de francisca

“Francisca Aparicio y Mérida, Marquesa de Vistabella” (1892) (detail) by Francisco Masriera y Manovens (1842-1902).

Para algunos una simple historia, para mi, la historia de mi vida.

No se como comenzar una historia tan importante, creo que solo escribiré sin mas.

Mi nombre es Benjamín tengo 19 años y jamas creí que compartiría esta historia como lo haré, debido a que siempre sentí que era algo tan mio y tan secreto que era como abrir una puerta a mi mente y corazón.

Recuerdo que era Marzo, un día muy de mucho calor, creí que seria un día como otro cualquiera, lo que no sabia es que para mi pasaría algo que cambiaría todo, completamente todo en mi vida. 

Estaba caminando en un pasillo y vi a una chica de mi edad (14 años), debo decir que era hermosa, jamas vi a alguien así, una piel blanca como la nieve, ojos verdes que cuando te miraban sentías que todo lo que pasaba alrededor se detenía por un instante y un cabello rubio que se posaba sobre sus hombros de manera tan bella que creí que era irreal. Esa fue la primera vez que la vi, me acerque y le hablé le pregunte cual era su nombre y ella respondió “Francisca” seguimos hablando durante un largo tiempo sobre nuestros gustos los cuales eran muy similares. Paso un mes y yo me sentía enamorado, para mi era una sensación nueva, un mundo por descubrir. Un día la invite a salir a caminar, estuvimos toda la tarde juntos hablando caminando mirando los ojos del otro durante largos momentos sin decir nada; hasta que me anime a pedirle que fuera mi pareja, mi novia, la peor situación que había imaginado sucedió, me dijo que no y después me dijo que ya era tarde por que tenia que ir a su casa, no la detuve estaba perplejo, era una respuesta que no había esperando en ningún momento.

Llegué a mi casa y me conecte al chat (en ese tiempo usábamos MSN), vi que tenia un mensaje de Francisca, diciendo “Juro que me gustaría estar contigo, pero en mi vida están pasando cosas sobre las cuales no tengo ningún tipo de control y no quiero hacerte daño”, le pregunte si podía contar lo que estaba sucediendo en su vida, ella contesto que no podía. En primer momento pensé que era porque sus padres no le permitían tener una relación con un chico, me dijo que no era por eso, que habían cosas que yo no conocía de ella y que estas cosas no podía contármelas. Se hizo tarde por lo que nos desconectamos debido a que el día siguiente teníamos colegio. 

Al día siguiente no, nos hablamos, ambos estábamos ignorándonos para evitar un momento incomodo. Así pasaron cerca de 4 días en donde no hablábamos en persona pero si por el chat. Después de 1 semana volvimos a hablar como si nada hubiera pasado, aunque yo seguía viéndola con los mismo ojos y sintiendo los mismo que sentí al conocerla. Lo volví a intentar… el resultado fue similar. Pero estaba seguro que lo que sentía era amor. No me estaba dispuesto a aceptar un no como respuesta sabiendo que yo le gustaba a ella. Hasta que después de haberle preguntado unas 6 veces si quería ser mi pareja aceptó. Fue increíble escuchar esas palabras, “si, quiero ser tu pareja”. Mi mundo sonrió, hubo un sentimiento el cual no puedo explicar, era mas que emoción, mas que cariño, mas que amor. En ese momento comenzó una linda relación, comenzó algo increíble para los dos, salíamos juntos a todos lados. Pasaron 2 meses y se animo a contarme por que no quería ser mi pareja en un principio. Francisca tenia Leucemia Mieloide en otras palabras un cáncer a la sangre el cual no tenia cura, no quería asumir que eso era verdad, mi mundo feliz se estaba derrumbado ante mi y no podía hacer mucho, lo único que quedaba era esperar y entregarle todo mi apoyo.

Su estado empeoró y comenzó quimioterapia, su cabello comenzó a caer pero seguía siendo la persona mas hermosa para mi, me hacia feliz poder acompañarla en sus sesiones, hacer que esos momentos desagradables del tratamiento fueran mas felices para ella. Recuerdo que cuando iba devuelta a su casa ella se dormía porque estaba cansada y se apoyaba en mi hombro para acurrucarse. 

A medida que avanzaba la quimioterapia sus prohibiciones aumentaban, ya no podía salir muy lejos de casa, el cine se convirtió en películas grabadas en DVD para verlas en un notebook y las salidas a las plazas fueron cambiadas por una silla al costado de su cama en su dormitorio. Todos esos momentos fueron increíbles.

Después de un mes y medio el doctor hablo con sus padres en la consulta para decir que la quimioterapia no había hecho efecto y que ya no se podía hacer nada. El pronostico que dio el doctor era malo, mas que malo podría decir. Solo quedaban 8 meses para que sucediera lo inevitable… El sombrío llamado de la muerte se acercaba y no había forma alguna de evitarla. 

Francisca entro en una depresión aguda. Ella solo quería dormir y no hacer nada mas, ya estaba cansada de esta enfermedad. Seguí estando allí a pesar de todo y saber lo que pasaría en un futuro no muy lejano. Comenzó a tener pesadillas y en su cara se notaba el agotamiento.

Un día 27 de Diciembre ella termino con su vida acelerando el proceso inevitable de su muerte. Un día 27 de Diciembre conocí el dolor de perder a alguien a quien realmente amé, amo y seguiré amando.

——————————————-  0  —————————————————-

Debo admitir que esta es una perdida la cual no he podido superar, cada noche sueño con ella. Sigo llorando a la almohada por su muerte.

Después de pasar por todo esto me gustaría entregar un consejo a todas las personas que leyeron esto… Disfruten cada momento con las personas que aman, la vida es perra y en cualquier momento te puede arrebatar sin previo aviso y nada podrá llenar ese que queda.

Francisca Te amé, Te amo y seguiré haciéndolo.