cunae

3

“Alexis Sánchez mastica el fútbol con espíritu de niño, de esa forma traga aire y avanza. La comprensión de la realidad va atada al destino del balón, y en su caso, también de sus gambetas. En ese sorteo encara su camino, transpirando sueños; sueños que no comienzan ni acaban, viven. Claro que no por viajar a través de la espalda de la infancia juega sin deudas. Para Alexis la droga del juego es diversión, pero por cierto compromiso. El talento así como abunda natural, mantiene la obvia dispersión de la pichanga, la cuna de su todo. La combinación es poderosa pero inestable. Ha trabajado duro para alcanzar el equilibrio y de esa forma ampliar las inmensas expectativas que él mismo se impone”.

estephaniarvn  asked:

Hey Cassie I'm still reading lord of shadows but I have just read the part where Cristina is singing in Spanish. I've gotta say I'm Mexican, and I'm happy you really investigated our traditional lullabies, that means a lot to me because my grandfather use to sang one of that lullabies to me and he has just die. And also my favorite character of TDA is Cristina. Thank you for create this beautiful universe. (Sorry if I wrote something wrong, my english isn't that good). Besos 😘

Gracias por decirme eso! Me encanta como mis fans latinos han acogido a Cristina y que te gustó la canción de cuna. Muchos beso y abrazos!!! (And I apologize for my not great Spanish ;)

Es una chica en llamas,
arde desde los cimientos,
lleva enredados en su pelo los precipicios en los que ha caído
y se ha enamorado como una idiota.
 
Pisa fuerte el acelerador
cuando ve que está a punto de estrellarse
con una boca que la invita a una noche
de copas y besos a media luna.
 
No hay más mundo que el que arde en sus ojos.
En invierno se pone triste al ver la fotografía donde abraza a su padre
y su madre le dice que deje ir lo que hace tiempo dejó de cantarle una canción de cuna.
 
No olvida la traición,
la puñalada,
el empujón al abismo;
aprendió a no confiar en nadie,
por eso se convirtió en piedra,
una piedra que ni quema
ni congela,
pero que cuando menos te lo esperas,
llega a una temperatura tan alta
o tan baja
que ni siquiera el infierno
ni el mismo paraíso se llega a comparar con tal intensidad.
 
Es la chica de las fuertes intensidades:
ama,
ríe,
besa,
llora,
folla,
abraza.
FUERTE.
Tan fuerte que llega a tal punto de romperse.
De consumirse.
 
Sueña con algún día dormirse en un hombro,
mientras mira en retrospectiva
y se da cuenta de que nadie supo esperarla,
que nadie permaneció,
que nadie dejó ir trenes por si ella llegaba,
que todos se fueron tras conocer su invierno.
 
Es pájaro por las mañanas
y cuervo por las noches.
Te lleva a tocar las nubes
-a jugar con ellas-
y te enseña a mirar con sus ojos,
porque los tuyos ya te los ha sacado.
 
Pobre de aquel que llegue a enamorarse de una chica como ella,
porque tendrá que renunciar hasta a sí mismo
por no dejar de ser de ella.
 
Pertenece a El Club de Chicas Tristes,
es preciosa,
joder,
tan preciosa que llegué a enamorarme de ella.
—  “El Club de Chicas Tristes“, Benjamín Griss

-Oye, cariño, puedo preguntarte qué es todo esto.
-A qué te refieres.
-Pues ha esto, tú, yo…nosotros, qué somos, o qué estamos dejando de ser…
-Pues mi vida, creo que somos una delicada excepción, somos dos personas con un sentimiento compartido, que sin embargo, se limitan a no unirse del todo, pero temen separarse por completo. Creo que intentamos ser algo más que la nada, sin pasar a ser algo.
-A mi me gustaría que fuéramos algo.
-No lo sé… Crees que resulte?
-La verdad no, pero me encantaría intentarlo.
-A mi, en cambio,me partiría el alma perderte de nuevo. Y me gusta la idea de saberte mía aunque sea solo en mis sueños y saberme tuyo aunque sea solo en la realidad. Pues me fatiga el espíritu besar otros labios, tocar otras pieles y sentir otros silencios.
-Podría jurarte que esta vez nos irá bien, que me esforzaré mucho. Prométeme también que te esforzarás…
-Pues si, me esforzaría… (eso creo) pero ya me has dicho eso antes, y ya he prometido esto también, perdona ser tan pesimista pero no puedo, no es que no quiera, solo que no puedo.
-Yo te quiero.
-También yo.
-Y entonces… Bueno al menos piénsalo, quizá más adelante
-No lo creo, pero si, lo pensaré. Ahora duerme.
-Si, la verdad es que tengo mucho sueño, hoy he tenido un día muy pesado y tengo algo de miedo de las tonterías que odias tanto, que se hagan realidad.
-De qué tonterías hablas.
-Pues de eso, ya sabes lo que dicen: el que mucho ríe, al rato llora.
-Hoy has reído más de la cuenta, sobre todo cuando acompañamos a la niñera a la puerta.
-Si, te sentí como antes, bueno me sentí como antes… Te cuerdas cuando éramos chicos y jugábamos en las aceras, mientras esperábamos el bus.
-Si, aún está tu nombre escrito en aquel paradero de bus.
-Si, también lo he visto.
-Bueno, trata de dormir… Vaya, creo que necesito despertar.

Y se levantó mientras veía a la niña en su cuna dormir plácidamente, fue al lavabo y se mojó el rostro con agua tibia q salía del fregadero, se vio al espejo y noto su cabello largo, si rostro amable y su ojos aún en luto, tomó un poco de aire y por fin volvió a la habitación, se asomó para estar seguro de que en la cama no había nadie y por fin dijo:

Espero mi amor que descanses donde quiera que estés, pensó, mientras se enjugaba las lágrimas y ocupaba el lugar que le correspondía en el lecho para dos.
—  De nuevo adiós. Jafet Ventura Márquez
Los Signos del zodiaco en citas de pensadores

Cada una de las citas o pensamientos está ubicado en uno de los 12 signos del zodiaco. Leyendo las citas podemos comprender las 12 energías universales de una forma diferente, original, pero igualmente instructiva.

Signo Aries

  • El viaje más largo comienza con el primer paso.
  • Hallaré un camino o me lo abriré. (Aníbal)
  • Nadie sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta. (Publio Siro)
  • La contemplación es un lujo mientras que la acción es una necesidad. (Henri Bergson)
  • La respuesta más rápida es la acción. (Proverbio americano)
  • Todo comienzo tiene su encanto. (Goethe)
  • El principio es la mitad de todo. (Pitagoras)
  • No me arrepiento en absoluto de haber corrido todos los riesgos por aquello que me importaba. (Arthur Miller)

Signo Tauro

  • Disfrutar de todos los placeres es insensato; evitarlos, insensible. (Plutarco)
  • Estimar es crear, es convertir las cosas valoradas en tesoros y joyas (F. Nietzsche)
  • El placer da lo que la sabiduría promete. (Voltaire)
  • Mientras se gana algo, no se pierde nada. (Miguel de Cervantes Saavedra)
  • ¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes sino en disminuir tu codicia. (Epicuro de Samos)
  • El que está satisfecho con su parte es rico. (Lao Tsé)
  • La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión. (Aristóteles)

Signo Géminis

  • La variedad es la madre de la diversión. (Disraeli)
  • No vivimos propiamente para el conocimiento, sino para la pasmosa y abundante amenidad en el buscar y en el encontrar de éste (F. Nietzsche)
  • La duda es la escuela de la verdad. (Sir Francis Bacon)
  • Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores. (Winston Churchill)
  • Es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación reglada. (A. Einstein)
  • La curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas y la fuerza motriz de libre examen. (Jose Ingenieros)
  • El hombre que no sabe callar, tampoco sabe hablar. (Publio Siro)
  • La duda es uno de los nombres de la inteligencia. (Jorge Luis Borges)

Signo Cáncer

  • La mano que mece la cuna rige el mundo. (Peter de Vries)
  • La patria no es la tierra. Los hombres que la tierra nutre son la patria. (Rabindranath Tagore)
  • Una patria es una asamblea de hogares. (Henri Bordeaux)
  • La tradición te recuerda de donde vienes y adonde vas.
  • El recuerdo es el perfume del alma. (George Sand)
  • El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia. (Gilbert Keith Chesterton)
  • En mi casa he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir. El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta. (Pablo Neruda)

Signo Leo

  • Pongo mi fuego en mi obra y mi obra multiplica mi fuego.
  • La humildad es la vanidad bien administrada.
  • Un líder es aquel que sueña y crea.
  • Liderazgo es la capacidad de transformar una visión en realidad.
  • La conciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo conciencia de que existe. (Jean Paul Sartre)
  • La manera de hacer es ser. (Lao Tsé)
  • El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo. (F. Nietzsche)
  • Todos los artistas tienen en común la experiencia de la distancia insondable que existe entre la obra de sus manos, por lograda que sea, y la perfección fulgurante de la belleza percibida en el fervor del momento creativo: lo que logran expresar en lo que pintan, esculpen o crean es sólo un tenue reflejo del esplendor que durante unos instantes ha brillado ante los ojos de su espíritu. (Juan Pablo II)

Signo Virgo

  • La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando. (Pablo Ruiz Picasso).
  • La función última de la crítica es que satisfaga la función natural de desdeñar, lo que conviene a la buena higiene del espíritu. (Fernando Pessoa)
  • Ordenar bibliotecas es ejercer de un modo silencioso el arte de la crítica. (Jorge Luis Borges)
  • Todo lo racional es real; todo lo real es racional. (Hegel)
  • Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo. (Thomas Carlyle)
  • Obró mucho el que nada dejó para mañana. (Baltasar Gracián)
  • No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar. (Madre Teresa de Calcuta)
  • El arte del descanso es parte del arte de trabajar. (J. E. Steinbeck)
  • El orden es el placer de la razón pero el desorden es la delicia de la imaginación. (Paul Claudel)
  • Para tener buena salud lo haría todo menos tres cosas: hacer gimnasia, levantarme temprano y ser persona responsable. (Oscar Wilde)
  • La salud es un estado transitorio entre dos épocas de enfermedad y que, además, no presagia nada bueno. (Winston Churchill)

Signo Libra

  • La belleza no mira, sólo es mirada. (A. Einstein)
  • Amar no es mirar el uno al otro, sino mirar los dos en una misma dirección. (Antoine de Saint -Exupéry)
  • El amor es ciego, pero el matrimonio abre los ojos. (Georg Lichtenberg)
  • La diplomacia te saca de un problema en el que el tacto te hubiera evitado meterte. (Brian Bowling)
  • El deseo de agradar es al espíritu lo que el adorno a la belleza. (Voltaire)
  • Es bastante difícil no ser injusto con lo que uno ama. (Oscar Wilde)
  • El hombre en su esencia no debe ser esclavo, ni de sí mismo, ni de los otros, sino un amante. Su único fin está en el amor. (Rabindranath Tagore)
  • No hay camino para la paz. La paz es el camino. (Mahatma Gandhi)
  • El amor abre el paréntesis; el matrimonio lo cierra. (Víctor Hugo)
  • A veces, uno se horroriza de descubrirse a sí mismo en otro. (Julian Green)

Signo Escorpio

  • En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra. (Eugenio Trias).
  • Hay que aprender a salir limpio de los asuntos sucios y, si es preciso, a lavarse con agua sucia. (F. Nietzsche)
  • Un hombre que no ha pasado a traves del infierno de sus pasiones, no las ha superado nunca. (Carl G. Jung)
  • Sólo las pasiones, las grandes pasiones, pueden elevar el alma a las grandes cosas. (Diderot)
  • ¿La envidia, el odio, la lujuria…, todas esas pasiones han sido arrojadas del alma para que ésta no sea sino una pieza de hielo? (Henry Moore)
  • Las pasiones son los viajes del corazón. (Paul Morand)

Signo Sagitario

  • La vía del exceso lleva al palacio de la sabiduría. (William Blake)
  • No treparás nunca en vano por las montañas de la verdad, ya sea que hoy llegues a subir muy alto o que ejercites tus fuerzas para poder subir muy alto mañana. (F. Nietzsche)
  • La creencia no es el principio, sino el fin de todo conocimiento. (Goethe)
  • Sólo comprendemos aquellas preguntas que podemos responder. (F. Nietzsche)
  • Hay dos maneras de difundir la luz… ser la lámpara que la emite o el espejo que la refleja. (Lin Yutang)
  • Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro. (Descartes)
  • La sabiduría es hija de la experiencia. (Leonardo Da Vinci)
  • En filosofía son más esenciales las preguntas que las respuestas. (Karl Jaspers)

Signo Capricornio

  • El tiempo hace justicia y pone todas las cosas en su sitio. (Voltaire)
  • Para llegar al momento de la realización es preciso atravesar el desierto de los años estériles (Rabindranath Tagore)
  • Considera las contrariedades como un ejercicio. (Seneca)
  • El tiempo es la sustancia de la que estoy hecho. (Jorge Luis Borges)
  • La perfección se logra al fin, no cuando no hay nada que agregar, sino cuando ya no hay nada que obtener. (Antoine de Saint-Exupéry)
  • La disciplina es la parte mas importante del éxito. (Truman Capote)
  • La vida exige a todo individuo una contribución y depende del individuo descubrir en qué consiste. (Viktor Frankl)
  • La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad. (Sir Francis Bacon)

Signo Acuario

  • Vivir es inventar. (F. Nietzsche)
  • ¿Cuál es la señal de la libertad realizada?: no sentir vergüenza de sí mismo (F. Nietzsche)
  • El cambio es la única cosa inmutable. (Schopenhauer)
  • Sólo la renovación puede mantener. El que se queda parado, se retrasa. (Everhardus Johannes Potgieter)
  • El hombre está condenado a ser libre. (Jean Paul Sartre)
  • La libertad de conciencia se entiende hoy día, no sólo como la libertad de creer lo que uno quiera, sino también de poder propagar esa creencia. (Jonathan Swift)
  • Es verdaderamente libre aquel que desea solamente lo que es capaz de realizar y que hace lo que le agrada. (Jean Jacques Rousseau)
  • La rebeldía es la virtud original del hombre. (Schopenhauer)

Signo Piscis

  • La vida es como un soñar despierto. Cuanto más inteligente y comprensivo es un hombre, tanto más siente la sublime contingencia de su vida, de sus propósitos; tiembla como el durmiente cuando llega un momento en que se da cuenta de que sueña. (F. Nietzsche)
  • El que tiene imaginación, ¡con qué facilidad saca de la nada un mundo! (Gustavo A. Becquer)
  • La única cosa realmente valiosa es la intuición. (A. Einstein)
  • Las grandes elevaciones del alma no son posibles sino en la soledad y en el silencio. (Arturo Graf)
  • Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen los milagros; la otra, es creer que todo es un milagro. (A. Einstein)
  • La fantasía no es otra cosa que un modo de memoria emancipada del orden del tiempo. (Coleridge)
  • Solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida. (A. Einstein)

Pablo.-

Cuéntame de tus desvelos
para seguir soñándote.
Tu voz es mi canción de cuna,
me arrulla para dormir en tus brazos.
Y al despertar,
mi alba, tu sonrisa.
—  Sad Eyes, El tiempo a tu lado, Guillermo
Estas son las 20 cosas que debes alejar de tu vida si pretendes ser feliz

Muchas son las cosas que nos suman en la vida, pero también existen cosas que adoptamos que no nos hacen bien, de algunas inclusive hacemos hábitos y otras nos visitan de manera puntual. Independientemente de la frecuencia y de la intensidad, hoy te recomiendo alejar de ti estas cosas que no permitirán alcanzar tu felicidad:

  1. Los malos pensamientos. Tus pensamientos crean tu vida, dedícate a cultivar los que te favorezcan.
  2. La necesidad de controlarlo todo. No todo está bajo tu control, no te frustres, acepta y deja fluir la experiencia.
  3. Las personas que permanentemente te hagan sentir mal. Está bien que eventualmente una persona nos apague la sonrisa, pero si el común resulta ser ese resultado, no tenemos mucho que esperar, ni buscar de esa interacción.
  4. Lugares, cosas, personas y creencias que te impiden ser tú mismo. Nada como poder ser tú mismo, si te sientes limitado, juzgado, deshazte de todo aquello que ponga barreras para llegar a ti mismo.
  5. La necesidad de tener razón. Muchas veces es preferible tener paz y no tener la razón, nunca hay una sola forma de hacer las cosas y es falta de humildad pretender que nuestras maneras son las mejores.
  6. La necesidad de encontrar tu otra mitad. Estamos completísimos, no nos hace falta la mitad de nada, así que si quieres a alguien en tu vida que no sea para llenar espacios, sino para amar y ser amado.
  7. El querer se mejor que los demás. SI te vas a comparar con alguien, que ese alguien seas tú mismo, rétate si quieres cada día y haz de ti tu mejor versión.
  8. La arrogancia. Nadie es más o menos que nadie, solo tenemos diferentes maneras de ver la vida y actuar a través de ella, aprende de todos y si en tus manos está enseña algo.
  9. La mezquindad. La vida es muy corta para guardarnos cosas, para ser escasos, para no dar lo que tenemos, para no compartir… La vida se vive mejor desde la generosidad y mientras más damos, más recibimos.
  10. La necesidad de aprobación de los demás. Siempre, hagas una cosa u otra, habrá quien te critique, entonces decanta de una vez por hacer exclusivamente lo que te haga feliz, la opinión de los demás, por importantes que sean en nuestras vidas, no debe tener más peso que la nuestra.
  11. Las críticas y los juicios hacia otros. Respeta la vida y los procesos de los demás, aprende a ver para entender, sé empático y en lugar de criticar, si te vas a meter en la vida de alguien, que sea para realmente aportar.
  12. Las quejas constantes. Si te enfocas siempre en lo negativo, no importa las maravillas que tengas en frente, no serás capaz de apreciarlas. Deja de quejarte y toma acción, cambia lo que no te guste y acepta lo que no puedas cambiar.
  13. La rabia, los celos, el resentimiento y la envidia. Todos ellos te carcomen por dentro, te cargan de un equipaje innecesario que no te permite avanzar. Perdona, así sea por egoísmo y aprende a mirar ojos bonitos en cara ajena.
  14. La obsesión por la perfección. Las cosas no son perfectas, siempre habrá algo que mejorar, si deseamos siempre la perfección, viviremos en un estado de frustración constante.
  15. La idea de la pareja perfecta. Esto menos existe, deja las expectativas a un lado y dedícate a amar y a descubrir a esa persona que está dispuesta a cruzar el camino a tu lado.
  16. Las excusas. Cuando algo quiere hacerse se hace, deja atrás los miedos y dedícate a vivir y hacer lo que siempre has querido.
  17. Los miedos. Estos son los primeros que debemos alejar, jamás deben ser los autores intelectuales de nuestros actos, si es por ellos nos quedamos en la cuna materna de por vida (y con la luz encendida).
  18. La postergación. Qué vas a esperar? Si puedes comenzar a hacerlo hoy, no le des más largas, arranca que una vez dado el primer paso, los demás vienen sin tanto esfuerzo.
  19. El querer acumular cosas. Deja atrás la costumbre de acumular todo aquello que no te puedas llevar, dedícate a vivir, a acumular afecto, vivencias, risas, recuerdos, de eso estará cargado tu equipaje.
  20. Tu zona de confort. Cuando salgas de ella, comenzarás a entender lo que es vivir realmente, dónde las cosas maravillosas pasan, justo detrás de esa barrera que nos hace sentirnos seguros, pero no necesariamente felices.

Comienza hoy a alejarte de lo que te resta y verás como la felicidad comienza a ser parte de ti, de una manera que no podrás disimularla.

20 Amazing Facts About Sense 8 Netflix Series

20.  Jamie Clayton is transgender, just like her character; Nomi.

image source:  ew.com

19.  In Iceland, children must be given officially approved names. Parents wishing to give their child a name not on the official list must petition the government, and it must follow Icelandic grammatical rules. “Riley” is not an approved name, which means her parents would have had to get government permission to use it.

18.  Sense8 will tackle topics most sci-fi shows shy away from

17.  Directors Assigned to Cities

16.  There are eight main characters, but they are one main character

15. The Wachowskis shot the sequences where the sensates connected telepathically as simply as possible.

14.  Lana Wachowski Thinks All Characters are Linked by Pansexuality

Keep reading

Tengo diecinueve años y vengo escribiendo desde los quince. De mi infancia borrosa, teñida de violeta, lo único que conservo son paisajes desolados en la distancia que se veían a través de las ventanas de aquella casa donde cada amanecer olía a tierra mojada. Cuando tenía ocho años los días mantenían el color y dolor de los raspones y las caídas que me provocaba el jugar fútbol en aquel parque frente a la casa de mi abuelo. Aparte de aquella actividad, el tiempo que tenía libre lo confinaba a afilar el arte plástico que llevaba conmigo desde la cuna: el dibujo. Me veía de mayor mereciendo apelativos como «el mejor dibujante del país/del mundo». Mi mente por entonces era tan despierta que era capaz de encontrar figuras donde otros sólo veían trazos y texturas. Pronto descubrí que también me gustaba cocinar y, para cuando cumplí los diez años, ya le había dedicado buena parte de mi tiempo.

A los doce los cambios en mi vida vinieron como torrentes y pronto desaprendí a sonreír como antes. Los cielos se volvieron de color ceniza, en una perpetua amenaza de lluvia que nunca llegaba a realizarse. En esos días supe que por el resto de mi vida me gustaría volver a mi pasado menos a tener doce años. Cuando cumplí los trece me enamoré como sólo puede enamorarse alguien del mar cuando lo ve por primera vez. Se llamaba Estefani y, aunque el cielo seguía gris, se convirtió en mi primera musa, sin yo dedicarme a la escritura aún. Tuve unas pocas secuelas después de ella, cicatrices que al mirarlas casi puedo decir que no recuerdo cómo me las hice. Ya para los quince años sufrí una de las peores crisis de mi vida: no encontraba inspiración para dibujar y pasaba largos minutos del día preguntándome si realmente era lo que quería hacer. Cada vez que lo intentaba mis manos repasaban las líneas de las que hasta yo estaba cansado. Debía haber algo más, pensaba. Algo más. Fue entonces que di con Tumblr y aunque no tenía una idea total de lo que iba a hacer, opté por arriesgarme y disfrutar la aventura, a ver qué pasaba.

Con el transcurrir de los días me sorprendí a mí mismo leyendo más de lo habitual y disfrutando de aquellas caricias invisibles que sólo un buen texto es capaz de conceder. Era raro porque, aparte de que nunca fui amante de la lectura, aquello siempre me pareció una pérdida de tiempo. Después, cuando me abandonaba a dibujar cosas incomprensibles y triviales, daba vuelta a la página y me encontraba con una cara en blanco. Poco a poco, mis manos procedían a trazar palabras en lugar de figuras. Las rimas fluían con esa facilidad propia del principiante y, para cuando quise detenerme, ya era tarde. Aquellos primeros poemas los mantengo conmigo en el cuaderno donde los escribí y no pienso publicarlos jamás.

En agosto de aquel mismo año, supe que quería dedicarme a escribir. Si el cielo serguía gris, yo le iba a poner color. Si la lluvia nunca llegaba, yo iba a desatar mi propia tormenta. Si alguien quería a venir a joderme, le iba a abrir las puertas y a pintar las paredes con mi propia sangre cuando se fuera. Iba a dejarme herir sólo para que mis heridas fueran las de alguien más. A la vista de aquel panorama, supe que iba a dedicar buena parte de mis desvelos a amar a quienes no iban a corresponderme sólo por el hecho de disfrutar de revolcarme en mi propio lodo. Porque sabía que mi historia algún día sería la de alguien distinto, y que mis experiencias podían almacenarse en la conciencia de cualquiera que supiese ver y sentir más allá de lo que está acostumbrado hasta convertir mis recuerdos en los suyos y mis cicatrices en su piel, aunque nunca me hubiese conocido. Sin que nadie me lo dijera, comprendí que aquélla iba a ser la base de mi eternidad en la escritura y que cada vez que alguien se aventurara a navegar entre mis palabras, el espíritu que las alimentaba iba a ser más grande y fuerte. Y que yo, aunque mi nombre algún día llegase a resbalar de la memoria de mis más fieles lectores, podría vivir para siempre.

Hoy, con diecinueve años y un montón de sueños todavía intactos después de tantos derrumbes, ya no tengo muchas ganas ni esperanzas de cambiar de rumbo. Me he enamorado de la manera que juré no hacerlo nunca y todavía lucho por olvidar por completo a la última chica que me atreví a querer como si nunca nadie me hubiese lastimado antes. He decepcionado y enorgullecido a propios y extraños. He abierto brechas entre lo que he sido, lo que soy y lo que llegaré a ser. He leído novelas que me han envenenado el alma de admiración y envidia. He escrito los libros que, antes de convertirme en escritor, jamás hubiera pensado en leer. Y aunque desde los doce años nunca he dejado de sentirme solo, sé que todavía hay algo más dentro de este mundo y que me está esperando, paciente. Todas las sorpresas de mi vida han llegado de esa forma. He nacido para escribir y para contar historias más que para vivirlas. Y no pienso escapar a ninguna parte, ni moverme si no es para escalar un peldaño más arriba, para algún día llegar a aquella cima invisible bajo este cielo de plomo, donde la lluvia no llega pero donde no deja de haber tormentas.
—  Heber Snc Nur
El lado oscuro de tu signo: ¿cómo equilibrar tus emociones?

Por lo general, cuando leemos alguna reseña o explicación básica de las características de nuestro signo, hay muchas características con las que nos identificamos pero también hay otras en las que no nos reconocemos y sentimos que somos muy diferentes.

Dentro de nuestra Carta Natal, hay muchas más información de la que tenemos conocimiento. Hay tres puntos básicos que delinean específicamente el perfil de una persona:

-El Sol (el signo del que somos) que representa nuestro Yo profundo.

-La Luna
que es nuestra identidad psico-emocional.

-El Ascendente que es lo que tenemos que integrar.

Por ejemplo, podemos ser de Aries, tener la Luna en Piscis y  el Ascendente en Tauro. Parte de nuestro trabajo evolutivo es integrar estas tres energías muy diferentes y encontrar un equilibrio, dentro de la complejidad que tiene cada persona. Este punto de integración siempre se hace desde el nivel básico de la energía que representa el signo solar y desde ahí debemos empezar a elevar esa energía a niveles más evolucionados. ¿Cuál es la línea de trabajo primaria para que cada signo encuentre su armonía? Uno por uno, las contradicciones y los consejos para superarlas y equilibrarnos.  

Aries


El signo de Aries es la porción del zodiaco en la que encontramos una enorme energía vital que puede dirigirse a escenarios tanto heroicos como criminales
; a acciones defensoras de la justicia, como a aquellas que degradan el ser humano a través de la violencia, la guerra y la dictadura del más bruto; y, en fin, a acontecimientos de lucha sincera en la búsqueda de la verdad, como a los esfuerzos del instinto animal del hombre por dominar a su prójimo más débil.
Demás está decir que estos dos extremos no son difíciles de reconocer pero, en el caso intermedio, encontramos con frecuencia dos fuerzas mezcladas: el ideal y la pasión, la sinceridad y la indelicadeza, la vitalidad y el descontrol, la autoridad y el autoritarismo, la fuerza y la brutalidad, el apasionamiento y la pasión, la valentía y la temeridad, la energía y la violencia. En el signo de Aries hallamos al guía que es capaz de arriesgarse y de seguir adelante sin sentimentalismos. Su gran fortaleza le permite abrir brechas y reaccionar adecuadamente en los momentos de mayor peligro. A un ariano el entusiasmo lo recorre al vencer los obstáculos que ha de superar en su camino.
Sublimando la agresividad, se mueve con firmeza pero sin brusquedades, con disciplina pero sin imposición y, en definitiva, con don de mando pero sin soberbia. Su amor es directo, sacrificado, entregado, vital y espontáneo.
El punto de equilibrio está en poder canalizar de manera conciente toda esa energía vital y agresiva en acción, cuando Aries puede convertir la agresión en  acción; es la línea de trabajo en su evolución.

Tauro

El signo de Tauro  puede ser delicado o terco, apacible o sensual, amoroso o lujurioso, trabajador incansable o comodón, estético o basto, pacífico o rencoroso, constante o testarudo, sabio o sin sentido común, firme o inflexible, práctico o materialista, prudente en el gusto o amante de cargados lujos, sensible o terco y, en definitiva, natural o recargado. Por todo ello, este signo da tendencia a la estabilidad en lo material o al aprisionamiento bajo el dinero; al amor fiel y materno o a la pasión ciega e inútil; al concepto natural de la belleza y el arte o al materialismo de lo bello y estético; a la actitud tesonera para lograr lo que se quiere o a la terquedad pasiva que distorsiona la voluntad según pasa el tiempo; y, en fin, al uso sano del dinero y el amor o al apego ignorante a éstos.
Cuando equilibra estos aspectos. Su amor es llano y sin complicaciones pero siempre íntimo. Usa los bienes materiales, los crea y los conserva haciendo que cumplan su misión y que le obedezcan. Pero él no se apega a ellos, sino que pretende que duren, satisfagan las necesidades humanas y le posibiliten disfrutar de una apacible  paz terrena. Esa paz es imaginativa, estable, feliz, amorosa, bella, confiada, pacientemente ganada y con sabiduría afianzada. Así pues, esta feliz situación goza de una belleza verdaderamente recogida de la naturaleza. Cuando el proyecto de vida va de la mano de cómo generar medio económicos, es un signo de que la persona pudo elevar a nivel más evolucionado la energía básica de Tauro.

Géminis

En el signo de Géminis se manifiesta la duda por buscar la verdad o la incertidumbre mental por demasiada superficialidad; la adaptación mental o la dispersión de propósitos; la palabra que se da y se cumple o la charlatanería y el enredo, en este segundo caso sin practicar lo que se dice; el amor basado en la comunicación verdadera o la infantilidad y frialdad sentimental; la búsqueda creativa del conocimiento o el estudio racional sin aportación personal; el uso de la inteligencia para ganar dinero por méritos propios o el mercantilismo engañoso sin escrúpulos; la amistad sincera o el cinismo mezquino; la versatilidad cultural y humanista o el sofismo de los ignorantes ilustrados; y, para terminar, el equilibrio del pensamiento o la mente nerviosa, inestable .
Cuando la persona de Géminis encuentra el punto de equilibrio, sirve de puente y relación entre las altas esferas mentales y el mundo de la expresión comunicativa-educativa. Él pretende conocer, pensar rápidamente y establecer una visión de conjunto para luego crear sistemas educativos, informativos y publicitarios. Todo conocimiento ha de tener un fin práctico en el mundo material o en el filosófico y, en este segundo caso, que sirva de eslabón en la búsqueda mental de la verdad. La expresión de su conocimiento es útil, intuitiva y lógica. Su sabiduría es el mantener equilibrada la polaridad, especulación mental llevada a resultados prácticos. Su fortaleza es poder interrelacionar toda la información que recolecta para crear un razonamiento propio y salir de la repetición automatizada de lo que aprende. Cuando encuentra este punto de equilibrio, Géminis entra en un nivel más elevado de su energía representada en comunicar. Pero ahora desde los conceptos propios que desarrolla a partir de la información que recolecta, este es punto de equilibrio evolutivo.

Cáncer

En el signo de Cáncer podemos encontrar dos polos, los cuales describimos dando parejas de características opuestas entre sí: amor a la familia o incapacidad para guiarla; carácter hogareño, o bien, noctámbulo, fiestero y superficial; dulzura o apego tenaz; diplomacia sentimental o lloriqueo de penas sin fin; sentimientos sinceros o tendencia al chantaje emocional; cualidades maternas correctas o naturaleza aprensiva que forma niños acomplejados y dependientes; inspiración poética o imaginación enfermiza; intimidad o comodidad en el hogar, o bien, glotonería y neurosis en el mismo; vejez sensible y creativa, o bien, apatía y debilidad en esa edad; ambiente de afecto en la niñez o inestabilidad; sensibilidad exquisita en las relaciones sociales o timidez e inexpresión; popularidad sana en el círculo de conocidos o comunicación chismosa y sensiblera; sentimiento maduro o sentimentalismo infantil.
La persona de Cáncer es la cuna del afecto familiar y materno íntegros. Ciertamente, es capaz de endulzar la vida, haciéndola romántica, soñadora e ingenua, apartando a la mente sufrida de la parte fría, impersonal y materialista de la existencia.
Su sensibilidad es, en alta escala maternal, tan abarcadora que pone notas de intimidad poética al universo entero. Este signo, al ser fuente de sentimiento puro, cuando puede superar el nivel de simbiosis inicial como manera vincular, puede mantener a la persona anclada emocionalmente en sus afectos sin necesidad de sufrimientos ni sentimentalismos. Y es aquí donde encuentra su punto de equilibrio.

Leo

Leo como signo es un símbolo de poder y luz como, por otro lado, de ambición, orgullo desleal y despotismo. Este signo puede usar su enorme energía y vigor de forma creativa y autoconsciente, o bien, dirigirla a un ocio instintivo que le desgasta su propia vitalidad.
La polarización del signo la vemos en los siguientes pares de opuestos: nobleza generosa o teatralizar el honor y la dignidad; claridad en la voluntad y la conciencia o abandono de sí a los placeres mundanos; don de mando patriarcal o reafirmación del poder ostentosa; idealismo práctico o pragmatismo sin ideales; optimismo sano y divertido o fanfarronería en el centro de la reunión; amores nobles o mezquindades del corazón; amor por los hijos o desprotección a los mismos; creatividad material, artística e idealista u ocio falto de creatividad; vigor sexual controlado o imprudencia sexual; reconocimiento social merecido o medallas perseguidas sin ética; individualidad fuerte o fuertes cóleras.
Cuando puede encontrar y reconocer que la creatividad es su centro, entra en otro nivel de equilibrio en su desarrollo personal, es activo y osado, toma su fuerza de una individualidad poderosamente desarrollada  que expresa a través de la actividad creativa que desarrolle. Con su sinceridad aplasta a las fuerzas obscuras y, con su autoconfianza, espanta de sí cualquier pensamiento de cobardía. Además de llevar a cabo un liderazgo noble y espiritual y hacer llegar su luz a los demás. Un reinado de nobleza, verdad, grandeza y exento de mezquindades es el que pretende el signo del Leo, cuando encuentra su equilibrio.


Virgo

En el signo de Virgo los conceptos de orden, lógica, limpieza y organización son fundamentales. El orden puede ser realmente aplicado a la vida propia o exigido con intransigencia a los demás sin dar ejemplo de ello y, el racionalismo y el sentido común, se pueden tornar en una búsqueda sin fin de detalles para ocultar la falta de limpieza en las propias características de personalidad. Pasando a los pares de cualidades opuestas: el servicio o la tacañería intelectualizada; la optimización de los recursos personales o la eficiencia en criticar los defectos de los demás; la obsesión por el trabajo o la racionalización para no trabajar; el amor a hacer servicio o caer en el servilismo; la adaptabilidad amistosa o la división del círculo de conocidos en simpatías y antipatías; el racionalismo lógico o el intelecto mezquino, escéptico y egoísta; el éxito laboral e intelectual o la falta de propia iniciativa; el compañerismo en el trabajo o la envidia a los que suben más. Cuando la persona de Virgo trasciende su impulso básico de sentirse útil y lo lleva a un fuerte sentimiento de servicio es cuando encuentra su eje, desde este punto de equilibrio hace que los frutos de la materia terrestre sean abundantes y de calidad, para que así presten un servicio eficaz. Estos se hacen optimizando el trabajo para conseguirlos y repartiendo las tareas para obtenerlos. En su rol de eje coordinante prestará servicio a los otros dándoles los métodos y técnicas necesarias para que su labor se alivie: lógica, orden, disciplina, clasificaciones, metodología. El razonamiento puro que lo caracteriza analiza cómo hacer de lo concreto y material un medio para fines humanistas.

Libra

El desafío para Libra es mantener el equilibrio siendo una energía altamente influenciable por el entorno. Los pares de cualidades complementarias que se pueden manifestar en este signo son: alegría o melancolía, entusiasmo o indecisión, sentido común o estupidez insensata, amor serio o vanidad amorosa, popularidad social o superficialidad en las relaciones sociales, sensibilidad estética o seguir la moda, voluntad en el estudio o mente voluble, cooperación correcta con los socios o confrontación con enemigos, gusto por la relación social educada o adulación interesada, delicadeza amorosa o mansedumbre sensiblera, sentido de la justicia o parcialidad en sus juzgamientos basados en caprichos,  gustos refinados o pedantería burguesa, búsqueda de un ideal de justicia o la ley del menor esfuerzo. Cuando la persona de Libra deja de verse a través de la mirada de los demás, cuando puede sostener su punto de vista sin sentir que va a dejar de agradar por decir algo contrario a lo el afuera dice y es fiel a lo que piensa o siente; es cuando encuentra su verdadero punto de equilibrio. Ya instalado en este punto interno nos encontramos los conceptos mentales del arte, la belleza, la justicia, la relación social y la unión matrimonial, todo ya en un punto equilibrio, la felicidad y un idealismo entusiasta.
Los proyectos se crean, fluyen, se perseveran y se finalizan con prudencia, con talento social y sin dar lugar al desánimo. La creatividad artística y la búsqueda de circunstancias realmente felices y sin confrontaciones, se unen a un agudo pensamiento sobre los conceptos de la estética de la relación humana y la ética de la unión emocional.


Escorpio

El signo de Escorpio puede dar contrastes especialmente acusados, pues su naturaleza es muy intensa psíquicamente. Sus polos opuestos son: amor intenso u odio vengativo, sana sexualidad o pasión desenfrenada, amor ardoroso o amorío morboso, alta espiritualidad o esoterismo oscuro, afán de autodesarrollo o tendencia a la autodestrucción, conciencia de la propia energía psíquica o vivencia obsesiva de los propios instintos, autocontrol equilibrado o desgaste por excesos, sentido de lo místico o forma de actuar sombría y tenebrosa, afán de lucha en la vida o desánimo suicida, personalidad atrayente o pensamiento sádico, relación sexual clara y sincera o relación tormentosa y escondida,  sentimientos sublimes o emociones denigrantes y, como resumen, el cielo o el infierno.
En general, para las personas de Escorpio, el punto de equilibrio pasa por la búsqueda de poder. Pero del verdadero poder, que es sobre sí mismo. Cuando deja de buscar el poder al ejercerlo sobre otros a través de la manipulación, que en definitiva es un falso poder, y lo puede tomar para sí, es cuando puede hacer la transmutación de su energía  básica, en algo mas elevado. En otro nivel transmuta su energía magnético-sexual en energía psíquica, amor intenso, profundidad mental y creativa mística. El hombre superior escorpiano se somete a la muerte simbólica voluntaria, superando el plano de las bajas pasiones para renacer en el mundo de la transformación interna. En este signo se encuentra implícita la dualidad regeneración-destrucción, la cual es vivenciada, primero de manera cruda, y luego de forma mística o trascendental. El siente cómo las emociones y pensamientos nefastos o pasionales se van transformando poco a poco y, no sin dolor, en ideales, emotividad sublime y conciencia de ser.


Sagitario

En el signo de Sagitario se manifiesta la dualidad entre su parte humana y su parte animal. Esta polaridad la definimos a continuación: generosidad o derroche, idealismo o fachada superficial, altruismo u ostentación vanidosa, espíritu filosófico o fe falta de convicción, ansias viajeras universalistas o viajar por viajar, integración social o hundimiento en la banalidad social, independencia personal o rebeldía animal, gusto por las cosas hechas a lo grande o exageración pomposa, cultura liberal o ideología partidista, negocios internacionales o grandes fortunas hechas con el trabajo de otros, buena fortuna o vida perezosa, fuerte creencia religiosa o conjunto de supersticiones, facultad para arriesgarse con prudencia o ligereza para arriesgar en los juegos de azar, pensamiento abstracto o pensamiento superficial, amores idealizados o caza de trofeos en lo sexual. La clave del equilibrio para la persona de Sagitario es cuando encuentra un sistema de creencias al cual sienta que pueda adherir por convicción y desde ese punto desarrollar su crecimiento espiritual y personal; seguramente el medio será una religión o alguna corriente filosófica. Encontrar estos pilares le dará algunas respuestas al sentido del Ser que es una de  sus inquietudes básicas, pero lo más importante es que le dará un camino que hará propio por donde transitar en la búsqueda de su sentido de trascendencia. Una vez encontrado el equilibrio, el sagitariano es un representante de la filantropía, la generosidad, el idealismo, la filosofía, la libertad y el orden social. Su mentalidad es optimista, en la vibración superior del signo hay un acuerdo entre lo humano y lo instintivo, funcionando ambos aspectos al unísono. El fin es la búsqueda de un orden social jerarquizado y, a la vez, que brinde a cada uno de sus miembros la suficiente independencia personal.

Capricornio

Pasamos a enumerar por parejas las cualidades opuestas del signo de Capricornio: tenacidad en el trabajo o profesionalismo frío, rigor intelectual o escepticismo materialista, sentimiento maduro o frialdad sentimental, autocontrol equilibrado o auto represión exagerada, responsabilidad o persecución mezquina de intereses egoístas, disciplina y orden o inflexibilidad, control de la imaginación o falta de sensibilidad, pragmatismo y realismo o usura material, respeto y sabiduría o métodos malignos con fines mezquinos, afán de escalar en lo  profesional o ambición material desmedida, dotes de ejecutivo consciente o dotes de dictador inconsciente, soledad reflexiva y trascendental o soledad ermitaña, carácter sereno o personalidad antipática y lúgubre, mente matemática o mente calculadora y egoísta, naturaleza respetable o esencia de frialdad. Cuando la persona de Capricornio reconoce el propio valor y no espera que todo el reconocimiento venga de afuera, cuando madura y a aprender a poner los limites es cuando encuentra su punto de equilibrio. De esta manera tomar el rol de autoridad es algo que fluye con naturalidad entiendo que la estructura que el creo para si mismo, cumple una función social. En este nivel de la energía Capricornio  organiza la materia y carga con las responsabilidades que el uso de éstas proporciona. No escatima en esfuerzo, tiempo o sacrificio para hacer de guía silencioso en la lucha contra la resistencia y el razonamiento que oponen las estructuras en el plano profesional. Si es necesario sortea los obstáculos con tacto y diplomacia pero, su voluntad, firme e inquebrantable, no deja de empujar al ser integro hacia la meta marcada. El sentido de lo real ameritado por esfuerzos propios lleva a una calma sabiduría que redunda en espiritualidad ascética, meditativa y reflexiva.


Acuario

En el signo de Acuario encontramos, como polaridad principal, la del humanismo futurista, intelectual y filantrópico, o la del intelectualismo frío, tecnócrata exagerado y despreocupado en los hábitos de la propia vida. Ahora describimos esta dualidad de manera más amplia con parejas de cualidades opositoras: futurismo luminoso o utopía superficial, renovación interna o abandono interno, revolución humanista externa o rebeldía extremista desequilibrada, genialidad intelectual o memorización sin análisis personal, racionalización investigadora o racionalización sin sabiduría, falta de prejuicios o falta de juicios por imprudencia, humanismo trascendente o ignorancia ilustrada, cultura universalista o acumulación de datos teóricos sin practicar nada de lo que sabe, seguridad intelectual u orgullo intelectual, tolerancia o falta de firmeza, naturaleza democrática o falta de personalidad propia, amores platónicos o amores extravagantes, independencia personal o rebeldía irresponsable. La clave para encontrar el punto de equilibrio para la persona de Acuario es el sentido de  ser único o diferente del resto, esta necesidad de diferenciarse muchas veces los lleva por el camino de ser un rebelde sin causa, de oponerse por solo mostrarse distinto al resto. No importa cuál sea la actividad intelectual o creativa que desarrolle, él tiene que poner su toque de originalidad, su visión única, utópica y que desafía los convencionalismos. Entendiendo que esos ideales son muy altos para el resto de los mortales, el desafío es poder bajar a lo concreto esos conceptos lo más cercano a la idea original que se planteó. Quizás para sí mismo el resultado que obtenga esté muy lejos de lo que pensó como original pero sí lo es para el resto. Ya en este punto, la persona de Acuario se sitúa en un nivel mental más avanzado que el de la época actual pues, con su genial intuición, vive y actúa de acuerdo con los conceptos de libertad, igualdad y fraternidad universales.


Piscis

En el signo de Piscis podemos encontrar la dualidad marcada en el plano sentimental o una adaptabilidad receptiva en dicha esfera. Las parejas de cualidades definitorias del signo son: sensibilidad o sentimentalismo apático, mística equilibrada o santurronería traicionera, concepción de lo divino o superchería fantasiosa, dulzura sentimental o caricias empalagosas, fidelidad a la pareja o sumisión ante el ser querido, magnetismo emocional o apego excesivo, imaginación creativa o fantasías recargadas, fe y esperanza o negación extrema, espíritu de sacrificio o dejadez total, elevación espiritual o delirios místicos, sublimación espiritual o evasión mediante adicciones, amores tiernos o líos tormentosos, intuición receptiva o disociación entre el yo y la realidad, sensibilidad al ambiente o recepción involuntaria de influencias extrañas, cuidado de la salud o naturaleza enfermiza, simpatía sincera o envidia chismosa, plasticidad en la expresión o teatralismo para victimizarse. En la persona de Piscis (en su calidad superior) encontramos un sutil equilibrio entre la percepción de lo divino y de lo terrestre. Hay una sensibilidad directa y mística hacia el Todo, cuando deja de sacrificarse por otros como manera de sentir que es querido, cuando entiende que estas actitudes no son más que un nivel distorsionado de su profunda necesidad de hacer servicio y dar amor, en la cual genera una interminable capacidad de abnegación, de sacrificio y de esperanza en los momentos más difíciles de lucha contra los obstáculos de la vida.
La receptividad sentimental y musical acerca de los fenómenos cotidianos sublima las emociones y pone unas notas de romanticismo a la vida, provocando la súbita inspiración artística. De esta forma, el pisciano evolucionado mantiene un equilibrio entre su abundante y sensible mundo interior y la fealdad comparativa del mundo corriente. Así, no se evade de la vida normal sino que se nutre de su conexión con lo espiritual para luego dar amor, ayuda y comprensión a los que la necesitan.

Originally posted by tripcontrol

Pablo.-

Me hartaron los comentarios pelotudos de los que me rodean.
  • A mi familia y sus conocidos les sorprende que haga dos carreras, por qué estoy perdiendo mi tiempo y las mujeres tienen q pensar en otra cosa.
  • Les sorprende que les diga que no me quiero casar ni menos ser ama de casa.
  • Les sorprende que diga que no quiero tener hijos, total ese pensamientos va a cambiar, por que "yo nací para procrear"
  • Les molesta que me vista con vestidos, cancanes, escotes xq me veo puta pero también les molesta si no me arreglo, CUANDO YO ME VISTO PARA MI.
  • Les molesta que le diga a mi hermano que ayude en mi casa, pero como él está jugando a la play no lo puedo molestar, según ellos; además eso es mi trabajo por ser mujer.
  • Les sorprende cuando les digo que detesto que me traten como princesita frágil, xq no lo soy.
  • Les molesta que yo me queje de los pelotudos que me gritan en la calle, por que claro, me están halagando.
  • Les jode mucho cuando yo digo que me gusta una chica , xq que te atraiga una mujer está prohibido.
  • Les molesta saber que yo tenga sexo sin ser LA NOVIA de alguien, xq eso me hace automáticamente puta, xq claro que yo viva mi sexualidad como quiera esta mal, Pero los hombres si lo pueden hacer.
  • Les molesta cuando me quejo de que a mis compañeros les pagaban más que a mi POR EL MISMO TRABAJO, pero me recriminan que a mi me dejan pasar grátis a un boliche.
  • Les molesta que yo escuche música que no es popular (reggaeton,cumbia canchera, etc) por que el rock y ese estilo, es cosa de hombres.
  • Les enoja que no quiera comer cuando ellos me inculcaron de la cuna que gorda era sinónimo de fea, pero también les molesta si yo decido dejar de cuidarme con las comidas, xq instantáneamente me dicen que me tengo que cuidar porqué una "señorita" eso es lo que hace.
  • Les molesta prácticamente que yo tenga ganas de superarme, de no seguir algo establecido, de no actuar como ellos quieren y esta mal, xq yo SOY UNA PERSONA, POR ENDE ME TENÉS QUE TRATAR COMO PERSONA Y NO COMO SI FUERA SOLAMENTE LA QUE VA A LIMPIAR TU CASA O LA QUE TIENE QUE SER SUMISA.
  • Esas pequeñas cosas te enojan y te hacen odiar aunque no quieras hacerlo.
  • (Esto lo digo desde el punto de vista de mis experiencias, cosas que siempre me molestaron en mi casa, por que si tengo que hablar todas las injusticias que tenemos mujeres y hombres, nunca terminaría de escribir.)

  DEMONIOS ANHELOS Y OTROS VERSOS               

                 ¨Hasta los demonios se detienen a pensar en amores¨

Una vez me vi envuelta en trivialidades,

Con un demonio que venía de otras eras

Navegamos en mares de piel y trincheras

De sus hijos mi vientre seria la cuna

En afectos ya me hacía Calentando

Agua para hacer café

Haciendo seis calcetines de estambre

Puliendo reconocimientos de plata

Bailando un vals entre las cortinas del tiempo.

Una vez me vi envuelta entre sus brazos con

Forma de promesas, que me hacían pensar

 Que éramos la poesía con sabor a verdad.

canción para acompañar el texto.
Poesía original de @los-laberintos-de-mi-memoria