cuerpo de sal

LUCHEMOS POR ESTO

Capítulo 28
Narrado por Rubius

-Vale, no te compliques la vida. Estabas con el alcohol por las nubes, así que te traje a casa. Dijiste unas cosas bastante graciosas que luego te comentaré- Lo miré tratando de dejarle claro que la había liado, y es que realmente lo había hecho, pero no quería darle mas vueltas a ese asunto.

///Noche anterior///

-Rubiuh…te amo- No paraba de decir gilipolleces.
-Mangel, basta. Si no quieres que te deje aquí tirado en medio de la noche, te recomiendo que cierres la boca- Coño ya, me estoy cabreando.
-Eh tío, si supierah tóh lo que se me ha pasáoh poh la cabeza- decía bastante pedo.
-Mangel…- No sé que saco con hablar con él si no va a recordar nada.
-Voh a petar…Rubiuh- Fue lo último que dijo antes de ponerse a vomitar en un costado de la calle.
-Que hijo de puta- Dije tomándolo por el hombro, esperando a que se calmara un poco.
-Mierda Rubiuh…ehtoy jodíoh- Admitió con una cara bastante pálida.
-Tranquilo tío, llegarás bien a casa, te lo prometo- Dije relajándome y tomándolo de la mano, de manera bastante impulsiva.
-¿Qué haceh?- Escuché como preguntaba como si estuviera realmente interesado en saberlo.
-¿Tu me dices “te amo” y yo no puedo tomarte de la mano para que te apresures?- Por un momento me sentí como un chaval, jugando sin pensar en el resto
-Rubiuh…¿tu me quiereh?- Pero que preguntas son esas, joder.
-No- respondí seco, desocojándome un momento, hasta que noté que Mangel había cambiado su cara a una bastante seria, casi triste podría decir.
-Ah- Respondió sin mas, haciéndome sentir bastante mal. Por qué me hace sentir así este hijoeputa.
-SI, coño, te quiero- Cambié mi respuesta para darle en el gusto. Está pedo, lo sé, pero no tendría por qué estar dándole en el gusto.

          -Joder Mangel, te quedan solo dos escalones- Lo tironeaba de la ropa, tratando de que terminara de subir.
-¿Por qué has bebido tanto?- Pregunté cabreado, sabiendo que no iba a recibir respuesta alguna.
-Que me dejeh- Me respondió llegando al fin a la puerta del departamento.
-No, no te dejo. Si te gusta tomar, afrontarás las consecuencias- Me sentí como mi madre por un momento. Mierda
         Abrí la puerta y empujé a Mangel para que entrara de una vez. Cerré con llave viendo la hora.
-4:27…joder- Me revolví un poco el pelo, suspirando pesadamente y tomando a Mangel por las muñecas, me lo llevé a su habitación.
-Joder, tu ropa está asquerosa- Miré como el vómito de hace un rato atrás le había manchado parte del pantalón.
-Ehtoy bien- Fue lo único que dijo antes de que lo aniquilara con la mirada. No hables mas, coño.
-No lo estás- Dije esto bajándole rápidamente los pantalones, sintiéndome bastante avergonzado. Por qué me siento así si lo he visto tantas veces en boxer.
       No le tomé mucha importancia y, dejándolo en boxer y camiseta, lo mandé a la cama.
-Rubiuh, tengo frío- Se quejaba mientras se metía a la cama.
-Joder que bueno para quejarte te has puesto- Dije tapándolo hasta el cuello, tratando de darle un poco de calor.
-Hay mejoreh formah pa’ dahle calóh a alguien- Lanzó esa frase al aire que me dejó bastante nervioso, pero preferí no tomarle mayor importancia.
-Duerme- Suspiré bastante agotado, mirando como este hijoeputa se dormía en un dos por tres.
-Joder Mangel…que cojones te pasa- Me apoyé en el costado de la cama, arrodillándome para quedarme como un bobo mirando como dormía. Mangel es una caja de sorpresas.

/// Fin de la noche///

-Y bueno, te saqué la ropa como pude, ya que pesas hasta para mí, y te acosté- Y fue así de sencillo, pero para mi no fue del todo.
-Yo…siento si dije argo que no iba al caso y graciah, poh preocupahte y no dejarme tirad en algún callejón- Si supieras que estuve a punto de dejarte tirado en la calle para que el violador del bosque te llevara a su guarida.
     Nos mantuvimos en silencio un buen rato, hasta que di el impulso. Uno no dice “te amo” estando pedo, o bueno, quizá si, pero no tantas veces.
-Bueno Mangel…creo que deberíamos hablar sobre lo…- No alcancé a terminar cuando mi móvil comenzó a sonar. Jo-der
     Lo tomé notando que era jen. Mierda, no la he llamado, de seguro está cabreada. Le hice un gesto a Mangel bastante retard, y salí de su habitación.
-Aló, amor-  Dije como si no pasara nada.
-Rubén, donde has estado, me has tenido preocupada- Y la escuché preocupada.
-Disculpa, es que anoche salí con los de siempre y bueno…una cosa llevó a la otra y…Jen, estoy un poco cansado- Le dije un poco abrumado, y es que realmente lo estaba.
-Ven a mi casa, tengo que hablar contigo sobre el departamento- Me dijo bastante ansiosa, a lo que asentí, colgando.
—————————————————————————————–
-Así que Mangel terminó con el tío ese- Volvió a comentar bastante pensativa.
-Si, y desde ese día ha estado bastante extraño, es por eso que he estado metido en miles de líos- Terminé de dar mi explicación luego de que Jen se preocupara al verme con la boca todavía un poco hinchada y el ojo morado, aunque claro, me acojoné en contarle que Mangel me había besado y que de hecho me pusé a darle de hostias al ex de Mangel…o que este gilipollas me dijo entre mareos que me amaba.
-Lástima…Mangel es un buen tío, no sé por qué el otro le pudo haber hecho algo así- Notaba a jen como comenzaba a sacar sus propias conclusiones, lo que no me gustaba para nada.
-Pero bueno, no me apetece hablar mas de Mangel, ahora quiero aprovechar de estar contigo- Admití de manera cariñosa, tomándole una de sus manos, acariciando sus nudillos.
-Ya te extrañana Rubén- Me dijo esto para luego otorgarme un delicado beso. Estoy jodido, Jen me tiene por las nubes.
    

         Estuvimos bastante tiempo en plan cariñoso; hablando de lo que sería nuestra nueva vida juntos, hablando de nuestros propósitos, y en otros momentos…sin hablar.
-¿Quieres venir a mi departamento Jen?- Le pregunté un poco lascivo, y es que me ponía mucho mas verla acostada en mi propia cama.
-Vale- Dijo al instante, levantándose de su cama para buscar un abrigo y su cartera.
-¿Lista?- le pregunté con un brillo en los ojos
-Lista- respondió de la misma manera. Sabíamos lo que queríamos.
      Y así fue como emprendimos camino a casa. Espero que no esté Mangel, espero

—————————————————————-
-¿Mangel no se enojará?- Vi un poco tensa a Jen, lo que me cabreó bastante. ¿Cómo puede ser que no pueda traer a mi pareja a casa sin que esta se sienta nerviosa por un gilipollas?
-Me importa una mierda- Dije tomándola por las caderas, cerrando la puerta de mi habitación.
-Rubén, ¿Me extrañabas?- Me preguntó con una sonrisa bastante cálida, lo que me hizo sonreir de manera espontanea.
-Claro que si amor, no sabes cuanto- Dije esto lanzándola a la cama, para besarla como no lo había hecho en esta última semana.

//// http://www.youtube.com/watch?v=2lLmYLw0WRI Epic song!! ////

     Las palabras se acabaron, lo que dio paso a las caricias, los abrazos, los besos, todas esas cosas que se supone que una pareja normal hace, y tratando de que mi mente no me jugara en contra, miré a Jen a los ojos, sintiendo como nuevamente la imagen de Mangel volvía a mi cabeza. Yo sabía que esto ocurriría, pero no estaba dispuesto a ceder nuevamente ante su imagen.
-Rubén, ¿Estás bien?- Me preguntó como tantas veces lo había hecho en circunstancias parecidas.
-Estoy excelente, porque te tengo a mi lado- Dije esto cerrando los ojos para plantarle uno de esos besos de película, cuando escuché como la puerta de entrada se abría de golpe, tensándome todos los músculos del cuerpo.
-Rubiuh, sal de donde ehté, que he traido unah monhter pa’ que juguemoh- Escuché a Mangel gritar desde el pasillo, bastante animado. Me cago en la puta, es que no puede ser.
-Rubén…- Que hago…
-Salgamos a saludarlo, no tiene excusa alguna para molestarse- Dije con toda la fe del mundo, tratando de creerme lo que estaba diciendo.
     Me levanté de encima de ella, para luego estirarle la mano para que también se incorporara.
-Quizá sea mejor que me vaya, después de todo tiene planes contigo- Me dijo en un tono resignado, pero humilde.
-No, no te vayas…te quiero aquí- Dije un poco desesperado, tratando de ocultar el miedo que tenía de quedarme solo con Mangel y…hablar.
-V-Vale- Titubeó un poco, para luego sonreir.
     Salimos de la habitación, notando como Mangel estaba en la sala de estar, prendiendo la play y poniendo las monsters y otras mierdas en la mesa de centro.
-Hola Mangel- Dije fingiendo naturalidad, tragando saliva al sentir la garganta seca.
-Hola…Rubiuh- Vi como su rostro cambiaba del cielo a la tierra al ver a Jen. Pero que cojones le pasa.
-Hola Mangel- Jen lo saludó de la manera mas cordial posible, pero Mangel no respondió a su saludo.
-Mangel, Jen te ha saludado- Le dije en plan “Joder tío, compórtate”, es que no puedo creer su actitud.
     Mangel nos miró de manera muy despectiva, apagando la play, tomando las cosas de la mesa, llevándoselas a la cocina. Mierda, está cabreadísimo y no tengo ni puta idea de por qué.
-Jen…disculpa- Le dije en un susurro, aprovechando de que Mangel estaba en la cocina, para dejarle claro que la cosa se iba a poner peor que como estaba ahora.
-Rubén, me avisas cualquier cosa. Y me explicas que coño le pasa a Mangel- Me dio un beso en la frente, tomando su cartera y su abrigo, saliendo despacio del departamento.
     Estoy cabreadísimo. No puedo creer que haya tratado así a Jen, jamás había hecho algo así. De seguro le pasó algo.
-Mangel- Lo miré apoyado en el respaldo de la puerta, cuando por fin había vuelto a la sala de estar.
-…- Recibí como respuesta…nada.
-Mangel- Volví a repetir, con la voz un poco elevada.
-¿Qué mierda quiereh?- What?…
-Mangel, que coño te pasa, por qué trataste así a Jen- Es que no me cabe en la cabeza que es lo que le molestó tanto de verla aquí. Jen es mi novia, y eso lo sabe desde hace bastante tiempo.
-Tu ereh tonto, eso eh lo que pasa- Han sido muy pocas las veces que lo he visto así de irritado.
-Pero ¿por qué? ¿Hice algo que te molestó?…dime por favor, o no tengo manera de enterarme- me acerqué lentamente a él, quedando a pocos metros, notando como sus ojos se habían oscurecido bastante. ¿Impotencia?
-Eh que me cabréah veníh con tóah lah ganah de decíh lah cosah, y te encuentro con ella- Dijo con los dientes apretados, recalcando el “ella”.
-Mangel, en serio, no sé que mierda te pasa. Primero estás saliendo con un tío, luego me dices que sabes que te poe los cuernos, después te pido explicaciones y me respondes con un jodido beso. ¿Y ahora esto? Basta, joder-
-…- Vi como su cuerpo se tensaba, y su mirada se enfriaba.
-Dime, coñ…-
-¡QUE TE AMO, JODÉH!- Me interrumpió para lanzar esas simples cuatro palabras, que me paralizaron de pies a cabeza.
-Man-Mangel…déjate de brom…-
-Que no ando con bromah, Rubiuh. ¿Ereh gilipollah? Entiende que ehtoy jodíamente enamoráoh de ti y que no te he podio sacáh de mi cabeza en ehtah semanah infernaleh- Tragué saliva, tratando de procesar la información.
-Te besé porque te amo. Me metí con un tío que ya tenía pareja pa’ dahme cuenta si perdía el tiempo o si realmente sentíah celoh. Hice tóah ehtah jodía mierda por ti- Sus ojos se llenaron de lágrimas, dejándome…en la nada. Casi sin respiración.
-Así que deja de hincharme lah pelotah y de preguntahme que qué mierda me pasa- Se dio la vuelta, dirigiéndose a su habitación, dejándome solo, parado en la sala de estar…
     Y fue en ese preciso instante, en que, comenzaron a calzar muchas cosas en la historia…
      Mierda…
——————————————————————-
   MADRE MIAAAAAAAA….LES JURO QUE SE ME SALIÓ EL CORAZÓN XD…Que taaaaaaaaaaaaal?????…aquí el super épico capítulo 28 que…es que dios…con esa canción…SI NO ESCUCHAN EL CAPÍTULO CON ESA CANCIÓN…SERÁ PECADO, EN SERIO!…peero pueden calzar muchas canciones, aunque yo lo hice para que calzara justito el coro…que es potente…mucho!
     Espero que se hayan tomado sus pastillas para el corazón!!!…
    ¿Que hará Rubius ante las declaraciones de Mangel? ¿Mangel se arrepentirá?…¿QUE PASARÁ COJONES!!!!?…tooodo eso y much more en lo que viene mas adelante de “Luchemos por esto”!!!!!!.

     YYYY bueeeno!…los capítulos llegan a niveles de notas catastróficas…es que no puedo creer que lleguen a mas de 50…cuando lleguen a 100 me tiraré en paracaidas (okno xD)…pero…wow…me sobrepasa, en serio…solo, darles las gracias…por leer, por hacer que esto crezca…
     Si les gustó el capítulo, denle un corazoncito, y si quieren compartir este loco camino al amor…un rebloggg ñeeee, eso me hará muy feliz!…
     Solo me queda decirles que escribí este capítulo con mucho amor, entiendiendo que era super improtante, y que pensé que no lo lograría, por no estar en mi casita ni tener mi pc!….
     Un besito grande y nos estaremos viendo prontito!!!!