dale algo

Cuando sepas de mí, tú disimula. No les cuentes que me conociste, ni que estuvimos juntos, no les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido de no ser por los dos. Primero, porque jamás te creerían. Pensarán que exageras, que se te fue la mano con la medicación, que nada ni nadie pudo haber sido tan verdad ni tan cierto. Te tomarán por loca, se reirán de tu pena y te empujarán a seguir, que es la forma que tienen los demás de hacernos olvidar.
Cuando sepas de mí, tú calla y sonríe, jamás preguntes qué tal. Si me fue mal, ya se ocuparán de que te llegue. Y con todo lujo de detalles. Ya verás. Poco a poco, irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la única playa del mundo sobre la que ya nunca más saldrá el sol. Y si me fue bien, tampoco tardarás mucho en enterarte, no te preocupes. Intentarán ensombrecer tu alegría echando mis supuestos éxitos como alcohol para tus heridas, y no dudarán en arrojártelo a quemarropa. Pero de nuevo te vendrá todo como a destiempo, inconexo y mal.
Qué sabrán ellos de tu alegría. Yo, que la he tenido entre mis manos y que la pude tutear como quien tutea a la felicidad, quizás. Pero ellos… nah.

A lo que iba.

Nadie puede imaginar lo que sentirás cuando sepas de mí. Nadie puede ni debe, hazme caso. Sentirás el dolor de esa ecuación que creímos resuelta, por ser incapaz de despejarla hasta el final. Sentirás el incordio de esa pregunta que jamás supo cerrar su signo de interrogación. Sentirás un qué hubiera pasado si. Y sobre todo, sentirás que algo entre nosotros continuó creciendo incluso cuando nos separamos. Un algo tan grande como el vacío que dejamos al volver a ser dos. Un algo tan pequeño como el espacio que un sí le acaba siempre cediendo a un no.

Pero tú aguanta. Resiste. Hazte el favor. Háznoslo a los dos. Que no se te note. Que nadie descubra esos ojos tuyos subrayados con agua y sal.

Eso sí, cuando sepas de mí, intenta no dar portazo a mis recuerdos. Piensa que llevarán días, meses o puede que incluso años vagando y mendigando por ahí, abrazándose a cualquier excusa para poder pronunciarse, a la espera de que alguien los acogiese, los escuchase y les diese calor. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos, con las mismas manos con las que construimos un futuro que jamás fue, son esas anécdotas estúpidas que sólo nos hacen gracia a ti y a mí, escritas en un idioma que ya nadie practica, otra lengua muerta a manos de un paladar exquisito.

Dales cobijo. Préstales algo, cualquier cosa, aunque sólo sea tu atención.

Porque si algún día sabes de mí, eso significará muchas cosas. La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tan lejos de ti como yo quería. La segunda, que por mucho que lo deseaste, tú tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos feliz. Sí, feliz. La tercera, que tu mundo y el mío siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad. Y la cuarta, -por hacer la lista finita-, que cualquier resta es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió.

Nada de todo esto debería turbar ni alterar tu existencia el día que sepas de mí. Nada de todo esto debería dejarte mal. Piensa que tú y yo pudimos con todo. Piensa que todo se pudo y todo se tuvo, hasta el final.

A partir de ahora, tú tranquila, que yo estaré bien. Me conformo con que algún día sepas de mí, me conformo con que alguien vuelva a morderte de alegría, me basta con saber que algún día mi nombre volverá a rozar tus oídos y a entornar tus labios. Esos que ahora abres ante cualquiera que cuente cosas sobre mí.

Por eso, cuando sepas de mí, no seas tonta y disimula.

Haz ver que me olvidas.

Y me acabarás olvidando.

De verdad.

Cuando sepas de mí, tú disimula…
No les cuentes que me conociste, ni que estuvimos juntos, no les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido de no ser por los dos.
Primero, porque no te creerían… pensarán que exageras, que nada ni nadie pudo haber sido tan verdad, ni tan cierto. Te tomarán por loca, se reirán de tu pena y te empujarán a seguir, que es la forma que tienen los demás de hacernos olvidar.
Cuando sepas de mi, tú calla y sonríe…
Jamás preguntes qué tal?, si me fue mal… ya se ocuparán de que te llegue, y con todo lujo de detalles, ya verás… Poco a poco irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la unica playa del mundo, sobre la que ya nunca más saldrá el sol.
Y si me fue bien… tampoco tardarás mucho en enterarte, no te preocupes, intentarán ensombrecer tu alegria echando mis supuestos éxitos como alcohol para tus heridas, y no dudarán en arrojártelo a quemarropa. Pero de nuevo te vendrá todo como a destiempo, inconexo y mal. Qué sabrán ellos de tu alegría? yo que la he tenido entre mis manos, y que la pude tutear, como quien tutea a la felicidad… pero ellos? no…
Nadie puede imaginar lo que sentirás cuando sepas de mi… nadie puede ni debe, hazme caso.
Sentirás el dolor de esa ecuación que creiamos resuelta, por ser incapaz de despejarla hasta el final, sentirás el incordio de esa pregunta que jamás supo cerrar su signo de interrogación, sentirás un que hubiera pasado si… y sobre todo, sentirás que algo entre nosotros continuó creciendo incluso cuando nos separamos, un algo tan grande, como el vacío que dejamos al volver a ser dos, un algo tan pequeño, como el espacio que un si le acaba siempre cediendo a un no.
Pero tu aguanta, resiste, házte el favor, háznoslo a los dos… Que no se te note, que nadie descubra esos ojos tuyos subrayados con agua y sal.
Eso si, cuando sepas de mi… intenta no dar portazo a mis recuerdos, piensa que llevarán dias, meses o puede que incluso años, vagando y mendigando por ahi… abrazándose a cualquier excusa para pronunciarse, a la espera de que alguien los cogiese, los esuchase y les diese calor. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos, con las mismas manos con las que construimos un futuro que jamás fué. Son esas anécdotas estúpidas que sólo nos hacen gracia a ti y a mi, escritas en un idioma que ya nadie practica, otra lengua muerta en manos de otro paladar exquisito. Dales cobijo, préstales algo, cualquier cosa, aunque solo sea tu atención… porque si algun dia sabes de mi, eso significará muchas cosas….
La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tal lejos de ti como yo quería.
La segunda, que por mucho que lo deseaste, tu tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos felices, si felices…
La tercera, que tu mundo y el mio siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad.
Y la cuarta, por hacer la lista finita, que cualquier resta, es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió.
Nada de esto debería turbar o alterar tu existencia el dia que sepas de mi, nada de esto debería dejarte mal, piensa que tú y yo pudimos con todo, piensa que todo se pudo, y todo se tuvo hasta el final.
A partir de ahora tu tranquilo que yo estaré bien, me conformo con que algun día sepas de mi, me conformo con que algun día vuelva a morderte de alegría, me basta con saber que algun dia mi nombre volverá a rozar tus oídos, a entornar tus labios, esos que ahora abres ante cualquiera que te cuente cosas sobre mi..
Por eso, cuando sepas de mi… no seas tonto y disimula, haz ver que me olvidas, y me acabarás olvidando, de verdad.
—  Cuando sepas de mí- Risto Mejide

¿QUÉ REGALARLE A CADA SIGNO ESTA NAVIDAD?

ARIES: Dale algo con lo que pueda entretenerse durante un buen rato y lo mantenga en movimiento, ya sea una pelota, un juego o incluso un pinta uñas. Algo que sea principalmente: Entretenido.

TAURO: Al ser un signo estable y tranquilo, puedes regalarle algún objeto que lo mantenga en paz. Un libro funciona en un tauro, también accesorios para el cabello, ropa etc. Es fácil saber que darle, pues a ellos les gustan los regalos.

GÉMINIS: Al ser un signo cambiante a veces es complicado saber que le agrada a un Géminis, aún así, existen regalos que le gustan según como sea y que pasatiempos haga. Los colores y cuadernos despiertan y animan a un Géminis a ser más creativos. Un álbum de fotos también podría funcionar, junto con algún chocolate o un sabroso dulce.

CÁNCER: Suelen ser tímidos y no tan sociables, pero eso no quiere decir que no deseen un regalo en especial. Piensa en adornos para el hogar, cosas cómodas que hagan que Cáncer se sienta en un perfecto hogar. También podrías darle algún bolso.

LEO: Pensaras “Leo solo se quiere a sí mismo, un espejo le vendría bien” Pero, no, un Leo quiere algo que lo haga sentir en confianza contigo. Una carta llena de bellas palabras halagaría a este signo y se sentiría feliz contigo, algún reloj o collar que lo haga ver elegante funcionaria también.

VIRGO: Es un signo frío, pero por dentro tiene un corazón. Encontrar el regalo ideal para un virgo es en verdad difícil, pero si llevas tiempo sabiendo sus gustos, entenderás que quiere. Algún libro interesante, un juego de lógica, eso mantendrá al signo pensativo y eso suele agradarle. Junto a eso mete una pequeña carta o un dulce.

LIBRA: Este signo suele ser romántico y prefiere cosas que lo hagan suspirar. Las flores, accesorios de hermosos tonos, un pastel casero, hermosa ropa, eso provocará algo en este signo bastante fuerte.

ESCORPIÓN: Escorpión es conocido como un agresivo, pero te aseguro que está Navidad será agresivo con sus abrazos. Intenta conservar cosas que alguna vez compartiste con él y dáselas, los recuerdos lo conmueven. Una larga carta y perfume harán que el signo se sienta como la realeza.

SAGITARIO: Sagitario es tan positivo que no hace una horrible cara al ver un horrible regalo, al contrario té agradece y se alegra e intenta utilizar ese mal regalo para reírse de sí mismo. Trata de buscar un regalo sorprendente, una caja y dentro muchos dulces junto con un aparato que pueda volar o pinturas para que su imaginación se refleje en un cuadro, variadas prendas de ropa, un gorro. A este signo será fácil complacerlo y será feliz con casi todo.

CAPRICORNIO: Podría ser tranquilo la mayoría del tiempo y eso es algo que debes de considerar. Unos audífonos harán que él signo se olvide del mundo y se concentre en sí mismo, una taza con algo creativo en ella, un pequeño árbol para la casa. Algo relajante lo enamorara.

ACUARIO: A veces este signo es tímido, pero existen veces que suelen ser extrovertidos. Los discos de música favoritos de acuario lo alegrarán en su hogar, un cuadro hermoso, bolsas tejidas a mano. Estas cosas lo alegran de algún modo.

PISCIS: El signo más sensible del zodiaco prefiere cosas que pueda abrazar cuando se sienta mal y sonría al sentirlas cerca. Los peluches grandes y tiernos, las suaves cobijas, una película de caricaturas, cosas como estas lo ponen de buenas y les suben el animo. También intenta con un suéter y una carta.

Me despierta la alarma del móvil. Se oyen pasos en el hall de la pensión. La cabeza a cien, a mil. Llena de pensamientos, recuerdos y un latir que no cesa. Ya sabes cómo va, un rayo azulado desde los ojos al occipital seguido de ensordecedoras palpitaciones rojo sangre. Un in crescendo que no tardará en estallar. Conoces el procedimiento. Con calma. Primero un pie y luego el otro. Esquiva la mancha de semen del tamaño de un oso de la moqueta. Tranquilo. Ahora cierra las cortinas. Tómate dos calmantes. Líate un cigarrillo. Dale una calada. Bebe algo. Lo que sea. Cierra los ojos. Otra calada. Y silencio, en el silencio está la clave. Sólo silencio.
—  Fragmentos aleatorios de lo que podría haber sido un relato corto - Elaboración propia.

anonymous asked:

37 formas para tratar a nuestros caballeros? :c

Apóyalo durante los días buenos y los días malos. Todos tienen días malos y, algunas veces, aprendes mucho de las personas cuando tienen ese tipo de días. Simplemente debes estar ahí para ayudarlo de cualquier manera que puedas.

1-. Debes ser segura cuando estés con él. La mayoría de hombres aman a una mujer que puede iluminar una habitación y recordarle a él o a cualquier otro la razón por la que es tan afortunado de estar con ella. Pero trata de no ser falsa. Es mejor mostrarte tímida, si lo eres realmente, que pretender que eres segura. Si él es la persona que realmente amas y no tienes dudas, tendrás un aire de seguridad.

2-. Debes ser confiable. Los chicos aman a las chicas que están ahí para ellos, sin importar de qué se trate. Todas las personas tienen metas en la vida. Cuando lo veas luchar por una meta, debes estar ahí para apoyarlo y siempre estar de su lado. Nunca ignores sus necesidades emocionales y asegúrale que lo logrará o, aún mejor, que ambos lo lograrán. 

3-. Abrázalo. Entiérrate en su calor. Expresa tu afecto por él cada vez que lo veas o creas que busca tu atención. Nunca se aburrirá de tus abrazos o de tu manera de expresar afecto (dependiendo de tu nivel de comodidad). 

4-. Trata de tener conversaciones profundas con él. Si él es un pensador profundo, reaccionará apropiadamente y pensará que eres más interesante en lugar de creer que eres alguien que siempre habla de los mismos temas superficiales. Comunícate y sé abierta con él acerca de cualquier cosa. Sé fuerte. Si necesitas disculparte, hazlo. Si sabes que le has hecho daño, nunca contengas una disculpa. Debes hacer algún comentario o expresarte de alguna manera en vez de mantener las dudas en la mente. 

5-. Confía en él en todos los sentidos cuando se lo haya ganado. Siempre sé honesta con él (y contigo misma). Nunca le mientas o guardes secretos. Sí, las medias verdades son mentiras también. 

6-. Apóyalo durante los días buenos y los días malos. Todos tienen días malos y, algunas veces, aprendes mucho de las personas cuando tienen ese tipo de días. Simplemente debes estar ahí para ayudarlo de cualquier manera que puedas. 

7-. Sé amigable con su familia. Esto es muy importante, estas personas son las que mejor conocen a tu hombre, lo aman incondicionalmente y quieren lo mejor para él. Una buena novia ama a su novio y también a su familia. Si tu novio es agradable, es probable que su familia también. Escucha cada cosa que diga de su familia y actúa en consecuencia.

8-. Nunca lo hagas sentir como si prefirieras estar con otra persona. 

9-. Interésate en sus amigos. Ellos se convertirán en amigos tuyos también. Demuéstrale que eres abierta con sus amigos y que no te interesa mantenerlo solo para ti. No te preguntes si uno es mejor que otro o si le agradas a alguno de ellos. Aunque sea así, ¿lo pensarías a costa de tu novio? No coquetees con sus amigos ni olvides tu enfoque principal, tu novio. Esto dañaría su amistad y sus amigos te pondrán bajo escáner. Debes tener la mente abierta y mostrarte alegre entre ellos.

10-. Dile y demuéstrale que lo amas y que él es el único al que quieres.

11-. Cuando te despidas, asegúrate de besarlo (o abrazarlo, dependiendo de cuán cómoda te sientas en la relación).

12-. Dale algo para que te recuerde. 

13-. Hazle algo del corazón en vez de comprarle algo de una tienda. 

14-. Respétalo de la manera en que deseas que te respete. No lo hieras, no abuses de él ni lo descuides de ninguna manera. 

15-. Debes tener tu propio tiempo personal. Trata de tener un tiempo separada de él para perseguir tus pasiones. No sacrifiques este tiempo ni tu tiempo con las amigas por tu novio. Esto le demostrará que eres interesante y que también te respetas a ti misma. 

16-.Habla de cosas que no hablarías con nadie más para demostrarle que confías en él.

17-.Ríe mucho, pero no finjas cuando rías. Que sea en serio.

18-.Siempre sé abierta con él y nunca escondas ningún secreto.

19-.Escríbele una nota al azar que hable de tus sentimientos fuertes hacia él.

20-.Abrázalo y bésalo cuando estés con sus amigos o cuando estén con tus amigas.

21-.No te olvides de estar ahí para ayudarlo. Aunque parezca que no importa, en realidad sí.

22-.Siempre pregúntale por su familia y siempre trata de estar en contacto con sus padres.

23-. No le hagas creer que sin él tu vida no sería buena.

24-. No te descuides a ti misma mientras mantienes una relación.

25- No seas egoísta.

26-.Sé afectuosa.

27-.Escríbele cartas.

28-.Siempre míralo a los ojos cuando te hable.

29-.Hazlo sentir bien consigo mismo.

30-.Discúlpate cuando cometas un error.

31-.Trata de ver las cosas desde su perspectiva.

Si quieres ser comprensiva y mostrarle tu novio lo importante que es para ti, tendrás que esforzarte por ponerte en sus zapatos de vez en cuando para tratar de ver la situación de. otra manera Tomar en cuenta lo que piensa realmente te ayudará a ver que no todo es blanco y negro como parece y que podría haber más razones que explican lo que hace o dice de las que piensas.

32-.No seas celosa.

33-.No cambies por él.

Si sientes que tienes que cambiar toda tu persona para ganar su corazón, entonces deberás detenerte cuanto antes.

34-.Haz un esfuerzo con él. Incluso si tiene un mal día, intenta ser compasiva y paciente con él.

35-.Nunca te sientas avergonzada de besarlo.

36-.No te enojes por cosas insignificantes, porque puedes transformarlas en cosas molestas.

37-.No vuelvas a hacer las cosas como alguna vez las hayas hecho. Por el contrario, actúa en el ahora.

*No hables sobre tus ex-novios*

i-likethe-moonlight  asked:

Consejos de amor para los signos? :o

  • Aries: Deja de querer mandar en todo y simplemente disfruta 
  • Tauro: Deja de querer tener la razón todo el tiempo y sé menos posesivo
  • Géminis: Deja de planear cosas con tu pareja sin su consentimiento y dedícale un poquito más de tiempo
  • Cáncer: Toma aire, tranquilízate, no agobies mucho a tu pareja y deja el drama
  • Leo: Deja de ser tan posesivo y querer tener la razón en todo
  • Virgo: Sé más abierto con tus sentimientos y no seas tan perfeccionista  
  • Libra: Dedícale más tiempo a tu pareja y ábrete más 
  • Escorpio: Deja de creer que todos quieren hacerte un mal, relájate y no seas tan posesivo
  • Sagitario: Ten más tacto, sé más sensible y dale algo de atención a tu pareja
  • Capricornio: Deja de ser tan orgulloso, no pienses mucho cuando te gusta alguien y sólo hazlo
  • Acuario: Ábrete, hijo mio, di cómo te sientes, sí lo sigues ocultando será peor
  • Piscis: Deja de soñar despierto, ve con esa persona y dile todo lo que pasa por esa cabezita tuya, no seas celoso y relájate, nadie va a quitarte nada

~Día 25~

Guillermo se sentía morir, ver a su pequeño en tal situación le hacia sentirse el peor padre del mundo.

Había visto como había actuado ante la muerte de su pez, el amaba a ese pez, y las preguntas se formularon en su cabeza.
¿Cómo reaccionaria Zeus si uno de sus padre muriera?

No quería ni pensarlo.

Zeus seguía dormido, el doctor dijo que el golpe no había sido muy grave, sólo estaba inconsciente por la fuerza del golpe, pero despertaría, sólo que no sabía cuando, pero de un día no pasaba.

Guillermo no se separo de su cama en toda la noche, aunque sentía el cuerpo dolerle y los ojos arderle, el seguía a su lado despierto para cuando su pequeño despertara. Las lágrimas no dejaban de salir de sus ojos.

¿Dónde estaba Samuel?

En una silla en la habitación de Zeus, mirando de lejos, evidentemente preocupado.

¿Por qué tenía que pasarle esto a el? ¿Por qué Estefania había aparecido ahí? ¿Realmente había sido un accidente? No quería pensar que no había sido un accidente.

También tenía en mente las palabras de Estefania, el motivo por el cual había ido con el.

Había ido al doctor, el doctor le había dicho que era su vida o la del bebé. Y ella obviamente eligió la suya.

Samuel no opinaba lo mismo, debían darle una oportunidad a que al bebe, no arrebatarle la vida.

“-Era mi muerte o la del bebe, ¿Qué hubieras preferido?

-Pues prefería la tuya. ”

Prefería salvarla vida de un bebé que dudaba que era suyo antes que la vida de la mujer por la cual estaba dejando a Guillermo, suena absurdo ¿Cierto?
Aunque tampoco quería tener otro hijo, no, Zeus era su único hijo y no quería que eso cambiara, nunca.

Si, sabía que estaría con Estefania, formaría una vida con ella, una familia, pero y si… ¿El no quería eso?

Odiaba que su cabeza esta hecha un lío, joder, ¿Quien dudaba sobre su divorcio a 5 días de el mismo?

Necesitaba pensarlo todo, estaba a 5 días de que su vida cambiara y debía tomar una decisión.

El timbre sonó, Samuel miro el reloj, eran las 7 de la mañana, debía ser el doctor, Guillermo miro a Samuel tenía los ojos rojos y unas increíbles ojeras, sumado a su pálida piel y su delgado cuerpo parecía un muerto viviente.

-Yo abro.

Dijo Samuel levantándose de aquella silla, cuando iba a salir por la puerta sintió la mano de Guillermo envolviendo su brazo, deteniéndolo.

Se volvió a verlo y se encontró con los brazos de Guillermo envolviéndolo en un fuerte abrazo seguido de unos sollozos.

-Estoy asustado. No quiero que le pase nada.

-No le pasara nada Guille, el doctor dijo que estaría bien, sólo necesita dormir. -le regreso el abrazo y suspiro acariciando su espalda. Definitivamente estaba más delgado, ocurría algo con el, y quería saber que era.

[…]

El doctor término de revisar a Zeus, quien aún seguía dormido, le tuvo que suturar la herida, y luego ponerle la venda, parecía tener un gorro blanco sobre su pequeña cabeza. Estaría bien.

-¿Cuando despertara? -pregunto Guillermo.

-A lo mucho una media hora o 45 minutos, es un niño fuerte.

Guillermo suspiro aliviado y se volvió a sentar junto a Zeus. Samuel acompaño al doctor hacia la puerta.

-Cuando despierte, seguramente tendrá hambre por no haber comido en todo el día de ayer, dale algo ligero, algo de jugo y unas galletas bastarán.

-Gracias doctor. -Samuel hizo una pausa, el era el doctor de la familia, sabía que Guillermo iba con el, debía preguntarle.- Doctor, ¿Puedo hacerle una pregunta?

-Claro Samuel.

-Vera, últimamente veo a Guillermo más delgado, más pálido, no come, duerme mucho y aún así esta cansado. Dice que es sólo un resfriado, pero creo que es algo más. -suspiro- ¿Sabe? Tenemos problemas graves… ¿Cree que sea depresión? ¿Usted sabrá que tiene?

-Oh Samuel.. -el doctor suspiro- Guillermo me hizo prometerle que no te diría nada… Pero si, tiene una enfermedad. Puede someterse a un tratamiento para curarse, pero se niega.

-¿Que enfermedad doctor? Por favor dígame.

-Lo siento Samuel, lo he prometido, sólo te puedo decir que debes cuidarlo, mucho, a ambos, ambos te necesitan demasiado, pero más Guillermo, sea lo que sea que sean sus problemas, resuelvanlos, no vale la pena pelear cuando la vida se pone en juego.

-¿Que debo hacer para cuidarlo?

-Haz que coma, hazlo reír, hazle sentir que lo amas, a ambos. Ayudara al menos a que Guillermo quiera tomar el tratamiento. Samuel, no le digas a Guillermo que lo sabes, si no te lo dijo es por alguna razón, sale tiempo, el te lo dirá. Debo irme.

Samuel asintió y se despidió, dio un largo suspiro, sentía un gran nudo en su garganta. No podía creer que Guillermo le haya ocultado que tenía alguna enfermedad. ¿qué sería? ¿Anorexia?

Samuel regreso a la habitación de Zeus encontrándose con la mirada débil de su pequeño que había despertado ya, y a Guillermo sentado en el piso dormido con la cabeza apoyada en la cama.

-Hola campeón, ¿cómo te sientes?

-Me duele, y tengo hambre.

-¿Te preparo el desayuno?

Zeus asintió, Samuel le ordeno que no se levantará de la cama. Preparo el desayuno para los tres y lo llevo a la cama de Zeus, Guillermo seguía dormido.

Samuel le entregó el plato a Zeus y dejo los otros dos platos en la mesita de noche.

Agito gentilmente a Guillermo que despertó desorientado.

-Zeus despertó, esta desayunado, ¿Te llevo a la cama? Necesitas descansar.

-Por favor.

Samuel levanto a Guillermo en sus brazos como lo había hecho las últimas 23 noches, y lo llevo a su habitación donde lo dejo en la cama con sumo cuidado.

-Te hice unos huevos fritos y te prepare un plato con fruta, por si quieres desayunar. -coloco todo en una mesita y beso la frente de Guillermo.- Descansa Guille.

Salió de la habitación con la mirada sorprendida de Guillermo sobre el, ¿Que había pasado aquí?

Durante toda la mañana Guillermo y Zeus durmieron mientras Samuel hacia la limpieza de la casa, cuando fue un poco más tarde, y ambos despertaron, Samuel llevo a Zeus a la habitación donde estaba Guillermo, se acomodaron los tres en aquella cama y comenzaron a ver películas hasta que la noche cayo sobre ellos, Samuel preparo la cena y cenaron en la habitación, al final llevo a Zeus dormido a su cama y se acostó en la suya, mirando a Guillermo dormir, pasó sus brazos por su menudo cuerpo y lo abrazo con algo de fuerza, sin lastimarlo, mientras el llanto salía silencioso. ¿Y si perdía a Guillermo para siempre? ¿Y si se arrepentía del divorcio? ¿Y si luchaban juntos por esa enfermedad? Samuel lloro hasta que se quedo dormido pensando en como hubiera sido su vida si no hubiera conocido a Estefania.


Mañana día 26 con awesome-mary-is-here

asmsl  asked:

Un muchacho que iba en mi secundaria me gustaba muchísimo,no le hablaba mucho pero un día fui a su casa y me beso. Y no solo una vez,me beso muchas veces. Fui a su casa 1 semana después e hizo lo mismo,y así fueron pasando muchas veces. Un día le pregunte que que éramos y me dijo que amigos, y yo le dije con derecho? Y me dijo que sí. Ala semana "una amiga" me dijo que si todavía me gustaba y le dije que sí. Fui a su casa junto con ella y en frente de mi la beso. ¿No puedo reclamar nada? ...

Linda, corta ya eso! eso no es amor!! te esta usando!!!!!!!! no le des ese beneficio!!!!!! no dejes que te use, acaso eres un juguete? un juguete desechable!? no!!! no eres eso, vales demasiado, acaso no le importa tus sentimientos!? 

DÉJALO, DÉJALO AHORA!  

es verdad, quizá no puedas reclamar nada, pero jugar con los sentimientos de la gente? linda, eso NO vale la pena ! no seas tonta, perdón si te ofendí, pero es lo que pienso… vales mucho mas que eso!!!! aléjate de el, si te quiere besar dale una cachetada, haz algo! pero ya!