curiosa

anonymous asked:

me amo/me odio

¡Hola! Vaya elección más curiosa :v


ARIES: me amo

TAURO: me odio

GÉMINIS: me amo

CÁNCER: me odio

LEO: me amo

VIRGO: me odio

LIBRA: me odio

ESCORPIO: me odio

SAGITARIO: me amo

CAPRICORNIO: me amo

ACUARIO: me amo

PISCIS: me odio


~Cetus

No te enamores de una persona curiosa. Querrá saber quién eres, de dónde vienes, cómo es tu familia. Mirará todas tus fotografías y leerá todos tus poemas. Vendrá a cenar y hablar con tu madre acerca de cómo su curiosidad le ha enseñado cosas muy útiles. Te pedirá que explotes cuando estás enojado y que llores cuando estás herido. Te preguntará qué significa esa ceja levantada. Querrá saber tu comida favorita, tu color favorito, tu persona favorita. Te preguntará por qué. Va a comprar esa cámara que te gustó, prestará atención a esa banda que amas en caso de que haya un show cerca, te llevará ese suéter al que le sonreíste una vez. Aprenderá a cocinar tus comidas favoritas. Los curiosos no se conforman con el exterior, desean el interior. Ellos quieren lo que te hace pesado, lo que te hace sentir incómodo, lo que te hace gritar de alegría, ira, y de angustia. Su piel se convertirá en páginas en las que aprenderás a derramar tu ser. No te enamores de una persona curiosa. No dejará un suspiro sin explicación. Querrá saber qué hizo exactamente, qué hizo para que la amaras. Año, mes, día, semana “¿A qué hora fue? ¿Qué dije? ¿Qué hice? ¿Cómo te sentiste?“ No te enamores de una persona curiosa, porque he estado allí. Desabrochará tu camisa y leerá cada cicatriz, cada marca, cada curva. Explorará cada una de tus extremidades, cada órgano, cada pensamiento, cada ser.
Soy hombre.
Quizás ella cree que la he olvidado
pero no es cierto, a cada lugar que voy la recuerdo.
Recuerdo por ejemplo como solía caminar y movía su cabello de manera curiosa, su sonrisa y ese sonido tan peculiar que hacía con los labios, sus manos, que siempre andaban frías… y su mirada que me llenaba de alegría. Ella cree que soy un idiota que la utilicé y ahora me río sin ella, pero sin tan solo supiera que sí, soy un idiota pero ¿utilizarla? eso nunca y lloro por estar lejos de ella. Todo a mi al rededor me recuerda que tuve a la chica más hermosa a mi lado y que la perdí. La perdí y no fue solo por idiota, fue más que todo por cobarde, por no tener el valor de cuidarla y protegerla, hacerla única entre todas esas y enseñarle que sí podía respetarla, la perdí por miedo a entregarme a un amor con el suyo, tan puro y sincero, por creer que no estaba a su altura, la perdí por ir regalando besos a otras chicas… sí, ¡lo admito! Fue un idiota y cobarde. Pero ella cree que la he olvidado cuando todo el universo me la recuerda. Sé que no me perdonará, ni mucho menos me leerá. pero Ustedes que me leen, sepan que seré todo lo que quieran, capaz hasta les recuerde a un canalla con el que estuvieron, pero sí la ame… a mi modo, no perfecto. Pero la ame. Solo falle.
—  Brenda Ramírez. 
No te enamores de una persona curiosa. Querrá saber quién eres, de dónde vienes, cómo es tu familia. Mirará todas tus fotografías y leerá todos tus poemas. Vendrá a cenar y hablar con tu madre acerca de cómo su curiosidad le ha enseñado cosas muy útiles. Te pedirá que explotes cuando estás enojado y que llores cuando estás herido.Te preguntará qué significa esa ceja levantada. Querrá saber tu comida favorita, tu color favorito, tu persona favorita. Te preguntará por qué. Va a comprar esa que cámara te gustó, prestará atención a esa banda que amas en caso de que haya un show cerca, te llevará ese suéter al que le sonreíste una vez. Aprenderá a cocinar tus comidas favoritas. Los curiosos no se conforman con el exterior, desean el interior. Ellos quieren lo que te hace pesado, lo que te hace sentir incómodo, lo que te hace gritar de alegría , ira, y de angustia. Su piel se convertirá en páginas en las que aprenderás a derramar tu ser. No te enamores de una persona curiosa. No dejará un suspiro sin explicación. Querrá saber qué hizo exactamente, qué hizo para que la amaras. Año, mes, día, semana “¿A qué hora fue? ¿Qué dije? ¿Qué hice? ¿Cómo te sentiste? “ No te enamores de una persona curiosa, porque ha estado allí. Desabrochará tu camisa y leerá cada cicatriz, cada marca, cada curva. Explorará cada una de tus extremidades, cada órgano, cada pensamiento, cada ser. Si te arriesgas veras a que me refiero, y si no estas dispuesto a esto, mejor no dejes que su curiosidad se vuelva olvido…
Si no fuese curiosa, no estaría en donde estoy, no haría lo que hago, ignoraría más de lo que ya ignoro y pensaría diferente. Si no fuese curiosa, probablemente estaría aburrida y quejándome de todo; pero soy curiosa y estoy orgullosa de serlo. Que los demás se rían de mis interrogantes y de cómo busco mis respuestas. A las finales no me quedo con la duda, al contrario, genero más y así voy divirtiéndome por la vida. No tengo ni encuentro todas las soluciones, pero sí voy feliz, voy con esfuerzo, con ganas y… con curiosidad.
—  La defiendo. JUM. 
Io sto bene.
Solo che mi sento inutile, mi sento un di più, non adatta, non bella, non simpatica, non mi sento apprezzata, neanche amata.
Mi sento messa da parte, quella che nessuna nota, che nessuno vuole capire, la ragazza strana, quella curiosa, quella che sorride sempre e quella che parla poco.
E se parla, parla veloce quindi nessuno l’ascolta.
Mi sento un “ma sei l’amica di…?” non un “ah,ma sei tu.”
Non mi sento niente e questo non me lo so spiegare.
10

Oude boeken van vader (1)

Onlangs kreeg ik van mijn vader een tweetal prachtige boeken. Plaatjesboeken zoals ik die vroeger zou hebben genoemd. Boeken waarin de afbeeldingen zo sterk tot de verbeelding spreken dat de tekst net zo goed kan worden overgeslagen. Als ontluikende dyslecticus was ik er voor mijn leesplezier op aangewezen. Uren bracht ik in dat soort boeken door. Gewoon een beetje kijken. Van het bestaan van deze boeken wist ik toen overigens nog niets. Die had vader goed verstopt.

Ondertussen heb ik de boeken en heeft mijn nieuwsgierigheid het gewonnen van de onkunde, ik lees tegenwoordig  wat er tussen de afbeeldingen door staat geschreven, toch waag ik me er in dit geval niet aan. Een van de boeken is namelijk in het Frans -niet mijn ding- en bij de ander laat de staat van het boek het niet toe. Lezen in ‘Het Menschelijke Lichaam’ maakt meer kapot dan me lief is. Met deze staat van ontbinding is een keer doorbladeren al meer dan genoeg.

Wat er in de boeken staat geschreven, kan ik u dus niet schrijven, dat blijft gissen. Gelukkig spreken de afbeeldingen boekdelen. 

Vandaag de afbeeldingen uit:

Het Menschelijke Lichaam Door: Dr. L. S. Meijer \ Naar Frey’s Atlas Der Anatomie Des Menschen \ W. J. Thiemen & Cie - Zutphen

Veel plezier!