormido en el sofá, estaba completamente desparramado por el mueble. Me pregunto qué habrá estado haciendo, si acaso consiguió algún empleo.
Sin pensarlo mucho; puse una mano bajo su cabeza afirmando su cuello y la otra por atrás de sus rodillas, quedando él en mis brazos mientras dormía. Caminé con él y comencé a subir las escaleras, una vez arriba fui a su habitación y le dejé sobre la cama. Le quité las zapatillas, la camiseta y le puse la que usaba de pijama, le quité los pantalones para colocarle los de dormir.
-Mmmh- se movía mientras le cambiaba -, tío, no me violes.- murmuró riendo.
-No te violaré, Alex.- reí yo al escuchar eso.
Le puse los pantalones de pijama y le tapé. Pero en el momento que me largaba me agarró la mano.
-No te vayas- me murmuró. Le miré con cariño, ¿qué tan cansado estará? ¿O simplemente querrá dormir conmigo? -. Por favor.- agregó. Una sonrisa se dibujó en mi rostro, es demasiado mono verlo así.
Me solté y salí, fui a mi habitación, me quité la camiseta, las zapatillas, los pantalones y me coloqué toda la pijama. Me devolví al pasillo y cerré mi puerta, vi que la de mi padre estaba cerrada también.

Volví con Alex y cerré; estaba para el lado derecho de la cama. Me arrastré sobre las tapas y me cubrí con ellas cuando llegué a su lado. Quedé tras Alex, pasé mis brazos por encima y bajo él, para poder abrazarle y apretarle junto a mí. Sus manos subieron y apretaron con ternura las mías, el calor de ambos se unió en uno, para darnos el gusto necesario. Me sentía cálido a su lado, a gusto por tenerle, descansado por estar recostado, alegre por abrazarle, nervioso… porque siempre me pone nervioso.
Besé su cabeza y él mis manos, eso me dio a entender que sí, él quería dormir junto a mí.

Estaba junto a él, se me había ido todo el enojo. Estaba feliz, había perdonado todo lo que me hizo el día. Estaba descansando en oblivion junto a Alex. Y ya no me importaba más nada, que estar con él.

—Conseguir éste tipo de información no es sencillo, de hecho es delicado, Dean —. Escuchó el castaño de parte de su informante, éste asintió mirando con cierta seriedad que no le era común para una persona como el pastelero, sin embargo pocos conocían esa parte de él. — Lo sé, pero no pienso detenerme. ¿Lo tienes? — Cuestionó con algo de prisa, aunque estaban en la calle estaba consciente de que personas le conocían, por lo cual comenzarían a decir e inventar rumores que no eran ciertos. — Claro que lo tengo. — La sonrisa de Dean apareció en su rostro, mientras esperaba que el hombre de traje frente a él sacara un sobre tamaño carta de su maletín, lo tomó abriendo éste y revisando rápidamente su contenido, asintió y de devolvió la mirada al otro. — Bien, toma. — Le entregó un sobre blanco que contenía efectivo, todo trabajo debe ser remunerado, y Claimford entendía eso con claridad. Ambos se miraron y asintieron, eso fue una clase de saludo para darse la vuelta, sin embargo ante éste movimiento Dean se quedó frente a frente a una persona, con un poco de nerviosismo sólo soltó lo primero que llegó a su cabeza. — ¡Hey! H… Hola, uhm… Yo estaba, ¿cómo estás tú? — Comentó con una sonrisa amable en su rostro.