Tú y yo compartimos todo. Absolutamente todo, excepto este dolor de pecho que me has causado. Me lamento profundamente el hecho de haberte dejado entrar a mi corazón.
¿Sabes qué me duele saber?, no me duele saber que eres feliz al lado de otra, ni que te gusta aquella chica. Me duele saber que a pesar de todo, yo te quería y en este justo momento podríamos estar hablando por teléfono.
—  9:47pm
La gente presume darte un riñón pero no se partirían una uña por ti. La gente presume amarte pero te rompen el corazón. La gente presume quererte pero ni siquiera te preguntan cómo estás. Las personas no prometen nada pero te darían un riñón. Las personas no dicen amarte pero lo demuestran. Las personas no preguntan cómo estás pero se esfuerzan por sacarte una sonrisa.
—  Un claro ejemplo de la gente y las personas.